Hoy El País tiene una importante, pero pesada nota sobre el tema de lo retrasada que está la ciencia en España. Leyéndola pensé lo siguiente: España es un país superexitoso, pero al mismo tiempo no crea o inventa casi nada. España vive de la innovación extranjera y, por lo tanto, pienso que crear, inventar o investigar son en general actividades que en su conjunto pierden dinero: lo que se gana con patentes y protección intelectual no compensa lo que se pierde en investigaciones que no llevan a ningún lado.

Si no fuera así, a España no le iría tan bien viviendo de la creatividad de los demás. Pero, en este caso, el argumento puramente económico no me convence. Me encanta la ciencia y la tecnología y una de las cosas que más extraño de los 18 años que pasé en Estados Unidos antes de venir a España, era educarme y trabajar en un país enormemente creativo. Sueño con que España también lo sea.
Leer Más

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets