google-nestLos 3.200 millones de dólares (2.500 millones de euros) por los que Google va a adquirir Nest, la empresa responsable de los termostatos inteligentes que están ya en cientos de miles de casas, nos anima a continuar construyendo la red WiFi de Fon, que está ya en 12,4 millones de hogares y no para de crecer (y de la cual Google es inversor, por cierto). El WiFi es parte indispensable de la automatización de hogares, tiendas y oficinas. Cada vez más aparatos están equipados con WiFi: desde cámaras, bombillas, cerraduras, enchufes o termómetros hasta sensores de humedad, vigilabebés y por supuesto termostatos y alarmas de incendios. Todos estos objetos, así como los nuevos routers de Fon, se controlan desde apps instaladas en smartphones. Mientras la mayoría de emprendedores deciden trabajar en apps, útiles por sí mismas, yo prefiero hacerlo en apps que controlan objetos, que hacen de objetos desconectados objetos que están en red. Me alegro mucho de esta adquisición, especialmente por los fundadores de Nest y por Alex Hawkinson y SmartThings, donde soy inversor. El último movimiento de Google anima no tanto a hacer productos que sirvan para automatizar individualmente los hogares sino a crear la plataforma que integre a todas y las ponga al alcance de la mano a través de un smartphone.

(Foto: TechCrunch)

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets