Hoy, Leo (5 años) no quería el iPad durante el camino en coche al colegio. Antes solía llorar si no lo conseguía. Leo es el cuarto de mis cinco hijos.

Hay que tener en cuenta el peligro que supone decirle a un niño que no puede hacer algo que le encanta: va a querer hacerlo aun más.

En términos de valoración, el mero hecho de no darle permiso aumenta el valor que el niño le da a esa actividad. Por esto, como padre, tengo una estrategia comprensiblemente cuestionada pero muy distinta: Mi teoría es que si siempre pueden hacerlo, los niños aprenden a autorregularse y decir que no por sí mismos. Al final, ese acceso sin restricción lleva a un autocontrol a través de la saciedad o del propio aburrimiento, especialmente después de pasar la fase adictiva a esa actividad o juguete que quieren incesantemente. Por mi experiencia, la adicción suele ser, en general, a ver la televisión, a comprar juguetes o a jugar a la videoconsola.

Por supuesto, esta estrategia parental necesita mucha sangre fría por parte de los padres para soportar que los niños hagan esas actividades que normalmente no querrían que hicieran. Es duro esperar hasta que los niños por si mismos se den cuenta de que lo bueno, demasiadas veces, llega a ser aburrido.

Tom (18 años), solía estar enganchado a ir a la tienda de juguetes y jugar con todo. Y muchas veces cumplía con sus deseos. Con el tiempo, por excederse, se aburrió de este consumismo infantil y de estar delante de las pantallas. Como resultado, ahora que tiene 18 años no quiere nada, ni siquiera regalos de cumpleaños. Y eso es lo que quería. Es un chico ahorrador y odia el consumismo compulsivo. De hecho, ahora me critica constantemente por consumir demasiado, por ejemplo por mi adicción a las bicicletas. Tom dedica todo su tiempo a su novia, sus amigas, oír música, estudiar y todo lo que para él es divertido. A los 14 años estaba enganchado a los videojuegos pero ahora a los 18 no hace ninguna actividad que pueda ser considerada como adictiva. Esa estrategia funcionó con él.

Termino comentando el caso de mis tres hijas: creo que ellas son más sociales, menos adictas a los juguetes y menos propensas a pasar horas interminables delante de una pantalla. Parece ser que los chicos son más propensos a las actividades que generan adicción y quizá decir “no” podría no ser la solución al problema.

Este post sobre como utilizo los “social media” empezó en Google+ y lo traslado ahora a mi blog. Espero que lo encontréis útil.

Facebook

Facebook es sólo para amigos. Solía tener 4000 “amigos” y ahora tengo unos 600. Perdonadme si os borré, pero ahora por lo menos conozco bien a todos, aunque sea virtualmente. Facebook es para mi vida privada y utilizo la opción “solo amigos” muchísimo. Se que Facebook se muere por conseguir que comparta todo con todo el mundo y así generar más actividad e impresiones y son muchos los usuarios que lo utilizan así. Yo combato a Facebook en ése aspecto y algunas veces pierdo. Me molesta que de vez en cuando aparezca un amigo de un amigo a quien ni conozco, aunque suele ser buena gente. En términos de cortesía, Facebook se lleva la palma. La única actividad no privada para la que utilizo Facebook son los grupos. Los grupos son útiles para conectar y discutir sobre ciertos temas concretos, como el grupo que creé para padres con hijos en la escuela Montessori.

Google+

Utilizo Google+ para borradores. Cuando tengo una idea, la escribo primero en Google+ para recibir comentarios, críticas y así mejorarla o modificarla hasta conseguir un post más completo. Luego busco más información y la reescribo en mi blog personal, generalmente en inglés. Este post es un buen ejemplo del proceso, se irá modificando y mejorando con el tiempo. Por cierto, no me importa cambiar o mejorar mis artículos en base a las críticas que recibo y no soy muy estricto a la hora de dar crédito a los demás por mejorar o destrozar mis artículos. Tomo las críticas que me gustan. Si que dibujo una línea con respecto a las ideas originales, las respeto y no me las adjudico. Si que creo que las críticas sobre mis ideas también son mías, y no creo que cada vez que cambio algo en mi post tenga que avisar que punto o coma quité. Siempre digo que mis artículos están en constante proceso de mejora.

Twitter

Utilizo Twitter muchísimo, para leer y para producir contenido. Leo también en Google+, pero menos. Twitter es como uno de esos resúmenes de noticias de los que aparecen en la parte inferior de la CNN (o aparecían, hace mucho tiempo que no veo la TV). Twitter es genial para conocer noticias de última hora y también para interacciones cortas y momentos divertidos. Twitter está intentando matar el DM y eso es malo. Deberían quitar la limitación de 140 caracteres en los DM así se pueden tener discusiones privadas más profundas. Como Facebook, Twitter tiene un problema con las conversaciones privadas y la privacidad, y eso limita su crecimiento. Twitter no debería contar los caracteres de los links para poder tener esos caracteres extras si los necesitas, o subir el contador un poco para poder utilizar Twitter para la atención al cliente, como hacemos en Fon.

Tumblr

Utilizo Tumblr de una forma similar a Google+ pero para artículos más cortos. Soy consciente de que todo lo que escribo en Tumblr aparece en mi cuenta de Twitter porque están conectadas. Tumblr es genial para descubrir contenido visual. Su plataforma de descubrimiento es aún un poco pobre (soy inversor en Tumblr) pero sé que va a mejorar. Tampoco tiene la opción de habilitar comentarios, cosa que por un lado es buena: te ahorras los trolls y hay mejor ambiente; pero por otro lado es mala, ya que todo el debate se traslada a Twitter y se pierden comentarios muy válidos. En Tumblr se pueden encontrar algunos creadores de contenido que casi solo se encuentran allí. En Tumblr sigo fotografía, ciencia y medicina, es como una revista. Solía usar Tumblr como forma de autoexpresión y sigo haciéndolo, pero ahora me gusta también descubrir lo que los demás tienen que decir. Hay un cierto nivel estético y de profesionalidad en Tumblr que no se encuentra en otros sitios.

Pinterest

No entiendo Pinterest. Lo veo como algo parecido a Tumblr pero más caótico. No hay demasiados productores de contenido. Es un poco “mira Papá lo que he encontrado”. Soy padre de 5 hijos y estoy acostumbrado a estos momentos. No me gusta que no se centre en la creación de contenido propio. Creo que podría tener una utilidad como un archivo de imágenes que encuentras por Internet y que puedes mantener en privado. Además, la app para Android no te deja postear, sólo mirar.

Path

Empecé a usar Path hace poco tiempo. Está muy bien diseñado y es muy, muy visual. Lo uso junto con las apps de fotografía para compartir fotos desde mi iPhone o mi Samsung Galaxy. Uso Path para compartir la mejores fotos hechas con el teléfono y que capturan escenas puntuales de mi vida. Como un tweet pero visual. Sé que se puede hacer mucho más con Path pero yo lo uso con esa finalidad. Conozco a la gente que contacta conmigo en Path, suelen ser amigos.

Flickr y Picasa

Flickr me encanta, pero me da la sensación de que está muriendo. Es una pena porque hay una gran cantidad de fotografía de calidad y yo soy fotógrafo amateur. Uso Flickr para las fotografías que hago con mis cámaras, ya sea la Leica M9 o la Canon 5D Mark II. Últimamente he probado 500px y creo que es una versión más moderna de Flickr. Además su app para iPad es genial. También utilizo Google+ Photos antes Picasa. Me gusta que sincronice las fotos desde mi Android de la misma forma que desde el iPhone van a iPhoto. Los dos sistemas son buenos para no perder ninguna foto, aunque tengas que borrar muchas. Me gustaría que me preguntara si quiero que se suban.

Apps de fotografía

Me encanta Snapseed para iPhone y iPad. Es simple, está bien diseñada y puedes tomar muy buenas fotografías y colgarlas en tus redes sociales. También uso Instagram, aunque a veces con fotos que tomé con Snapseed, sino todas las instagrams acaban pareciéndose mucho. En Instagram también tienen una gran comunidad de buena gente.

Vídeo

YouTube es otra bestia. En el mundo del vídeo prefiero Vimeo, pero YouTube tiene una mayor audiencia, que ha dado millones de visualizaciones  a mis vídeos  por lo que siempre acabo colgándolos allí a pesar del pésimo nivel de los comentarios. Casi nunca he visto a una persona inteligente comentar en YouTube. El infierno de Dante decía “lasciate ogni speranza voi che entrate” y esto se puede aplicar hoy en día al nivel de los comentarios de YouTube. Muchas veces no dejo comentar a la gente en mis vídeos  para evitar comentarios racistas e idioteces. Vimeo es otro mundo, es como Tumblr para vídeo. Los vídeos tienen mayor calidad y belleza.

Foursquare y Google Maps

Foursquare se centra tanto en el estúpido juego de ser el major de tu propio baño que a veces uno se olvida de que es como un Spotify para las localizaciones geográficas. Es interesante encontrar una lista con una buena selección de restaurantes en South Beach, Miami, por ejemplo. Las listas han mejorado en las últimas actualizaciones. También utilizo mucho Google Maps. Invertí en Dopplr y Plazes, siempre he creído en el valor social que tiene explorar ciudades y se que aún hay trabajo por hacer en este aspecto. Google y Foursquare están a medio camino con soluciones distintas a necesidades similares.

LinkedIn

Perdonad Reid y Jeff, no utilizo LinkedIn. Lo he probado muchas veces pero no consigo encontrarle un uso. No os preocupéis por mi, tenéis a millones de personas que realmente importan y LinkedIn es una gran compañía. Como emprendedor, no he encontrado una forma de estar en LinkedIn y no verme inundado por peticiones de amistad de trabajadores y antiguos trabajadores, de los que tengo miles y supone un gran trabajo para tan pocas ganancias. LinkedIn es perfecto para grandes corporaciones y ejecutivos, no para mi.

Podio

Lo que LinkedIn podría hacer por mi, siendo una red social para el trabajo, es algo que Podio si hace por mi de otra forma. Podio es el Facebook interno de Fon, y como tal, hace un gran trabajo.

Plataformas de mensajería

¿Es la mensajería social media? Yo creo que sí. Skype es social por naturaleza y lo utilizo tanto en situaciones muy íntimas como en entrevistas de trabajo. También utilizo BBM con dos de mis hijos que siguen con Blackberry y con algunas pocas personas que no lo han abandonado. Whatsapp me mantiene en contacto con todos los que están en distintas plataformas. Es asombroso como se han librado del hecho de que si tienes el número de teléfono de alguien puedas escribirle sin que él acepte. Te vienen ganas de cambiar de número sólo para que los fantasmas del pasado no te persigan. GTalk y Google+ Messenger los utilizo rara vez, sólo con un amigo en concreto al que le encanta. Casi no mando SMS y no he usado MSN y Yahoo en años. Utilizo muchísimo el email, me gusta su asincronía. Me encanta Gmail, es brillante.

Blogs

A parte del mío propio, los blogs son una buena forma de ser socialmente activo, leyendo y dejando comentarios. Leo unos cuantos blogs, la mejor forma de verlos es mi página pública de Netvibes. Los RSS murieron un poco con Twitter, pero no para mi. Me encanta la forma en que Netvibes presenta todos los blogs en una sola página en mi MacBook o PC. Leo muchos blogs profesionales como por ejemplo los de Hipertextual o GigaOm.

Mis blogs en español e inglés en WordPress

Intento mantener un cierto nivel de calidad en mis blogs. Son mi carta de presentación, así que mejor salir bien :). Tengo apps para iPhone, Blacberry para bloguear desde el móvil, pero generalmente lo hago desde mi MacBook después de testear las ideas en Google+ o Tumblr.

Noticias

En español me encanta Meneame y en inglés Reddit. Creo que la sabiduría de las masas es realmente un buen editor de contenidos y frecuentemente comento.

Música y Aprender idiomas

Éstas y otras actividades no sociales también se están socializando. Utilizo mucho Spotify para escuchar música y hasta Busuu para aprender idiomas.

Los idiomas en Social Media

En mi caso es un tema complicado. Escribo más en inglés porque el mejor contenido de la web se encuentra en inglés. Aunque hay mucha gente que habla castellano, no hay muchas noticias sobre ciencia o ideas radicales escritas en castellano. También entiendo francés, italiano, portugués y catalán. El catalán es a los idiomas lo que Path a las redes sociales :). El francés es probablemente el siguiente idioma en el que se encuentra más contenido y menos en italiano y portugués. Estoy aprendiendo alemán, si hablara alemán seguramente me daría la sensación que hay más contenido, pero los alemanes y países del norte de Europa suelen tener una élite que escribe en inglés, y eso es genial.

Gadgets y Social Media

Hay otro ángulo interesante en todo este asunto y es que muchas redes sociales son específicas para cada dispositivo. Path por ejemplo, no está en la web sólo como app móvil. El iPhone está muy bien para fotografía y tienes por ejemplo Instagram, que te permite postear a Tumblr o las otras redes sociales, pero no a Google+, que se está construyendo  a base de productos Google (un error). Utilizo el iPhone 4S, el Samsung Galaxy SII (que es genial) y la nueva Blackberry Bold 9900, que aún es el dispositivo más rápido y pequeño para escribir e intercambiar mensajes, pero es demasiado pobre para lo demás. También utilizo el iPad, que es perfecto para descubrir contenido pero no tanto para producirlo. Finalmente tengo mi MacBook Pro, que es perfecto para escribir rápido, editar vídeo y fotografía.

Traducción del post original en inglés.

Nací en Argentina, me formé en Estados Unidos y vine a España con muchas ganas de emprender en 1995. Desde entonces hice JazztelYa.com y Fon, la empresa que dirijo hoy en día, que es la red WiFi más grande del mundo y se gestiona entre Londres y Madrid.

Tengo 5 hijos criados en España. La mayor con 21 años está a 4 meses de graduarse en Columbia University y ya tiene muy buenas ofertas de trabajo en Nueva York, además está creando su primera empresa. La segunda está en medio de su licenciatura en Biología en New York University. El tercero, el año que viene estudiará Física en USA o Inglaterra. Ya tengo bastante claro que mis hijos mayores pasarán por lo menos una década en el extranjero. El cuarto y la quinta aún tienen 5 años y 5 meses.

Espero que cuando a Leo y a Mia les toque estudiar en la universidad y trabajar, las cosas sean como eran aquí en el 2007 (8% de paro), pero con una verdadera economía detrás. Una economía creativa y diversificada basada en la excelencia y no en pedir prestado, endeudar futuras generaciones y construir elefantes blancos, como fueron las últimas décadas.

Espero que para el año 2025 el español medio haya aprendido a crear, contribuir y competir en un mundo globalizado, algo que aún salvo por algunas empresas brillantes, no es la norma. Espero que gracias a esto tenga a mis hijos, e inclusive mis futuros nietos, sentados en la mesa los domingos con nuestro asado argentino, que seguimos haciendo en Madrid. Espero que España no estalle por el camino.

También espero que yo no haya tirado la toalla para entonces y haya emigrado a USA, Reino Unido, Alemania o Israel, países en los cuales los emprendedores somos mejor tratados. Países que entienden la importancia del trabajo de los emprendedores como motores de la economía. Espero quedarme porque no me parece que los competidores de España en lo laboral tengan la calidad de vida que aún se encuentra aquí, si eres uno de los afortunados que tiene un trabajo que te gusta y está razonablemente remunerado.

Es triste criar hijos y verlos emigrar. Yo me fui a la fuerza de la Argentina por la dictadura militar. Ahora hay otro tipo de emigración, mucho menos trágica pero no menos triste, que separa a la familia y a los amigos.

Gráfica de desempleo juvenil en Europa

USA es un país fantástico.  A ellos le debemos lo que hace al día a día de la vida contemporanea, empresas, premios nóbeles, descubrimientos de todo tipo. Pero lo sería aún más si:

– si su gasto en armamento no supusiese casi la mitad del total del gasto mundial.

– si no tuviera tantos abogados que exprimen a las compañías con dudosos procedimiento  judiciales generando costes innecesarios a la economía, en  medicina, tecnología, con patentes absurdas, con jucios varios.

– si no gastasen en sanidad el doble que gasta Europa por persona, e igual excluyendo a muchos ciudadanos para que al final de ese gasto desmesurado un americano tenga  3 años menos de promedio de vida que un europeo.

– si regulasen el uso de las armas.

– si educasen más y encarcelasen menos.

– si redujesen su huella ecológica por persona y las calorías consumidas por persona.

– si los americanos aprendiesen a vivir dentro de sus posibilidades (no con el ahorro de los extranjeros).

Vuze
Image via Wikipedia

Yo pensaba que no se podían bajar pelis raras con Vuze, como que los clientes Bittorrent eran para títulos más populares. Pero estaba equivocado. Así que esta es la lista de películas que me bajé (en España pagamos un impuesto cuando compramos, por ejemplo, discos multimedia pero al mismo tiempo es legal bajar este tipo de contenidos para uso personal).

Amreeka, Revanche, Seraphine, Shake Hands with the Devil, Chidren of Heaven, Eastern, The Sweet Herafter, The Messenger, Food Inc, La Meglio Gioventu, Secretary, Afghan Star and Crazy Heart.

Todas estas películas me fueron recomendadas por Netflix. La paradoja es que pago mi suscripción a Netflix todos los meses (unos 80 euros por año), pero a veces el Witopia que uso para tener una IP norteamericana no me funciona y no me deja ver las pelis en stream desde España. Así que utilizo su plataforma de recomendaciones para ver cuales me gustan (Netflix es precisa en un 90% con mi inusual gusto por las películas) y lo complemento bajandolas gratis con Vuze. Es decir que pago por derechos que no uso y luego veo las pelis sin derecho. Algo un poco absurdo. Termino comentando que hoy el Witopia ya me funciona de vuelta.

Reblog this post [with Zemanta]

Muchos argentinos tienen una idea absurdamente agrandada de lo que el resto del mundo piensa de ellos. Para explicar este tema primero sugiero ver estos dos anuncios. Son buenos.

El de TyC Sports Argentina

El de Coca Cola

Los dos anuncios son brillantes. Emocionantes. Les puse “like” en Youtube porque un anuncio tiene que vender a su audiencia y esos anuncios venden bien en Argentina. A mi me engancharon. Y este artículo podría terminar aquí. Felicitando a los autores de los comerciales.

Pero quiero comentar un tema común que ilustran esos dos anuncios y que merece ser tratado: la desproporcionada importancia que muchos argentinos creen tener en el mundo. El ego de los argentinos. Un ego especialmente pronunciado entre los que no viven afuera. Los que estamos afuera emigramos con el ego por las nubes hasta que nos desayunamos de lo poco relevantes que éramos en el mundo. De que ser argentino no significa casi nada afuera del país. De que los mayores diarios del mundo nos dedican una noticia por mes. Cuando vuelvo y me entrevistan medios argentinos y me preguntan, y ¿Qué dicen de la Argentina en Estados Unidos? ¿Qué dicen de la Argentina en Davos? Nunca tuve el coraje de responder: ¿querés saber la verdad? No dicen nada. Peor, confieso que he contribuido en más de una ocasión a alimentar el ego argentino exagerando algún comentario perdido que escuché por ahí sobre nuestro país. Fui parte del engaño. Porque aquí no solo dicen poquísimo, sino que con el tiempo dicen cada vez menos, especialmente con los Kirchner que han hecho de la falta de simpatía su bandera política. Con vecinos conscientes de lo importante que es poder exportar y atraer inversión como Lula, Bachelet, Piñera, quedamos eclipsados.

Volviendo a los comerciales el tema general de los mismos, es conmover a un argentino haciendole creer lo que el argentino quiere creer, y es que los extranjeros piensan mucho en nosotros, y muy bien. ¿Ejemplos? El comercial de Coca Cola y Lesotho. Los habitantes de Lesotho locos por nuestro país. ¿Cuántas Coca Colas le tuvimos que regalar a los lesotenses para que se pongan así de “argentinos”? O en el corto de TyC cuando los ingleses comentan admirados como los argentinos no vamos al cine ni al teatro si perdemos un partido. Es decir los ingleses admirando lo cultos que somos. Pero yo me pregunto ¿Y cuando ganamos vamos al teatro?

Así que si sos un lector argentino aquí viene la mala noticia. La Argentina es irrelevante en el mundo. O para ponerlo en términos argentinos, digamos lo siguiente. Imaginate en este momento a Ucrania. Sí, Ucrania. ¿Qué sabés de Ucrania? ¿Sabés cuánta gente vive? ¿Sabés qué está pasando en Ucrania? Bueno, ahora que estás inmerso en un mundo de ignorancia sobre Ucrania, te puedo decir que la triste realidad es que lo que vos sabés de Ucrania es lo mismo que el europeo o norteamericano medio sabe de la Argentina. Un país grande al lado de otro más grande y conocido, en el caso de Ucrania, es Rusia. En el caso de Argentina es Brasil. Ucrania tuvo 27 medallas en las últimas olimpíadas, Argentina 6. Y la Argentina en el mundo es como una Ucrania a nivel de población, extensión y actividades: cereales, vacas, una ex dictadura, una democracia débil. Otro país de relevancia similar, PIB, cantidad de habitantes podría ser Polonia. Algo más avanzado.

Ahora, habiendo dicho esto, a diferencia de Ucrania que destaca en las olimpíadas, Argentina destaca en el fútbol. Pero aquí viene la contradicción. La Argentina si es famosa en el mundo en fútbol, pero NO por lo que los argentinos creemos, no por nuestra maravillosa y única hinchada que muestran los anuncios. Esa hinchada es algo que enamora, con razón, a los argentinos. Es lógico, en el mundo cada país piensa que su hinchada es la mejor y nadie hincha por el país del otro como muestra TyC. Pretender que los fans de otro país adoren al suyo es simplemente desubicado y ni siquera creible en una publicidad. O digamos que las publicidad exagera lo que ya hay y no me imagino la publicidad de TyC funcionando en otros paises de UE.

Ahora, Argentina si es conocida por sus estrellas de fútbol. Lo famoso de Argentina en el fútbol no es la gente tirando papelitos, sino los jugadores mismos. Pero esta fama es porque casi todos estos jugadores están aquí, en Europa, y son efectivamente de los mejores del mundo y hacen ganar a los equipos europeos. Digamos que Argentina es conocida como un país exportador de brillantes jugadores de fútbol. Si quisieran hacer un anuncio real sobre lo que piensan los del Barcelona sobre Messi, sería algo como “qué bien que nos trajimos a Messi cuando era un pibe, que buena cantera tenemos”. O los del Inter de Milito igual, “como le sacamos el jugo al Principe que el Zaragoza no le pudo aprovechar”. ¿Que es argentino? Muy relevante para nosotros, poco para los catalanes o italianos, no. Así que si querés hacerte la película completa podés pensar que los extranjeros piensan de la Argentina algo así como lo que vos pensás de Ucrania, salvo cuando llega el mundial en ese momento es quizás lo que vos pensás de Brasil. Argentina es una potencia futbolística sin duda. Pero en lo demás, es Ucrania. Y en Estados Unidos, como el fútbol les interesa muy poco, la Argentina es siempre Ucrania. Y cuando voy a la Argentina y me preguntan “qué dicen de nosotros?” podés pensar, y vos, ¿qué decís de Ucrania?

Luego está el tema de Maradona. Maradona es un personaje considerado como bastante desagradable en Europa, pero no por lo que los argentinos creen. No porque es el gran jugador que nos hizo ganar el mundial y que ahora nos va a hacer ganar el mundial de vuelta. Eso se respeta en Europa. Maradona es considerado desagradable porque se lo ve como un tipo “canchero” o “chulo, “piola” o un “listillo”, pero el problema es que ser canchero, piola, es algo positivo en Argentina, pero ser un listillo o un chulo es algo negativo en España y en Europa en general. Digamos que en Alemania, Inglaterra, España, Italia, adoran a Messi porque es un genio del fútbol y muy buena persona. Pero Maradona diciéndole a los periodistas que se la chupen les causa directamente asco. Les parece un desubicado. Ahora el lector argentino, especialmente si es entusiasta del estilo Maradona, me podría decir que le “chupa un huevo”, lo que piensan los extranjeros de Maradona. Pero mi respuesta es que si realmente le “chupara un huevo” no se emocionarían con anuncios publicitarios en el que los extranjeros lo ven como un gran héroe. Muchos argentinos quieren escuchar a los extranjeros siempre que no se salgan del guión argentino que tienen en su película de adorar a los argentinos. Pero la realidad es que en general el mundo ignora a Argentina.

Maradona si que es famoso. Es más a mi me ha pasado de estar en Asia y que cada vez que diga que soy Argentino me digan Maradona. Pero si antes era famoso por ser un gran jugador ultimamente es famoso por sus defectos. Aquí va un comentario de lo que dice en Wikipedia sobre Maradona. Recordemos que la Wikipedia es editada por mucha gente y lo que queda es un destilado del común denominador.

For various reasons, Maradona is considered one of the sport’s most controversial and newsworthy figures. He was suspended from football for 15 months in 1991 after failing a doping test for cocaine in Italy, and he was sent home from the 1994 World Cup in the USA for using ephedrine.

After retiring from playing on his 37th birthday in 1997,[4] he increasingly suffered ill health and weight gain, hardly helped by ongoing cocaine abuse. In 2005 a stomach stapling operation helped control his weight gain. After overcoming his cocaine addiction, he became a popular TV host in Argentina.[5]

His outspoken manners have sometimes put him at odds with journalists and sport executives. Although he had little previous managerial experience, he became head coach of the Argentina national football team in November 2008.

Es decir que la mayoría de la gente afuera piensa que Maradona es un tramposo y un adicto y se pregunta por qué si tenía “little previous managerial experience”, o poca experiencia en gestión, por qué es ahora el entrenador de Argentina.

Pero no, esto no es una campaña contra Argentina. Si tenés alguna duda mirá lo que dice la wikipedia de Milito, y de Messi. Hablan maravillas de ellos. Así como el extranjero que conoce Argentina, que será algo como el medio por ciento de la humanidad, piensa que la Argentina es un país hermoso, con gente que suele ser especialmente cálida, y que vale la pena visitar.

El mundo le reconoce a Maradona su genio futbolístico, pero no lo consideran una gran persona. En Argentina hablar mal de él es conseguir un destierro asegurado. Yo como ya estoy desterrado me atrevo a comentar mis dudas sobre Maradona. Es más, como argentino me duele pensar que los tres personajes más famosos del país sean Maradona, Evita y el Ché. Yo preferiría que fueran Cesar Pelli, Favaloro, Cesar Milstein y Borges como ejemplo. Grandes personas.

Aclaro que yo también me voy a poner la camiseta de Argentina en el mundial. Que fui embajador itinerante de la Argentina durante el default y salí a defender al país como pude en España y en foros internacionales. Que hice Educ.ar creyendo en el futuro del país. Pero al mismo tiempo engañándonos, exagerando nuestras virtudes y ocultando nuestros defectos, no vamos a construir la Argentina que nos merecemos. En este momento del bicentenario creo que lo que Argentina necesita es un buen diagnóstico de su realidad global: menos patriotismo, y más patria. Un ojo crítico. Un ojo justamente menos fanático, menos futbolístico. Yo voy a gritar como cualquier otro los goles de Argentina, es más casi voy a Sudáfrica. Pero si ganamos, que espero que si, seremos eso, los campeones del fútbol y nada más. Y para el resto de la vida ser futbolero no sirve. Saltar de alegría porque la Argentina tiene el uno a uno y después decir que la Argentina se hundió por el uno a uno, o votar todos a Menem y después decir que Menem era un chanta, votar todos a Kirchner y repudiar a Kirchner, en fin, creo que se entiende, el fanatismo, cualidad importante en el fútbol es especialmente malo a la hora de votar y de decidir el destino del país. Muchos argentinos parecen carecer de ojo crítico, se van de un extremo a otro, como en el fútbol.

Pero quiero terminar con una buena noticia. No hace falta ser famoso internacionalmente para ser feliz. No hace falta que “los libres del mundo nos respondan al gran pueblo argentino salud” ni que nos adoren, admiren ni sigan (la Argentina debe ser el único país que tiene un himno que explica como el resto del mundo brinda por su país). No tenemos que llegar a ser un Estados Unidos, ni siquiera un Brasil que aunque vaya por buen camino tiene una inequidad brutal. Con más honestidad y muchos años de inversión y trabajo podemos llegar a ser un Nueva Zelandia, país que pocos conocen, pero los que lo conocen saben lo bien que se vive ahí. Podemos ser menos creidos pero más felices, más equitativos, más justos, menos corruptos, más considerados, más escépticos de las recetas mágicas, más argentinos siendo menos argentinos, menos fanáticos.

Bueno ahora que vi la versión de la propaganda de TyC que está en Youtube la verdad me hubiera podido ahorrar todo el artículo. Gracias Maxi por enviármela. Por suerte no hay mentira de un argentino que no la pueda destapar, otro argentino 🙂

Reblog this post [with Zemanta]

Mi profe de fotografía es Mauro Fuentes de Fotomaf pero cuando llegamos a un tema que me interesaba y el no conocía, a técnica de Time Lapse decidimos los dos llamar a un experto. Estoy seguro que en las dos horas que duró la clase  Jonan Basterra sólo nos enseño una fracción de lo que sabe, pero la teoría básica de esta técnica es lo suficientemente fácil como para compartirla con vosotros. Jonan es otro profesor nato. El es el Pixel en Pixel y Dixel probablemente conoces su blog.

Para aprender sobre Time Lapse primero Jonan nos recomendó ver tutorial. Es corto y sencillo. Si ya tienes conocimientos de fotografía, te sorprenderás de lo rápido que podrás estar haciendo Time Lapse. Para mi la peor parte fue lograr que Apple aceptará los 30 dólares que me costó la clave para hacer el upgrade de mi cuenta de Quicktime a Quicktime PRO. Por alguna razón, Apple no aceptaba el código que había comprado online unos minutos antes. Pero, más allá de esto, el resto fue muy ràpido.

Para hacer fotografía con time Lapse necesitas cambiar la configuración de tu cámara de RAW a jpeg, ya que sacarás muchísimas fotos y como son frames la calidad de cada una no es tan importante. Tómalas a una velocidad baja para evitar que se vean con saltos, las bajas velocidades, digamos 15, 30 dan más sensación de video. Si la luz va cambiando mientras el Time Lapse va avanzando, dispara en P o en auto, si sales en M vas a tener que estar todo el tiempo al lado de la cámara.

Cuando hayas terminado y tengas miles de fotos, debes importarlas a Quicktime PRO con la opción “abrir secuencia de imágenes” y luego exportarlas como archivos .mov, cortando arriba y abajo, porque el formato de las fotos es distinto que el de los videos.

Aquí hay un Time Lapse de la clase en el que estamos Mauro, Jonan y yo.

timelapseclass from Martin Varsavsky on Vimeo.

¿Cuál fue mi tarea? Acá va, se trata de la “Vida en Casa”. Recomiendo verla en HD.

Quiero agradecer a Jonan Basterra por haberme enseñado la técnica de Time Lapse.

Reblog this post [with Zemanta]

En este video muestro la increible cantidad de tiempo que tardan los Blackberries, iPhones y Nexus One para iniciar. Cuesta entender cómo es que estos teléfonos tan listos (smartphones) sean tan retardados a la hora de encenderse. Demoran más que las PCs.

Reblog this post [with Zemanta]

En este video toco otro tema muy importante, el de los teclados. Para leer mejor un iPhone para escribir mejor una Blackberry.

Cenando con Jose Cerdán me enseña que la microsim de su iPad es una SIM Movistar cortada a tijera. Lo de las microsim parece un timo obvio. Lo mejor es tener un iPad con Wifi y recibir señal WiFi de routers abiertos, de Fon o de tu propio móvil. Mi Nexus One con Barnacle One tira WiFi a mi iPad cuando no encuentro otra opción.

Reblog this post [with Zemanta]

Falso piloto sueco vuela pasajeros en un Boeing 737 por 13 años hasta que lo pescan/descubren. Quizás a este punto tendría que darle la licencia. Especialmente, porque los pilotos comerciales hacen refreshers cada 6 meses y el tiene 13 años de refreshers. Pero bueno, cometió un crimen y le tocará pagar.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets