Por suerte, el espíritu del proyecto MenorcaTech del que empezamos a hablar el año pasado fue contagioso y muchos proyectos fueron concretándose y fortaliciéndose en estos meses.

Por eso decidí que en lugar de empezar de cero y abrir un centro de coworking en la isla, lo más productivo en este momento es brindar todo mi apoyo a los increíbles equipos que están haciéndolo realidad.

Quiero invitar a todos los emprendedores de Menorca, de Baleares en general, de la península, de Europa y del mundo a conocer estos 3 proyectos:

el-plato-joves-empresaris-menorca-1024x4191. El Plató de Joves Empresaris: Carmen Crespo creó este centro de coworking en Mahón. Ahí se respira energía positiva en cada rincón. Es un espacio con muy “buen rollo” que invita a la creatividad y fundamentalmente al networking. Se organizan eventos muy originales cada semana para que todos los emprendedores que están allí trabajando puedan seguir capacitándose o simplemente para que se relacionen y divierten. Para más información, podeis ver la página de El Plató: http://elplatodejoves.com

espacio-coworking-22. CAEB Menorca: su director es Josep Fortuny. Este espacio tiene una ubicación privilegiada en el centro de Mahón con unas vistas espectaculares sobre el puerto. Otro acierto es que están vinculados con el ParcBit de Palma de Mallorca y quien se una a esta iniciativa recibirá vía convenio las mismas ventajas que tendría un emprendedor incubado allí. Para más información la web es: http://incubadora.caeb.es/

xisco43. Coworking Mercadal: este proyecto todavía está en fase de desarrollo y tiene muchísimo potencial. Su promotor es Xisco Ametller, el alcalde de Mercadal. Lo más impactante de esta iniciativa es la increíble oferta de instalaciones que este pueblo tiene para los emprendedores. Hay salas de conferencia equipadas con la tecnología más puntera, centros de convenciones, salas de reuniones y hasta la posibilidad de trabajar de vez en cuando desde el Faro de Cavalleria con una de las vistas más impresionantes de la isla. Para más información, contactar con Xisco en general(a)esmercadal.es.

Mi plan ahora es conseguir acuerdos de “roaming” entre estos y otros sitios de co-working en Europa y USA. La idea es que los emprendedores internacionales puedan moverse libremente entre estos centros y trabajar desde lugares tan especiales como Menorca durante una temporada o porque no, durante unos años.

El pasado día 7 de abril, tuvo lugar en mi finca la reunión de emprendedores para la puesta en común de ideas sobré cómo debería ser, qué debería incluir, cómo tendría que desarrollarse la posible creación de un ParcBit en Alaior, Menorca.  Aquí está mi post sobre cómo surgió la idea tras una reunión con la Alcaldesa de Alaior.

Asistieron al encuentro unas 25 personas entre futuros emprendedores y posibles colaboradores, procedentes de diversos sectores y se discutieron aspectos muy variados, desde el nombre que debería tener hasta el idioma que debería regir el parque, por supuesto el inglés ganó por mayoría. Lo que quedó claro, fue que hay que aprovechar el atractivo de Menorca, por la belleza y el interés que despierta como isla y por la calidad de vida que ofrece, para atraer a emprendedores de toda Europa y también para fomentar la iniciativa de empresarios menorquines.   La masa crítica de proyectos necesaria estaría en torno a los 20.

Este debería ser un poyecto con un espíritu altruista, que fomente el voluntariado y fue sorprendente como la gran mayoría de los asistentes se ofrecieron como profesores, para dar charlas formativas a los futuros emprendedores sobre diferentes temáticas.

Aunque todavía no existe un nombre final para el proyecto, la idea se conoce ya por MenorcaTech. Puedes manternerte informado a través de #menorcatech o seguir a @rogerferrerkemp, regidor del Ayuntamiento que irá informando sobre la evolución del proyecto.

Aún quedan muchos asuntos por tratar para comenzar a definir y estructurar el proyecto. Pero hemos empezado y  seguro que con la colaboración de todos los que habéis ofrecido vuestra ayuda podremos hacer de esta iniciativa un proyecto de todos.

He leído la reforma laboral española y estoy decepcionado. El plan que presenté a ambos ministros, Luis de Guindos y Cristóbal Montoro, un plan que abarataba la contratación, no fue seriamente considerado. En su lugar,ganó la vieja industria. La industria que despide. La nueva ley hace que sea mucho más barato despedir a la gente, algo que en algunas situaciones puede ser necesario para salvar una empresa, pero que no va a solucionar el problema del 23% de paro y 50% de paro juvenil en España. Lo que si va a hacer es que las empresas sean más rentables a costa del gobierno, pero no que empleen más gente.  Es interesante que el mismo gobierno no se animó a producir una estimación de cómo evolucionaría el paro con o sin su plan.  Solo dicen que es necesario.

Los emprendedores que tenemos empresas que están creciendo, como es mi caso en Fon, esperábamos un plan que hiciera más barato contratar gente no despedirla. Para nosotros los despidos son cosa rara y relacionada con empleados que no trabajan como los demás. La mitad de lo que las compañías gastan en salarios para el empleado medio en España se lo lleva la Administración en una mezcla de impuestos que son pagados tanto por el empleador como por el empleado, incluyendo impuestos al consumo. Lo que yo esperaba es que por unos años, hasta que la tasa de desempleo bajara drasticamente, la Administración se “quitara de en medio” en la relación entre compañías que están creciendo y empleados, permitiéndoles a éstas contratar sin pagar los impuestos asociados a esta contratación como la seguridad social. De esta manera conseguiríamos tres objetivos: el empleo crecería, los empleados ganarían más, y la economía crecería. Además al quebrar la tendencia por ahora imparable del aumento del paro, bajaría el riesgo país y mejorarían las finanzas españolas. Aunque la Administración no recibiría dinero por cada desempleado contratado, al menos dejaría de pagar los subsidios de desempleo, y en dos años empezaría a recibir estos beneficios nuevamente (mi plan está explicado abajo en español). Y estos empleados consumirían más reactivando la economía. Pero en lugar de que ocurra esto la industria en decadencia ganó, y ahora que será más barato para las empresas en pérdidas despedir empleados, el desempleo aumentará.

El PP tenía dos opciones, podían recompensar a aquellos que aumentaban plantilla o a aquellos que despedían, y ha elegido la segunda opción.

Agradezco a Patricia Valdez Tappata que tradujo este artículo del original.

Un pedido, si vas a comentar por favor lee el plan que le presenté a Montoro que aparece enlazado arriba. Ahí explico como se puede abaratar el empleo y aumentar la recaudación al mismo tiempo dada la situación de pago extremo actual.

Una de las preguntas que más me hacen los periodistas cuando me entrevistan es “ ¿De dónde sacas el tiempo para hacer todo lo que haces? Diriges Fon, eres un angel investor en muchos países, das clases en el IE, participas en conferencias, diriges la Fundación que lleva tu nombre y además, tienes mujer y 5 hijos, tienes tiempo para salir en bicicleta, navegar y muchas cosas más, ¿cómo lo consigues?”

Mi respuesta por lo general es que Fon tiene un gran equipo de directivos, muy  cualificados y de confianza, y que es una compañía llena de talento de tal manera que puedo delegar fácilmente. Y esto es cierto y les estoy muy pero muy agradecidos. Considero mi rol como emprendedor generar ideas, tener una visión, ser el vendedor número uno de Fon, pero no estar en todas las reuniones ni micro gestionar la empresa. Pero esta no explica de dónde saco tanto tiempo para hacer tantas cosas. Aquí van una serie de secretos que decidí compartir sobre el asunto. Algunos te van a parecer elitistas o fuera de tu alcance pero la mayoría cualquiera puede implementarlos y no son solo para emprendedores de internet.

– Casi nunca veo la TV, hay estudios que dicen que como media por persona, se consumen unas 20 horas a la semana. Si veo algo es en Netflix o Youtube, ahí es donde obtengo mis películas y los contenidos que me interesan. Casi nunca voy al cine y veo todas las películas con la familia, en la sala de cine de mi casa. Ya con no ver tele, que si se fija uno lo que ve la gente es casi todo telebasura, tengo 14 años de mi vida para hacer otras cosas.

– No me interesan ver deportes profesionales en la tele ni comentarlos, ni leer sobre ellos en internet, o en periódicos, esta es otra actividad que parece  consumir horas y horas de la vida de la gente, incluyendo algunos de mis amigos. Lo que si hago es dedicarle el mismo tiempo que otros pasan viendo deportes en la tele a practicar deportes, unas 8 horas por semana que dedico principalmente a la bici de montaña.

– Leo pocos libros porque no tengo 30 horas para dedicar exclusivamente a cada uno de ellos. Sin embargo, leo mucho en internet y algunas revistas e historias cortas. Pero mucho de mi producción escrita que se ve en este blog, en artículos que publico para medios o en redes sociales es tiempo que tomo de leer, es decir en vez de leer escribo. No me daría el tiempo para leer muchos libros y escribir. Reservo para la lectura momentos especiales, como cuando navego. Me paso unos 40 dias al año navegando y ahí si que disfruto de novelas, o en la última navegada, la biografía de Steve Jobs.

– Acicalamiento personal: mucha gente de negocios dedica una parte importante de su tiempo a elegir su vestuario, ir a la peluquería, manicuras, pedicuras… y todo tipo de cuidados personales que son grandes consumidores de tiempo. En cambio, yo en ocasiones me corto el pelo a mi mismo, visto de una manera simple, vaqueros y zapatillas, nunca llevo corbata o traje. Tampoco dedico mucho tiempo a ir de compras, compro casi todo online. Mi esposa Nina me compra la ropa. Con esto me ahorro en promedio una hora por día que puedo dedicar a mi familia, amigos, trabajo.

– Logística y viajes: en ocasiones conduzco, pero tengo un chófer que me permite ir trabajando mientras me traslado de un sitio a otro. Es por supuesto un lujo, pero es un lujo que me ahorra tiempo. También tengo mi casa a 10 minutos de mi oficina,  a 20 minutos del aeropuerto y cerca de los colegios de mis hijos. Cuento  con otro lujo bastante especial, un pequeño jet privado que me ayuda a no pasar demasiado tiempo en los aeropuertos. Sé que los aviones tienen un importante coste medioambiental, pero he construido unos cuantos parques eólicos para compensar mi pecado.  🙂

– Aunque mi compañía se llama Fon, rara vez hago llamadas telefónicas. Me comunico por casi todas las plataformas imaginables: BBM, Whatsapp, Skype, Google Talk, etc. pero las llamadas por teléfono las dejo principalmente para la familia y los amigos, aunque rara vez. Prefiero la comunicación por medios electrónicos o las reuniones en persona. Esto también me ahorra una hora al día en comparación con otros, o más.

– No bebo. Puede ser sorprendente pero rara vez bebo, si acaso un vaso de vino en la comida. No me gusta la cerveza ni los licores. Beber es algo que consume una increíble cantidad de tiempo en la vida de alguna gente y les hace inútiles para un montón de otras actividades durante  un importante porcentaje de tiempo de sus vidas. No ser bebedor, me ha puesto en situaciones difíciles a la hora de hacer negocios,  especialmente en Japón, pero no es que yo esté en contra, sino que me da  náuseas. Lo mismo me ocurre con las drogas, probé algunas, pero no me gustaron. Ni cigarrillos o puros, no fumé ni uno entero en mi vida, sólo un par de porros, pero tampoco tuvieron éxito. Ser abstemio durante las noches, los fines de semana, ¡ya eso me hace ser más productivo que la mayoría! Piensa en las horas que se pasan medio borrachos tus amigos en su vida. Yo voy de marcha igual, y me la paso genial bebiendo zumos de naranja.

– En rara ocasión celebro comidas o cenas de negocios. Estas horas  las comparto con la familia y los amigos. La mayoría de las reuniones las tengo en la oficina y durante las mañana. Trabajo de 9 a 2. Las tardes son para la familia y para el deporte. Las reuniones de trabajo son invariablemente cortas. Luego sin embargo, siempre estoy online y trabajo online. Pero no me gusta estar en la oficina, únicamente por estar en la oficina. Ahora, siempre que estoy en Fon, mi puerta está abierto y las personas del equipo pueden entrar para reuniones cortas. Los trabajadores de Fon saben que valoro mucho mi tiempo, pero saben también que estoy allí siempre que sea realmente necesario.

– Soy puntual y poco paciente con los que no lo son. No hago que nadie me espere y no espero a nadie. Supongo que la gente ya lo debe saber porque todos solemos llegar a la hora.

– Hago que las redes sociales trabajen para mi. La gente me suele decir que en qué momento trabajo, si gasto muchísimo tiempo conectado a las redes. Pero es que utilizo las redes para tomar notas, como cuando tengo una  idea para un negocio y escribo un post, para compartirlas, para  trabajar con gente en red… Las redes sociales pueden parecer una pérdida de tiempo para muchos, pero para mi son una forma de ahorrar tiempo: recluto gente en twitter y hago brainstorming en Google+ o en mi blog. Trabajo desde dentro de las redes sociales, se me ocurren ideas, es una prueba de sensatez muchas veces, el crowdsourcing me ahorra tiempo. Cuando tuiteo uso Tweetdeck para que mis tweets se repitan en distintos momentos en los que hago otras cosas. Esto me permite tuitear en distintas zonas horarias aunque a veces la gente se enfada porque no respondo y realmente estoy durmiendo. También he desarrollado una app para Android que me permite escuchar lo que pasa en mis redes sociales mientras voy en bici. Se llama Radiome y lee los mensajes de las redes sociales mientras escuchas música, es perfecto para conducir o en mi caso ir en bici.

– Aunque muchos creen que no duermo, duermo bien, 8 horas más o menos. Dormir es una parte importante del día. Duermo mucho mejor con mi mujer que cuando viajo solo sin ella. Últimamente duermo con nuestro bebé de 5 meses y aun así,  consigo dormir razonablemente bien. Tenemos la suerte de tener un bebé que duerme 11 horas casi cada noche,  mucho mejor que  mis hijos mayores y creo que es porque hemos decidido dormir con ella y adoptar la práctica del co-sleeping.

– Voy a un par de conferencias al mes. Lo que me gusta de las conferencias suele ser el contenido, como en TED, pero lo mejor es que veo a mucha gente a la vez. Mucha gente cree que las conferencias son una pérdida de tiempo, yo creo que son una forma muy eficiente de reunirte con mucha gente en persona en un mismo lugar.

– Finalmente, digo que no a muchas invitaciones, eventos, cenas y encuentros de negocios. Veo el tiempo como un marinero ve el viento o un fotógrafo ve la luz, como algo que se debe utilizar, gestionar y moldear, no como algo de lo que se deba ser una víctima o se deba ver pasar. Soy puntual.

Y sí, tengo a un gran equipo de personas que trabajan para mi y me ayudan y les estoy muy, muy agradecido por ello.

P.D.  Hay una versión más corta de este artículo y el debate sigue también en Google+

Artículo original publicado en el Huffington Post

Post  traducido por Lorena G. Montes, PA to Martin Varsavsky del original On managing my time.

Varias veces he criticado en este blog la forma de hacer negocios en Europa. Sin embargo, sigo desarrollando FON en España. Hemos considerado la idea de mudar la empresa a USA a pedido de Google, pero decidimos quedarnos en España. Voy a elaborar un poco este tema. Fon: ¿Por qué en Europa?

Primero veamos las razones obvias por las que FON, una empresa de tecnología, debería estar en Silicon Valley. Silicon Valley es el epicentro mundial donde se establecen tendencias, y como FON se ha convertido en la mayor comunidad WiFi del mundo, basado principalmente en el boca a boca, sería mucho más fácil para nosotros crear una tendencia positiva o buenas críticas desde allí.  En efecto, todas las veces en las que he logrado sobreponerme a las 9 horas de jetlag para ir a Silicon Valley por algunos días, hemos terminado teniendo una excelente cobertura por parte de la prensa especializada de USA que repercute globalmente. Cuando alguien en España escribe algo, se lee en España. Cuando alguien escribe en Techcrunch, por ejemplo, se lee en todo el mundo. Y así de triste como suena, los europeos terminan “comprando” lo que los blogs de Silicon Valley promueven y los blogueros locales traducen. La comunicación global es una ruta que va en una sola dirección y Fon tiene que luchar contra eso.  La segunda razón es porque un buen porcentaje de las mentes más brillantes del mundo están concentradas en Silicon Valley. El 53% de los trabajadores de Silicon Valley no nacieron en USA. Si bien existe una competencia feroz entre las empresas, también es cierto que hay mucha colaboración entre las mismas. Y FON, estando en España, se está quedando fuera de ese circuito creativo.

Pero aún conociendo estos factores positivos, estimé los costos de mudar la empresa a USA y finalmente decidí no hacerlo porque, aunque parezca sorprendente, España es para nosotros más competitiva que Estados Unidos. Aunque aquí las cargas sociales son más altas que en USA, las indemnizaciones también. Si uno logra elegir muy bien al personal, como hemos hecho en Fon, operando en España tenemos dos gastos que son muchísimo más bajos que en USA: los gastos médicos y legales y, en general, como España gasta una mínima proporción de lo que gasta USA en el ejército, ese ahorro se traduce en muchos más servicios sociales que hacen que al empleado el sueldo le rinda más.

Calvin Coolidge dijo en los 20’s que “el negocio de USA son los negocios” (the business of America is business). Luego de haber hecho empresas en USA por 20 años, yo diría que “el negocio de USA son los negocios…siempre y cuando los abogados digan que es posible”. Y a pesar de que digan que sí, estamos hablando de un ambiente muy inestable y muy costoso en términos legales para hacer negocios. He creado star-ups en USA y en Europa y tengo la experiencia y datos suficientes como para hacer una comparación.

En la vida de una start-up europea, los costes legales son aproximadamente un 75% más bajos que en USA. En Europa continental el sistema legal está basado en el sistema Napoleónico que establece claramente qué es legal y qué es ilegal. Cuando hago negocios en USA, tengo que pagar $600 la hora a unos abogados que pasan muchas horas buscando una solución y que nunca me dan una respuesta clara. No los culpo. La jurisprudencia es muy costosa de estudiar y sus resultados son inciertos. Pero en Europa el mismo abogado puede costarme $200 la hora por no tener que ser tan experto y pasar un máximo de unas 3 horas antes de darme una respuesta por si o por no. Entonces, mientras que en Viatel recibía facturas de abogados por $600.000 por año, en FON las mismas no superan lo $90.000 por año. Y no solo los abogados son más baratos, sino que cualquier tipo de demanda en España cuesta muchísimo menos comparado a lo que costaría en USA. Cuando vivía y hacía negocios en USA, siempre tenía la sensación de tener una espada de Damocles “legal” sobre mi cabeza. Aquí, en España, si alguien se vuelca un poco de café encima no demandan a McDonald’s y cobran millones.

Pero no solo el sistema legal representa una enorme carga para hacer negocios en USA. También hay otro gran “impuesto”, que es el sistema de salud. En España, por ejemplo, los empleados de FON van a hospitales públicos y son atendido gratis. FON no tiene costes de salud como empresa. Como muestra este reporte, el coste de salud promedio por empleado para una empresa es cercano a los $10.000. Hagamos el cálculo, en España las cargas sociales son mucho más altas que en USA, pero si calculamos los seguros médicos privados como cargas sociales, al final los costes sociales USA son más altos.

Finalmente, hay una tercera carga que es muy difícil de cuantificar, pero que está ahí, y es el hecho que USA gasta la mitad de lo que gasta todo el mundo en temas militares. ¿Qué significa esto para los emprendedores europeos? En términos bastante simples, que no pagamos un impuesto carísimo a la defensa cada vez que hacemos negocios. En USA, el 21% del presupuesto nacional es destinado a los militares y hay un adicional de cerca del 8% del resto del presupuesto que se destina a otras áreas relacionadas (los veteranos de guerra reciben una parte importante). En Alemania, España y Holanda los militares reciben menos del 7% del presupuesto nacional. ¿Quién paga entonces este enorme gasto en USA? Se puede decir que todos los norteamericanos con sus impuestos, pero para un emprendedor representa un impuesto muy pesado a la hora de hacer negocios.

Las empresas norteamericanas pagan sueldos más altos, pero como el gobierno no da los beneficios que dan los gobiernos europeos, el empleado termina peor. En Europa hay mucha burocracia y quizás el 10% de los empleados públicos sobran, pero el ahorro de gasto militar comparado con USA es tan grande que el gobierno puede dar educación gratis, transporte subsidiado y muchas otras ventajas que hacen la vida del norteamericano muy cara en el día a día, un coste que al final repercute en las empresas.

¿Debería sorprendernos entonces que el PIB europeo sea un 30% superior al de USA o $18 billones en Europa contra $14 billones en USA? ¿Cómo es que este continente (al que los norteamericanos consideran tan del siglo XX) se siga manteniendo a flote sin un lengua común y con tantas barreras a los negocios que no existen en USA? Desde mi punto de vista son los 3 factores que expliqué: costes legales, costes médicos y costes militares. Estas cargas son muy pesadas para la economía y la vida diaria de un emprendedor y explican en gran medida el por qué todavía tenemos cierta ventaja en Europa pese a ser menos creativos y menos trabajadores.

Hasta que la administración Obama no tome conciencia de estos factores y tome medidas concretas para bajar los costes médicos, los costes legales y destine menos dinero a los gastos militares, USA tendrá que seguir luchando mucho para salir de la crisis en vez de seguir desarrollando su increíble habilidad para innovar.

US accounts for almost half of global military spending

US accounts for almost half of global military spending

Antes que nada aclaro que en este artículo no puedo dejar de usar palabras en inglés, algo que a los latinoamericanos no nos importa, pero que en la España en la que garage rima con engranaje, sí causa desagrado. Pero como aquí hay poca cultura de entrepreneurship, prefiero usar en mi artículo las mismas palabras tal como vienen del inglés. Al que no las sabe y quiere ser entrepreneur le recomiendo que las aprenda.

Sí, sé que Amancio Ortega es uno de los entrepreneurs más exitosos del mundo y no las sabe, pero Amancio es tan genio que es la excepción y no la regla. Además, hay un tema práctico y es que los que tienen dinero y únicamente hablan castellano tienen tan poca cultura del entrepreneurship, que no lo invierten.

Los ricos latinoamericanos y españoles que son muy locales y poco dados al inglés, rara vez se meten en el capital de riesgo y/o rara vez financian una start up. Muchos prefieren ahogarse en ladrillos. Así que, si quieres ser entrepreneur, te guste o no, como vas a tener que conseguir tus fondos usando palabras en inglés, mejor que empecemos aquí.

En mi caso, las muy españolas Jazztel, Ya.com y Fon fueron financiadas en inglés de la mano de Advent, Apax, Sequoia Capital, Index, Google, eBay, Niklas Zennstrom, Janus Friis y otros grandes del mundo de las start ups.

Así que aquí va el léxico.

Entrepreneur: palabra que suena francesa y debe serlo, pero como los norteamericanos no le tienen fobia a las palabras extranjeras la adoptaron y ahora nos llega de su mano. Curiosamente, quiere decir justo lo que la mayoría de los franceses no son. Entrepreneur es el que transforma una idea en una empresa y no el que sale a la calle a pedir semana de 35 horas o a volcar camiones españoles con vino.

Start up: idea loca e innovadora que pretende transformarse en empresa. Si una empresa es una ciudad, una start up es un poblado. Si una empresa es un adulto, una start up es un bebé de empresa. Ahora cuidado: la mortalidad infantil de las empresas es enorme. Los entrepreneurs lo saben, los VCs también. Las leyes españolas que obligan a indemnizar y hacer personalmente responsable al entrepreneur que se arriesga en una start up que muere, no lo saben ni lo reconocen. Tratar de crear empleo y riqueza y fracasar se ve como un despido improcedente.

Pitch: presentación corta del nuevo emprendimiento. Plural: pitches. Un pitch es dado por un entrepreneur que presenta una start up a un público de potenciales inversores.

Angel Investor: persona que arriesga parte de sus ahorros para apoyar a un entrepreneur en su start up. En España, en general, son familiares. En USA, los angel investors son profesionales de esta actividad.

VC: fondo que arriesga dinero en una start up y que llega, en general, después del angel investor, con el objetivo de acompañar al start up hasta que sea empresa y vender o tener su exit. En Estados Unidos los VCs son responsables de una parte enorme del nivel de empleo actual. Sequoia Capital, por ejemplo, fue el VCs de Yahoo, Google, Apple y muchas otras empresas que empezaron de la nada. En España necesitamos más VCs.

Exit: cuando el entrepreneur y sus VCs venden la empresa. Momento feliz en todas partes menos en España, donde se lo llama (de forma muy denigrante) pelotazo y el entrepreneur y los VCs tienen que tener vergüenza del mismo, aunque hayan creado mucho empleo y una empresa sana.

Mentor: la única palabra que sí quiere decir lo mismo en inglés y en castellano. Es la persona que además de invertir ayuda al desarrollo de la empresa.

Ahora que conoces estos términos los voy a usar en el siguiente artículo, en el que explico cómo me gustaría recibir pitches a mi y cómo creo que le debe gustar a muchos otros inversores.

Leer Más

martin tech tour 1Cuando me fui de USA en el ’95 para instalarme en Europa, las start ups europeas brillaban por su ausencia. Pero mucho ha cambiado desde entonces y eventos como TechTour en Suiza son prueba suficiente de que en Europa no sólo hay mucho talento, sino también capital y grandes ideas. Y estos 3 elementos en tiempo de crisis tienen aún mayores posibilidades de convertir una buena idea en una buena empresa.

Anoche di una charla durante la cena en el TechTour. Aprovecho para agradecerle la invitación al presidente del TechTour, Robert Lang, que fue el Manager de FON para Europa y ahora está en Result, empresa de mi amigo Ola Ahlvarsson, de la que también soy inversionista. Salimos con Nina de Madrid a las 4pm, llegamos a Lausanne a las 7pm, nos quedamos hasta las 10pm y luego volvimos a Madrid. Fue un viaje corto, pero en esas 3 horas tuve tiempo suficiente para dar mi charla y enterarme sobre algunos proyectos interesantes.

Mi discurso se centró en por qué la crisis es negativa para la mayoría de las personas, pero positiva para los emprendedores. En concreto, sobre como el sistema europeo de altas indemnizaciones y prestaciones sociales (en Europa es poco habitual dar stock options, pero son comunes las altas pagas por indemnizaciones) constituyen una buena fuente de ingresos que pueden permitir a un ejecutivo que se quedó sin trabajo convertirse en emprendedor. Muchos de estos ejecutivos ahora desempleados se encuentran con suficiente dinero como para dedicar, digamos un año de sus vidas, a una start up sin pedir compensación extra. Y en muchos casos un año es lo que hace falta para pasar de una idea a un plan con suficiente prueba de mercado como para conseguir financiación. Además en Europa, justamente por el tema de que los despidos no están basados en la gente que rinde menos sino en la que es más barata de despedir, el mercado laboral no es racional y se encuentra mucho más talento entre la gente sin empleo que en USA. Y es justamente esta gente despedida la que se necesita emplear en los nuevos emprendimientos.

Además, la crisis reduce la diferencia existente entre las grandes empresas y las start ups como proveedoras de empleo estable. Cuando las personas se dan cuenta de que el riesgo de perder sus empleos es similar en cualquier empresa, vieja o nueva, ser el dueño de tu destino al frente de tu propio emprendimiento o entrar en uno se convierte en algo más atractivo.

Luego de mi charla pude hablar con varios emprededores y VC’s que dan mucha vida al ecosistema de los emprendedores en Europa. Había muchos VC’s de pequeños fondos, de menos de 100 millones de euros, que son generalmente fundados por familias de mucho dinero. Lo que distingue a Europa de Estados Unidos es que los fondos institucionales se interesan menos en las start ups, pero, afortunadamente, familias de mucho dinero cuyas fortunas vienen de las start ups se convirtieron en inversionistas muy activos en este rubro.

Termino este post con Poken, una start up con base en Lausanne que merece una mención especial. Poken es un dispositivo pequeño que  “estrecha la mano” (“da la mano” para los lectores argentinos) a otros dispositivos o gadgets similares y cuando lo hace intercambian los datos de contacto de sus dueños. Los Pokens son geniales para las conferencias y eventos, ya que te ahorran mucho tiempo y no necesitas acordarte de llevar tus tarjetas de presentación.

Comparto a continuación algunas fotos del evento.

Este fin de semana estuvimos con Nina en Roma. El clima era veraniego. La gente feliz. Los italianos graciosos, creativos y originales. Viví en Italia en los 80 cuando era estudiante y hablo italiano muy bien según dicen ellos. La verdad es que lo entiendo y leo mejor que lo hablo, pero eso no me frenó de dar una charla a un grupo de techies en Trastevere sobre la diferencia de crear nuevas empresas en USA y Europa. La charla fue una invitación de último momento organizada via Facebook y Twitter y ocurrió en Trastevere en una librería muy chula en la que daban de comer. El evento fue organizado por Johanna de Frestyl. Frestyl es un sitio que reune a fans con bandas amateurs que está en construcción y el que invirtió mi amigo Joichi Ito.

Lo que dije yo, si has leido mis artículos sobre creación de empresas en España y Europa en general, te lo podrás imaginar. Pero lo triste es lo que contaron los emprendedores romanos. Después de hacer muchas preguntas sobre el start up scene italiano llegué a la conclusión que, aunque en España la economía está peor que en Italia, el mundo de las nuevas empresas de tecnología está mejor. En los últimos 10 años surgieron muchos más start ups en este país que en Italia. Casi diría que me dieron pena los emprendedores ahí reunidos. Cuando hicimos Ya.com, por ejemplo, invertimos 38 millones de euros, la vendimos por 550 millones y 70 millones fueron repartidos entre unos 50 empleados, muchos de los cuales se transformaron en emprendedores y angel investors ellos mismos. De Jazztel también salieron muchos angels. Cabe destacar el caso de Jon Berrojalbiz, por ejemplo, actual CEO de la exitosísima Trading Motion e inversor en muchos otros proyectos. También el de Miguel Salis, ex CFO de Jazztel y hoy consejero delegado de Eolia, la empresa más grande independiente de España en energías alternativas, que ha dado empleo a miles de personas en la construcción de sus numerosos proyectos y que surgió desde la oficina de mi holding Jazzya. También hay muchos casos de otras empresas vendidas con éxito que nada tuvieron que ver conmigo ni con mi entorno. Pero en Italia no parece haber habido casos de gente que haya ganado con planes de stock option como aquí en muchas empresas de tecnología, especialmente si lograron vender en los buenos tiempos. Es así que falta una cultura de pequeños inversores y los emprendedores tienen que pedirle dinero a sus padres o familiares, algo que considero una pésima idea.

Como sabemos, la gran mayoría de los start ups fracasan, pero en Italia el costo del fracaso es enorme. Si una empresa cierra, por ejemplo, porque su producto no tuvo demanda, y esta empresa tiene digamos 100 empleados, los costes para el emprendedor pueden ser brutales. En Fon, por ejemplo, empezamos con mucha gente, tuvimos que recortar la plantilla a la mitad, y ahora que somos rentables hemos empezado a tomar gente de vuelta. Esta situación en Italia nos hubiera arruinado. Me contaron de un caso de una persona que trabajó 6 años en una empresa y se fue con 3 años de sueldo. En este caso, Accenture pudo pagar, pero en el caso de un start up se puede dar la situación de que alguien que trabajó 2 años pida un año para irse y lo consiga. Así, los start ups, que nunca saben cuánta gente van a necesitar, no pueden existir. Además los emprendedores que fracasan son vistos como ladrones, no como gente que trató de crear un buen producto, crear empleo, pero simplemente fracasó. En Italia, como tienen a un presidente criminal, es como que tienen una tendencia de ver criminales por todos lados. En España nos pasa lo mismo pero con la torpeza. Tenemos un presidente torpe y vemos torpeza por todos lados. Pero mejor España. Es mejor un país en el que se entiende que un emprendedor que fracasa era torpe, que crean que era un ladrón. En mi opinión, en la gran mayoría de los casos, los emprendedores que fracasan no son ni torpes ni ladrones, sino que son simplemente emprendedores, gente que realiza una actividad muy arriesgada pero indispensable para la economía.

Bueno termino con unas fotos de Roma.

Estoy leyendo el caso de el fundador de LxLabs y su suicidio precipitado porque le hackearon su producto principal. Es interesante como el Times de la India escribe sobre el caso con un terrible titular: Techie Hangs Himself. En mi opinión una falta de respeto ante esta circunstancia tan trágica. El suicidio según los medios se debió a una combinación de factores. Uno el de que KT Ligesh de 32 años venía de una familia en el que el suicidio era un mal común. Otro que le hackearon su principal producto afectando seriamente su reputación. El caso de KT Ligesh me tocó de cerca porque a mi me preocupa que nos hackeen las foneras. Pero por ahora, cuando se han encontrado fallos de seguridad, nos lo han dicho directamente los hackers y les hemos agradecido enormemente su colaboración para hacer el sistema más seguro para todos. De cualquier manera aunque nunca contemplaría el suicidio entiendo la angustia que puede haber sentido KT Ligesh cuando se enteró del fallo de seguridad.

Dos reacciones. Una, que los emprendedores sufrimos mucho la adversidad, ya que el fracaso es lamentablemente moneda corriente. Pero otra que ante la adversidad el suicidio parece bastante determinado por la cultura en la que vive el emprendedor y su actitud ante el fracaso. España es un país curioso. El suicidio de los emprendedores ante el fracaso es casi desconocido y creo que esto se debe porque en España no se admira mucho al emprendedor, su éxito genera envidia y su fracaso compasión. Además el latino en general no es dado al suicidio porque por suerte no pone tanto en el trabajo sino más en familia y amigos. Creo que es más probable que un latino asesine o se suicide por amor que por trabajo. Pero se ve en este estudio que el suicidio es muy cultural y varía mucho de país a país. En otros países, especialmente en Alemania, algunos emprendedores sí consideran el suicidio como una opción ante el fracaso. La peor situación son países en los que el fracaso está mal visto y el trabajo lleva como un código de honor en la que la persona comunica su identidad a través del trabajo. Japón es otro.

Mi opinión es que todos los emprendedores tenemos que saber que podemos fracasar cuando empezamos algo y prepararnos para una posible derrota sin dejar de querer triunfar nunca. Suicidio nunca. Hay que tomar los fracasos como lecciones de la vida, y probar, probar, probar hasta que salimos adelante.

Soy un impaciente. Tengo todos los síntomas de un impaciente. Detesto los atascos al punto que he organizado siempre mi vida para no tener que viajar al trabajo. Actualmente mi casa, el trabajo y el cole de mis chicos están todos a menos de 5 minutos. De mi casa al aeropuerto son 15 minutos y al ir por detrás de la Moraleja nunca hay atasco (está todo pensado por un impaciente). No voy al cine porque no aguanto hacer la cola. En cambio veo películas en mi casa y de descarga porque cuando me compro los DVDs y me ponen publicidad sobre cómo descargar es robar….pierdo la paciencia. Los libros son una lucha para mi. Empiezo a leer algo como El Espejismo de Dios y luego de 150 páginas de escuchar pruebas sobre la inexistencia de Dios se me acaba la paciencia. Ya entendí, Dios no existe. ¿Para qué aguantar las próximas pruebas narradas a lo largo de las siguientes 200 páginas? De cada 10 libros que empiezo debo terminar uno. O a veces me salto partes para terminar antes. En los restaurantes cuando demoran mucho soy el primero en quejarme. Cuando me vine de Nueva York a Madrid sufrí mucho por lo que tardan en darte de comer en los restaurantes españoles. Para colmo me topé con una cultura en la que esperar sin quejarse es una virtud. Si me toca esperar solo en algún sitio estoy siempre en mi Blackberry o mi iPhone. Tener que esperar sin nada que hacer me desespera. Si no tengo nada que hacer me lo invento. Todo para disimular la espera. Por ejemplo, una de las cosas que detesto del sistema de los notarios, que desconocía hasta llegar a España, es que no se les puede pagar para que vengan a tu oficina, que tenga que comerme un atasco para ir a Madrid y además que me hagan esperar al llegar. Lo mismo con el dentista y médicos en general. En Argentina, de chico, el médico venía a mi casa y sin duda me malacostumbró. En Madrid últimamente voy a un dentista que entendió esto y me dan horarios en los que saben que no voy a tener que esperar.

Ahora eso si, yo en general soy puntual. No me hago esperar porque siento que la otra persona sufriría como yo. Algo poco probable. Mi condición de impaciente me hace muchas veces una persona desagradable, hasta maleducada diría. He escuchado teorías con respecto al origen de mi impaciencia. Una dice que como mi madre solo tenía 21 años cuando yo nací y como era joven e inexperta mis necesidades básicas de niño fueron satisfechas con mucha demora. Puede ser, pero como a mi no me gusta echarle la culpa al otro por mis problemas, algo que parece ser la base del psicoanálisis, me considero absolutamente culpable de mi impaciencia y exonero a mi madre. Pero en temas de impaciencia no todo es malo. La misma impaciencia que en la vida real me hace un inquieto crónico, parece estar especialmente bien adaptada para la vida del emprendedor.

Empecemos con el tema de la creatividad. La creatividad está muy ligada a la impaciencia. En general soy muy bueno para resolver problemas logísticos y los resuelvo con creatividad. La idea de Fon en si me vino por un acto de impaciencia. Tratando de conectarme a WiFi encontraba en Paris cantidad de redes pero todas cerradas. Es entonces, urgido por la impaciencia de conectarme, que se me ocurrió la idea “comparte un poco de ancho de banda sobrante en tu casa y navega gratis por todo el mundo”. Es en esos momentos de impaciencia que soy más creativo. Estos días vengo comentando el tema del accidente de Air France. Mucho de mis comentarios, que son criticados por gente en general mucho más pacientes que yo, dicen que hay que esperar a lo que digan los expertos. Yo justamente sé un poco de todo porque no tengo paciencia para esperar a los expertos.

Cuando tengo un problema, investigo. Y, en este caso, siendo piloto, me muero de impaciencia cuando veo lo mal que funciona la aviación, lo anticuada y absurda que es. Volar es un viaje en el tiempo. Cuando estamos a 35 mil pies y los controladores no nos encuentran y cuando nos encuentran porque volamos sobre tierra, sé que ellos me están viendo por lo menos a 5km de donde realmente estoy por la lentitud de los radares. Los radares me ponen impaciente porque son lentos. Y no solo los radares. Las comunicaciones por radio también. Es increíble que siendo la radio un sistema de comunicación de un canal a la vez se use para la aviación donde todo ocurre a 800km/h y los accidentes pueden ocurrir en menos de un segundo. Cuando yo vuelo me siento IMPACIENTE. Quiero que las cosas cambien ya. Pero se que si en vez de estar dirigendo Fon estuviera pensando qué hacer, podría transformar mi impaciencia en una empresa. Calculo que la transformación de la aeronáutica será un enorme negocio en los próximos 10 años. Podría meterme ahí.

Como ven de la impaciencia al negocio hay un solo paso. Ahora lo gracioso es estar con un grupo de colegas emprendedores, porque en grupos de emprendedores se respira impaciencia, todos quieren encontrar una solución a un problema ya. Ya, como Ya.com. Ya mismo. Cuando un emprendedor habla y la otra persona no lo entiende se nota la impaciencia en la cara del emprendedor y la angustia en lo de su interlocutor, especialmente si este es una persona normal, no un emprendedor. Pero el emprendedor se apoya en su impaciencia porque es esa (a veces maldita) impaciencia que hace que su empresa vaya por delante, sea pionera, llegue antes que otras, que su empresa sobreviva la crisis. En el año 2001 me pusieron en la portada (tapa) de la revista Forbes con el titular Young Rich and Restless o sea joven, rico e impaciente. Como se dice en España, con lo de impaciente, la clavaron.

Pero termino reconociendo lo insoportables que podemos ser los emprendedores para los que nos rodean, familiares, amigos, y empleados. O por lo menos lo insoportable que puedo ser yo. Se que Nina, por ejemplo, es una santa por estar conmigo y le estoy muy agradecido. Mis hijos bueno, con ellos creo que tengo más paciencia , pero si ellos salieron tan buenos alumnos y tan exigidos, por algo será. Alexa, Isa y Tom son 3 impacientes y Leo ni que hablar, los 2 años parece ser la edad en la que empiezan los ataques de impaciencia (los míos son como que se me escapa el Leo que llevo adentro). ¿Será que la impaciencia es genética? Y mis empleados supongo que muchas veces dirán que soy increíblemente impaciente, que lo imposible lo quiero en el instante. Si no fuera por la crisis supongo que ya habrían renunciado todos. Pero bueno, yo trato de serlo menos, pero si tengo que decir una característica tanto responsable por mis éxitos profesionales como de mis fracasos personales, no me cabe duda que es mi impaciencia.

A este punto querido lector, aprovecho para agradecerte de haber tenido la paciencia de haberte leído este rollo sobre la impaciencia. Yo que sufro de impaciencia crónica, probablemente ya hubiera abandonado la lectura.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets