Recientemente la tecnología ha centrado su atención en poner solución a nuestras barreras para el “multitasking”, es decir, al hacer varias cosas a la vez. Por ejemplo, imagínate conduciendo a la vez que recibes un tuit o un SMS en tu móvil. Si no tienes un coche que se conduzca solo, tus ojos deben estar mirando a la carretera con tus manos sobre el volante, no en tu móvil. Y esto es sólo uno de los muchos casos. Existe cada vez más un auténtico deseo de independencia visual y táctil en cualquier situación donde se requiere atención. En este sentido, estoy empezando a ver muchas oportunidades de éxito para programas que lean información en voz alta.

La mejora de programas para el reconocimiento de voz o la conversión de texto en voz ha transformado nuestras interacciones con los smartphones. Por ejemplo, el Samsung Galaxy III viene equipado con el “modo conducción”, un servicio que anuncia llamadas entrantes, que lee mensajes y también emails y que permite responderlos a través de la voz. Otro caso son los servicios de asistencia personal como Siri o Sherpa, que permiten mantener una conversación con tu móvil, accediendo a datos del teléfono, aplicaciones o páginas de Internet.

Yo particularmente los encuentro muy útiles. Dependo de mi móvil para leer noticias y actualizaciones de mis redes sociales, por eso hace unos meses creé una aplicación para Android llamada RadioMe. En septiembre se mejoró y renombró como SpotRadio y es básicamente una radio que lee tus redes sociales. Te permite recibir tus actualizaciones de Twitter, Facebook, Gmail y LinkedIn a través de voz. Personalmente me es muy útil cuando doy paseos en bici, que suelen ser largos y bien acompañados de música y noticias.

En el mercado de “DJs sociales” en forma de aplicaciones móviles tengo un estupendo competidor: The Social Radio. Su creador Roberto Gluck y yo discutimos hace poco las similitudes y diferencias entre nuestras aplicaciones con la intención de mejorar ambas.

The Social Radio tiene muchas ventajas. Su conversor texto-voz por defecto tiene una voz más realista y menos robótica tanto en su versión masculina como femenina. Reconoce dos idiomas más que SpotRadio, uno de ellos el ruso.  La aplicación tiene versión en iOS, Android y en la web, mientras que SpotRadio sólo está disponible en Android. Su interfaz es sencilla, como la de SpotRadio, y aunque tiene menos opciones para configurar la frecuencia y la duración de la música y de las noticias, el usuario tiene más capacidad de elección a la hora de recibir tuits: puedes escuchar listas personalizadas o trending topics en vez de todo el “stream”.

Sin embargo The Social Radio no lee otras redes sociales. Sólo Twitter está disponible mientras que SpotRadio puede integrar Facebook, LinkedIn, Gmail y SMS. A la vez, la aplicación consume mucho mas ancho de banda que SpotRadio porque las voces están sintetizadas en un servidor externo, no en el propio dispositivo. Además, mientras SpotRadio mantiene la información de tu cuenta dentro de la aplicación, The Social Radio requiere autorizar el acceso a tu cuenta de Twitter cada vez que se abre la aplicación. SpotRadio te ofrece tus novedades sociales de manera escrita, reconoce las actualizaciones duplicadas y evita leer lo que tu elijas no oír, opciones no disponibles en The Social Radio.

The Social Radio y SpotRadio son dos de las muchas herramientas nuevas que permiten recibir notificaciones habladas a través de tu dispositivo móvil. Ya sea para leer tu Facebook o tus emails, esta “tendencia auditiva” es práctica y cada vez más relevante para los multitarea. En cualquier caso, esta tendencia todavía debe despegar aun más de la misma forma que las tecnologías de conversión texto-voz y reconocimiento de voz siguen haciéndolo.

Lo admito, estoy obsesionado con los smartphones y la conectividad, pero probablemente tú también lo estés.

Mi idea de pasar un día sin Blackberry no obtuvo el resultado deseado. No abandoné la Blackberry sino que al final lo que hice fue pasar de la Torch a la BB 9700. Mi BB 9700 es un modelo de USA, de T-Mobile que tengo liberado, así lo puedo usar tanto en Europa como en USA. De todas formas, siempre llevo conmigo mi iPhone 4 y mi HTC HD.

No pude dejar la BB por una única razón: el teclado. Simplemente no puedo teclear muy rápido con mi iPhone, no importa cuánto lo intente. Y lo llevo intentando desde 2008. Envidio a la gente que lo ha conseguido. Para mí que los símbolos estén en una segunda pantalla y la manera  de  cambiar el idioma es un verdadero impedimiento. Android es mejor en esto. Puedo teclear más rápido en mi HTC HD con Swiftkey (una apliación asombrosa) pero no tan rápido como con la BB cuyas teclas en relieve están preparadas para los pulgares e incluso tiene un trackpad. Mis hijas están de acuerdo conmigo, dicen que teclear en el cristal con las uñas largas es complicado. La Blackberry Bold es mi principal elemento de comunicación para  mensajes, emails e incluso para postear. La BB Bold es mi herramienta de trabajo. Android y iPhone son mis alternativas para el ocio. Con la BB soy yo el que crea los contenidos. El Android y el iPhone los utilizo para disfrutar los contenidos que otros crean. La BB Bold es crucial en mi vida porque mi esposa y mis tres hijos mayores tienen Blackberries y utilizamos el sistema de mensajes (BBM) para comunicarnos. Muchos creen que las Blackberries son para gente mayor pero en la Universidad de Columbia, la Universidad de Nueva York (NYU) y en los institutos de secundaria de España, las Blackberries se utilizan muchísimo. Además, Blackberry es la única que me ofrece un servicio de roaming mundial a través de Movistar por sólo 20 euros más al mes. Con Android o iPhone, si no puedo conectarme a Fon u otra red WiFi, conectarme me saldría carisimo.

Así que, aunque parezca una locura, siempre llevo encima mis 3 smartphones.

Utilizo el iPhone y el Android para diferentes tipos de aplicaciones, que como todos sabemos, en la BB son pésimas.

Tengo que utilizar ambos dispositivos porque ninguno de ellos tiene suficiente batería para utilizarlo durante todo el día, así que los voy alternando. Creo que la gente en California no tiene ese problema porque viven prácticamente en sus coches, y los trabajadores de Apple y Google no llegan a darse cuenta de cuanta batería su software/cpu y otros chips consume. Ellos recargan sus smartphones mientras esperan en los atascos de tráfico. En el resto del mundo, es necesario que se mejoren las baterías o deberán instalar enchufes para recargarlas en los autobuses o en el metro.

En mi caso, no solo utilizo los smartphones, sino que reconozco que abuso de ellos. Los utilizo constantemente. Salgo en bicicleta prácticamente todos los días utilizando aplicaciones como Endomondo, aplicaciones de música como Spotify, también utilizo RadioMe en Android; Twitter, Facebook, G+ en Android y en iPhone (lo quiero en BB). Y también utilizo Seesmic para postear de forma múltiple. Dropbox para enviar archivos …

En ocasiones, le presto mi iPhone a mi hijo de 4 años que incluso abusa de este mucho más que yo. Es capaz  de jugar hasta en 20 juegos diferentes, ver vídeos, fotografías… Si cuando la gente hace referencia a que iPhone es para gente joven, si se refieren a niños de 4 años, estoy de acuerdo con ellos. Los niños pequeños encuentran en un iPhone el dispositivo ideal. A veces yo juego con él a Chopper o Angry Birds, y otras veces también juego yo sólo. El iPhone es sin duda el rey de los juegos.

Cuando hago cosas de mayores, utilizo Navionics (una aplicación sorprendente) para navegar y también aplicaciones de fotografía como Instagram (iPhone) o Picplz (Android). A menudo convierto mi Android o iPhone en un hotspot para el MacBook Air o iPad. Utilizo el BBM muchísimo, los PINs, Google Maps, Latitude, Whatsapp, Rebtel (para BB, es una aplicación muy buena que permite ahorrar dinero en las llamadas internacionales), Skype en iPhone y Android, Gmail – en todos lados, claro – la aplicación de WordPress para subir mis posts (esta funciona con las tres plataformas pero es mejor la de BB porque se sube igual que en Tumblr). Sonos controller está disponible para Android y iPhone, no para BB. Me encanta AirPlay en mi iPhone  ya que  a través de Airport Expresss puedo escuchar Spotify o iTunes en mi equipo de música. Utilizo con Android las aplicaciones de Fon, que me conectan automáticamente a cualquier red WiFi de Fon que esté al alcance. Y también disfruto de otras aplicaciones de música como Rdio o Grooveshark, más que aplicaciones para mi son como diferentes emisoras de radio, ninguna es buena para todo. Y por supuesto, utilizo las cámaras para hacer fotografías o vídeos, sin duda iPhone es el mejor en esto. Y luego está el tema de las copias de seguridad, porque estas aplicaciones a veces fallan, como las de deportes. Cuando salgo a andar en bici llevo dos smartphones recogiendo datos, Endomondo en el Android y Runkeeper en el iPhone, así me aseguro de tener una copia si alguno falla. ¿La mejor aplicación para hacer copias de seguridad? Dropbox, funciona en todos lados 🙂

Ahora, lo que casi nunca hago desde cualquiera de estos smartphones es enviar mensajes de texto o hacer llamadas.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets