Cuando era chico y vivía en la Argentina, el movimiento psicoanalítico era muy fuerte. Yo tenía unos pocos años de vida y recuerdo que trataba de entender por qué mi mamá había ido tantos años al psicoanalista. La explicación que me dieron entonces es que, mientras que otras corrientes de la psicología se enfocan en los síntomas -que en el caso de mi madre podía ser la fobia a volar-, el psicoanálisis intenta llegar a la raíz de los problemas. El resumen del argumento que yo escuchaba era básicamente el siguiente: si mi madre asistía a otro tipo de terapia, quizás podría volar. Si enfocaba en los síntomas, al poco tiempo sus fobias se manifestarían de otra manera. En cambio, si se centraba en las raíces del problema, la terapia sería más extensa en cuanto a sesiones, pero en última instancia volaría y no aparecerían nuevas fobias.
Leer Más

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets