Luego de haber desarrollado empresas en Estados Unidos entre 1985 y 1995 y en Europa desde el ’95 hasta ahora, y aún operando en los dos mercados, creo que tengo suficiente experiencia para ofrecer a mis lectores un comentario que puede ser de utilidad sobre las grandes diferencias que existen a la hora de crear una empresa en USA y en Europa, así como también algunas sugerencias sobre cambios que deben ocurrir en España para que florezca la actividad emprendedora y salgamos antes de la crisis.

Europa puede ser genial para un emprendedor en tecnologías norteamericano (yo tenía la nacionalidad norteamericana a la que renuncié para obtener la española), porque el mercado es aún más grande, la riqueza está mucho mejor distribuida que en USA, más gente tiene acceso a internet, la media en la educación es más alta y hay menos competidores. Europa, en general, y España, en particular, es muy buena para emprendedores extranjeros, porque como los emprendedores no somos aquí un grupo bien visto por temas culturales, encontramos muchos nichos de mercado abiertos. Así, como los europeos importan extranjeros para limpiar sus calles, paradójicamente, también importan a extranjeros para crear sus empresas. En España hay de por sí una enorme desconfianza al éxito de los demás. Al exitoso se lo tolera, se lo critica frecuentemente y en muchos sentidos se lo declara un paria social al que pocos quieren acercarse, y de ahí la enorme oportunidad para extranjeros que vienen de culturas que, por el contrario, aceptan al emprendedor exitoso como generador de liderazgo cultural y empleo.

Leer Más

Ignacio Escolar, un especialista en derechos de autor y que sabe lo que es ser acosado por leyes injustas impuestas para favorecer a unos pocos, como el canon en los CD o los derechos de la SGAE, escribió ayer en Telecinco un artículo que me sorprendió, ya que cita una ley ambigua, fuera del espiritu de internet y básicamente represiva, en vez de defender los derechos de los internautas foneros. En su artículo, Ignacio habla de dos años de cárcel para los foneros.
Leer Más

Siempre tuve claro que el tema de que si el cliente de un ISP puede o no instalar FON está regulado por el contrato entre el usuario y el ISP. Pero, como había foneros preocupados de que existían leyes que estrictamente prohibían FON por parte del gobierno, fuimos a ver a uno de los mejores abogados de España, Uría Menéndez. Bueno, tal como os decía, el tema es así: el gobierno, inteligentemente, lo deja a discreción del ISP. Si Telefónica no quiere que instales FON te lo puede prohibir, lo mismo con Wannado y los demás. La clave es que le preguntes a tu operador si te va a despedir como cliente si te haces FONERO. Si te despide prepárate a cambiarte a Jazztel, que ya nos dijo que es fonera.
Leer Más

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets