Recientemente la tecnología ha centrado su atención en poner solución a nuestras barreras para el “multitasking”, es decir, al hacer varias cosas a la vez. Por ejemplo, imagínate conduciendo a la vez que recibes un tuit o un SMS en tu móvil. Si no tienes un coche que se conduzca solo, tus ojos deben estar mirando a la carretera con tus manos sobre el volante, no en tu móvil. Y esto es sólo uno de los muchos casos. Existe cada vez más un auténtico deseo de independencia visual y táctil en cualquier situación donde se requiere atención. En este sentido, estoy empezando a ver muchas oportunidades de éxito para programas que lean información en voz alta.

La mejora de programas para el reconocimiento de voz o la conversión de texto en voz ha transformado nuestras interacciones con los smartphones. Por ejemplo, el Samsung Galaxy III viene equipado con el “modo conducción”, un servicio que anuncia llamadas entrantes, que lee mensajes y también emails y que permite responderlos a través de la voz. Otro caso son los servicios de asistencia personal como Siri o Sherpa, que permiten mantener una conversación con tu móvil, accediendo a datos del teléfono, aplicaciones o páginas de Internet.

Yo particularmente los encuentro muy útiles. Dependo de mi móvil para leer noticias y actualizaciones de mis redes sociales, por eso hace unos meses creé una aplicación para Android llamada RadioMe. En septiembre se mejoró y renombró como SpotRadio y es básicamente una radio que lee tus redes sociales. Te permite recibir tus actualizaciones de Twitter, Facebook, Gmail y LinkedIn a través de voz. Personalmente me es muy útil cuando doy paseos en bici, que suelen ser largos y bien acompañados de música y noticias.

En el mercado de “DJs sociales” en forma de aplicaciones móviles tengo un estupendo competidor: The Social Radio. Su creador Roberto Gluck y yo discutimos hace poco las similitudes y diferencias entre nuestras aplicaciones con la intención de mejorar ambas.

The Social Radio tiene muchas ventajas. Su conversor texto-voz por defecto tiene una voz más realista y menos robótica tanto en su versión masculina como femenina. Reconoce dos idiomas más que SpotRadio, uno de ellos el ruso.  La aplicación tiene versión en iOS, Android y en la web, mientras que SpotRadio sólo está disponible en Android. Su interfaz es sencilla, como la de SpotRadio, y aunque tiene menos opciones para configurar la frecuencia y la duración de la música y de las noticias, el usuario tiene más capacidad de elección a la hora de recibir tuits: puedes escuchar listas personalizadas o trending topics en vez de todo el “stream”.

Sin embargo The Social Radio no lee otras redes sociales. Sólo Twitter está disponible mientras que SpotRadio puede integrar Facebook, LinkedIn, Gmail y SMS. A la vez, la aplicación consume mucho mas ancho de banda que SpotRadio porque las voces están sintetizadas en un servidor externo, no en el propio dispositivo. Además, mientras SpotRadio mantiene la información de tu cuenta dentro de la aplicación, The Social Radio requiere autorizar el acceso a tu cuenta de Twitter cada vez que se abre la aplicación. SpotRadio te ofrece tus novedades sociales de manera escrita, reconoce las actualizaciones duplicadas y evita leer lo que tu elijas no oír, opciones no disponibles en The Social Radio.

The Social Radio y SpotRadio son dos de las muchas herramientas nuevas que permiten recibir notificaciones habladas a través de tu dispositivo móvil. Ya sea para leer tu Facebook o tus emails, esta “tendencia auditiva” es práctica y cada vez más relevante para los multitarea. En cualquier caso, esta tendencia todavía debe despegar aun más de la misma forma que las tecnologías de conversión texto-voz y reconocimiento de voz siguen haciéndolo.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets