Me encanta ir a Japón. Los Japoneses que he conocido son educados, considerados, inteligentes, devotos de lo que sea que estén haciendo, creativos y divertidos. Los empleados de Fon Japón trabajan muchísimo pero luego de salir del laburo son super marchosos (jodones). Combinan las dos cosas. La actitud hiper respetuosa del trato japonés al principio a un argentino educado en la arrogancia nos resulta ridícula pero con el pasar del tiempo se agradece. Las callecitas de Tokio tan modernas en su arquitectura pero trazadas a paso de hombre combinan una dimensión humana con una modernidad desconocida en Europa. Con los japoneses me pasa algo parecido a lo que me ocurre con los alemanes. Antes de entrar en contacto con esos dos paises, tenía muy mala predisposición dado su terrible rol en la segunda guerra mundial. Pero hoy en día diría que entre las 10 ciudades que más me gustan del mundo incluyo Berlín y Tokio y entre los pueblos el alemán y el japonés. Justamente esta semana mi gran amigo alemán Stefan Linde me hizo padrino de su hijo Konstantin y en Japón soy super amigo de Joichi Ito, tan inteligente como querible con quien tendré esas interminables cenas en las que charlamos por hora de tecnología y del pueblo japonés y sus curiosidades (la última vez me enteré sobre un tema bastante triste en Japón que es el de la casta de los intocables). Estas amistades profundas demuestran que el prejuicio de la infancia (mis abuelos no hacían otra cosa que hablarme horrores de los alemanes y los japoneses cosa que se entiende por el holocausto) se puede superar cuando la realidad actual te demuestra lo contrario a lo que te inculcaron.

Termino recomendando leer esta historia de Kirai sobre lo que fué la segunda guerra mundial para los japoneses. Tanto la historia de los alemanes como la de los japoneses es un relato de triunfos iniciales increibles seguidos de aplastantes derrotas con millones de muertos civiles y destrucción casi total de sus ciudades y patrimonio histórico. Aunque claramente estas dos civilizaciones causaron enormes daños alrededor del mundo también pagaron carísimo su aventurismo militar y las nuevas generaciones que crecieron en la democracia son un modelo para el resto de la humanidad justamente por conocer mejor que nadie el triste final de la arrogancia ilimitada en el plano militar.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

JaviMaKer en marzo 14, 2008  · 

Te envidio por tener la suerte de conocer un país tan apasionante como “ajeno” a nuestros ideales y percepciones europeas como es Japón.

3,0 rating

Un español en Japón en marzo 14, 2008  · 

Vas a decir que soy un pesado, porque siempre que hablas de Japón te digo lo mismo. Si dices que Tokyo te encantó te invito a conocer Kansai (la zona de Osaka, Kyoto, Nara, Kobe…), es posible que sea subjetivo, puesto que yo vivo en esta región, pero desde luego, para mí tiene mucho más encanto que Tokyo. Ya no solo la belleza milenaria del lugar, sino la personalidad de la gente… (sobre esto último puedes preguntarle a Héctor 😉 ).

Un saludo !

3,0 rating

Juanito en marzo 14, 2008  · 

Vivo en Alemania, bueno a medio camino de Alemania y Austria. Es un pueblo noble, honrado, trabajador y respetuoso con las normas, asi que es en verdad un paraiso en la tierra. El ambiente del trabajo es organización, orden pero también libertad y consideración hacia el equipo. Por lo general el alemán como el austriaco, cumplen literalmente con lo que dicen, si se han comprometido a entregar una cosa a las 10:01 de la manana, a esa hora está terminado de la mejor forma posible. Y así en todo lo demás. Esto sin duda da tranquilidad, ya que las cosas se pueden planificar y predecir sin problema lo que da confianza en el sistema y que todos esperan de todos que cumplan con su obligación y palabra, y así es.

La educación y el trato son exquisitos, la limpieza proverbial. Desde un bar, al médico, reclamaciones, comercios, en fin, la gente no sólo es correcta sino que parece feliz atendiéndote. El civismo de la gente te permite disfrutar de una naturaleza envidiable, los alpes austriacos los tienen cuidados como jardines, los pueblos están perfectamente integrados al entorno sin romper con este. No hay nada más placentero, ahora en primavera, que una ascensión a las montanas del Tirol, ciudad y naturaleza coexistiendo en perfecta armonia.

Un saludo

3,0 rating

nos_hemos_vuelto_locos? en marzo 14, 2008  · 

Martin, de acuerdo contigo en todo excepto una cosa: los japoneses en ningun momento se han responsabilizado de su rol en la 2a guerra mundial de la manera que lo han hecho los alemanes. Si no, preguntale a los chinos y coreanos.

3,0 rating

Leandro en marzo 14, 2008  · 

Martin.

No conozco Japo asi que tomo como válidas tus impresiones…
Lo no es no hacer los correcto en sentido cosmico (en todo lugar y en todo tiempo) sino que ante el error (u horror) cometido, evaluar criticamente que hicimos mas y cambiar para remediarlo…desde ese punto de vista tanto Alemania como Japon aparentemente han apredido de las nefastas consecuencias de un irracional y estupido nacionalismo…
Yo soy Argentino, y salvando las ditancias ya que aca nunca sucedio nada igual lo que si sucedio en Europa (1° y 2° guerra, guerra cicil española, revolución rusa, cortina de hierro, yugoeslavia, etc,et) o en Japon , te puedo decir que por estas longitudes (hablo de toda latinoamerica) seguimos aferrado a esquemas, visones, del mundo, de la economia, de la politica, etc. que no han producido otra cosa que miseria, marginalidad, violencia etc. etc. Y a diferencia de los japoneses y los alemanes en vez de darnos cuenta que el populismo la internvencion de los gobierno es el problema seguimos intentando por ese camino la busqueda de la “solucion”

3,0 rating

Daniel en marzo 14, 2008  · 

Martin, en este caso creo que seria importante diferenciar que la alemania de la 2da. guerra mundial fue producto de la democracia tambien (con las particularidades que hubo en ese momento y lugar de esa epoca). Creo que no hay que olvidar mas allá de lo criticable de sus politicas, al rol de USA en reconstruir ambos paises, para evitar las concecuencias de los resultados de la primera guerra y evitar un avance sovietico en dichos paises.

Saludos!

3,0 rating

ana en marzo 14, 2008  · 

Toda Europa,menos España,fué parte de ese plan Marshall,quizás con un criterio “inteligente” como tú opinas que impidió el avance del marxismo.
Curiosamente en América Latina también”inteligentemente” se usó un método contrario para destruirla.Se usó marxismo ,represión al marxismo y otro ismos para hacerla desaparecer.

3,0 rating

ana en marzo 15, 2008  · 

Hice un comentario ,no se porque razón no se publicò.
El eterno retorno a los problemas del pasado -como sucede en argentina-evidentemente estanca la economìa.
Alemania ha tenido gobiernos que a la par de democràticos han sido eficientes en la actitud de respeto y también de exigirlo .Es notable como sus antiguas vìctimas suelen admirarlo.
Los perjuicios que causó JAPON en realidad no fueron tan difundidos.Hace unos años varios perjudicados`por la ocupación de Manchuria recibieron indemnizaciones ,ganando juicios por ante tribunales japoneses.
Me contaba una amiga japonesa que los pedidos de indemnizaciones contra EeUu ,al decir de ella,surgieron como hongo despues de la lluvia cuando el submarino estadounidense en maniobras chocò el buque de estudiantes japoneses.Los cuadros que ella vió,por ser química y bióloga,en las investigaciones de perjuicio por las dos atómicas fué horroroso.
Parece mentira,me referìa ,que el mundo civilizado tolerò que a esa gente no se la indemnizara.
En fin ,Usa creo un marco de paz especial para el progreso econòmico.

3,0 rating

Dejar un Comentario