Cuando hicimos Jazztel, competimos contra Telefónica. Cuando hicimos Ya.com, también competimos contra Telefónica. Y era durísimo competir contra Telefónica. A principios de esta década competir contra Telefónica era muy difícil por dos razones: por el amor irracional por parte de una gran parte del público español hacia Telefónica y porque hacían trampas, no nos interconectaban, y pagaban multas, no les importaba. En Jazztel o Ya.com nos hacían todo tipo de trucos, al punto que tuve que ir a ver a César Alierta, comer con él y convencerle de que nos dejaran existir porque si quebrábamos Telefónica iba a tener a Bruselas encima y no sólo a la CMT. Así fue que nos dejaron de cortar las lineas para el ADSL y el suministro mejoró, aunque más lento que el de ellos, así tenían ventaja en el mercado. Pero eso era el 2003. Ahora las cosas son diferentes. Ahora tengo entendido que Telefónica no hace trampa (o menos) y sin embargo sigue siendo duro competir con ellos. El tema es entender por qué.

Para algunos españoles Telefónica es como su equipo de fútbol. El comentario sería algo como “yo no me voy a hacer del Atletico (es del Real Madrid) porque las entradas a los partidos son más baratas”. Telefónica, para muchos españoles, es un sentimiento unido a la tradición. El consumidor español es menos entusiasta que el europeo del norte hacia la novedad. La empresa que lleva décadas en el mercado se beneficia de un fuerte factor nostalgia. También hay otro tema que ayuda mucho a Telefónica en el momento de atraer recursos humanos y dar un servicio de calidad. El trabajador español, que vive en el peor mercado laboral de Europa, valora mucho la seguridad y Telefónica atrae a muy buena gente. Además, hay que decirlo, César Alierta ha hecho un gran trabajo construyendo un gigante global que ya es sexto en el mundo a nivel de capitalización de mercado. Eso ayuda a Telefónica a darle seguridad a su gente. La época de los grandes despidos parece haber terminado. El resultado es que Telefónica es cara, pero buena, y que muchos de sus competidores hasta hace no mucho eran baratos, pero malos (aunque, como dije, en gran parte malos porque Telefónica no les interconectaba).

Pero ahora esto está cambiando. Y la mayoría de los competidores en linea fija y móvil son ahora mucho más baratos y equivalentes en servicio. Pero aún no logran suficientes clientes. Empresas como Ono, Jazztel, Yoigo, MásMovil o Simyo, tendrían que ser más grandes. En el tema móvil es interesante estudiar la situación de oligopolio que existe entre Movistar, Vodafone y Orange. Como se ve en el gráfico adjunto las alternativas, Yoigo y MásMovil, son muchísimo más baratas. ¿Pero cómo se explica que los clientes no se vayan en masa a estas empresas? En parte es porque Vodafone y Orange/Amena ya llevan muchos años machacando con publicidad y también ellos se benefician de un factor nostalgia que ya no es solo territorio de Telefónica.

Quizás otra explicación del éxito de Telefónica, y en parte Vodafone y Orange, es que el español es uno de los consumidores más llevados por la publicidad en relación al precio. Es decir, en España vale más la pena invertir en publicidad que en otros países. En el norte de Europa, por ejemplo, los consumidores son mucho más estudiosos de las ofertas. Más críticos. Sitios como Banda Ancha, que es un maravilloso ejemplo de información al consumidor, son mucho más comunes en otros países. Los consumidores en el norte de Europa, o en la Europa no latina, están mucho más organizados, son casi un movimiento. El resultado es que los timos son más comunes a consumidores de España y la Europa latina, Italia y Francia. En Francia la situación del mundo móvil es patética. Peor que aquí. Aún menos competencia. Los Yoigos simplemente no existen.

En los países latinos hay un tema de afecto hacia las marcas, y no solo de ropa. Una cuestión de status. Además el ahorro o querer ahorrar está mal visto. El ¨yo no soy tonto¨ de la alemana Media Markt está orientado a que la gente asocie pagar más con ser tonto, y no acomodado. Y todo esto le juega a favor a Telefónica. Telefónica termina siendo el operador pijo español (pijo, los que se sienten o quieren pasar por acomodados).

Pero bueno, habiendo dicho esto, un tema que ha ayudado a que Telefónica tenga que bajar precios e igual pierda cuota es la crisis. La crisis está finalmente agudizando al consumidor español. El crecimiento de Jazztel se acelera y el de los nuevos operadores móviles también. Y al final puede ser que Telefónica empiece a vivir más a más de su tamaño que crece, porque aunque pierda cuota aquí, sigue comprando afuera y haciendo buenas inversiones. Aunque parte del triunfo de Telefónica viene ahora de hacerle a los latinoamericanos lo que le hizo a los españoles. Latinoamérica tiene mercados muy competitivos, como Chile, y mercados oligopólicos como Argentina, donde el consumidor tiene pocas opciones. En Argentina no hay operadores virtuales y hay poco interés en promover la competencia. Por otro lado, en 02 Telefónica se enfrenta con las reglas de los países del norte. Y lo hace bien. En estos casos Telefónica se aprovecha de gobiernos y reguladores corruptos e incompetentes que encuentra en algunos países de Latinoamérica.

La conclusión es que a España todo llega más tarde, pero llega. Cada vez Telefónica tendrá que vivir menos del soborno como los que pagó en Argentina, menos de la trampa como las que nos hacían en Jazztel, menos de la publicidad lava cerebros, y más de trabajar día a día por tener un servicio innovador, económico y de calidad. Mientras tanto, el resto de los operadores crece en España, pero Telefónica crece afuera gracias a la brillante estrategia internacional del equipo de Alierta.

comparativa-nacional

En general, estoy más acostumbrado a ver que la innovación llega de la mano de los emprendedores. FON es una idea innovadora no solo por la idea de compartir tu conexión a Internet con los demás miembros de la comunidad y hacer roaming en el resto del mundo, sino porque además hemos creado La Fonera, nuestro router social que emite dos señales WiFi, una privada y otra pública. No suelo ver ideas innovadoras o “rompedoras” que salen de los laboratorios de I+D de los grandes operadores, y eso ocurre porque muchas veces están atados a las grandes inversiones que ya han realizado en tecnologías que están quedando obsoletas. Pero hay excepciones a la regla, como ClubADSL, un nuevo servicio que está desarrolando Telefónica que incrementa el ancho de banda de los usuarios hogareños de ADSL al compartirlo con los vecinos.

Esta tecnología podría permitir muy pronto a sus usuarios conectarse a múltiples puntos de acceso inalámbricos para tener un mayor ancho de banda y utlizar servicios como video de alta definición y otros que precisan mucho ancho de banda para correr bien. El ancho de banda disponible para el usuario será la suma del provisto para él y sus vecinos cercanos.  ClubADSL va a compartir por partes iguales el ancho de banda disponible entre sus clientes que estén dentro del mismo Club y va a garantizar la calidad del servicio a cada uno de ellos al darles prioridad en el acceso a sus líneas ADSL.

¿Cómo se compara esto con FON? Tanto los usuarios de FON como los de ClubADSL usan WiFi para compartir su ancho de banda con otras personas, pero una gran diferencia es que los Foneros pueden también hacer roaming. Es decir que los foneros pueden conectarse a otros puntos de acceso de la comunidad FON en cualquier parte del mundo, mientras que los miembros de ClubADSL se benefician de un mayor ancho de banda en sus casas sin tener la posibilidad de hacer roaming. Si bien son dinámicas diferentes, Telefónica podría utilizar esta misma tecnología que está desarrollado para permitir a sus miembros conectarse a otros puntos de acceso de ClubADSL cuando éstos no están en casa.

De todas formas, hay aspectos relacionados a la privacidad y a la seguridad que hay que tener muy en cuenta a la hora de crear una red de estas características. Nosotros en FON lo hemos solucionado creando La Fonera con sus dos señales WiFi (una privada y una pública) y que tiene un potente firewall entre ellas. Además, con La Fonera puedes decidir cuánto ancho de banda quieres compartir con los demás miembros de la comunidad que se conentan a tu punto de acceso.

Es sabido que no soy fanático de Telefónica y hasta fundé la competencia para pelear contra este gran monopolio, pero iniciativas como ClubADSL me parecen muy buenas, mucho más orientadas a dar un buen servicio a los clientes más que ver cómo aprovecharse de ellos utilizando su posición dominante en el mercado.

De todas formas, nuestras alianzas estratégicas con operadores como BT, Neuf y ZON demuestran que FON es la mejor opción para los grandes operadores que quieren expandirse y ofrecer un servicio WiFi más completo a sus clientes, ya que, entre otras ventajas, con FON pueden conectarse en casa y también al resto de los puntos de acceso de la comunidad FON cuando están fuera de casa.

Ya dije en un post anterior que con el euro tan fuerte, éste podía ser un buen momento para que Telefónica realizara una compra en USA y que una buena compra podría ser Yahoo. Esto lo dije antes de que Microsoft tratara de comprar Yahoo y se retirara por no poder llegar a un acuerdo. Hoy la acción de Yahoo bajó un 15% y cerró por debajo de $25. A este nivel, la capitalización de mercado de Yahoo es de $34 billones de dólares (dicho en inglés). Al mismo tiempo, Telefónica vale ahora mismo $140 billones de dólares. Ya sé que dije en mi artículo anterior que lo que Yahoo necesita es un buen equipo gestor, que tiene una serie de franquicias increibles en internet y que lo que hay que hacer es desarrollarlas, pero eso es desde el punto de vista de Yahoo. Lo que pasa es que Yahoo no puede decidir si Telefónica la compra o no, eso lo tienen que decidir sus accionistas. Y desde un punto de vista táctico, no sería lógico que Telefónica apareciera mañana con una oferta. Habría que esperar unos meses y esperar que, si Jerry Yang sigue al frente de Yahoo, la acción se ponga a $20 o menos. Pero si esto ocurre, yo creo que Telefónica tendría que hacer una oferta, porque conseguiría de golpe dos objetivos, ser una empresa global de telecomunicaciones y ser una empresa global de internet.

Con Yahoo, Telefónica realmente podría meter contenidos en Movistar y 02 y llegar a tener una estrategia coherente de internet móvil. Los productos de Yahoo para el móvil son sorprendentemente buenos, Yahoo tiene muchas más cuentas de correo que Gmail, Flickr tiene muchas más fotos que Picasa, Yahoo messenger muchos más usuarios que Gtalk. Para Microsoft, comprar Yahoo era como si uno que ya tiene un BMW se compra un Audi. Pero para Telefónica, comprar Yahoo es como que teniendo un Fiat se puede comprar un Audi. La diferencia se nota.

Ahora, desde un punto de vista crítico, la razón para hacer esto es que Telefónica no pueda fichar a un gran estratega para dirigir Yahoo, que Google realmente le termine ganando tanta cuota de mercado a Yahoo que deje de ser el rival formidable que aún es, o que en el mundo de internet siga siendo mucho más valioso tener el caño que tener el agua. Pero si uno piensa en Telefónica de aquí a 10 años, yo creo que tener Yahoo hace que la acción de Telefónica sea a prueba de balas. Si resulta que el valor estaba todo en el contenido, Yahoo le dá el contenido, si resulta que estaba en el delivery móvil O2 y Movistar se lo darán, si estaba en el fijo las diferentes Telefónicas se lo darán y si estaba en una mezcla tendrá la mezcla. Y con Yahoo, Telefónica entraría bastante fuerte en Asia, donde la marca Yahoo es más poderosa que Google.

Telefónica viene haciendo trampa y riéndose de los consumidores desde que comenzó la liberalización. Yo lo sufrí compitiendo contra ellos desde Jazztel y Ya.com. La trampa es muy sencilla. Jazztel, por ejemplo, construyó una red de fibra óptica enorme que llega a las centrales de Telefónica, quienes tienen la obligación de entregarle pares de cobre que van a la casa del abonado. Lo que hace Telefónica es que los entrega, pero muy tarde, entonces la gente se cansa y se va con Telefónica. Pero el problema es que Telefónica está tan blindada por el gobierno, al tener medios y otras cosas que en otros países no le dejan tener a los competidores, que aunque frecuentemente conseguíamos que les multaran, las multas eran de un valor irrisorio. Algo así como que cada vez que te pillaran mal aparcado te hicieran pagar 1 euro y te dijeran, malo, malo.

Bueno, por suerte los chicos de Bruselas se despertaron y le encajaron una multa de 151 millones de euros al ex (aún casi) monopolio del fijo. Ahora lo triste es que, viendo la reacción de la bolsa, parece claro que el mercado asume que Telefónica no va a pagar esta multa. E igual esta multa no es nada comparada con las multas que el regulador francés le metió a France Telecom. ¿Cómo se puede solucionar este problema? De dos maneras. Una es haciendo lo que hizo Ono y otros cableros que decidieron llegar hasta el usuario de una manera que Telefónica ya no pudo hacer nada. La otra es hacer lo que yo siempre quise hacer en Jazztel y que creo que tendría que ser la estrategia de Jazztel, y es llegar a casa del usuario con una combinación de fibra óptica con cable de categoría 6 donde no pueda llegar con ADSL. De esa manera, Jazztel se destacaría con un servicio bidireccional de 100 megas con el que creo que el 10% más fanático de los internautas pagaría algo de 60 euros por mes para tenerlo y hacer la inversión rentable. Este es el servicio que ofrece mi amigo de Labs2 en Suecia y que se ofrece comunmente en Corea y Japón. En mi opinión, Jazztel se equivocó en usar tantos recursos económicos para competir en publicidad y precio ofreciendo un servicio mediocre y hubiera sido mucho mejor ofrecer un servicio independiente de Telefónica llegando directamente al cliente. La mejor manera de que Telefónica no pueda hacer trampa es haciendo lo que hicieron Ono o Vodafone y es simplemente, pasar de ellos.

Estuve pensando en el tema del rechazo que generan los empresarios en España y veo que quizás no aclaré bien lo que quería decir cuando dije que en España no hay educación de emprendedores, ni cultura de apoyo al emprendedor. Creo que la confusión viene de los términos emprendedor y empresario. Como bien dijeron mis lectores: un emprendedor crea una empresa nueva y un empresario o ejecutivo, dirige una multinacional o vieja empresa española. Lo que yo quise decir es que en España faltan emprendedores, no empresarios entendidos éstos como ejecutivos.
Leer Más

Gracias foneros por todos los datos que nos pasaron sobre cuántos hotspots tiene Telefónica, The Cloud y T Mobile.

Telefónica tiene ahora la red más grande de España con 900 puntos de pago, The Cloud la más grande de Europa con 6000 puntos de pago y T- Mobile la más grande del mundo con 14.000 puntos de pago. Pero FON ya tiene más de 1500 foneros pre-inscriptos. Esto significa que muy pronto tendremos una red wifi más grande que la de Telefónica y con el crecimiento español, más el francés y el sueco, esperamos para abril ser la más grande de Europa con más de 6000 puntos disponibles gratuitamente para los Linus.

Estoy en la cumbre de Salamanca. Durante la comida me encontré con César Alierta. César es un tío curioso. Es como lo opuesto de Juan Villalonga, su predecesor. César es humilde, sencillo, paciente, y muy, muy estratega. Por un lado, que sea el presidente de Telefónica me produce rechazo, pero César me enganchó al hacerme saber que ya estaba enterado de lo que estábamos haciendo en FON. Como FON salió publicado solo en mi blog, me pareció un cumplido que lo hubiera leído o inclusive que se lo hubieran leído. Durante nuestra charla le expliqué que FON no era un peligro para Telefónica de España, sino todo lo contrario. Le expliqué que la utilidad del ADSL se iba a multiplicar cuando la gente encuentre wifi/adsl por todos lados. Además, le aclaré que para ser parte de FON hay que contribuir con un punto de acceso, y que ahora hay mucha gente que quiere tener banda ancha en su casa para poder llegar a tenerla en todos lados. Ese era justamente el incentivo que les faltaba para comprarla. Antes pagaban 40 euros y lo tenían en su casa; ahora pagarán 40 euros y lo tendrán en toda España. Mi explicación pareció gustarle y me invitó a tomar un café con él y Julio Linares. Casi le invito a que me escriba un comentario en el blog, pero me dio corte.

Nikesh Arora, que dirige Google en Europa (Google y Telefónica valen lo mismo en bolsa) me dijo que cuando tiene algo que anunciar prefiere decírselo a bloggers que al Financial Times. ¡César Alierta no parece estar aún listo para esto!

Hoy en Expansión aparece la noticia que Ya.com demanda a Jazztel. La leí, vi mi foto junto a la de Pujals y me dio mucha pena.

Hay un famoso verso del Martín Fierro, el poema épico argentino, que dice: “los hermanos sean unidos, porque esa es la ley primera, tengan unión verdadera, en cualquier tiempo que sea, porque si entre ellos pelean, los devoran los de afuera”. Y así me siento yo. Como si estos hermanos, Ya.com y Jazztel -dos empresas que surgieron de la placenta masculina de mi imaginación-, que crecieron y llegaron a tener miles de empleados y centenares de miles de clientes y usuarios, ¿por qué se pelean si el enemigo es Telefónica?
Leer Más

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets