Cuando hicimos Jazztel, competimos contra Telefónica. Cuando hicimos Ya.com, también competimos contra Telefónica. Y era durísimo competir contra Telefónica. A principios de esta década competir contra Telefónica era muy difícil por dos razones: por el amor irracional por parte de una gran parte del público español hacia Telefónica y porque hacían trampas, no nos interconectaban, y pagaban multas, no les importaba. En Jazztel o Ya.com nos hacían todo tipo de trucos, al punto que tuve que ir a ver a César Alierta, comer con él y convencerle de que nos dejaran existir porque si quebrábamos Telefónica iba a tener a Bruselas encima y no sólo a la CMT. Así fue que nos dejaron de cortar las lineas para el ADSL y el suministro mejoró, aunque más lento que el de ellos, así tenían ventaja en el mercado. Pero eso era el 2003. Ahora las cosas son diferentes. Ahora tengo entendido que Telefónica no hace trampa (o menos) y sin embargo sigue siendo duro competir con ellos. El tema es entender por qué.

Para algunos españoles Telefónica es como su equipo de fútbol. El comentario sería algo como “yo no me voy a hacer del Atletico (es del Real Madrid) porque las entradas a los partidos son más baratas”. Telefónica, para muchos españoles, es un sentimiento unido a la tradición. El consumidor español es menos entusiasta que el europeo del norte hacia la novedad. La empresa que lleva décadas en el mercado se beneficia de un fuerte factor nostalgia. También hay otro tema que ayuda mucho a Telefónica en el momento de atraer recursos humanos y dar un servicio de calidad. El trabajador español, que vive en el peor mercado laboral de Europa, valora mucho la seguridad y Telefónica atrae a muy buena gente. Además, hay que decirlo, César Alierta ha hecho un gran trabajo construyendo un gigante global que ya es sexto en el mundo a nivel de capitalización de mercado. Eso ayuda a Telefónica a darle seguridad a su gente. La época de los grandes despidos parece haber terminado. El resultado es que Telefónica es cara, pero buena, y que muchos de sus competidores hasta hace no mucho eran baratos, pero malos (aunque, como dije, en gran parte malos porque Telefónica no les interconectaba).

Pero ahora esto está cambiando. Y la mayoría de los competidores en linea fija y móvil son ahora mucho más baratos y equivalentes en servicio. Pero aún no logran suficientes clientes. Empresas como Ono, Jazztel, Yoigo, MásMovil o Simyo, tendrían que ser más grandes. En el tema móvil es interesante estudiar la situación de oligopolio que existe entre Movistar, Vodafone y Orange. Como se ve en el gráfico adjunto las alternativas, Yoigo y MásMovil, son muchísimo más baratas. ¿Pero cómo se explica que los clientes no se vayan en masa a estas empresas? En parte es porque Vodafone y Orange/Amena ya llevan muchos años machacando con publicidad y también ellos se benefician de un factor nostalgia que ya no es solo territorio de Telefónica.

Quizás otra explicación del éxito de Telefónica, y en parte Vodafone y Orange, es que el español es uno de los consumidores más llevados por la publicidad en relación al precio. Es decir, en España vale más la pena invertir en publicidad que en otros países. En el norte de Europa, por ejemplo, los consumidores son mucho más estudiosos de las ofertas. Más críticos. Sitios como Banda Ancha, que es un maravilloso ejemplo de información al consumidor, son mucho más comunes en otros países. Los consumidores en el norte de Europa, o en la Europa no latina, están mucho más organizados, son casi un movimiento. El resultado es que los timos son más comunes a consumidores de España y la Europa latina, Italia y Francia. En Francia la situación del mundo móvil es patética. Peor que aquí. Aún menos competencia. Los Yoigos simplemente no existen.

En los países latinos hay un tema de afecto hacia las marcas, y no solo de ropa. Una cuestión de status. Además el ahorro o querer ahorrar está mal visto. El ¨yo no soy tonto¨ de la alemana Media Markt está orientado a que la gente asocie pagar más con ser tonto, y no acomodado. Y todo esto le juega a favor a Telefónica. Telefónica termina siendo el operador pijo español (pijo, los que se sienten o quieren pasar por acomodados).

Pero bueno, habiendo dicho esto, un tema que ha ayudado a que Telefónica tenga que bajar precios e igual pierda cuota es la crisis. La crisis está finalmente agudizando al consumidor español. El crecimiento de Jazztel se acelera y el de los nuevos operadores móviles también. Y al final puede ser que Telefónica empiece a vivir más a más de su tamaño que crece, porque aunque pierda cuota aquí, sigue comprando afuera y haciendo buenas inversiones. Aunque parte del triunfo de Telefónica viene ahora de hacerle a los latinoamericanos lo que le hizo a los españoles. Latinoamérica tiene mercados muy competitivos, como Chile, y mercados oligopólicos como Argentina, donde el consumidor tiene pocas opciones. En Argentina no hay operadores virtuales y hay poco interés en promover la competencia. Por otro lado, en 02 Telefónica se enfrenta con las reglas de los países del norte. Y lo hace bien. En estos casos Telefónica se aprovecha de gobiernos y reguladores corruptos e incompetentes que encuentra en algunos países de Latinoamérica.

La conclusión es que a España todo llega más tarde, pero llega. Cada vez Telefónica tendrá que vivir menos del soborno como los que pagó en Argentina, menos de la trampa como las que nos hacían en Jazztel, menos de la publicidad lava cerebros, y más de trabajar día a día por tener un servicio innovador, económico y de calidad. Mientras tanto, el resto de los operadores crece en España, pero Telefónica crece afuera gracias a la brillante estrategia internacional del equipo de Alierta.

comparativa-nacional

En FON estamos estudiando salir con el Wififon con una tarifa plana mundial. Creemos que podríamos llegar a cobrar 30 euros por mes por un Wififon que se puede usar en toda la red FON, más todas las redes wifi libres, y por el que se podría llamar a todos los otros Wififon, a todos los fijos de España, a todos los fijos de la Unión Europea, a todos los fijos y móviles de USA y Canadá y a fijos de Argentina, Rusia, Taiwan y bastantes otros países (no todos).

Ahora, paradójicamente, las tarifas a móviles españoles costarían lo mismo que cuesta llamar a móviles desde un fijo español, ya que nadie puede conseguir que el oligopolio móvil baje las barreras de acceso a su sistema. Pero creo que esta tarifa puede ser interesante para gente que haga muchas llamadas internacionales y nacionales combinadas.

Últimamente, estoy pensando mucho en las técnicas de la democracia aplicadas al mundo empresarial. Ya escribí sobre la posibilidad de que una empresa como FON tenga elecciones para elegir a sus gerentes en cada ciudad entre sus habitantes, en vez de hacerlos pasar por el típico proceso de selección de un ejecutivo. Ahora, le estoy dando vueltas a otro asunto: el de la competencia. Mi pregunta es, ¿cómo puede ser que Vodafone, Movistar y Amena en España y sus pares en otros países, se pongan tan de acuerdo en seguir cobrando tarifas absurdamente altas de fijo a móvil y que el Partido Popular y el PSOE no se pongan de acuerdo en casi nada? Es decir, ¿cómo puede ser que un triopolio de telecomunicaciones produzca más colusión que un duopolio político?

Dándole vueltas al asunto terminé con esta teoría. Creo que la política produce un entorno más competitivo que los negocios con la misma cantidad de jugadores, porque es un proceso exclusionario. Si el PP y el PSOE pudieran hacer un acuerdo de cuotas de mercado (dividirse el país, por ejemplo), creo que su comportamiento sería como el de los operadores móviles. Pero, como la política es un juego en el que eres casitodopoderoso (Aznar antes de las elecciones) o casinadapoderoso (Aznar ahora), la competencia es feroz.

La democracia es, paradójicamente, un sistema monopólico de poder…pero temporal. Si Vodafone, Amena y Movistar compitieran para tener por un mandato, todo el mercado de los móviles competiría a muerte. Tal como son las cosas ahora no les conviene. Y hasta que FON entre en gran escala con sus wififons gratuitos no lo van a hacer.

Estuvimos estudiando el tema de cobertura para los Wififon y efectivamente -aunque la ventaja del coste es increíble con los Wififon sobre los GSM-, la desventaja de la cobertura también es grande. Es por esto que estamos viendo modelos de Wififon DUALES, que combinen GSM y WIFI. De esta manera, los foneros podrán hablar gratis si hay wifi y pagando si no lo hay, pero no se quedarán nunca desconectados.

Así que en FON venderemos también Wififons que llevarán tarjetas SIM y los operadores móviles ganarán con esto. Aunque caros, no hay duda de que todavía tienen las mejores redes y que pocos querrán dejar por completo su móvil actual.

Un Linus me preguntó si cuando lancemos FON en Francia los Linus franceses van a poder conectarse en España y los españoles en Francia. Mi respuesta es afirmativa. Justamente, una de las políticas más inentendibles de Vodafone, Movistar, Orange, T Mobile y todos los operadores móviles, es el tema del roaming.

En una Europa sin fronteras, en un internet global sin fronteras, ellos te sobrefacturan apenas sales de España. Nuestro plan es hacer FON en todos los países que podamos y que todos los foneros se conecten donde sea que estén. Imagínate que tienes un Wififon, vas a París y recibes llamadas en tu número “fijo” español. El que te llama paga una llamada a fijo (o nada si tiene tarifa plana a fijos) y tu no pagas nada de roaming por recibir tus llamadas en París. No sólo eso, sino que cuando haces llamadas son gratis si son a otro wififon y son tarifa tipo Skype out o Peoplecall si llamas a España o cualquier país del mundo. Lo mismo con tu ordenador portátil, PDA, ipod con wifi, cámara digital con wifi, etc.

Me duele decirlo, porque admiro a Linksys y a Skype, pero anoche probé el teléfono Skype de Linksys, el CIT200 y quedé totalmente desilusionado. ¿Los problemas? Cuesta 150 euros, no es WIFI sino DECT y funciona con un cable. En fin, tecnología de los 80 mezclada con Skype. Si no tienes tu ordenador encendido no puedes hablar.

Comparado con esto, el Wififon, que funciona tengas o no tengas tu ordenador encendido y en cualquier punto FON o red abierta, es muchísimo mejor. Skype tiene que salir con su Wififon. Le está dejando una enorme oportunidad a Microsoft para que salga con un chateador con voz sobre wifi que termine dominando totalmente el mercado. Instant Messenger ya tiene voz y video. Todo eso, en un pequeño dispositivo wifi que te llevas por la red FON y los 90 millones de europeos ya en IM, sería muy difícil de superar. Durante los primeros 10 años de la web se desarrollaron dos enormes comunidades, la de los teléfonos GSM, que tiene a una persona de cada 5 del planeta, y la de los sistemas tipo Skype, IM, ICQ, Yahoo, AOL, que tienen una persona de cada 10. Durante los próximos 5 años esos dos mundos van a fusionarse, el que lidere esa fusión pondrá contentos a muchos usuarios con un sistema con presencia, voz, video, transferencia de archivos, chat sobre una red wifi. Será muchísimo más potente que el 3G actual.

Nuestro plan en FON es lanzar primero el movimiento para tener cobertura y luego las aplicaciones, empezando por la red para teléfonos wifi a tarifas VOIP sin coste de línea para los Linus. Pero, si eres de esos pioneros Linus que no puedes esperar, te recomiendo el servicio de teléfonos WIFI de Peoplecall. Lo probé hoy y funciona muy bien. Por ahora funcionará en tu casa y donde encuentres red, pero con FON lo hará en muchos sitios más, y los WifiFONS de Peoplecall funcionarán también con FON.

Aprovecho también para agradecer a Herme García, que me estuvo asesorando hoy sobre cómo usar los WiFiFONS. Le estoy proponiendo un plan para que entre WiFiFONS y Peoplecall nos llamemos gratuitamente. Mi idea es que -a diferencia de Movistar, Vodafone y Amena, que se cobran tarifas astronómicas los unos a los otros para luego repercutirla en el cliente- entre todos los nuevos operadores VOIP no nos cobremos nada.

La idea de FON es intercambiar ancho de banda en tu casa por ancho de banda fuera de tu casa. Esto te permitirá pagar lo mismo que pagas ahora, pero tener un servicio mucho mejor, ya que tienes un país wifi. Inclusive, hoy se me ocurrió que gracias a los WIFIFON – que lanzaremos al mercado en noviembre (un teléfono móvil wifi que se conecta a FON)- más la tarifa plana de Telefónica, Jazztel o Ya.com que muchos foneros ya tienen contratada, se podría lograr algo genial para los foneros.

La idea es esta: que cada fonero conecte su wififon a la tarifa plana de su casa y, en vez de pagarnos 5c el minuto a nosotros, hable gratis. Supongo que mis colegas de marketing me dirán que esto es un “autogol”, pero aunque tendremos que encontrar otra manera de ganar pasta, desde el punto de vista usuario me parece genial usar tu propia casa para conmutar llamadas móviles a fijo y que salgan por tu tarifa plana.
Leer Más

Finalmente probé un móvil Wifi. Son increibles. No solo son muchísimo más baratos que los móviles del triopolio de Movistar, Amena y Vodafone, sino que tienen muchas otras ventajas. La voz se escucha igual o mejor, el correo electrónico vuela comparado con el GPRS o el 3G, porque el WIFI es muchísimo más rápido y además las llamadas entre todo el sistema voip (Voz sobre IP) es gratuito.

Lo tengo claro, el ataque al oligopolio de los móviles viene por aquí.
Leer Más

Lo vengo diciendo desde hace ya muchos años: la telefonía móvil en España es un verdadero timo. No sólo por lo que cuesta llamar desde un móvil, sino también por lo que cuesta llamar a un móvil. Con las nuevas ofertas de Jazztel, Terra y Ya.com, que incluyen las llamadas gratis a todos los telefonos fijos, tras pagar una suma fija por el servicio de ADSL, se pone de manifiesto lo caro que resulta llamar a un móvil. El abonado al ADSL puede hablar por teléfono todo el tiempo que desee sin pagar un céntimo de más por minuto adicional.
Leer Más

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets