Los huracanes inundan a los Estados Unidos. A veces ocurre en Miami y ahora fue el turno de Nueva Orleáns. En Europa ocurre algo similar, aunque en este caso como producto de fuertes lluvias y no de huracanes. El caso más terrible de los últimos tiempos fue la inundación de Praga en el año 2002.

Ahora bien, si uno compara estos dos casos, queda claro que existe una gran diferencia entre uno y el otro: mientras que en USA la noticia del huracán es seguida por otras que informan sobre un gran número de personas descontroladas que saquean los negocios, en Europa las noticias informan sobre los daños ocasionados por las fuertes lluvias, sin hacer referencia alguna a episodios de saqueo, asesinatos o cualquiera de las otras atrocidades que están ocurriendo en USA.
Leer Más

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets