portfolio_google_friendPiensa en las funcionalidades que hicieron del iPhone algo revolucionario cuando se lanzó. Haz una lista de todas ellas. Ahora piensa en todas las funcionalidades que trajo Android además de esas. Puede que necesite ayuda con mi lista porque además del código libre no se me ocurre ninguna otra. Las más importantes, como el teclado en la pantalla, la opción de hacer zoom con los dedos o el propio concepto de una “app” llegaron todas de la mano del iPhone. De hecho, es bastante probable que la mayor innovación de Android sea el haber conseguido hacer un iPhone a precio asequible.

Ahora hagamos otro ejercicio: ¿se te ocurre algún producto que pudiera nacer ahora y fuera tan diferente al iPhone como lo era la Blackberry o los Nokia en 2008? Lo único que me imagino es un ordenador con una interfaz basada solamente en voz hablada. Un ordenador al que le puedas hablar y que te responda. Ni pantalla ni nada. Un ordenador que sea como otra persona.

Cuando charlas con un amigo, no hay ninguna pantalla, sólo diálogo. Puede haber un cambio en el tono de la voz o algunas expresiones faciales mientras escuchas y ves a la otra persona pero si él o ella, por ejemplo, quiere describirte algo que nunca hayas visto, pongamos un animal, lo único de lo que dispone para que te lo imagines es su voz, es la elección que hace de las palabras. Así sería este ordenador.

Me pregunto si podríamos construir algo así. Sería como las Google Glass pero sin “glass”, sin gafas. Sólo voz que se emite y que se oye. Algo más barato y pequeño que un iPhone, sin pantalla y con una batería de menor tamaño. Un dispositivo que pudieras llevar puesto como si fuera una pulsera o un collar. Como un compañero virtual que pudieras llevar puesto. Y no te preocupes por poder parecer tonto hablando contigo mismo, la gente pensará que estás hablando por teléfono. ¡Ni siquiera te harían falta unas gafas de friki!

(Foto: Tom Chitty)

El viernes pasado fue “Black Friday”, el día que en EEUU marca el inicio de las compras navideñas y que algunas tiendas españolas también replicaron. Esta mañana leí en Twitter varios artículos que intentaban arrojar luz sobre por qué los usuarios de Apple compraron más que los de Android en ese día. Hablaban de la funcionalidad de los diferentes navegadores y plataformas, de la interfaz de usuario, del comportamiento general de los usuarios de Apple y los de Android, etc, etc.

Sorprendentemente ninguno de ellos mencionó el simple hecho de que para hacer funcionar un iPhone necesitas, para empezar, una tarjeta de crédito. Además, los iPhones y iPads son más caros que sus equivalentes en Android, en algunos casos hasta duplicando el precio. El resultado no es que el ecosistema de Apple hace más propicia la compra sino que la gente que tiene sus productos tiene más dinero tanto para comprar los propios dispositivos como para iniciar cualquier proceso de compra en general.

Según un estudio elaborado por el Reynolds Journalism Institute, el 61,5% de los usuarios de iPhone tiene ingresos familiares superiores a los 75.000 dólares, frente al 36,1% de los de Android o el 58,7% de los de Blackberry. La consultora sobre estrategias de mercado iGR publicaba también hace unos días un estudio en el que afirmaba que consumidores con ingresos superiores a los 50.000 dólares al año prefieren Apple a Android.

Con estos datos se puede deducir que el usuario medio de iOS tiene mayores ingresos y por lo tanto compra más online que el usuario medio de Android. Es así de simple y no tiene nada que ver con las propias plataformas; tiene más que ver con el poder adquisitivo de cada usuario, que en el caso de los que usan Apple es mayor. Esto también explica por qué iOS representa el 80% del valor de las acciones de Apple, que valen el doble que las de Google, donde Android representa sólo el 5% del total.

(Foto: Panduka Senaka, Flickr)

Lo admito, estoy obsesionado con los smartphones y la conectividad, pero probablemente tú también lo estés.

Mi idea de pasar un día sin Blackberry no obtuvo el resultado deseado. No abandoné la Blackberry sino que al final lo que hice fue pasar de la Torch a la BB 9700. Mi BB 9700 es un modelo de USA, de T-Mobile que tengo liberado, así lo puedo usar tanto en Europa como en USA. De todas formas, siempre llevo conmigo mi iPhone 4 y mi HTC HD.

No pude dejar la BB por una única razón: el teclado. Simplemente no puedo teclear muy rápido con mi iPhone, no importa cuánto lo intente. Y lo llevo intentando desde 2008. Envidio a la gente que lo ha conseguido. Para mí que los símbolos estén en una segunda pantalla y la manera  de  cambiar el idioma es un verdadero impedimiento. Android es mejor en esto. Puedo teclear más rápido en mi HTC HD con Swiftkey (una apliación asombrosa) pero no tan rápido como con la BB cuyas teclas en relieve están preparadas para los pulgares e incluso tiene un trackpad. Mis hijas están de acuerdo conmigo, dicen que teclear en el cristal con las uñas largas es complicado. La Blackberry Bold es mi principal elemento de comunicación para  mensajes, emails e incluso para postear. La BB Bold es mi herramienta de trabajo. Android y iPhone son mis alternativas para el ocio. Con la BB soy yo el que crea los contenidos. El Android y el iPhone los utilizo para disfrutar los contenidos que otros crean. La BB Bold es crucial en mi vida porque mi esposa y mis tres hijos mayores tienen Blackberries y utilizamos el sistema de mensajes (BBM) para comunicarnos. Muchos creen que las Blackberries son para gente mayor pero en la Universidad de Columbia, la Universidad de Nueva York (NYU) y en los institutos de secundaria de España, las Blackberries se utilizan muchísimo. Además, Blackberry es la única que me ofrece un servicio de roaming mundial a través de Movistar por sólo 20 euros más al mes. Con Android o iPhone, si no puedo conectarme a Fon u otra red WiFi, conectarme me saldría carisimo.

Así que, aunque parezca una locura, siempre llevo encima mis 3 smartphones.

Utilizo el iPhone y el Android para diferentes tipos de aplicaciones, que como todos sabemos, en la BB son pésimas.

Tengo que utilizar ambos dispositivos porque ninguno de ellos tiene suficiente batería para utilizarlo durante todo el día, así que los voy alternando. Creo que la gente en California no tiene ese problema porque viven prácticamente en sus coches, y los trabajadores de Apple y Google no llegan a darse cuenta de cuanta batería su software/cpu y otros chips consume. Ellos recargan sus smartphones mientras esperan en los atascos de tráfico. En el resto del mundo, es necesario que se mejoren las baterías o deberán instalar enchufes para recargarlas en los autobuses o en el metro.

En mi caso, no solo utilizo los smartphones, sino que reconozco que abuso de ellos. Los utilizo constantemente. Salgo en bicicleta prácticamente todos los días utilizando aplicaciones como Endomondo, aplicaciones de música como Spotify, también utilizo RadioMe en Android; Twitter, Facebook, G+ en Android y en iPhone (lo quiero en BB). Y también utilizo Seesmic para postear de forma múltiple. Dropbox para enviar archivos …

En ocasiones, le presto mi iPhone a mi hijo de 4 años que incluso abusa de este mucho más que yo. Es capaz  de jugar hasta en 20 juegos diferentes, ver vídeos, fotografías… Si cuando la gente hace referencia a que iPhone es para gente joven, si se refieren a niños de 4 años, estoy de acuerdo con ellos. Los niños pequeños encuentran en un iPhone el dispositivo ideal. A veces yo juego con él a Chopper o Angry Birds, y otras veces también juego yo sólo. El iPhone es sin duda el rey de los juegos.

Cuando hago cosas de mayores, utilizo Navionics (una aplicación sorprendente) para navegar y también aplicaciones de fotografía como Instagram (iPhone) o Picplz (Android). A menudo convierto mi Android o iPhone en un hotspot para el MacBook Air o iPad. Utilizo el BBM muchísimo, los PINs, Google Maps, Latitude, Whatsapp, Rebtel (para BB, es una aplicación muy buena que permite ahorrar dinero en las llamadas internacionales), Skype en iPhone y Android, Gmail – en todos lados, claro – la aplicación de WordPress para subir mis posts (esta funciona con las tres plataformas pero es mejor la de BB porque se sube igual que en Tumblr). Sonos controller está disponible para Android y iPhone, no para BB. Me encanta AirPlay en mi iPhone  ya que  a través de Airport Expresss puedo escuchar Spotify o iTunes en mi equipo de música. Utilizo con Android las aplicaciones de Fon, que me conectan automáticamente a cualquier red WiFi de Fon que esté al alcance. Y también disfruto de otras aplicaciones de música como Rdio o Grooveshark, más que aplicaciones para mi son como diferentes emisoras de radio, ninguna es buena para todo. Y por supuesto, utilizo las cámaras para hacer fotografías o vídeos, sin duda iPhone es el mejor en esto. Y luego está el tema de las copias de seguridad, porque estas aplicaciones a veces fallan, como las de deportes. Cuando salgo a andar en bici llevo dos smartphones recogiendo datos, Endomondo en el Android y Runkeeper en el iPhone, así me aseguro de tener una copia si alguno falla. ¿La mejor aplicación para hacer copias de seguridad? Dropbox, funciona en todos lados 🙂

Ahora, lo que casi nunca hago desde cualquiera de estos smartphones es enviar mensajes de texto o hacer llamadas.

¿Es eso mucho? Comparándolo con compañías enormes, como T Mobile, que tiene alrededor de 70,000, o France Telecom, Telefónica, ATT o Verizon, que tienen aún menos, podemos afirmar que, en efecto, es mucho. A día de hoy, ¡crecemos un T Mobile por mes! Y estamos muy contentos, porque (y esto que quede entre nosotros), hace 2 años, las cosas pintaban muy mal en FON. Los ordenadores portátiles no generaban interés suficiente en el roaming WiFi. Pero entonces surgió el iPhone, el mayor acaparador de ancho de banda. Y con él los netbooks, Androids, iPods, iPads, videoconsolas y otros tantos artilugios con conexión WiFi.

Con toda esta demanda, la oferta de WiFi se estaba quedando pequeña, pero aquí, en FON, trabajamos, junto con nuestros socios (BT, SFR, ZON, etc.), para conseguir tener conexión en todas partes. Como nos gusta decir, compartes un poco de tu ancho de banda en casa, y navegas gratis en todo el mundo.

Entonces, ¿estamos contentos? Sí, estamos contentos, pero no satisfechos. Queremos más WiFi. ¡Queremos llegar a los 10 millones de hotspots!

Esta tarde tomé estas fotos de los managers de FON en nuestro “cuartel general” en Madrid. Necesitamos añadir más de los otros managers alrededor del mundo. Nuestros Foneros. ¡Viva Free WiFi!

En este video muestro la increible cantidad de tiempo que tardan los Blackberries, iPhones y Nexus One para iniciar. Cuesta entender cómo es que estos teléfonos tan listos (smartphones) sean tan retardados a la hora de encenderse. Demoran más que las PCs.

Reblog this post [with Zemanta]

En este video toco otro tema muy importante, el de los teclados. Para leer mejor un iPhone para escribir mejor una Blackberry.

En el mundo de la telefonía móvil, como muestra el gráfico hay una relación inversa entre fama y teléfonos vendidos. En este sentido Apple es genial, llegó a ser la empresa de tecnología, hardware, más valiosa del mundo vendiendo pocos productos con márgenes enormes. El 40% del valor de su acción es el iPhone y Nokia vende tantos teléfonos en unos días como Apple en un año. Pero Apple se forra con cada teléfono. Claro, a nivel humanidad, Nokia toca mucho más a la humanidad que Apple. Pero Apple toca los bolsillos de sus accionistas.

Reblog this post [with Zemanta]
Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets