Durante décadas en tecnología sólo había dos lenguas: la de la manzana y la de la ventana. O eras de Windows o eras de Mac. Como en todo, siempre había otras lenguas minoritarias que luchaban por encontrar su sitio (Linux) pero el pastel se cortaba básicamente en esas dos porciones.

Ahora este bilingüismo ha cambiado. La batalla en estos días es móvil y los contrincantes son iOS y Android. Los típicos “Mac es mejor porque me deja hacer esto” o “Yo prefiero Windows porque es mejor para esto otro”  se han transformado en “¿Con tu iPhone puedes hacer esto?” y “¿Android te deja hacer esto otro?”

Como CEO de Fon quiero ser neutral, tenemos ahora la red WiFi más grande del mundo y nos hemos beneficiado enormemente de estos dos sistemas operativos.  Es parte de mi trabajo conocer a fondo ambos sistemas por lo que mis bolsillos están llenos siempre: en un lado llevo un iPhone y en el otro un Android.  La Blackberry la abandoné cuando finalmente aprendí a escribir en teclados/pantalla. A este punto lo único realmente bueno de la Blackberry es que es el dispositivo más económico si viajas mucho, el del roaming celular más barato. En los otros o usas WiFi o te matan con el roaming.

Android por su parte, me gusta mucho por los teclados Swiftkey, que te dejan escribir en muchos idiomas y te detecta el que estás usando y que en iOS no están permitidos. iOS tiene un globito para cambiar idiomas que consideo torpe y no se da cuenta en qué idioma estás escribiendo. Solo SwiftKey es una de las principales razones por las que prefiero Android.  También los administradores de conexión WiFI como el de Fon, que permiten autoconectarse a redes WiFi y que en el iPhone tampoco pueden instalarse. Es terrible como los productos Apple no recuerdan redes WiFi via cookies como la de Fon y tienes que meter una y otra vez la contraseña.  Además Android es más “libre” y tiene más aplicaciones gratis.

Pero iOS es mejor para la fotografía. Snapseed es mi app preferida para fotografía pero hay muchas.  El hardware y el software en cada versión del iPhone mejora con creces. El video también es otro punto fuerte del iOS, la variedad de juegos es claramente superior a Android. La pantalla retina es una pasada. Apple siguió con una buena regla que tenía con la Mac y es hacer pocos modelos y lograr que sean geniales.  Pero ahora Samsung les copió con el SIII y le ha ido bastante bien.  Ahora mismo uso un iPhone 5 y un SIII y son los dos brillantes. En términos de tamaño me quedo con el SIII, me parece muy finito el iPhone 5, hay que tener dedos bastante chicos para escribir con esa anchura de pantalla.

La batalla Windows vs. Mac la ganó Mac en mi opinión de usuario, pero esta sigue todavía abierta en el mercado donde gana Microsoft. Para mi pasarse de Windows a Mac es 2 semanas de dolor y una vida de gloria.  Pero curiosamente aunque Apple perdió contra Apple en el formato PC, creo que al final Apple ganará pero no tratando de pelear en las laptops, netbooks y desktops, terreno hostil para el gigante de Cupertino, sino con iPads, iPad Minis y con la ayuda de Android que hace que todos se pasen a las tabletas.  Microsoft como empresa la veo en una decadencia inexorable.

Estos días estoy probando el Lumia 800 de Nokia que tengo gracias a Hans Peter Brondmo, un amigo que trabaja en la compañía. Es un teléfono bonito, que se ha convertido en uno de mis favoritos en cuanto al hardware, incluso mejor que el HTC, el Samsung o el iPhone en términos de apariencia y diseño. Uno de los inconvenientes que encuentro es la falta de la cámara frontal, que seguramente no es un fallo de Nokia sino de Microsoft. El Nokia Lumia 800 parece hecho de un material muy sólido, no sé cual es exactamente pero parece bastante mejor que la carcasa de plástico del Samsung o la combinación metálica/plástica del iPhone. Este teléfono viene con el sistema operativo Windows Phone 7, que también tiene un gran diseño, pero echo de menos bastantes características que necesito. Estando acostumbrado a utilizar Google, resulta bastante molesto que WP te obligue a usar Bing. También complica el uso de Google Maps y básicamente te obliga a utilizar los mapas de Nokia, que tienen unas gráficas muy malas aunque en funcionamiento se parece mucho a Google Maps. No existe todavía una aplicación para Tumblr, y por ejemplo la aplicación disponible para Youtube ni siquiera es una aplicación, sino que es simplemente un acceso que te redirige a la página principal de Youtube. En general, todavía es bastante limitada la selección de aplicaciones y juegos en comparación con iPhone o Android.

Lo que sí es fantástico de WP es la integración con Xbox Live que permite interactuar con la consola de videojuegos Xbox 360 de Microsoft con Kinect. Aquí podéis ver un vídeo que muestra cómo funciona esta integración. Para aquellos usuarios que estén muy interesados y les gusten mucho los juegos, esta exclusiva característica puede ser suficiente razón para que se hagan con un dispositivo con WP.

Cuando navegas con el Internet Explorer y quieres compartir una información, todas las redes sociales aparecen juntas bajo una única opción (por defecto se comparte la información simultáneamente en Twitter, Facebook y una red desconocida para mi llamada Windows Live, a no ser que manualmente selecciones la red social a la que quieres compartir). Si necesitas un dispositivo multilingüe, como es mi caso, Swiftkey es para Android el mejor teclado con texto predictivo en múltiples idiomas. WP también cuenta con un teclado predictivo multilingüe, pero hay que ir intercambiando los idiomas mediante una tecla que está colocada en el sitio incorrecto. El iPhone tiene su globo terráqueo, pero Android es sin duda el mejor en este aspecto. Cuando escribes en el Lumia, pulsar las teclas correctas es complicado, y bastante frustrante porque no tiene ni la opción de activar la vibración cuando tecleas.

En Android tanto la aplicación de Google para fotos como Google+ están muy bien integradas, de tal forma que cualquier foto se carga directamente a la nube (cloud) de Google. Con iPhone ocurre algo similar, pero WP no tiene esta función de enviar las fotos a la nube automáticamente, ni siquiera tiene un servicio de nube bueno. Sé que existe una especie de nube de Microsoft, pero su funcionamiento no lo tengo muy claro. iPhone y Android te permiten acceder a Apple o Google, pero con Lumia tienes que acceder por un lado a Microsoft y por otro lado a Nokia a través de dos cuentas separadas con sus respectivas contraseñas. La gente solía tener contraseñas de Microsoft, ahora son muy pocos los que aún las conservan. Todavía me queda encontrar una aplicación o algún tipo de configuración que me permita activar o desactivar de forma sencilla las diferentes conexiones inalámbricas como el bluetooth, Wifi o 3G para poder así incrementar la duración de la batería. Ahora, lo que es magnífico del Lumia es que tarda muy poco en encenderse, y la velocidad en general con la que funcionan las aplicaciones es muy buena.

Si Nokia y Microsoft logran desarrollar las 500 aplicaciones más populares de iOS y Android para la plataforma WP y corregir algunos de los problemas que mencioné anteriormente, su estrategia podría ser exitosa después de todo. En su momento comenté que Nokia tenía un 20% de probabilidad de sobrevivir, pero después de ver lo que han sido capaces de lograr en los últimos meses creo ahora que sí tienen una probabilidad de éxito algo más alta. Sería estupendo ver a Nokia recuperar su fortaleza anterior, además de que una mayor competencia de mercado siempre mejora los ecosistemas. Como último comentario quiero añadir que cuando tengo el Lumia 800 en mis manos, me encantaría que tuviera Android!

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets