Estuve por dos semanas en el Pacífico Sur, más precisamente en Nueva Caledonia y en la Polinesia francesa. Creo que fue el período más largo desde 1994 que estuve sin Internet, sin utilizar una computadora, sin escribir correos electrónicos o navegar.

Nueva Caledonia y Tahití pertenecen a Francia y, para utilizar su terminología, son parte de los territorios franceses de ultramar. En muchos aspectos son parecidos a Francia: el PBI es similar, los autos que conducen son los mismos y el pan es también (afortunadamente) el mismo que comen en Francia. Sin embargo, hay una diferencia sustancial, y es que prácticamente no hay acceso a Internet. Francia está en la Unión Europea, y allí France Telecom fue forzada a competir contra otras telefónicas, mientras que dicha competencia es inexistente en Nueva Caledonia o en Tahití. Así es como los servicios que ofrece el monopolio en los territorios de ultramar son tremendamente pobres. Debería haberlo sabido.

Construí la empresa VIATEL para pelear contra los monopolios, y haber estado en estos lugares me hace sentir feliz de haberlo hecho. Cuando existen los monopolios, los servicios de telefonía móvil son patéticos. Por ejemplo, en Nueva Caledonia no había roaming para el operador Vodafone -que es el que utilizo siempre-, e inclusive, luego de haber comprado una tarjeta SIM local descubrí que no incluía el servicio de GPRS y que sólo podía recibir mensajes de texto (sms), pero no enviarlos. Aunque cuando los enviaba sí que aparecían como enviados, estos nunca alcanzaban sus destinatarios.

En Tahití las cosas mejoraron, aunque levemente. Mi Blackberry funcionaba, pero sólo como un móvil con tecnología GSM. No podía enviar, como usualmente hago, correos electrónicos, y los sms que recibía –y en este caso también podía enviar- costaban una fortuna. Sorprendentemente, cuando compré una tarjeta SIM del operador local VINI, nuevamente podía recibir sms pero no enviarlos. Por más que Internet ha demostrado vencer cualquier barrera de la comunicación, las cosas funcionan de manera terrible por el Pacífico Sur.

Allí puedes volar en aviones modernos, se pueden alquilar hermosos yates y helicópteros o conducir los autos más nuevos, pero no pude encontrar un solo lugar con tecnología Wifi!!! Mi computadora se volvió loca mientras estuve allí. Estaba tan acostumbrada a estar online, que de repente parecía que estaba sufriendo de “deshidratación” por falta de conexión a la red. Mi antivirus comenzó a advertirme que debía conectarme para evitar que nuevos virus se introduzcan, aunque no parecía identificar el hecho de que es el estar conectado lo que expone a las computadoras a infectarse, y que no estar conectado es lo más seguro para que eso no pase.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

Alvaro Illanes en septiembre 7, 2005  · 

Es increible el tremendo monopolio de las compañías celulares y telefónicas, los precios son altísimos, la entrada al mecado bloqueda y muy cerrada a grandes inversiones, la inserción de nuevas tecnologías imposibles, un caso común en sudamérica, y muy real en Chile, en donde la “competencia” existe, la regulación va en marcha, pero que no se ve refrejado en el valor de las llamadas.

He buscado por miles de lugares en internet tratando de descubrir como disminuir mis 100 dólares mensuales en llamadas a celulares, y no logro dar con una solución real, claro que a través de telefonía IP, WIFI y teléfonos inhalámbricos algo se puede hacer.

Por otro lado, en Chile, se han cursado demandas en contra de los monopolios telefónicos y recientemente se le adjudicó a una empresa de telefonía Ip (www.redvoiss.cl) el primer veredicto a favor del uso de las líneas tradicionales para recepcionar llamadas IP, ya que telefónica ctc impedía qe a través de sus redes salieran este tipo de servicios. Con esto se dá pié de incio a la apertura de telefonía IP, donde además queda manisfiesto el interés de las instituciones fiscalizadoras (www.subtel.cl) en utilizar estas plataformas e infraestructuras ya montadas a lo largo del 80% del territorio nacional, ahora faltan servicios y empresas de servcios IP en cada rincón de este largo país.

Saludos.
Alvaro

3,0 rating

Randall Solano en septiembre 8, 2005  · 

Los comentarios vertidos sobre los Monopolios en este texto son claramente ciertos y mas aún pueden rehacerse en otras partes del mundo-pensemos en nuestras etnias-.

Es así que lo que estamos en presencia de un ambiente que gravita -misteriosamente- en dos direcciones, a saber; un grupo que posee acceso a Internet con un elevado porcentaje de penetración pero con la ventaja de que ha sabido usar Internet para un sin número de fines-sociales, educacionales, financieros, divertimento y más- , y el segundo grupo que posee un muy limito porcentaje de acceso a Internet y que por diferentes circunstancias –subdesarrollo- no ha sabido como obtener ventajas para mejorar su calidad de vida haciendo uso del Internet y peor aún permanecen en el mito que el Internet simplemente es otro tipo de vía de comunicación.

Por lo tanto, el primer grupo ejemplifica al segundo grupo que un paso fundamental para romper sus paradigmas que los mantienen en esa instancia es que los monopolios -no todos- muchas veces limitan las oportunidades de su etnias simplemente porque no desarrollan el término “pericia” para competir sin tener que sacrificar sus singularidades.

Como bien lo aclara M.Augé “Es estúpida la idea de que el contacto con el mundo amenaza la identidad nacional”, esto lo indico porque esta frase pesa en las etnias que poseen monopolios y no les permiten observar las grandes posibilidades que existen para desarrollarse y aumentar su IDH-índice de desarrollo humano-.

Así también habrá que reflexionar que el primer grupo esta atiborrado de imágenes y que muchas veces necesita asistir al segundo grupo para no perder alteridad , nuevamente nos aclara Augé con su frase “pero como vivimos en un mundo donde la realidad está repleta de imágenes, podemos dudar acerca de cuál es el nivel de realidad exacta.”

Me cabe por conclusión citar unos números, aspecto que a mi concepto no puede faltar en una amena charla.

En el mundo somos 6,420,102,722 de habitantes, de los cuales son estamos gravitando en Internet 938,710,929 habitantes, es decir solo y solamente 14.6 % en el mundo. Pero hay que recordar que el crecimiento de la penetración 2000-2005 es de 160%.

Otro dato, Estados Unidos posee el 5.1% de los habitantes del mundo pero con una penetración de Internet de 68%, Unión Europea representa el 36.8% de hab. del mundo y posee una penetración de 36.8%, mientras que; África representa 14% de hab. del mundo con una penetración de Internet de 1.8%, y en el caso de Asia representa 56.4% de hab. del mundo con una penetración de Internet de 8.9%.

Respecto a América Latina somos 8.5% de la población mundial y con una penetración en Internet de 12.5% pero con un crecimiento del 2000-2005 en el orden de 277.1%.

La conclusión es que en materia de vías de comunicación debe existir la competencia, no de carácter darwinista pero si con mucho de socialista soportada en ramas capitalistas, ya que se deberá de tener acceso en todo momento en todo lugar para aumentar las capacidades de nuestra mente para enfrentar el día a día con mejor “pericia”.
Nos vemos,

Randall

3,0 rating

Dejar un Comentario