Lo mejor de no estar más en el Gobierno es que uno puede decir lo que piensa, lo malo es que a nadie le importa.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Dejar un Comentario