Recientemente la tecnología ha centrado su atención en poner solución a nuestras barreras para el “multitasking”, es decir, al hacer varias cosas a la vez. Por ejemplo, imagínate conduciendo a la vez que recibes un tuit o un SMS en tu móvil. Si no tienes un coche que se conduzca solo, tus ojos deben estar mirando a la carretera con tus manos sobre el volante, no en tu móvil. Y esto es sólo uno de los muchos casos. Existe cada vez más un auténtico deseo de independencia visual y táctil en cualquier situación donde se requiere atención. En este sentido, estoy empezando a ver muchas oportunidades de éxito para programas que lean información en voz alta.

La mejora de programas para el reconocimiento de voz o la conversión de texto en voz ha transformado nuestras interacciones con los smartphones. Por ejemplo, el Samsung Galaxy III viene equipado con el “modo conducción”, un servicio que anuncia llamadas entrantes, que lee mensajes y también emails y que permite responderlos a través de la voz. Otro caso son los servicios de asistencia personal como Siri o Sherpa, que permiten mantener una conversación con tu móvil, accediendo a datos del teléfono, aplicaciones o páginas de Internet.

Yo particularmente los encuentro muy útiles. Dependo de mi móvil para leer noticias y actualizaciones de mis redes sociales, por eso hace unos meses creé una aplicación para Android llamada RadioMe. En septiembre se mejoró y renombró como SpotRadio y es básicamente una radio que lee tus redes sociales. Te permite recibir tus actualizaciones de Twitter, Facebook, Gmail y LinkedIn a través de voz. Personalmente me es muy útil cuando doy paseos en bici, que suelen ser largos y bien acompañados de música y noticias.

En el mercado de “DJs sociales” en forma de aplicaciones móviles tengo un estupendo competidor: The Social Radio. Su creador Roberto Gluck y yo discutimos hace poco las similitudes y diferencias entre nuestras aplicaciones con la intención de mejorar ambas.

The Social Radio tiene muchas ventajas. Su conversor texto-voz por defecto tiene una voz más realista y menos robótica tanto en su versión masculina como femenina. Reconoce dos idiomas más que SpotRadio, uno de ellos el ruso.  La aplicación tiene versión en iOS, Android y en la web, mientras que SpotRadio sólo está disponible en Android. Su interfaz es sencilla, como la de SpotRadio, y aunque tiene menos opciones para configurar la frecuencia y la duración de la música y de las noticias, el usuario tiene más capacidad de elección a la hora de recibir tuits: puedes escuchar listas personalizadas o trending topics en vez de todo el “stream”.

Sin embargo The Social Radio no lee otras redes sociales. Sólo Twitter está disponible mientras que SpotRadio puede integrar Facebook, LinkedIn, Gmail y SMS. A la vez, la aplicación consume mucho mas ancho de banda que SpotRadio porque las voces están sintetizadas en un servidor externo, no en el propio dispositivo. Además, mientras SpotRadio mantiene la información de tu cuenta dentro de la aplicación, The Social Radio requiere autorizar el acceso a tu cuenta de Twitter cada vez que se abre la aplicación. SpotRadio te ofrece tus novedades sociales de manera escrita, reconoce las actualizaciones duplicadas y evita leer lo que tu elijas no oír, opciones no disponibles en The Social Radio.

The Social Radio y SpotRadio son dos de las muchas herramientas nuevas que permiten recibir notificaciones habladas a través de tu dispositivo móvil. Ya sea para leer tu Facebook o tus emails, esta “tendencia auditiva” es práctica y cada vez más relevante para los multitarea. En cualquier caso, esta tendencia todavía debe despegar aun más de la misma forma que las tecnologías de conversión texto-voz y reconocimiento de voz siguen haciéndolo.

Viví de pequeño en Argentina, después en Estados Unidos durante 18 años, más tarde otros 17 años en España y ahora acabo de regresar a Estados Unidos. Este artículo va a tocar un solo tema. El aguante a la crítica. A la crítica, que es el primer paso para el cambio, para resolver la crisis, para evolucionar, para mejorar, para crecer. Y digo esto después de vivir en un país como España, que tiene una tolerancia que yo considero mínima hacia la crítica. Como dije una vez sobre España en Twitter “cuando digo que España es maravillosa me dicen que es una mierda pero cuando digo que es una mierda me dicen que me vaya”.

Así es que recién llegado a Estados Unidos me invitaron a ser Lider Intelectual en LinkedIn, lo que supone una plataforma más además de mi blog para poder divulgar mis ideas. Y como muchos ya descubrieron hoy son pocas las ideas que se transmiten a través de una revista o inclusive un libro. Si uno quiere llegar a la gente de una manera rápida y eficaz nada mejor que las redes sociales, especialmente LinkedIn una red en la cual el nivel intelectual es alto y la gente se comporta “como en el trabajo”. Y porque tengo una mentalidad crítica vaya donde vaya, uno de los primeros artículos que escribí se llama “Lo que está mal en Estados Unidos“. En este artículo, que fue publicado a posta el día de las elecciones, se podría decir que le doy a palos a este país. Critico la sanidad pública, la baja esperanza de vida, la mala distribución de los ingresos, el peligroso amor por las armas de fuego, el altísimo e innecesario gasto militar, en definitiva toco todos los temas más duros de la realidad norteamericana. Es lo que en España se podría considerar una crítica feroz. Algo que si lo escribiera en España, especialmente siendo extranjero, me costaría la enemistad de muchos y el comentario que recibí tantas veces, aún siempre criticando desde el amor, que es “vete a tu casa”.

Pero en Estados Unidos, donde la gente tiene una óptica diferente, donde considera la crítica un paso indispensable al cambio y a la mejoría, es increíble lo que pasó con este artículo. Primero que tuvo una enorme divulgación, lo vieron 96 mil personas. Luego tuvo más de 1000 likes en Facebook, más de 200 retweets, más de 300 comentarios que recomiendo que si tienes tiempo, sabes inglés o usas un traductor en tu navegador, los leas porque son buenísimos (¡y nadie me mandó a vivir de vuelta a la Argentina!). Es más, aquí tienes un programa de televisión en el que se habló del artículo. Lo comparto para que entiendas por qué Estados Unidos es la economía número uno del planeta: por la capacidad de rescatar lo bueno de la crítica, el amor de la crítica, el deseo de mejora de la crítica.

Me alegro mucho de anunciar que he actualizado una aplicación mía.

La app RadioMe para Android ha sido mejorado a SpotRadio. Se me ocurrió crear una aplicación tipo “DJ social” durante un recorrido en bicicleta. Suelo escuchar música cuando salgo en bici, pero últimamente empecé a sentir que estaba demasiado desconectado durante esas horas. Por eso, he creado la app para escuchar mis redes sociales en vez de verlas. Creo que este es el comienzo de una tendencia que será bastante potente.

La experiencia es especialmente buena cuando haces deporte o conduces. Te permite escuchar Spotify o cualquier music player de Android y cuando recibes las actualizaciones, SpotRadio te pausa la música y te lee tus noticias personales.

Al descargar y abrir la app vas al signo + y agregas Twitter, Facebook, Gmail, sms, Linkedin… en fin, lo que quieras. Y luego le dices a SpotRadio como quieres que funcione– por ejemplo, para mi lo ideal es 5 minutos de música, luego pausa la música, y 2 minutos de noticias personales.

Después tienes que ir al marketplace y descargarte SVOX y pagar por las voces de los idiomas que hables. Si no haces eso tienes las voces TTS Pico, gratuitas con Android, pero pésimas y la experiencia es malísima.

Luego está el tema de los idiomas. Mi vida es en muchos idiomas, recibo cosas en inglés, castellano, italiano, francés y alemán. Lo normal es uno solo o dos, pero bueno tu eliges tus idiomas y SpotRadio reconoce en que idioma está tu Facebook o Twitter y te pone la voz apropiada para el idioma.

Y más…

  • En la barra de notificación del Android te indica si la app está hablando, descargando las actualizaciones o esperando.
  • Si suena el teléfono la app hace una pausa automáticamente.
  • Las actualizaciones duplicadas son reconocidas y sólo te lee una.

Espero que te guste tanto como a mí.

Esta aplicación fue diseñada por mí y construida por Alberto Alonso Ruibal.

Este post sobre como utilizo los “social media” empezó en Google+ y lo traslado ahora a mi blog. Espero que lo encontréis útil.

Facebook

Facebook es sólo para amigos. Solía tener 4000 “amigos” y ahora tengo unos 600. Perdonadme si os borré, pero ahora por lo menos conozco bien a todos, aunque sea virtualmente. Facebook es para mi vida privada y utilizo la opción “solo amigos” muchísimo. Se que Facebook se muere por conseguir que comparta todo con todo el mundo y así generar más actividad e impresiones y son muchos los usuarios que lo utilizan así. Yo combato a Facebook en ése aspecto y algunas veces pierdo. Me molesta que de vez en cuando aparezca un amigo de un amigo a quien ni conozco, aunque suele ser buena gente. En términos de cortesía, Facebook se lleva la palma. La única actividad no privada para la que utilizo Facebook son los grupos. Los grupos son útiles para conectar y discutir sobre ciertos temas concretos, como el grupo que creé para padres con hijos en la escuela Montessori.

Google+

Utilizo Google+ para borradores. Cuando tengo una idea, la escribo primero en Google+ para recibir comentarios, críticas y así mejorarla o modificarla hasta conseguir un post más completo. Luego busco más información y la reescribo en mi blog personal, generalmente en inglés. Este post es un buen ejemplo del proceso, se irá modificando y mejorando con el tiempo. Por cierto, no me importa cambiar o mejorar mis artículos en base a las críticas que recibo y no soy muy estricto a la hora de dar crédito a los demás por mejorar o destrozar mis artículos. Tomo las críticas que me gustan. Si que dibujo una línea con respecto a las ideas originales, las respeto y no me las adjudico. Si que creo que las críticas sobre mis ideas también son mías, y no creo que cada vez que cambio algo en mi post tenga que avisar que punto o coma quité. Siempre digo que mis artículos están en constante proceso de mejora.

Twitter

Utilizo Twitter muchísimo, para leer y para producir contenido. Leo también en Google+, pero menos. Twitter es como uno de esos resúmenes de noticias de los que aparecen en la parte inferior de la CNN (o aparecían, hace mucho tiempo que no veo la TV). Twitter es genial para conocer noticias de última hora y también para interacciones cortas y momentos divertidos. Twitter está intentando matar el DM y eso es malo. Deberían quitar la limitación de 140 caracteres en los DM así se pueden tener discusiones privadas más profundas. Como Facebook, Twitter tiene un problema con las conversaciones privadas y la privacidad, y eso limita su crecimiento. Twitter no debería contar los caracteres de los links para poder tener esos caracteres extras si los necesitas, o subir el contador un poco para poder utilizar Twitter para la atención al cliente, como hacemos en Fon.

Tumblr

Utilizo Tumblr de una forma similar a Google+ pero para artículos más cortos. Soy consciente de que todo lo que escribo en Tumblr aparece en mi cuenta de Twitter porque están conectadas. Tumblr es genial para descubrir contenido visual. Su plataforma de descubrimiento es aún un poco pobre (soy inversor en Tumblr) pero sé que va a mejorar. Tampoco tiene la opción de habilitar comentarios, cosa que por un lado es buena: te ahorras los trolls y hay mejor ambiente; pero por otro lado es mala, ya que todo el debate se traslada a Twitter y se pierden comentarios muy válidos. En Tumblr se pueden encontrar algunos creadores de contenido que casi solo se encuentran allí. En Tumblr sigo fotografía, ciencia y medicina, es como una revista. Solía usar Tumblr como forma de autoexpresión y sigo haciéndolo, pero ahora me gusta también descubrir lo que los demás tienen que decir. Hay un cierto nivel estético y de profesionalidad en Tumblr que no se encuentra en otros sitios.

Pinterest

No entiendo Pinterest. Lo veo como algo parecido a Tumblr pero más caótico. No hay demasiados productores de contenido. Es un poco “mira Papá lo que he encontrado”. Soy padre de 5 hijos y estoy acostumbrado a estos momentos. No me gusta que no se centre en la creación de contenido propio. Creo que podría tener una utilidad como un archivo de imágenes que encuentras por Internet y que puedes mantener en privado. Además, la app para Android no te deja postear, sólo mirar.

Path

Empecé a usar Path hace poco tiempo. Está muy bien diseñado y es muy, muy visual. Lo uso junto con las apps de fotografía para compartir fotos desde mi iPhone o mi Samsung Galaxy. Uso Path para compartir la mejores fotos hechas con el teléfono y que capturan escenas puntuales de mi vida. Como un tweet pero visual. Sé que se puede hacer mucho más con Path pero yo lo uso con esa finalidad. Conozco a la gente que contacta conmigo en Path, suelen ser amigos.

Flickr y Picasa

Flickr me encanta, pero me da la sensación de que está muriendo. Es una pena porque hay una gran cantidad de fotografía de calidad y yo soy fotógrafo amateur. Uso Flickr para las fotografías que hago con mis cámaras, ya sea la Leica M9 o la Canon 5D Mark II. Últimamente he probado 500px y creo que es una versión más moderna de Flickr. Además su app para iPad es genial. También utilizo Google+ Photos antes Picasa. Me gusta que sincronice las fotos desde mi Android de la misma forma que desde el iPhone van a iPhoto. Los dos sistemas son buenos para no perder ninguna foto, aunque tengas que borrar muchas. Me gustaría que me preguntara si quiero que se suban.

Apps de fotografía

Me encanta Snapseed para iPhone y iPad. Es simple, está bien diseñada y puedes tomar muy buenas fotografías y colgarlas en tus redes sociales. También uso Instagram, aunque a veces con fotos que tomé con Snapseed, sino todas las instagrams acaban pareciéndose mucho. En Instagram también tienen una gran comunidad de buena gente.

Vídeo

YouTube es otra bestia. En el mundo del vídeo prefiero Vimeo, pero YouTube tiene una mayor audiencia, que ha dado millones de visualizaciones  a mis vídeos  por lo que siempre acabo colgándolos allí a pesar del pésimo nivel de los comentarios. Casi nunca he visto a una persona inteligente comentar en YouTube. El infierno de Dante decía “lasciate ogni speranza voi che entrate” y esto se puede aplicar hoy en día al nivel de los comentarios de YouTube. Muchas veces no dejo comentar a la gente en mis vídeos  para evitar comentarios racistas e idioteces. Vimeo es otro mundo, es como Tumblr para vídeo. Los vídeos tienen mayor calidad y belleza.

Foursquare y Google Maps

Foursquare se centra tanto en el estúpido juego de ser el major de tu propio baño que a veces uno se olvida de que es como un Spotify para las localizaciones geográficas. Es interesante encontrar una lista con una buena selección de restaurantes en South Beach, Miami, por ejemplo. Las listas han mejorado en las últimas actualizaciones. También utilizo mucho Google Maps. Invertí en Dopplr y Plazes, siempre he creído en el valor social que tiene explorar ciudades y se que aún hay trabajo por hacer en este aspecto. Google y Foursquare están a medio camino con soluciones distintas a necesidades similares.

LinkedIn

Perdonad Reid y Jeff, no utilizo LinkedIn. Lo he probado muchas veces pero no consigo encontrarle un uso. No os preocupéis por mi, tenéis a millones de personas que realmente importan y LinkedIn es una gran compañía. Como emprendedor, no he encontrado una forma de estar en LinkedIn y no verme inundado por peticiones de amistad de trabajadores y antiguos trabajadores, de los que tengo miles y supone un gran trabajo para tan pocas ganancias. LinkedIn es perfecto para grandes corporaciones y ejecutivos, no para mi.

Podio

Lo que LinkedIn podría hacer por mi, siendo una red social para el trabajo, es algo que Podio si hace por mi de otra forma. Podio es el Facebook interno de Fon, y como tal, hace un gran trabajo.

Plataformas de mensajería

¿Es la mensajería social media? Yo creo que sí. Skype es social por naturaleza y lo utilizo tanto en situaciones muy íntimas como en entrevistas de trabajo. También utilizo BBM con dos de mis hijos que siguen con Blackberry y con algunas pocas personas que no lo han abandonado. Whatsapp me mantiene en contacto con todos los que están en distintas plataformas. Es asombroso como se han librado del hecho de que si tienes el número de teléfono de alguien puedas escribirle sin que él acepte. Te vienen ganas de cambiar de número sólo para que los fantasmas del pasado no te persigan. GTalk y Google+ Messenger los utilizo rara vez, sólo con un amigo en concreto al que le encanta. Casi no mando SMS y no he usado MSN y Yahoo en años. Utilizo muchísimo el email, me gusta su asincronía. Me encanta Gmail, es brillante.

Blogs

A parte del mío propio, los blogs son una buena forma de ser socialmente activo, leyendo y dejando comentarios. Leo unos cuantos blogs, la mejor forma de verlos es mi página pública de Netvibes. Los RSS murieron un poco con Twitter, pero no para mi. Me encanta la forma en que Netvibes presenta todos los blogs en una sola página en mi MacBook o PC. Leo muchos blogs profesionales como por ejemplo los de Hipertextual o GigaOm.

Mis blogs en español e inglés en WordPress

Intento mantener un cierto nivel de calidad en mis blogs. Son mi carta de presentación, así que mejor salir bien :). Tengo apps para iPhone, Blacberry para bloguear desde el móvil, pero generalmente lo hago desde mi MacBook después de testear las ideas en Google+ o Tumblr.

Noticias

En español me encanta Meneame y en inglés Reddit. Creo que la sabiduría de las masas es realmente un buen editor de contenidos y frecuentemente comento.

Música y Aprender idiomas

Éstas y otras actividades no sociales también se están socializando. Utilizo mucho Spotify para escuchar música y hasta Busuu para aprender idiomas.

Los idiomas en Social Media

En mi caso es un tema complicado. Escribo más en inglés porque el mejor contenido de la web se encuentra en inglés. Aunque hay mucha gente que habla castellano, no hay muchas noticias sobre ciencia o ideas radicales escritas en castellano. También entiendo francés, italiano, portugués y catalán. El catalán es a los idiomas lo que Path a las redes sociales :). El francés es probablemente el siguiente idioma en el que se encuentra más contenido y menos en italiano y portugués. Estoy aprendiendo alemán, si hablara alemán seguramente me daría la sensación que hay más contenido, pero los alemanes y países del norte de Europa suelen tener una élite que escribe en inglés, y eso es genial.

Gadgets y Social Media

Hay otro ángulo interesante en todo este asunto y es que muchas redes sociales son específicas para cada dispositivo. Path por ejemplo, no está en la web sólo como app móvil. El iPhone está muy bien para fotografía y tienes por ejemplo Instagram, que te permite postear a Tumblr o las otras redes sociales, pero no a Google+, que se está construyendo  a base de productos Google (un error). Utilizo el iPhone 4S, el Samsung Galaxy SII (que es genial) y la nueva Blackberry Bold 9900, que aún es el dispositivo más rápido y pequeño para escribir e intercambiar mensajes, pero es demasiado pobre para lo demás. También utilizo el iPad, que es perfecto para descubrir contenido pero no tanto para producirlo. Finalmente tengo mi MacBook Pro, que es perfecto para escribir rápido, editar vídeo y fotografía.

Traducción del post original en inglés.

Lo admito, estoy obsesionado con los smartphones y la conectividad, pero probablemente tú también lo estés.

Mi idea de pasar un día sin Blackberry no obtuvo el resultado deseado. No abandoné la Blackberry sino que al final lo que hice fue pasar de la Torch a la BB 9700. Mi BB 9700 es un modelo de USA, de T-Mobile que tengo liberado, así lo puedo usar tanto en Europa como en USA. De todas formas, siempre llevo conmigo mi iPhone 4 y mi HTC HD.

No pude dejar la BB por una única razón: el teclado. Simplemente no puedo teclear muy rápido con mi iPhone, no importa cuánto lo intente. Y lo llevo intentando desde 2008. Envidio a la gente que lo ha conseguido. Para mí que los símbolos estén en una segunda pantalla y la manera  de  cambiar el idioma es un verdadero impedimiento. Android es mejor en esto. Puedo teclear más rápido en mi HTC HD con Swiftkey (una apliación asombrosa) pero no tan rápido como con la BB cuyas teclas en relieve están preparadas para los pulgares e incluso tiene un trackpad. Mis hijas están de acuerdo conmigo, dicen que teclear en el cristal con las uñas largas es complicado. La Blackberry Bold es mi principal elemento de comunicación para  mensajes, emails e incluso para postear. La BB Bold es mi herramienta de trabajo. Android y iPhone son mis alternativas para el ocio. Con la BB soy yo el que crea los contenidos. El Android y el iPhone los utilizo para disfrutar los contenidos que otros crean. La BB Bold es crucial en mi vida porque mi esposa y mis tres hijos mayores tienen Blackberries y utilizamos el sistema de mensajes (BBM) para comunicarnos. Muchos creen que las Blackberries son para gente mayor pero en la Universidad de Columbia, la Universidad de Nueva York (NYU) y en los institutos de secundaria de España, las Blackberries se utilizan muchísimo. Además, Blackberry es la única que me ofrece un servicio de roaming mundial a través de Movistar por sólo 20 euros más al mes. Con Android o iPhone, si no puedo conectarme a Fon u otra red WiFi, conectarme me saldría carisimo.

Así que, aunque parezca una locura, siempre llevo encima mis 3 smartphones.

Utilizo el iPhone y el Android para diferentes tipos de aplicaciones, que como todos sabemos, en la BB son pésimas.

Tengo que utilizar ambos dispositivos porque ninguno de ellos tiene suficiente batería para utilizarlo durante todo el día, así que los voy alternando. Creo que la gente en California no tiene ese problema porque viven prácticamente en sus coches, y los trabajadores de Apple y Google no llegan a darse cuenta de cuanta batería su software/cpu y otros chips consume. Ellos recargan sus smartphones mientras esperan en los atascos de tráfico. En el resto del mundo, es necesario que se mejoren las baterías o deberán instalar enchufes para recargarlas en los autobuses o en el metro.

En mi caso, no solo utilizo los smartphones, sino que reconozco que abuso de ellos. Los utilizo constantemente. Salgo en bicicleta prácticamente todos los días utilizando aplicaciones como Endomondo, aplicaciones de música como Spotify, también utilizo RadioMe en Android; Twitter, Facebook, G+ en Android y en iPhone (lo quiero en BB). Y también utilizo Seesmic para postear de forma múltiple. Dropbox para enviar archivos …

En ocasiones, le presto mi iPhone a mi hijo de 4 años que incluso abusa de este mucho más que yo. Es capaz  de jugar hasta en 20 juegos diferentes, ver vídeos, fotografías… Si cuando la gente hace referencia a que iPhone es para gente joven, si se refieren a niños de 4 años, estoy de acuerdo con ellos. Los niños pequeños encuentran en un iPhone el dispositivo ideal. A veces yo juego con él a Chopper o Angry Birds, y otras veces también juego yo sólo. El iPhone es sin duda el rey de los juegos.

Cuando hago cosas de mayores, utilizo Navionics (una aplicación sorprendente) para navegar y también aplicaciones de fotografía como Instagram (iPhone) o Picplz (Android). A menudo convierto mi Android o iPhone en un hotspot para el MacBook Air o iPad. Utilizo el BBM muchísimo, los PINs, Google Maps, Latitude, Whatsapp, Rebtel (para BB, es una aplicación muy buena que permite ahorrar dinero en las llamadas internacionales), Skype en iPhone y Android, Gmail – en todos lados, claro – la aplicación de WordPress para subir mis posts (esta funciona con las tres plataformas pero es mejor la de BB porque se sube igual que en Tumblr). Sonos controller está disponible para Android y iPhone, no para BB. Me encanta AirPlay en mi iPhone  ya que  a través de Airport Expresss puedo escuchar Spotify o iTunes en mi equipo de música. Utilizo con Android las aplicaciones de Fon, que me conectan automáticamente a cualquier red WiFi de Fon que esté al alcance. Y también disfruto de otras aplicaciones de música como Rdio o Grooveshark, más que aplicaciones para mi son como diferentes emisoras de radio, ninguna es buena para todo. Y por supuesto, utilizo las cámaras para hacer fotografías o vídeos, sin duda iPhone es el mejor en esto. Y luego está el tema de las copias de seguridad, porque estas aplicaciones a veces fallan, como las de deportes. Cuando salgo a andar en bici llevo dos smartphones recogiendo datos, Endomondo en el Android y Runkeeper en el iPhone, así me aseguro de tener una copia si alguno falla. ¿La mejor aplicación para hacer copias de seguridad? Dropbox, funciona en todos lados 🙂

Ahora, lo que casi nunca hago desde cualquiera de estos smartphones es enviar mensajes de texto o hacer llamadas.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets