ratamv11.jpg

En NYC hay un servicio de protesta para empleados que se sienten maltratados: se trata de esta rata. Cuando los trabajadores de un restaurante, por ejemplo, quieren revindicar sus derechos llaman al señor que está sentado leyendo el periódico para que traiga su rata inflable. Y parece que la rata ayuda a que menos gente entre al restaurante o la compañía en cuestión y que los empleados consigan mejores condiciones.  Me pareció muy original como método de protesta.

Siempre han existido formas de acusación pública. He escuchado, por ejemplo, de hombres que se contrataban para seguir a un deudor por donde quiera que éste fuera, acusándolo con un gran cartel de su deuda. También de restaurantes o comercios que publicaban una “lista negra” en sus vitrinas. Incluso de avisos en los periódicos que difundían públicamente las deudas y problemas de las personas. ¡Pero es la primera vez que me entero del sistema de las ratas!

El tema es que las ratas inflables (¡de hasta 5 metros de altura!) son muy usadas en huelgas o protestas contra empresas que incumplen sus pagos o convenios con sus trabajadores en USA. En 2006, por ejemplo, más de 300 pilotos de Delta Air Lines Inc. marcharon cerca de la sede de la compañía y colocaron una enorme rata inflable en la calle como símbolo de codicia corporativa en el esfuerzo de la aerolínea por anular sus contratos e imponer recortes salariales. Lo mismo sucedió en Nueva York, cuando los empleados de Starbucks utilizaron una rata gigante para protestar porque los locales de la firma estaban infestados de ratas y cucarachas. Supongo que esto se debe a que a las personas las ratas nos resultan casi siempre desagradables e inquietantes.

Esta original idea ha sido tomada también por el artista urbano– contestatarios de origen inglés Banksy quien en 2005 viajó a Israel y pintó varias imágenes sobre el muro de contención todavía sin terminar que pasa por Belén (de un lado del muro, dos chicos abriendo un agujero en el cemento, hacia un paraíso de palmeras y sol; del otro, María, José y el niño Jesús que no pueden llegar al establo sobre el que brilla la estrella porque la pared se los impide) o instaló en Estados Unidos un muñeco inflable disfrazado de detenido de Guantánamo en la cola de la montaña rusa de Disneylandia, que los policías recién retiraron a los noventa minutos. Banksy ha creado una rata que viene para “completar”: lleva en la mano un cartel vacío, y la idea es que la gente escriba lo que quiera, con fibra, aerosol o instrumento a elección.  Lo que yo me pregunto es como podemos poner una gran rata en contra de la política del gobierno de Bush en Irak.

 

rata.jpg

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

Silvia MV en Julio 27, 2007  · 

Cristián en Julio 27, 2007  · 

Rodrigo en Julio 27, 2007  · 

roc21 en Julio 27, 2007  · 

Mariano en Julio 27, 2007  · 

Silvia Porras en Julio 28, 2007  · 

zahorin en Julio 28, 2007  · 

carballo en Julio 28, 2007  · 

Mario Berman en Julio 29, 2007  · 

Patricia Campbell en Julio 30, 2007  · 

Juan José en Agosto 1, 2007  · 

carlos en Agosto 2, 2007  · 

Montse en Agosto 8, 2007  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets