Mariano Rajoy en Barcelona

Image via Wikipedia

El Partido Popular consiguió ayer una victoria histórica en nuestro país. En las pasadas elecciones hace cuatro años, apoyé de mala gana a los socialistas y a Zapatero, pero tras su desastroso gobierno durante el cual se triplicó la tasa de desempleo, decidí en esta ocasión apoyar de mala gana a los populares. A pesar de mi tibio apoyo, considero que Mariano Rajoy es un hombre que no entiende el conjunto de la economía global. Una de las principales razones es que no habla inglés. Tenemos un Presidente que sabe que gran parte de la solución al problema de este país no está en manos de quienes hablan español pero el sólo vive su vida en traducción, una pobre condición para gente de poca cultura.  Hoy en día ni un camarero consigue un trabajo sin hablar inglés pero resulta que el Presidente sí.

España necesita una mejor integración con el resto de la UE y con otros países del mundo, pero no va a poder ser él quien esté al frente de estas relaciones con el resto de los líderes globales, quien lidere las negociaciones en nombre de España, porque en los momentos claves, cuando haya que entablar amistades con otros líderes, cuando haya que convencer a los demás de sus ideas, no va a poder argumentarlas salvo que sea con un traductor. Todos los que tenemos algo que ver con España, una economía importante en tamaño, sólo algo menor que la de California, esperamos al menos que Rajoy se rodee de un equipo que sí sepa entender a las economías mundiales y que pueda conseguir lo mejor para el país.  Un grupo de gente que sepan detectar qué es lo que las economías más exitosas del mundo están haciendo y sepan adaptar sus mejores políticas a España. Además, este cambio también sucede en un momento donde los principales mercados financieros han perdido la fe en la capacidad de España para autofinanciarse y desde que compartimos el problema con Italia, con una deuda de alrededor de 2 billones de euros, aún tenemos menos espacio para actuar. Rajoy comienza su mandato en unas condiciones muy difíciles. Personalmente, me gustaría que Rodrigo Rato, ex director del FMI, estuviese al frente en estos momentos. Él hubiese sido el mejor candidato del PP para representar a España y negociar con Alemania y los demás países de la UE en esta situación de crisis.  Creo que una de las desgracias de España es que el español medio no entiende lo que necesitamos de un presidente.

Enhanced by Zemanta
Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets