Buscar

Tu búsqueda sobre iphone devolvió 107 resultados.

cp.a782a3b75747fcff521fa08e0797e6bb (GIF Image, 400×269 pixels)

(está bueno)

Apenas pueda me compro uno.

Con estos iPhones la gente va a querer mucho el iFon, porque no viene con 3G ni con HSDPA, pero si con WiFi!

Gracias Julián!

Cuando escribí mi primer post sobre el iPhone me equivoqué y puse que tenía 40 gigas, que me parecía razonable. Luego los comentaristas me hicieron ver que eran sólo 4 u 8 gigas.
Leer Más

Después de dos décadas de tímidos inicios, creo que el reconocimiento de voz, o traducción voz a texto, finalmente ha llegado a su madurez. Últimamente tanto en inglés como en español por fin parece que al hablar, mis smartphones pueden transcribir la mayor parte de lo que digo. Pasa tanto en Apple como en Google pero como uso un Android y un iPhone a diario he querido comprobar cuál tiene la mejor tecnología para el reconocimiento de voz. ¿Apple o Google?

Lo que hice fue hablar simultáneamente en la aplicación para email del iPhone 5S y en la aplicación de Gmail para mi Android Samsung 5, ambos conectados a la misma señal WiFi de Fon con fibra óptica de Movistar, en Alcobendas, Madrid. Después me envié estos emails a mí mismo y aquí están los resultados:

Apple:

These is a test to determine which system works better if the voice recognition off the iPhone or the voice recognition of android so what I am doing is I am dictating two emails simultaneously door and iPhone and android on I’m checking which operating system understands me better

Google

This is a test to determine which system works better if the voice recognition of the iPhone or the voice recognition of Android so what I am doing is I am dictating to emails simultaneously 21 iPhone and Android on I’m checking which operating system understands me better

A pesar de que ambos sistemas operativos cometieron fallos, Google tuvo unos cuantos menos así que es el que gana esta prueba. Además en Android puedes ver cada palabra que pronuncias mientras que en iOS tienes que esperar hasta que acabas y pulsar “hecho” para ver lo bien que tus palabras han sido transcritas.

Este es el test en español:

Google

Esto es una prueba en la que quiero comprobar la calidad del sistema de reconocimiento de voz de los dos sistemas operativos el de Google y el día todo lo que quiero ver es cuál de los dos sistemas entiende mejor mi castellano

Apple

Esto es una prueba en la que quiero comprobar la calidad del sistema de reconocimiento de voz de los dos sistemas operativos el de google y el de apoyo lo que quiero ver es cuál de los dos sistemas entiende mejor a mi castellano

En español, ambos sistemas operativos lo hicieron igual de bien. Entendieron todo excepto la palabra Apple pero de nuevo me quedo con Google por el feedback inmediato que te da al hablar. También Google lo hizo mejor a la hora de entender mi nombre en mi dirección de email. A Apple le costó más, no sé porqué.

Aunque hablo con fluidez en inglés, el español es mi lengua materna así que no me sorprende que hubiera menos fallos en español que en inglés.

Mi conclusión después de este test es que tanto Google como Apple están ofreciendo al fin una buena tecnología de voz a texto pero Google va con un poco de ventaja sobre Apple.

portfolio_google_friendPiensa en las funcionalidades que hicieron del iPhone algo revolucionario cuando se lanzó. Haz una lista de todas ellas. Ahora piensa en todas las funcionalidades que trajo Android además de esas. Puede que necesite ayuda con mi lista porque además del código libre no se me ocurre ninguna otra. Las más importantes, como el teclado en la pantalla, la opción de hacer zoom con los dedos o el propio concepto de una “app” llegaron todas de la mano del iPhone. De hecho, es bastante probable que la mayor innovación de Android sea el haber conseguido hacer un iPhone a precio asequible.

Ahora hagamos otro ejercicio: ¿se te ocurre algún producto que pudiera nacer ahora y fuera tan diferente al iPhone como lo era la Blackberry o los Nokia en 2008? Lo único que me imagino es un ordenador con una interfaz basada solamente en voz hablada. Un ordenador al que le puedas hablar y que te responda. Ni pantalla ni nada. Un ordenador que sea como otra persona.

Cuando charlas con un amigo, no hay ninguna pantalla, sólo diálogo. Puede haber un cambio en el tono de la voz o algunas expresiones faciales mientras escuchas y ves a la otra persona pero si él o ella, por ejemplo, quiere describirte algo que nunca hayas visto, pongamos un animal, lo único de lo que dispone para que te lo imagines es su voz, es la elección que hace de las palabras. Así sería este ordenador.

Me pregunto si podríamos construir algo así. Sería como las Google Glass pero sin “glass”, sin gafas. Sólo voz que se emite y que se oye. Algo más barato y pequeño que un iPhone, sin pantalla y con una batería de menor tamaño. Un dispositivo que pudieras llevar puesto como si fuera una pulsera o un collar. Como un compañero virtual que pudieras llevar puesto. Y no te preocupes por poder parecer tonto hablando contigo mismo, la gente pensará que estás hablando por teléfono. ¡Ni siquiera te harían falta unas gafas de friki!

 

(Foto: Tom Chitty)

365941-siri-icon

Con la llegada de Siri en el iPhone 4S, hace ya dos años, los asistentes virtuales irrumpieron en el mundo de los smartphones. Estas aplicaciones, que procesan el lenguaje natural para responder preguntas, hacer recomendaciones o realizar tareas, se han convertido es uno de los atractivos principales de los teléfonos de última generación.

No solo Siri en iOS ha tenido relevancia. Precisamente un bilbaíno fue el que, en 2012, creó Sherpa, el asistente virtual con más éxito en Android y desde mi punto de vista, incluso mejor que el de Apple. Llevo varios días probando los dos, Siri desde mi iPhone 5 y Sherpa desde mi HTC One y hasta ahora el resultado es satisfactorio. Ambas aplicaciones suelen responder lo mismo a mis preguntas. Son productos muy similares, pero usándolos, me he encontrado con varias diferencias y “peros” destacables:

–       Si se te ocurre algo que quieres compartir en redes sociales, Sherpa te ayudará, Siri no tanto: A Sherpa puedes pedirle que publique por ti lo que quieras tanto en Facebook, como en LinkedIn o en Twitter. Siri sólo se entiende con Facebook. Ninguno de los dos aun con Tumblr.

–       Si como yo, trabajas en entornos en diferentes idiomas, cambiar la lengua en la que dirigirte al asistente virtual dentro del propio asistente es una funcionalidad muy útil. A Sherpa puedes decirle “cambio a ingles” o “change to Spanish”, y te entenderá en el idioma elegido. Siri, al decirle eso, igual te manda a Google porque no entiende lo que le pides.

–       Si quieres ir de compras por Internet, ya te aviso que aún no hay asistencia virtual ninguna para ello. Ni Siri ni Sherpa están integrados con Amazon o eBay. El único que te puede ayudar en algo es Sherpa, que te permite introducir tu cuenta de PayPal y pagar.

Por otra parte, y en general, creo que los dos asistentes virtuales deberían evolucionar hacia dos modos diferentes de funcionamiento, uno «ciego» y otro “visual». Me explico:

Sherpa–       En el modo “ciego”, el usuario sólo tendría que usar la voz para comunicarse con el asistente virtual. Todos los resultados y la interacción se oirían y no haría falta mirarlos, como si el usuario fuera ciego de verdad. Esto sería muy útil a la hora de conducir, por ejemplo, ya que mirar a la pantalla es peligroso y a veces incluso está prohibido. De hecho, un dispositivo con esta tecnología, altavoz y micrófono podría ser de gran utilidad para personas ciegas en sus vidas diarias.

–       En el modo “visual”, en cambio, el usuario usaría la voz y el dispositivo móvil mostraría todos los resultados en pantalla además de responder.

Por último, también echo de menos en Siri y en Sherpa la posibilidad de interactuar con el teléfono sin necesidad de dar órdenes explícitas al asistente virtual. Es decir, me gustaría poder decir “me gustaría publicar esto en Tumblr” y que el asistente entendiera qué quiero hacer exactamente. O decir algo como “voy a dictar”, y que Siri o Sherpa supieran que deben tomar nota de lo que voy a decir, a continuación que hubiera la posibilidad de revisar lo dictado y posteriormente que preguntaran qué deseo hacer con ese texto, si enviarlo por correo, publicarlo en Facebook o hacer una entrada para mi blog. Los smartphones son dispositivos multitarea, hechos para interactuar con varias aplicaciones a la vez. Sherpa o Siri deberían ayudarnos a automatizar estas tareas múltiples y esto aún no está resuelto en ninguna de las plataformas.

table_music_servicesHace ya tiempo que dejé de descargar música. Bajar un mp3 es lento, aburrido y caro. Lento porque se tarda mucho tiempo en encontrar , descargar y sincronizar las canciones con el reproductor de música. Aburrido porque el proceso de descarga es muy tedioso y no siempre eficaz. Y caro porque aunque no pagues por la descarga, por discos duros o por otros soportes para almacenar los archivos, sale más caro al final que cualquiera de las opciones que describo en la tabla de música en la nube.

Oír música en la nube es la tendencia que más adeptos está ganando últimamente. Y precisamente porque es rápido, divertido y barato. No tardas nada en oír lo que quieres, ya sea online o descargado en tu dispositivo con el modo offline. Divertido porque puedes ver qué oyen tus amigos, acceder a recomendaciones, leer letras a la vez que escuchas música y mucho más. Y barato porque los precios, por el gran número de competidores, es cada vez más bajo, y a la larga mucho más barato que cualquier disco duro para almacenar mp3.

La opción con más usuarios es Pandora, con 70 millones. Le sigue iHeartRadio (48), TuneIn (40) y Deezer (30). Pero hay que destacar la fuerza Premium en Spotify: sus 6 millones de suscriptores representan un 30% del total, lo que la hace destacar del resto.

Todas las plataformas analizadas tienen una versión gratuita.  Las restricciones son muy parecidas: anuncios, limitaciones para saltar de canción en canción, bajada de calidad o tiempo de escucha limitado.

En las versiones de pago es donde empiezan a notarse diferencias importantes: el nuevo iTunes Radio será la opción más atractiva para el bolsillo. Por sólo 25 dólares al año, música sin limitaciones ni anuncios. Lo mismo lo ofrece Pandora por 36 dólares al año. Cuando el pago es mensual, los precios son parecidos. El más barato: Pandora, que por 4 dólares da mejor calidad de audio sin anuncios. Le sigue Spotify que por 5 dólares te da música sin anuncios pero sin opción móvil. Las tarifas planas ilimitadas mensuales, para todos los dispositivos y sin anuncios, no bajan de los 10 dólares en todas las plataformas.

A la espera de conocer el tamaño del catálogo musical de iTunes Radio, las 30 millones de pistas disponibles en Xbox Music hacen que sea el más atractivo en cuanto a variedad. Pandora, con tan sólo 1 millón, tiene el catálogo más pobre.

La calidad de sonido, otro de los factores que importan mucho a los usuarios, es bastante irregular. Mientras algunas plataformas tienen calidad variable o se niegan a dar sus datos, Google, Spoitfy y Deezer aseguran una calidad máxima de hasta 320kbps.

Otro aspecto a destacar es la disponibilidad. La gran mayoría de las analizadas permiten el acceso en países de todo el mundo mientras Pandora, Slacker e iHeartRadio sólo están disponibles en EEUU, Canadá, Nueva Zelanda o Australia. Los países de habla hispana también son ignorados en muchas de estas plataformas: Spotify por ejemplo no funciona en Argentina, Perú ni Colombia.

Por último, me fijo en las apps. La mayoría de gente oye música sólo desde su teléfono móvil y por ello creo que la situación ideal sería que todas estas plataformas estuvieran disponibles en todos los sistemas operativos. En cambio iTunes Radio sólo estará disponible para iPhone, Xbox Music sólo se puede obtener en Windows Phone y Google Play sólo en Android. Pandora, Spotify, Slacker e iHeartRadio, en cambio, están disponibles para todos los sistemas operativos.

Yo personalmente, de todas, me quedo con Spotify por su calidad de sonido, variedad en su biblioteca musical y aplicaciones que mejoran significativamente la experiencia de usuario. Para música libre de derechos o remezclas de DJs me inclino más por SoundCloud.

El viernes pasado fue “Black Friday”, el día que en EEUU marca el inicio de las compras navideñas y que algunas tiendas españolas también replicaron. Esta mañana leí en Twitter varios artículos que intentaban arrojar luz sobre por qué los usuarios de Apple compraron más que los de Android en ese día. Hablaban de la funcionalidad de los diferentes navegadores y plataformas, de la interfaz de usuario, del comportamiento general de los usuarios de Apple y los de Android, etc, etc.

Sorprendentemente ninguno de ellos mencionó el simple hecho de que para hacer funcionar un iPhone necesitas, para empezar, una tarjeta de crédito. Además, los iPhones y iPads son más caros que sus equivalentes en Android, en algunos casos hasta duplicando el precio. El resultado no es que el ecosistema de Apple hace más propicia la compra sino que la gente que tiene sus productos tiene más dinero tanto para comprar los propios dispositivos como para iniciar cualquier proceso de compra en general.

Según un estudio elaborado por el Reynolds Journalism Institute, el 61,5% de los usuarios de iPhone tiene ingresos familiares superiores a los 75.000 dólares, frente al 36,1% de los de Android o el 58,7% de los de Blackberry. La consultora sobre estrategias de mercado iGR publicaba también hace unos días un estudio en el que afirmaba que consumidores con ingresos superiores a los 50.000 dólares al año prefieren Apple a Android.

Con estos datos se puede deducir que el usuario medio de iOS tiene mayores ingresos y por lo tanto compra más online que el usuario medio de Android. Es así de simple y no tiene nada que ver con las propias plataformas; tiene más que ver con el poder adquisitivo de cada usuario, que en el caso de los que usan Apple es mayor. Esto también explica por qué iOS representa el 80% del valor de las acciones de Apple, que valen el doble que las de Google, donde Android representa sólo el 5% del total.

 

(Foto: Panduka Senaka, Flickr)

Durante décadas en tecnología sólo había dos lenguas: la de la manzana y la de la ventana. O eras de Windows o eras de Mac. Como en todo, siempre había otras lenguas minoritarias que luchaban por encontrar su sitio (Linux) pero el pastel se cortaba básicamente en esas dos porciones.

Ahora este bilingüismo ha cambiado. La batalla en estos días es móvil y los contrincantes son iOS y Android. Los típicos “Mac es mejor porque me deja hacer esto” o “Yo prefiero Windows porque es mejor para esto otro”  se han transformado en “¿Con tu iPhone puedes hacer esto?” y “¿Android te deja hacer esto otro?”

Como CEO de Fon quiero ser neutral, tenemos ahora la red WiFi más grande del mundo y nos hemos beneficiado enormemente de estos dos sistemas operativos.  Es parte de mi trabajo conocer a fondo ambos sistemas por lo que mis bolsillos están llenos siempre: en un lado llevo un iPhone y en el otro un Android.  La Blackberry la abandoné cuando finalmente aprendí a escribir en teclados/pantalla. A este punto lo único realmente bueno de la Blackberry es que es el dispositivo más económico si viajas mucho, el del roaming celular más barato. En los otros o usas WiFi o te matan con el roaming.

Android por su parte, me gusta mucho por los teclados Swiftkey, que te dejan escribir en muchos idiomas y te detecta el que estás usando y que en iOS no están permitidos. iOS tiene un globito para cambiar idiomas que consideo torpe y no se da cuenta en qué idioma estás escribiendo. Solo SwiftKey es una de las principales razones por las que prefiero Android.  También los administradores de conexión WiFI como el de Fon, que permiten autoconectarse a redes WiFi y que en el iPhone tampoco pueden instalarse. Es terrible como los productos Apple no recuerdan redes WiFi via cookies como la de Fon y tienes que meter una y otra vez la contraseña.  Además Android es más “libre” y tiene más aplicaciones gratis.

Pero iOS es mejor para la fotografía. Snapseed es mi app preferida para fotografía pero hay muchas.  El hardware y el software en cada versión del iPhone mejora con creces. El video también es otro punto fuerte del iOS, la variedad de juegos es claramente superior a Android. La pantalla retina es una pasada. Apple siguió con una buena regla que tenía con la Mac y es hacer pocos modelos y lograr que sean geniales.  Pero ahora Samsung les copió con el SIII y le ha ido bastante bien.  Ahora mismo uso un iPhone 5 y un SIII y son los dos brillantes. En términos de tamaño me quedo con el SIII, me parece muy finito el iPhone 5, hay que tener dedos bastante chicos para escribir con esa anchura de pantalla.

La batalla Windows vs. Mac la ganó Mac en mi opinión de usuario, pero esta sigue todavía abierta en el mercado donde gana Microsoft. Para mi pasarse de Windows a Mac es 2 semanas de dolor y una vida de gloria.  Pero curiosamente aunque Apple perdió contra Apple en el formato PC, creo que al final Apple ganará pero no tratando de pelear en las laptops, netbooks y desktops, terreno hostil para el gigante de Cupertino, sino con iPads, iPad Minis y con la ayuda de Android que hace que todos se pasen a las tabletas.  Microsoft como empresa la veo en una decadencia inexorable.