Solía pensar que Israel era diferente a sus vecinos, pero estoy empezando a cambiar de opinión. “Mis creencias son mejores que las tuyas” no resulta ser la mejor fórmula para alcanzar la paz en la región. Como judío secular que soy me sentiría muy incómodo si viviese en Israel con un gobierno, cuyo Ministro del Interior –  Eli Yishai – hace comentarios como que las Fuerzas de Defensa de Israel (IDF) fallaron en la Segunda guerra del Líbano porque las tropas no rezaron.

Eli Yishai via Wikipedia

Eli Yishai via Wikipedia

Se entiende por tanto que Europa, mayoritariamente secular, se sienta cada vez más alejada de Israel  mientras que por el contrario USA, mayoritariamente religiosa, se sienta más identificada con ellos. A Israel le gusta afirmar que Europa es antisemita, pero aunque esto tenga algo de verdad, especialmente en España (busca en google: es difícil ser judio en España), lo que es cierto es que los políticos europeos no hablan generalmente de Dios y mucho menos como si a Dios le gustasen los judios y no los musulmanes. Personalmente creo que existe un problabilidad muy pequeña de que Dios exista pero incluso si existiese, existe una probabilidad aún menor de que perteneciese a cualquier religión. Creo que la existencia de Dios es en si misma una entidad bastante improbable pero si existiese, ¿cual sería el vínculo entre Dios y cualquier Religión en particular? Para mi la utilización de Dios dentro de la Religión es una justificación que algunos utilizan para hacer el bien pero que en su mayor parte muchos utilizan como símbolo de su propia tribu en contra de otra. En muchos casos, Dios dentro de una religión se utiliza para justificar el asesinato y eso hace +la Religión ajena a mí.

Atrás quedaron los días en los que Israel estaba liderada por agnósticos o ateos como Golda Meir que cuando una vez le preguntaron si creía en Dios ella respondió: creo en el pueblo judío y el pueblo judío cree en Dios. Ahora Israel está liderada por quienes creen que Dios está de su lado y eso es bastante peligroso.

Acabo de estar reunido con Cristobal Montoro en la sede del PP en Madrid.  Durante la reunión  le presenté este plan para hacer del 2012 el año del empleo en España.  El plan es sencillo y consiste en que durante el año 2012 y sólo durante el 2012, las empresas que aumenten plantilla y sobre el número que tenían en diciembre del 2011, van a poder contratar empleados y no tener que contribuir con las cargas sociales de los mismos.  En el año 2013 contribuirán con el 25% de las mismas, en el año 2014 con el 50%, 2015 con el 75% y en el año 2016 esa cohorte de empleados del 2012 serán igual que todos los demás empleados.  Lo mismo con las indemnizaciones. Para los nuevos  empleados contratados durante el 2012 la empresa no pagará indemnización el primer año, pagará el 25% el segundo, el 50% el tercero, el 75% el cuarto y en el 2016 los empleados del 2012 serán iguales a los demás en términos de indemnizaciones.  La idea es que como tenemos 5 millones de personas en el paro, este aumento de plantilla vendrá en gran parte de esta gente que cobra el paro, en vez de que se produzca un beneficio inmediato cuando una persona que sale del paro se emplea, ese beneficio para el gobierno se producirá de forma escalonada.  Este es un plan que no le costaría nada al gobierno porque primero se beneficiaría de dejar de pagar el paro, más el efecto multiplicador de estos empleados y luego de las cargas sociales que le llegarían en los años siguientes.  Y los empleados serían iguales a todos los otros empleados salvo en el tema de las indemnizaciones en las que igualarían a los demás empleados en 4 años.

Montoro

Image by PPCYL – Partido Popular de Castilla y León via Flickr

Al comentar el plan también hablamos de detalles para que las empresas no hagan trampas, es decir no despidan para contratar.  En esto lo importante  es que las empresas que quieran poder emplear con este plan establezcan el piso del 2011 como el número de empleados sobre el que tienen que aumentar su plantilla y a partir de ahí crecer.  Desde mi punto de vista expliqué que para que un empleado gaste 1200 euros por mes, la empresa gasta 2500 en esta persona (sumando cargas sociales, IRPF, IVA y todos los impuestos con los que se encuentra un español normal en su vida) y aunque estos gastos son en parte fundamentales para que el gobierno se pueda mantener, ahora mismo quitándose del medio por un año, puede ser el estímulo que el empleador necesita para arriesgarse a crecer. Además si se produce una migración del paro al empleo el país se beneficia, así también si se produce una migración de empresas enfermas a empresas sanas.  Hoy en día hay muchas empresas que necesitan poder despedir, con este sistema va a ocurrir incluso que algunos empleados se vayan voluntariamente a empresas en crecimiento.

En mi reunión le dije a Cristobal Montoro que en mi opinión el único parámetro que el español medio y los organismos internacionales de cuya merced ahora dependemos (si el BCE no comprara nuestra deuda ahora seríamos insolventes) es la evolución del paro.  Que si en su primer año de gobierno  del PP logra sacar a un millón de personas del paro, la tendencia será muy positiva y España entraría en el ansiado proceso de recuperación.  Pero los únicos que podemos fichar somos los emprendedores y empresarios, las empresas.  El gobierno tiene un deficit tan grande que no puede crear empleo.  Es más, ahora mismo la desconfianza de España y del mundo está en el gobierno español, no en las empresas españolas, especialmente las más grandes que pueden endeudarse ahora mismo a tipos más bajos que el mismo gobierno, algo que nunca ocurrió.

También en mi reunión comenté a Cristobal Montoro que creo que hay que cambiar la ley de hipotecas para que la gente pueda devolverle a los bancos las casas en las que su deuda es mayor que el valor de la casa, como ocurre en USA.  La gran irresponsabilidad de los bancos españoles fue prestar demasiado por viviendas a sabiendas de que tendrían al hipotecado endeudado de por vida.  Esto no es justo para el ciudadano medio y en el caso de las empresas no solo tenemos bancos que no nos prestan nada sino que además tienen esclavizados a nuestros posibles empleados.  A veces cuando hacemos ofertas de trabajo a gente que está en otras ciudades nos dicen que no pueden mudarse por su hipoteca.  Por último, también comenté el rol nefasto de la banca española que no presta a las empresas y como hacer para obligar a los bancos, a los que el gobierno ayuda, a prestar a empresas a tipos altos, digamos al 12% o más pero prestar porque ahora las empresas están ahogadas por la falta de crédito.

Era la primera vez que me reunía con Cristobal Montoro.  Una de las cosas que me contó que me ayudó a poner el panorama en perspectiva es que en el 96, cuando el PP asumió el gobierno, las cosas estaban mucho peor que ahora, según él.  Lo que argumenta es que la renta española media era la mitad que la actual y que aunque hay ahora más personas en términos absolutos en el paro, en términos de porcentaje de ocupados y desempleados en el 96 las cosas estaban aún peor.  Y por último, los tipos de interés eran más altos en el 1996 que ahora.  Me gustó su tranquilidad.  Puede ser que en medio de esta crisis nos estemos olvidando que antes estábamos peor y mejoramos.  Mi crítica es que mucha de esta mejoría era falsa, era endeudamiento.  Ahora vamos a tener que encontrar una manera de reinventarnos para desapalancarnos y crecer al mismo tiempo.

Enhanced by Zemanta

Ayer pasé tres horas y media reunido con el candidato a la presidencia Alfredo Rubalcaba, hablando de cómo se puede hacer para que España salga de la crisis. Rubalcaba parece tener claro que la respuesta al desempleo es el emprendurismo, y realmente le agradezco que escuchase las ideas que le propuse para fomentar el empleo, ya que España es el país con la tasa de desempleo más alta de los países de la OCDE (20%).

Los españoles tienen tres posibilidades el próximo 20 de Noviembre. Apoyar a Rajoy, ir con Rubalcaba o votar por alguno de los partidos minoritarios con la esperanza de que se conviertan en algún momento en actores significativos en el panorama político español. Yo tengo las mismas opciones y estoy contactando a la gente de Rajoy para presentarles el mismo plan. La propuesta que le presenté a Rubalcaba está basada en una idea, muy simple, pero a su vez creo que muy poderosa, para generar empleo y para estimular la economía. El plan consiste en que durante el próximo año 2012 el gobierno español elimine los dos obstáculos que hacen que las empresas no se animen a contratar más empleados: no exigirá el pago de las cargas sociales para todos los nuevos empleados que se contraten por encima del nivel que la empresa tenía en 2011; y no tendrán que pagar indemnizaciones. A la empresa que aumente su plantilla por un lado, durante 5 años el gobierno se ofrece a pagar todos los impuestos y relativos al empleo llamados cargas sociales, pero en una escala decreciente y sólo a los fichados durante el 2012: el gobierno paga el 100% de las cargas sociales en el 2012, el 80% en el 2013, el 60% en el 2014, 40% en el 2015 y 20% en el 2016 cuando se acaban las ayudas. Esta ayuda es importante ya que en España la gente en general no sabe que para que un empleado pueda gastar neto de impuestos unos 1600 euros al mes la empresa desembolsa por el/ella unos 2500 euros.  Por otro lado, a todos los trabajadores que se incorporen a la plantilla en el 2012 el gobierno ofrece pagarles la indemnización si son despedidos con la misma fórmula: 100% en el 2012 (si corresponde), 80% en el 2013 y así hasta el 20% en el 2016 y nada en el 2017 año en que todo volvería a la normalidad. Este sería un incentivo para crear empleo y promover la contratación de nuevos empleados en el 2012. Como emprendedor y creador de Ya.com, Jazztel y Fon sé que esta es la medida que más me haría emplear gente. Si un emprendedor o empresario está dudando si emplear gente o no durante el 2012 saber que esos empleados nuevos tienen un coste más bajo inicial y un despido más bajo si no funciona la expansión, es un incentivo importante para  salir a aumentar plantilla.  Pero el incentivo es sólo por aumento de plantilla. Las empresas no pueden despedir para emplear de vuelta porque tienen que aumentar el total de empleados. Mi plan no incluiría a las empresas de outsourcing porque por el estilo de actividad el outsourcing implica una cesión de trabajadores y esto no representa un incremento total de empleo para el país que es el objetivo del plan. También habría todo tipo de provisiones para controlar que no haya despidos sino solo ayuda a que las empresas empleen más. Estoy convencido de que la implantación de esta medida impulsaría a los emprendendores a poner en marcha sus negocios y también haría crecer las empresas ya existentes. Además de existir esa sensación de oportunidad, de que se acabará si uno no emplea gente durante el 2012.  Al final lo que España necesita es demostrar al mundo que sus tendencias son favorables.  Si se logra sacar a medio millón de personas del paro así será una ayuda enorme y el principio de una tendencia de recuperación. Rubalcaba reaccionó bien a mi propuesta y me dijo que sus economistas la estudiarían.

Estoy contento de que Rubalcaba dijese que un economista especializado en ingresos fiscales estudiaría mi plan. El sentido común me dice que mi plan es un generador de beneficios netos para el gobiernos desde el día uno. ¿Por qué?

Porque sólo se aplica a los nuevos empleados y únicamente a los negocios que incrementen sus equipos en comparación con 2011.

Porque hay 5 millones de desempleados y la mano de obra tendrá que proceder en un alto porcentaje de las filas del paro.

Porque el gobierno deja de pagar las tasas de desempleo en el momento que se encuentra un trabajo y esto produce ahorros inmediatos.

Porque aunque el gobierno no perciba inmediatamente las cargas sociales, lo hará con el tiempo y los responsables de hacer las proyecciones financieras sobre la recaudación fiscal lo tendrán en cuenta. Como resultado, las agencias de calificación observarán tendencias positivas en la recaudación de impuestos y las calificaciones mejorarán, esto reducirá el costo de los préstamos para España. Reducir la prima de la deuda produce un enorme ahorro.

Porque tan pronto que una persona está empleada, comienza a consumir, a pagar el IVA y todas las tasas asociados al consumo, gasolina, etc. Esto ayuda a los ingresos fiscales.

Porque mi plan proporciona una oportunidad para las millones de personas en España que trabajan de forma ilegal. Tendrían la oportunidad de negociar la transación a la legalidad que le costaría nada a la empresa durante el primer año y permitiría que muchos emergiesen de la economía sumergida, una cierta amnistía fiscal. La lucha contra la economía sumergida estaría basada en incentivos y podría tener más éxito que la propuesta fallida del PSOE basada en incrementar las multas.

Ahora bien, una de las formas por las que este plan podría costar dinero al gobierno, sería si SOLO aquellas compañías que ya tenían en mente contratar personal, lo contratan, y los incentivos no resultaran ser suficientemente atractivos para lograr que otras compañías aumenten su plantilla. En este caso el gobierno estaría perdiendo 2 años y medio de cargas sociales y tendría que pagar algunas indemnizaciones. Pero la respuesta a una encuesta informal entre mis amigos emprendedores a la pregunta ¿iniciarías un negocio o ampliarías el ya existente si durante el año 2012 no tuvieses que pagar cargas sociales y si el negocio va mal, no tuvieses que pagar indemnizaciones por despidos?, fue un rotundo sí.

Sobre la persona de Rubalcaba puedo decir, tras conocer a Felipe González, Aznar, Zapatero y Rajoy anterioremente, que es diferente a los otros políticos. Él es el único que tiene formación científica y habla inglés. Tiene un perfil más administrativo y de pensador. Fue profesor de química y eso se nota. ¿Que si yo querría que hubiese otras opciones para presidente? Por supuesto. Me encontré hace poco con David Cameron y a pesar de elegir amigos de dudosa reputación y su mala gestión para controlar las revueltas, es un líder global impresionante comparado con cualquiera de los españoles.  Soy consejero de la fundación del ex presidente Bill Clinton y he viajado mucho con él, con Tony Blair y realmente es otro nivel de líderes. Pero toca lo que toca y amo a mi país adoptivo.  Nunca tuve la oportunidad de conocer a Angela Merkel pero tengo la impresión por lo que puedo ver sobre ella, que Rubalcaba se parece en términos de background. Pero un gobierno no lo forma sólo el presidente, sino que lo forma un presidente y su equipo. E incluso aunque encuentro a Rajoy un candidato mediocre, todavía podría inclinarme a su favor si antes de las elecciones anunciase un mejor equipo de gobierno que el propuesto por Rubalcaba.

La mayoría de los españoles creen que no hay ninguna esperanza en que Rubalcaba les saque de la crisis. Pero por otro lado, muchos tampoco creen que su rival Rajoy sea capaz de lograr esto. Personalmente, creo que no hay nada que esté tan mal en España que no se pueda arreglar con lo que está bien. Soy más optimista que la mayoría y estoy tratando de ayudar.  En cierta manera esto es algo parecido a lo que me pasó haciendo Educ.ar y trabajando con gente como De la Rua, Duhalde, Nestor Kirchner, Cristina Kirchner y sus ministros.  Si uno quiere colaborar hay que trabajar con los que están en el poder.

Ahora, Rubalcaba habla inglés y eso es mucho más de lo que se puede decir de cualquier otro presidente que haya tenido España. Un presidente tiene que ser el número uno en la promoción de su país. Tanto Rajoy como Rubalcaba tienen unas personalidades que no son nada atractivas para otros líderes o para los inversores extranjeros. Ninguno de ellos es como Jordi Pujol por ejemplo, quien era excelente en la promoción de Cataluña alrededor del mundo. Pero si hay que elegir entre los dos, Rubalcaba es ligeramente mejor. Puede comunicarse en inglés sin un intérprete y es más consciente de lo que hace que un país tenga éxito en un mundo globalizado. Rubalcaba parece un hombre pragmático, una persona dispuesta a intentarlo y fallar con la esperanza de obtener finalmente unas políticas que funcionen. Me identifico con eso. La gente espera de los políticos que hagan las cosas bien, pero si ser exitoso en los negocios implica ligeramente pocas más veces estar acertado que equivocado, no creo que la toma de decisiones en política deba ser tan diferente. Cuando hablé con Rubalcaba sobre los errores tan obvios que había cometido el Partido Socialista, como la Ley Sinde por ejemplo, no trató de defender lo indefendible. Le propuse una próxima reunión con los emprendendores tecnológicos quienes han estado implicados en gran medida en los movimientos del 15M que han generado protestas en contra de la imcompetencia de los políticos, él mismo incluido, y él accedió. En este aspecto, es muy diferente del dogmático Aznar, que todavía piensa que invadir Irak fue una buena idea.

Lo que en España fue mal, es que pasó de construir 800.000 nuevas viviendas al año a construir 100.000, terminando con cerca del 12% de la mano de obra desempleada. Con esto se explica el 80% del problema español. El resto de las industrias se vieron afectadas por la crisis, pero no tanto como el sector de la construcción. España puede dar un giro favorable si nos centramos en el resto de la economía. Esto no es más que una prueba de que el crecimiento de España era falso, basado en el incremento de la deuda y no en sectores sostenibles de la economía. Mi propuesta incentiva la contratación en cualquier sector, sin la necesidad de que el gobierno trate de adivinar cómo hacer crecer la economía.

Nota: si consideras que este artículo tiene una falta de contenido, estás en lo cierto 🙂  Acordé con Rubalcaba que no desvelaría muchas de las ideas que salieron a relucir en la reunión.

Este es el vídeo que hice tras la reunión.

Y aquí un par de fotografías del encuentro.

Esta mañana escribí el siguiente Tweet.

Si alguien conoce a Rubalcaba me gustaria conocerle. ZP es un mediocre y Rajoy otro, pero nunca estuve en persona con Rubalcaba.

Curiosamente a las dos horas sonó mi teléfono y era Rubalcaba mismo.  Me sorprendío, su tono era profesional, simpático.  Le agradecí que me llamara y le dije concretamente que en su momento apoyé a Zapatero pero que estaba arrepentido.  Pero que me reuní con Rajoy también y me pareció otra persona sin capacidad para sacar a España de la crisis y que estaría encantado en reunirme con él y escuchar su programa y dar ideas.  Me dijo que nuestras oficinas coordinarían y que nos veíamos la semana que viene.

Al colgar seguí en Twitter y llamé a los colegas emprendedores y del 15M, bueno digamos llamé por Twitter.  Y escribí esto.


@edans
@gallir @earcos @JulioAlonso @marilink Rubalcaba me invitó a conocerle, si alquien me quiere acompañar pregunto

Ya me respondieron Marilin, Julio Alonso y Eduardo que les gustaría venir.  Ahora mi oficina está preguntando a la de Rubalcaba qué opinan si podemos ir todos.

Mientras tanto aprovecho mi blog para que juntos hagamos las preguntas más críticas y constructivas.  La obvia es si Rubalcaba no pudo sacar a España trabajando codo a codo con Zapatero por qué la va a sacar solo.  Pero hay muchas otras.  Este cuestionario ya lo lancé en inglés en Google+. Ya hay muy buenas preguntas ahí.

Enhanced by Zemanta

Ayer coincidí con Ana Palacio en el consejo de Infomedio, una fundación en la que participo y cuyo objetivo es presentar información sobre Oriente Medio, que está a mitad de camino entre la visión demasiado pro-israelí que hay en Estados Unidos y la demasiado pro-árabe que impera en Europa.
Leer Más

Últimamente, estoy pensando mucho en las técnicas de la democracia aplicadas al mundo empresarial. Ya escribí sobre la posibilidad de que una empresa como FON tenga elecciones para elegir a sus gerentes en cada ciudad entre sus habitantes, en vez de hacerlos pasar por el típico proceso de selección de un ejecutivo. Ahora, le estoy dando vueltas a otro asunto: el de la competencia. Mi pregunta es, ¿cómo puede ser que Vodafone, Movistar y Amena en España y sus pares en otros países, se pongan tan de acuerdo en seguir cobrando tarifas absurdamente altas de fijo a móvil y que el Partido Popular y el PSOE no se pongan de acuerdo en casi nada? Es decir, ¿cómo puede ser que un triopolio de telecomunicaciones produzca más colusión que un duopolio político?

Dándole vueltas al asunto terminé con esta teoría. Creo que la política produce un entorno más competitivo que los negocios con la misma cantidad de jugadores, porque es un proceso exclusionario. Si el PP y el PSOE pudieran hacer un acuerdo de cuotas de mercado (dividirse el país, por ejemplo), creo que su comportamiento sería como el de los operadores móviles. Pero, como la política es un juego en el que eres casitodopoderoso (Aznar antes de las elecciones) o casinadapoderoso (Aznar ahora), la competencia es feroz.

La democracia es, paradójicamente, un sistema monopólico de poder…pero temporal. Si Vodafone, Amena y Movistar compitieran para tener por un mandato, todo el mercado de los móviles competiría a muerte. Tal como son las cosas ahora no les conviene. Y hasta que FON entre en gran escala con sus wififons gratuitos no lo van a hacer.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets