Telefónica viene haciendo trampa y riéndose de los consumidores desde que comenzó la liberalización. Yo lo sufrí compitiendo contra ellos desde Jazztel y Ya.com. La trampa es muy sencilla. Jazztel, por ejemplo, construyó una red de fibra óptica enorme que llega a las centrales de Telefónica, quienes tienen la obligación de entregarle pares de cobre que van a la casa del abonado. Lo que hace Telefónica es que los entrega, pero muy tarde, entonces la gente se cansa y se va con Telefónica. Pero el problema es que Telefónica está tan blindada por el gobierno, al tener medios y otras cosas que en otros países no le dejan tener a los competidores, que aunque frecuentemente conseguíamos que les multaran, las multas eran de un valor irrisorio. Algo así como que cada vez que te pillaran mal aparcado te hicieran pagar 1 euro y te dijeran, malo, malo.

Bueno, por suerte los chicos de Bruselas se despertaron y le encajaron una multa de 151 millones de euros al ex (aún casi) monopolio del fijo. Ahora lo triste es que, viendo la reacción de la bolsa, parece claro que el mercado asume que Telefónica no va a pagar esta multa. E igual esta multa no es nada comparada con las multas que el regulador francés le metió a France Telecom. ¿Cómo se puede solucionar este problema? De dos maneras. Una es haciendo lo que hizo Ono y otros cableros que decidieron llegar hasta el usuario de una manera que Telefónica ya no pudo hacer nada. La otra es hacer lo que yo siempre quise hacer en Jazztel y que creo que tendría que ser la estrategia de Jazztel, y es llegar a casa del usuario con una combinación de fibra óptica con cable de categoría 6 donde no pueda llegar con ADSL. De esa manera, Jazztel se destacaría con un servicio bidireccional de 100 megas con el que creo que el 10% más fanático de los internautas pagaría algo de 60 euros por mes para tenerlo y hacer la inversión rentable. Este es el servicio que ofrece mi amigo de Labs2 en Suecia y que se ofrece comunmente en Corea y Japón. En mi opinión, Jazztel se equivocó en usar tantos recursos económicos para competir en publicidad y precio ofreciendo un servicio mediocre y hubiera sido mucho mejor ofrecer un servicio independiente de Telefónica llegando directamente al cliente. La mejor manera de que Telefónica no pueda hacer trampa es haciendo lo que hicieron Ono o Vodafone y es simplemente, pasar de ellos.

Hoy estuve visitando Labs2 y probé navegar por internet a un giga. Lab2 de Suecia vende una conexión a internet a un giga de bajada y subida por 89 euros. INCREIBLE. La experiencia de navegar a un giga es como la de aterrizar pilotando un jet. Éxtasis.

Ejemplos: bajé el nuevo soft de Skype en menos de un segundo, los trailers (de 200 megas) de alta definición de Apple en menos de 3 segundos, las canciones del nuevo Napster de pago en un segundo cada una o menos. No me quería ir.

En mi casa de Madrid tengo aún una conexión de 1 mega de bajada y mucho menos de subida. Pedí uno mejor, pero me tienen esperando hace 5 semanas. Este sistema, que combina fibra óptica con cable de categoría 6 por una distancia de hasta 100 metros, es lo mejor que vi en mi vida.

Mañana lanzamos FON en Suecia. Estoy en SIME, la conferencia escandinava de internet. Suecia es un caso muy interesante, porque la gente está fascinada con la idea de FON, pero ni por ganar dinero ni por ahorrar dinero. Aquí hay mucho ancho de banda y muy barato. Lo que le gusta a los suecos es tener una red con muchísimo ancho de banda por wifi en una red unificada. Dicen que el 3G se les quedó muy corto. Hay empresas aquí que ofrecen conexiones con fibra óptica al hogar de 100 MB por 30 euros, una locura. Son las únicas conexiones que vi para las que el cuello de botella es el wifi de 54 MB.

El viernes pedí que me llevaran a ver una demostración sobre cómo es navegar a esa velocidad. Para mi la sensación debe ser lo mismo que para un amante de la velocidad salir a dar una vuelta en un Ferrari.

Siempre tuve claro que el tema de que si el cliente de un ISP puede o no instalar FON está regulado por el contrato entre el usuario y el ISP. Pero, como había foneros preocupados de que existían leyes que estrictamente prohibían FON por parte del gobierno, fuimos a ver a uno de los mejores abogados de España, Uría Menéndez. Bueno, tal como os decía, el tema es así: el gobierno, inteligentemente, lo deja a discreción del ISP. Si Telefónica no quiere que instales FON te lo puede prohibir, lo mismo con Wannado y los demás. La clave es que le preguntes a tu operador si te va a despedir como cliente si te haces FONERO. Si te despide prepárate a cambiarte a Jazztel, que ya nos dijo que es fonera.
Leer Más

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets