No hace nada nuevo que sea realmente importante, pero hace que todo lo que usabas antes funcione más rápido y mejor. La instalación es muy sencilla, demora una hora pero es impecable. Entras en el upgrade ansioso de que al final tus programas no van a funcionar, pero sales contento porque casi todo funciona perfectamente. Lo que no me funcionó eran programas muy poco importantes. Parallels es quizás lo más importante que no funciona, pero cuando me pasé de Windows a Mac sentía que era indispensable y ahora no lo uso nunca.

Lo divertido es que así como Microsoft siente que tiene que cambiar todo en las nuevas releases, como cuando cambiaron de Windows XP a Vista, Apple te da el 99% de lo que tenías antes, pero más rápido, y te quedas contento. Como dicen en inglés, “if it ain´t broke, don´t fix it”.

Aquí está el post en inglés que me salió más claro con el ejemplo de los coches.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets