Evo Morales comenzó su gira post electoral y fue recibido por un radiante Hugo Chávez que anunció que Bolivia, Cuba y Venezuela iban a constituir un eje del bien. Creo que parte de la genialidad de Chávez es haberle quitado el trabajo de ser la antítesis de Estados Unidos a Fidel Castro. Chávez es una especie de Fidel Castro…con pasta. Pero no sólo Chávez se apropia de los discursos antiamericanos de Fidel Castro, sino que también toma lo más absurdo del Bushismo y lo adapta a su imagen. El resultado es gracioso, porque así como Bush decidió crear el eje del mal haciendo que países que poco importaban en la escena mundial -como Corea del Norte- tuvieran un enorme protagonismo, Chávez decidió hacer lo mismo con Bolivia y, de paso, su propio país creando -según el mismo Chávez- un “eje del bien”. La estrategia de Bush es sencilla: si te atribuyes el rol de encontrar malos en este mundo, estás también indirectamente autodenominándote como bueno. Chávez es menos sutil, él no tiene ningún problema en promocionarse como miembro del eje del bien.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

JA en enero 4, 2006  · 

Bernardo en enero 4, 2006  · 

Altuna en enero 4, 2006  · 

AC en enero 4, 2006  · 

chevere en enero 4, 2006  · 

JM en enero 4, 2006  · 

JULEN en enero 5, 2006  · 

Swaption en enero 5, 2006  · 

María Teresa Braicovich en enero 6, 2006  · 

Antonio Sucre en enero 10, 2006  · 

Pedro Salazar en enero 22, 2006  · 

Anónimo en febrero 10, 2006  · 

jADA en marzo 18, 2006  · 

jose camargo en abril 15, 2006  · 

MIGUEL en mayo 1, 2006  · 

Anónimo en julio 10, 2006  · 

Julian en enero 8, 2007  · 

ana en febrero 23, 2007  · 

Dejar un Comentario