Una de las razones por las que Latinoamérica lleva una década de permanente evolución, es porque parte de la élite que está consiguiendo el cambio estudió en las mejores universidades del mundo, ubicadas en su mayoría en USA. Un ejemplo es el de Marcos Galperin, que llevó a Mercado Libre a convertirse en una compañía que ha creado miles de puestos de trabajo, vale miles de millones de dólares y cotiza en Nasdaq. Y como él hay muchos otros emprendedores educados en Estados Unidos creando empleo en Latinoamérica. Durante décadas, las élites de Latinoamérica se educaron en USA y ahora son ellos quienes por fin, dominan los sectores más productivos de las economías locales.  Y si hay algo que aprendieron bien en Estados Unidos es emprendurismo o entrepreneurship, crear empresas.

En España se debería hacer lo mismo. El sistema educativo español, basado en la memorización y dictado por gente que aunque cueste creerlo con solo pasar un examen tiene trabajo para toda la vida, mata la imaginación de los estudiantes. Lo sé por propia experiencia, porque tuvimos que re educar a muchos de estos estudiantes en las empresas que fundé en España: Jazztel, Ya.com y ahora en Fon.  Muchas compañías en este país, son en cierta manera, también universidades que vuelven a educar a los estudiantes. Existen algunas excepciones, especialmente en escuelas de negocios como el IE o el IESE, que tienen un buen posicionamiento a nivel global pero la media de la educación que se da en la universidades españolas es muy poco útil para competir en este siglo.  Además no hay presencia de estas en los rankings mundiales de las mejores universidades.

Pero en la actualidad ya no es tan caro enviar a los estudiantes a universidades en el extranjero, incluso se pueden conseguir subvenciones de algunas empresas españolas.  Esta semana, firmé una carta de recomendación a uno de los empleados de Fon que opta a una beca para Stanford, que está financiada parcialmente por Caja Madrid, espero que se la den. Pero esto podría suceder en mayor escala si se centrase en el norte de Europa. Estudiar actualmente en Reino Unido con el valor de la libra a 1.19€, ya no supone el esfuerzo económico de antes. Es más, la matrícula es asequible en comparación con el alto nivel educativo, y puedes completar tus estudios en Reino Unido por lo que te costaría estudiar un año en USA.  Pero además están los  Países Bajos, Holanda y Alemania que lo están haciendo mejor que España.  Cualquiera de estos puede ser el camino para dejar atrás un profesorado obsoleto que a parte de algunas notables excepciones, está destruyendo una generación de españoles. Además es también una buena inversión ya que la educación supone un importante gasto público y si un chico de 18 años estudia fuera España y vuelve este alumno está siendo subsidiado por otro país, España se ahorra ese coste. Por supuesto que existe un riesgo de que se quede en ese país, pero no se consideraría una fuga de cerebros ya que han estudiado allí. No como cuando un país invierte en una educación universitaria, como es el caso de la India y una vez graduados los mejores se van a USA u otros países.

Vivimos en un momento en el que la industrialización está siendo superada por la digitalización y España no está lista para educar a su población para este cambio. El resultado es que tenemos la mayor tasa de desempleo de la OCDE: 22% y esto se debe en gran parte a una desconexión entre la educación y el mercado laboral.  Sufrimos de  un desempleo estructural que está basado en el desajuste entre las capacidades de la población y lo que el mercado realmente demanda que es un trabajador más educado. En el sector de las TIC casi no existe desempleo en España, pero el problema es que no existen suficientes candidatos preparados para estos trabajos. Tenemos que corregir esto y hacerlo antes de que el país se desintegre. Enviar a nuestros mejores estudiantes a formarse fuera podría ser parte de la solución. No podemos esperar a que nuestro sistema educativo mejore, no con un sistema donde hemos entregado un empleo de por vida a profesores, en su mayoría sin preparación para este cambio. Y esto no sucede sólo en España, sino en la mayoría de los países del sur de Europa que tampoco cuentan con buenas universidades.

Esta mañana tuve una reunión con María Calvo de Ashoka, una organización muy interesante que apoya a emprendedores sociales. Maria es una excelente ejecutiva que dirigió hasta hace muy poco eBay de España. Durante la reunión salió el tema de cómo enseñarle a ser emprendedores a chicos de colegio secundario. Ante su consulta, mi respuesta fue tan concreta que estoy pensando si no tendría que probar hacerlo.

Lo que haría es adaptar el curso que doy a estudiantes del Instituto de Empresa para chicos de colegio secundario. El curso es un juego en el que cada estudiante tiene dos roles, uno es ser emprendedor y otro es ser VC o capitalista de riesgo. Lo que hago es darle un millón de euros virtuales a cada estudiante y pedirle que lo inviertan en 10 empresas de sus 50 compañeros, que las presentan de diversas maneras, en charlas cortas, comerciales y planes de negocios colgados en internet, etc. Al final hay dos notas, una como VC que se recibe según el éxito que tuvieron los proyectos en los que el alumno invirtió, y otra como emprendedor, según la cantidad de dinero que el estudiante pudo recaudar de sus compañeros. El curso son 10 sesiones de 90 minutos. Mi rol es ser el moderador, contribuir explicando el juego y luego con anécdotas relevantes de mi vida empresarial.

Ahora la pregunta es si se podría hacer esto con chicos del colegio. Los cambios que haría son los siguientes. Primero les haría trabajar en equipo y no de manera individual. Estando en equipos de 4 chicos, por ejemplo, primero se conocerían mejor entre ellos y segundo que sumarían su experiencia colectiva, ¿quien sabe si 4 chicos de 15 no tienen la experiencia de uno de 25? Además, de esta manera, se podrían tener 200 chicos en una clase y que igual funcione, y esto hay que tratar de hacerlo en escala, ya que el objetivo es llegar a muchos chicos.

Lo haría los sábados, un sábado si y otro no, en 5 sesiones de 3 horas cada una. Por ejemplo de 5 a 8 de la tarde. Lo haría en el Instituto de Empresa si les parece bien, porque eso le daría un ambiente educativo institucional y que debería estar disponible el sábado. La edad sería mínimo 15 máximo 17. Y tendría dos tracks, uno para ser emprendedor con el IE y otro para ser emprendedor social, con Ashoka. Y durante cada clase invitaría a un emprendedor o a un emprendedor social diferente. La idea de darles dos semanas entre clase y clase es para que se reúnan, se preparen, investiguen. Que empiecen por ejemplo a mediados de septiembre y terminen a mediados de diciembre. Otra idea seria cobrar 100 euros por estudiante y donar todo lo que se recauda al mejor emprendedor social. Para que quede claro, un emprendedor social es una persona que empieza una ONG, una empresa sin fines de lucro.

En fin por ahora esto es un borrador de una idea surgida esta mañana. Pero si tengo tiempo la sigo. Me interesa el tema de enseñar a chicos jóvenes a ser emprendedores porque estoy convencido que de esta crisis solo saldremos como país siendo más emprendedores.

Acabo de terminar la clase de creación de empresas que enseño hace 11 años en el Instituto de Empresa y fue sin duda el curso más difícil. ¿Cómo se le puede dar ánimo a los estudiantes a que salgan a conseguir financiación en este mercado si empresas como Apple y Dell, que generan cash, que tienen mucho cash y que tienen muchos beneficios, ven sus acciones por el suelo? La situación de Dell es increíble. Una empresa con más de 20 años de trayectoria, que acaba de ganar $700 millones de dólares en el último trimestre, que factura más de $55 mil millones de dólares en todo el mundo, que no tiene deuda y en cambio tiene $10 mil millones de dólares en caja, vale solo $20 mil millones o $10 mil millones por encima del cash que tiene. Michael Dell, a quien considero uno de los mejores emprendedores del mundo, es una persona por la que ahora el mercado solo apuesta en contra. A Apple le ocurre algo parecido. Tiene $24 mil millones en cash. Si los mercados no creen en Steve Jobs, en Michael Dell, ¿como van a creer en un estudiante recién salido del Instituto de Empresa?

Ahora mismo es casi imposible financiar nada por lo que enseñar entrepreneurship, es como dar clases de navegación oceánica….en Suiza. Es como algo que, aunque se puede aprender, no se puede practicar en estas condiciones. Pero hice lo que pude, traté de dar las mejores ideas, contar las mejores anécdotas que más puedan inspirar a estos futuros emprendedores. Traté de ser positivo pero sin perder el norte. Pero es duro, muy duro, enseñar entrepreneurship en las condiciones actuales. Especialmente a alumnos que pusieron sus ahorros o se endeudaron para poder pagarse el Masters en el IE y dar el salto a una actividad que ahora mismo es casi imposible de financiar. Pero bueno, TMT Factory, Tooio, Huffington Post han logrado conseguir fondos. Quizás las cosas no son imposibles, sino mucho más difíciles. Eso si, el que logra crecer con tan poca agua….es el rey del desierto.

Reblog this post [with Zemanta]

¿Por qué existen los mileuristas en España? Para mi la explicación es simple. España es uno de los países más ricos del mundo, pero al mismo tiempo es uno de los países más pobres entre los ricos.

La diferencia entre los países ricos ricos, y los países más o menos ricos –digamos la diferencia entre Inglaterra y España– se debe en mi opinión a que Inglaterra es un país principalmente de jefes y España es un país principalmente de subordinados, cuyos jefes están en otros países.
Leer Más

Después de haber lanzado Educ.ar, Educarchile y Fon, estaba pensando cómo podríamos encontrar sinergias entre los dos tipos de proyectos y se me ocurrió lo siguiente. Para ser fonero hay que contribuir ancho de banda. Si no contribuyes también puedes tener internet pero pagando, como pagan los Aliens. Pero, ¿qué solución puede tener FON para chicos en un colegio, que necesitan señal pero no la pueden pagar como Aliens?. Esta es la idea:
Leer Más

Educ.ar es el programa para mejorar la educación en Argentina con el uso de internet, que lancé en el año 2000 y que, bajo la dirección de Daniel Filmus y Alejandro Piscitelli, avanza a pasos agigantados.

El programa consiste en lo que llamamos las tres C: capacitación, contenidos y conectividad. Durante 2004 y 2005 Educ.ar ha tenido un enorme impulso: se compraron 20.000 computadoras a un coste de unos U$600 cada una y se distribuyeron por todo el país gracias a las Fuerzas Armadas argentinas, que generosamente donaron su infraestructura para transportarlas. Alejandro Piscitelli propuso ir todavía más lejos y se la está jugando con las compus de $100 dólares de Negroponte. Filmus, su jefe y el ministro de Educación, le apoya, y dijo que si estos cacharros funcionan, compraremos un millón.

Por otro lado, yo mismo -entusiasmado por el avance del programa- he decidido donar fondos para la impresión de 100.000 CDs del sitio Educ.ar, ya que en muchos lugares de Argentina la conectividad sigue siendo un problema: o no hay o hay pero se paga por minuto. El CD, aunque de tecnología anticuada, permite trabajar off line y ahorrar. Durante el gobierno de Duhalde, cuando Educ.ar casi muere por la mala gestión de su ministra de Educación -donde además 15 millones de pesos habían quedado atrapados en el default/corralito argentino-, la gente me decía que haber donado al gobierno argentino 11 millones de dólares era una tontería. Pero no sólo no me arrepiento de haberlo hecho, sino que sigo donando porque Educ.ar hace ya casi dos años que está muy pero muy bien gestionado.

¡¡¡Felicitaciones Alejandro y Daniel!!!

Hoy El País tiene una importante, pero pesada nota sobre el tema de lo retrasada que está la ciencia en España. Leyéndola pensé lo siguiente: España es un país superexitoso, pero al mismo tiempo no crea o inventa casi nada. España vive de la innovación extranjera y, por lo tanto, pienso que crear, inventar o investigar son en general actividades que en su conjunto pierden dinero: lo que se gana con patentes y protección intelectual no compensa lo que se pierde en investigaciones que no llevan a ningún lado.

Si no fuera así, a España no le iría tan bien viviendo de la creatividad de los demás. Pero, en este caso, el argumento puramente económico no me convence. Me encanta la ciencia y la tecnología y una de las cosas que más extraño de los 18 años que pasé en Estados Unidos antes de venir a España, era educarme y trabajar en un país enormemente creativo. Sueño con que España también lo sea.
Leer Más

Tengo tres hijos en el colegio. Van a un colegio inglés, en Madrid. Veo lo que estudian. Es un poco mejor que lo que yo estudiaba en el Nicolás Avellaneda en Buenos Aires, pero no lo suficientemente mejor. A veces, cuando les ayudo a hacer los deberes pienso que la educación, como la comida o los remedios, tendría que venir con fecha de caducidad.
Leer Más

¿Cuándo y cómo comenzó tu interés por la solidaridad y la cooperación social?

La gente sólo conoce el lado feliz, del empresario que tiene ideas y le va bien, pero no conoce mi origen, lo difícil que era la Argentina de los años 70, los problemas económicos, la persecución política. En 1976 secuestraron y asesinaron a mi primo David Varsavsky y mi familia y yo tuvimos que emigrar a Estados Unidos como refugiados políticos. La gente no conoce lo difícil que era, y que sigue siendo, vivir en Argentina. Creo que las dificultades que viví me han hecho solidario.

¿Qué responsabilidad tienen las empresas en la consecución de un mundo más equitativo?

La empresa cumple un rol muy importante en la sociedad. En lo que sí creo que es deficitaria la empresa es en devolver a la sociedad las oportunidades que le brindó. La solidaridad está más desarrollada en los países anglosajones que en España, en Estados Unidos hay más cultura de devolver a la sociedad lo que recibió de ella. Bill Gates posee una de las mayores fortunas del mundo, pero también es el mayor donante del mundo.

La fundación Varsavsky ha puesto en marcha el proyecto Educ.ar. ¿En que consiste?

Está basado en tres pilares: conectar los colegios a Internet, capacitar a los maestros y profesores para que puedan enseñar a manejar esta herramienta y construir contenidos para que Internet sea útil para la educación. Educ.ar es un recipiente de información y de herramientas educativas. Es un proyecto en el que se han invertido 41 millones de euros. Mi donación fue de 11 millones y entre otras entidades aportaron más de 30.

¿Cuál es la relación entre las carencias educativas y las desigualdades sociales?

Una de las razones por las cuales Sudamérica elige a personajes nefastos para dirigir el país es la falta de educación. La educación es indispensable en democracia, es difícil elegir bien sin educación. Es fácil caer en el populismo, en el mensaje fácil, es más fácil ser engañado sin educación.

¿Qué puede aportar Internet al desarrollo de una sociedad más igualitaria?

Internet en sí es un gran ejemplo de voluntariado, hay muchas personas en la red trabajando en el software libre y en el campo de las herramientas educativas. El voluntariado es una gran parte de la esencia de Internet. Y por otra parte, la red es una herramienta fundamental para el voluntariado, porque ayuda a comunicar, a crear comunidades basadas en un mismo objetivo y a coordinar esfuerzos.

¿Y no puede ser un arma de doble filo?

En la cumbre de Madrid mucha gente me comentaba que hay 4.000 sitios que divulgaban el terrorismo. Y yo les contestaba que cuantos hay que no lo hacen. Internet es un gran ejemplo de democracia, hay sitios antidemocráticos y sitios que divulgan los derechos civiles. Yo no estoy de acuerdo con la censura en Internet, estoy de acuerdo con que el diálogo demuestre que las opciones pacíficas son las únicas posibles. Si alguien está a favor de que las mujeres se cubran de pies a cabeza y no voten, y lo quiere poner en Internet, Internet ya encontrará la forma de sanear esas ideas.

Otro de sus grandes proyectos es la fundación democracia segura, que organizó la cumbre internacional de líderes, expertos y ciudadanos en Madrid. ¿Cómo surgió esta idea?

La idea la tuve después del 11-M, viendo que el terrorismo global había llegado a España con tanta fuerza y como una forma de homenaje a las víctimas del terrorismo. Si alguien me hablase de mi familia como víctimas del terrorismo, pensé que me gustaría saber que la sociedad está trabajando para prevenir que se repita este horror. Además, estaba preocupado por la forma en la que EEUU estaba combatiendo el terrorismo, con medidas que en mi opinión violaban las libertades civiles. Así que pensé en tratar de encontrar una forma de combatir el terrorismo sin perder el espíritu de la democracia.

¿Cuál es su definición del terrorismo?

La violencia contra civiles con objetivos políticos. Para mi, hay una diferencia entre un movimiento que lucha contra objetivos militares, que sería una guerrilla, y el terrorismo. El terrorismo implica la matanza indiscriminada de civiles. Por eso quise que los ciudadanos participaran en la cumbre de Madrid. Si el terrorismo los escoge a ellos como víctimas, ¿porque no van a estar presentes en una cumbre en la que se va a tratar de cómo protegerles?

¿Podría resumir los resultados de la cumbre de Madrid?

Uno de los más importantes fue la elaboración de la Agenda de Madrid, un documento en el que se define como las democracias deben luchar contra el terrorismo. Es un documento largo y complicado, resultaría difícil definirlo en cinco palabras. Pero invito a los lectores que estén interesados a consultarlo en la página web www.safe-democracy.org. También se elaboró un documento sobre la infraestructura de la democracia, en el que se habla de Internet como parte de la estructura de la democracia. La cumbre de Madrid también fue el lugar donde Koffi Annan reveló la estrategia de las Naciones Unidas contra el terrorismo.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets