En medio del huracán Sandy, cuando más de un millón de hogares no tienen electricidad y con downtown NY apagado no se como pero me llegaron dos gadgets que había pedido, el iPad Mini y la Microsoft Surface.  Ayer los estuve probando y estas son mis primeras impresiones.

Microsoft Surface:

Cuando Microsoft era un monopolista global imparable a muchos nos causaba rechazo.  Ultimamente me pasa lo contrario, me da pena.  Especialmente por el tema Nokia, la ultima gran empresa de tecnología que queda en Europa y a punto de quebrar.  Quiero que la alianza Nokia Microsoft funcione.  Veo que la única esperanza es que si todas las laptops y netbooks se hacen tipo Windows Surface que Nokia los cientos de millones de usuarios Microsoft vean los móviles de Nokia como cómodos y útiles.  Así que quería que me gustara. Compré este modelo. Pero no, es una pena, no hace falta usarla mucho para darte cuenta que la Surface es un prototipo no un producto. No digo que no funcione porque funciona.  Pero le falta mucho para alcanzar a la tableta Nexus de Google, y no hablemos del iPad que está kilómetros por delante.  Lo que más falla en la Surface son las apps.  Si usas mucho Facebook, Twitter, Instagram, no encontrarás esas apps, tendrás que ir a apps de terceros o al navegador. Con Surface no hay manera de usar Instagram o Path, pero inclusive Facebook y Twitter aparecen mezclados en una app llamada People que no está muy claro como usarla.  Ahora lo que si tiene es un servicio de música gratuito, algo asi como un Pandora gratis. Esto no está mal.  Pero la tableta en si es muy grande y pesada por ser una tableta, me quedo con el formato del iPad grande.  Tiene temas interesantes como los mosaicos inteligentes y el Desktop por si eres adicto al viejo formato Windows y te sientes en casa en el escritorio, pero hoy en día tu tableta son tus apps y si no están ahí lo primero que te sale es decir, que pase la siguiente. El tema de las apps parece una tontería al principio, la pregunta es para que quiero apps si tengo un navegador.  Pero Apple demostró primero y luego Android también que las apps son un nuevo paradigma de usabilidad.  Y sin apps la Surface es como una nueva y atractiva discoteca pero sin marcha.

iPad Mini

Mientras que mi teléfono favorito ahora es el Samsung SIII en tabletas prefiero los iPads que los Androids, y con respecto al tamaño, Apple acertó con el iPad Mini.  Si nunca tuviste un iPad esta es tu oportunidad, es el iPad más barato y para muchas ocasiones el formato del Mini supera al del iPad. Es fina, muy liviana y te da toda la experiencia iPad.  Como negativo el display no es tan bueno como el del iPad y sigue el tema de que si quieres GPS la tienes que comprar con conectividad móvil algo realmente absurdo porque una cosa no tiene nada que ver con la otra. Esto es así en el iPad y el iPad Mini. Luego está el tema del iPad Mini vs la Nexus 7 y aquí me quedo con el iPad Mini más que nada por mi hijo Leo. Leo acaba de cumplir 6 años y la oferta de programas educativos, videos, juegos del entorno Apple es mucho mejor que la del entorno Android.

Termino haciendo un comentario sobre el nuevo iPod Touch.  Es casi como un iPhone 5 pero te ahorras la cuota mensual de tu operador móvil.  Lo que yo hago es en vez de usar el iPhone 5 que tengo que es español pero ahora estoy en USA es usar el nuevo iPod Touch que es casi igual pero más liviano y me conecto por WiFi. Cuando no encuentro WiFi me creo mi propio hotspot con el SIII y uso el iPod Touch.  ¿Por qué uso el iPod Touch si el SIII puede hacer casi lo mismo?  Porque la experiencia Apple es aún mejor que la Android en todo lo que sea foto, video y música.  Y uso Android y no iPhone 5  más que nada porque soy adicto al teclado Swiftkey y porque Android permite autoconectores de WiFi como el de Fon y Apple no. Con Swiftkey tengo un teclado que predice lo que voy a escribir y que entiende en qué idioma estoy escribiendo. Apple no tiene esa ventaja sino que mete una tecla globo a la que hay que darle cada vez que cambias de idioma algo muy incómodo para los que cambiamos premanentemente.  Pero la experiencia Android en foto y video es muy inferior a la de Apple. Y ni hablar de las apps de fotografía que hay en iOS tipo Snapseed y otras. Así que en mis salidas cotidianas llevo el SIII y el iPod Touch.

Enhanced by Zemanta

Cenando con Jose Cerdán me enseña que la microsim de su iPad es una SIM Movistar cortada a tijera. Lo de las microsim parece un timo obvio. Lo mejor es tener un iPad con Wifi y recibir señal WiFi de routers abiertos, de Fon o de tu propio móvil. Mi Nexus One con Barnacle One tira WiFi a mi iPad cuando no encuentro otra opción.

Reblog this post [with Zemanta]

En este video toco dos temas, uno el de los españoles y su obsesión por decir todo como si hubiese sido pensado en castellano cuando la triste verdad es que muy poco se inventa en castellano. El otro es el del iPad mismo y como se saca de la cárcel y las cosas que se pueden hacer con el una vez escapado. El primer tema es para todos los que nos apena ver al idioma como un campo de batalla. El segundo es para los amigos geeks.

Empiezo con el tema del fanatismo del castellano.

El resto de la población que habla castellano, mexicanos, chilenos, argentinos, colombianos, venezolanos, y otros apenas tienen acceso a una buena educación, tratan de estudiar inglés. Se dan cuenta que la mayor innovación viene en inglés y quieren ser parte de este fascinante proceso. Pero no solo los latinoaméricanos sino que también los franceses, alemanes, italianos estudian más inglés que los españoles. Además, cuando hablan sus propios idiomas y encuentran palabras inglesas las pronuncian como en su idioma de origen y en general están menos obsesionados con traducir y mantener la pureza de su lengua. Piensan como yo, que la pureza está en la mezcla (así se llama mi blog en El Mundo). La idea en el resto de Europa en el resto del mundo pero no en España es aislar a la palabra inglesa, reconocerla como extranjera, pronunciarla como extranjera a diferencia del resto. Es mostrar que la palabra viene de otro idioma. Así los norteamericanos pronuncian Zeitgeist la conferencia de Google a la que voy mañana, como en alemán no como en inglés. Es interesante que los que hablan inglés hacen tratan de aprender otros idioma, de conocer su pronunciación y tratan de pronunciar las palabras francesas, alemanas y españolas que usan como se pronuncian en su idioma original. Digamos que en general en todo el mundo está bien visto pronunciar una palabra inglesa o extranjera como se pronuncia en su idioma original. En todo el mundo menos en España donde si pronuncias con acento inglés una palabra en inglés…te miran mal.

En España, como el idioma es señal de conflicto y como el país tiene una enorme tensión con el tema de los idiomas inclusive me han corregido llamar español al español. Me dicen que hay que llamarlo castellano. Esto es incomprensible para el 90% de las personas que hablan español y que al llegar a la “madre patria” le cuentan que aquí el español no es un idioma sino que hay que decirle castellano porque español son todos los idiomas, es decir el catalán es español, el vasco que no suena nada como el español es español, el gallego que se parece más al portugués que el español es español, pero ninguno de ellos son castellano. Así que resulta que aunque todos los extranjeros creen que están estudiando “spanish”, “espagnol”, “spanisch” cuando llegan a España le dicen que estuvieron aprendiendo otro idioma.

Pero además lo que no está claro “en castellano” es qué se traduce y qué se deja en el idioma original y de lo que se deja en el idioma original como se pronuncia. Cuando llegué a España en el 95 este tema me confundía bastante y aún cuando doy charlas me siento perseguido con exactamente la cantidad de palabras en inglés que se pueden decir. Este tema es especialmente difícil en temas de computación o como se dice en España informática país, ya que en este país las computadoras son ordenadores y esta es la primera de una larga lista de palabras que son diferentes. Ejemplos: en latinoamérica se dice hard drive pronunciado hard draive y en España disco duro, en latinoamérica se dice attachment en España archivo adjunto, en latinoamérica se dice wai fai, en España wifi. En latinoamérica el cine no está doblado, en España si y se nota en la mala pronunciación del inglés por parte de los españoles. Doblar las películas en mi opinión es denigrar el arte, borrar la voz de los actores que es una parte fundamental de la actuación. Prefiero ver películas en ruso aunque no lo entienda, que con un actor ruso cuya voz fue extraida de la película y terminó hablando como si fuera de Madrid. En inglés inclusive los acentos son una parte muy importante de la trama de la película. Los acentos extranjeros se usan para contar una historia, algo que se pierde en el doblaje. El resultado de crecer en una península en la que el lenguaje es un campo de batalla entre culturas, es que el español crece con una falta de cultura por lo extranjero. Al venir a España tuve que decir garage tal como se pronuncia, pijama tal como se pronuncia. El español crece con una idea equivocada del nivel de creatividad, innovación que en el resto del mundo es en castellano cuando la triste historia es que los 400 millones de personas que hablamos castellanos contribuimos en manera desproporcionadamente baja al progreso de la ciencia y la tecnología.

Es por eso que en mi video empiezo hablar del iPad escapado de la cárcel (jailbroken) o de las conexiones diente azul (bluetooth). Es un poco en chiste pero otro poco en serio. Porque al final en España SI se usan palabras extranjeras y a veces se pronuncian bien (en España bluetooth se dice blututh y se pronuncia bien). Mi objetivo es que hablando de dientes azules los españoles más fanáticos se puedan dar cuenta como nos sentimos nosotros, los inmigrantes, al escuchar hablar de archivos adjuntos. Mi primer choque cultural con este tema fue cuando ocurrió cuando se me ocurrió el nombre Jazztel a una empresa de telecomunicaciones y la gente lo pronunciaba como si fuera un jazmin que habla por teléfono y no como el Jazz, el género musical.

Pero bueno además de esto uso este tema para contar cómo funciona un jailbroken iPad con mouse y teclado como se diría en latinoamérica o con ratón y teclado como se dice en España. Ya que en latinoamérica también se traduce y en todos los idiomas se traduce, solo que menos en España, y con menos fanatismo.

iPad escapado de la cárcel from Martin Varsavsky on Vimeo.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets