Fundé 6 empresas en mi vida. Fon es la séptima. Las 6 anteriores, fueron Urban Capital en Nueva York, Medicorp Sciences en Montreal, Viatel en Londres, Jazztel en Madrid, Ya.com en Madrid, Einsteinet en Munich. Cada una de estas empresas fue fundada con una idea innovadora: Urban Capital fue una de las empresas fundadoras del llamado movimiento loft en Soho y Tribeca, por el cual comprábamos edificios industriales y los transformábamos en viviendas u oficinas; Medicorp Sciences fue una de las primeras empresas que lanzó un test de SIDA y de PSA; Viatel inventó el call back y lanzó la primera red pan europea de fibra óptica; Jazztel construyó la primera red fibra optica para competir con Telefónica y es aún el único operador alternativo de telecomunicaciones cotizado en la bolsa de España; Ya.com fue pionera de internet en Español junto a Terra. Pero entre estas empresas está mi gran ojo negro, la empresa en la que perdí 35 millones de euros de mi propio bolsillo y se trata de Einsteinet. Einsteinet era un ASP (Application Service Provider). La idea “rompedora” que tuve en el 99, pero que resultó lamentablemente rompedora de mi bolsillo, era que, a medida que la calidad de internet mejorara -gracias a la enorme inversión en redes de fibra óptica- la gente iba a dejar de tener programas y archivos residentes en sus discos duros y que todo esto iba a migrar a la red. Einsteinet era el “cerebro en la red” que todos íbamos a necesitar.
Leer Más

El entendimiento es la conciencia de la verdad, y el que llega a perderla entre las mentiras de su vida, es como si se perdiera a sí propio, porque ya nunca volverá a encontrarse ni conocerse, y el mismo vendrá a ser otra mentira.

(Jacinto Benavente, fragmento de “Los Intereses Creados”)

A finales de Marzo 2000, Martin Varsavsky, fundador de Viatel (VYTL), Jazztel (JAZZ), ya.com y EinsteiNet– empresas en las telecomunicaciones, informática e Internet– de pie y lleno de confianza miraba por la ventana de su austero despacho al verde campo de golf del Parque Empresarial de la Moraleja de Madrid, como si en el horizonte estuvieran las respuestas a sus mayores preocupaciones.
Leer Más

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets