Estaba leyendo que Rusia está salvando el sistema financiero de Islandia. Así como ayer dije que España tenía que salir a garantizar a todos los ahorristas en bancos españoles independientemente de cuántos depósitos tengan para garantizar la salud de los bancos, a este punto el FMI tiene que hacer lo mismo con los países más desarrollados. Ya sabemos que el FMI cometió errores muy profundos en sus recomendaciones neoliberales y no es al FMI histórico que estoy defendiendo, pero cuando leo que Rusia salva a Islandia prestándole 4000 millones de euros, me queda claro que el mundo de las finanzas ahora es un sálvese quien pueda. Es increíble que la UE y USA no hayan salido antes que Rusia a ayudar a Islandia.

El mundo no puede permitirse la inestabilidad del salvese quien pueda. Aunque algunos personajes, en general conectados con la industria militar, aún hablan de geopolítica, la economía del mundo es cada vez más una sola. La sociedad global necesita un FMI, una organización financiera internacional que pueda prevenir bancarrotas que causen grandes daños en el sistema financiero internacional. La gran paradoja actual es que, para salvar a bancos globales, estamos dependiendo de gobiernos nacionales. El país que más apretado puede llegar a estar en esto es Suiza. Suiza no tiene un gobierno capaz de salvar una corrida en sus bancos, ya que sus bancos tienen muchísimo más dinero que el propio gobierno. Además, Suiza no quiso ser parte de la Unión Europea. Ahora mismo los presidentes de los países realmente independientes tienen menos recursos que los que están en bloques como la UE. La unión hace la fuerza, el deseo de permanecer aislado puede ser interesante cuando las cosas van bien pero cuando van tan mal como ahora, mejor tener socios. Y si uno va a ser independiente mejor ser un país grande que chico.

El 10 de septiembre conté que había comprado acciones de los dos bancos más grandes de Estados Unidos y dije que el que quisiera seguir mi cartera que la siguiera. Desde que escribí esto las acciones llegaron a bajar un 30% en menos de una semana y debo reconocer que me dió una culpa ENORME haber compartido mis decisiónes financieras con mis lectores. Me pareció una irresponsabilidad. Pero yo estaba convencido de que comprarlas había sido una buena idea y no las vendí. Mis argumentos eran los que escribí en otros artículos siguientes. En este del 15 de septiembre, en el que se notaba que dudaba de si Estados Unidos iba a intervenir para salvar la situación pero seguí con mis acciones, y en este del 17 de septiembre, en el que decía que hacía falta un gran plan para tomar los malos préstamos o se hundía todo. Aquí hay un análisis muy bueno del WSJ sobre cómo fueron las intervenciones hasta ahora.

Bueno, ahora mismo el mercado anticipa esa gran intervención de la que hablé al estilo Brady bonds y las acciones se dispararon, están subiendo más rápido que nunca. El que compró cuando yo conté que había comprado puede ganar más de un 10% en una semana si vende ahora. Parece que se viene el plan que anticipé. Pero no es seguro. El plan no se anunció. Pero como me quiero sacar la culpa que tengo (pese a las advertencias que di de no comprar mas del 5% del patrimonio) y este parece un excelente momento para vender y no tener más riesgo en banca norteamericana, sugiero vender y terminar con esta historia.

Para mi, las compras fueron y son a largo plazo, y largo quiero decir 3 años o más. Así que yo no las toco. Cuando dije que no soy un trader, no lo soy. Hago muy pocos trades por año (los trades las hacen a diario) y tomo decisiones basado en resultados económicos y no en tendencias. Pero si me siguió algún trader, que se vaya con su 10% ganado en dos semanas. Es un gran día para salirse de C y BAC.

El 10 de septiembre compartí la estrategia de mi cartera líquida, que era pasarse del euro al dólar en la liquidez, tener un 5% de mi patrimonio en acciones individuales que yo elegí y entre ellas las de Citigroup y Bank of America, que acababa de comprar. Esto es lo que dije.

Compré acciones de Bank of America y Citigroup (C y BAC). Desde que las compré están como locas, suben y bajan 6% por día, fluctuaciones increíblemente altas para estos gigantes. Se que esta compra tiene un enorme riesgo ya que estos bancos tienen muchísimas hipotecas de mala calidad y no recomiendo poner más del 5% de la cartera de nadie en estas acciones. Digamos que si tienes 100.000 euros no recomiendo poner más de 2500 euros en cada una de estas acciones. En general es muy pero muy arriesgado comprar acciones afuera de una cartera. También es muy arriesgado poner toda tu liquidez en dólares si vives en euros. En eso yo corrí un riesgo grande pero mi sensación y digo sensación porque no se nada que los demás no sepan es que el dólar que fue el desastre internacional en los últimos 8 años se dió la vuelta y el euro será más castigado en los próximos años y una liquidez en dólares se nota en euros.

Pero luego del desastre de este fin de semana y el caos financiero que está saliendo en USA, parece que las compras que están acompañadas de una salida del euro hacia el dólar, o sea un voto de confianza a que Estados Unidos, podría ser una estrategia equivocada a largo plazo. Y digo a largo plazo porque mis trades duran años.

Hoy me encuentro repensando esta estrategia, dudando de si retirarle la confianza a USA y volver al euro y salirme de los grandes bancos norteamericanos, ya que el clima bancario norteamericano sigue peor que nunca, o si pensar que en los próximos años USA al final va a salir adelante.

En estos momentos estas son los temas que estoy considerando

En USA existe un apetito por el riesgo a todo nivel, en lo científico, en lo artístico, en lo financiero, en los negocios, que lleva a USA a ser la nación más creativa e innovadora del planeta. El país de empresas como Apple, Microsoft y Google. Pero hoy en día también USA es el país de Bear Stearns, Lehman, AIG, de Citigroup a 70% por debajo de sus valores históricos, un país en la cuerda floja financiera.

En política exterior, USA tiene un interés único por querer cambiar al mundo y hacerlo más como Estados Unidos, algo que fue muy positivo para todos (aunque a muchos les cueste admitirlo) cuando los enemigos eran los nazis alemanes o los comunistas soviéticos, o inclusive en Balcanes, donde Europa no supo cómo actuar hasta que llegó USA. Pero esta exitosísima estrategia de convertir europeos del este, japoneses, rusos, chinos y otros al capitalismo democrático (o por lo menos al capitalismo) parece haber encontrado su límite en Irak, donde USA malgastó un trillón de dólares sin ningún resultado positivo. Si lo pensamos, en septiembre del 2001, terroristas musulmanes atacaron Wall Street y causaron un enorme daño humano y económico a Estados Unidos. Pero ahora parece que en septiembre del 2008 fueron los propios norteamericanos que están destruyendo Wall Street y causando un enorme daño económico y humano. No en vidas (y no quiero comparar el asesinato con los errores de jucio), pero lo que está ocurriendo ahora es terrible, no solo para la economía norteamericana sino para la política exterior norteamericana. Las guerras se ganan con economías fuertes. Y no solo la segunda guerra mundial, sino también la guerra fría se ganó así. Ahora con el sector financiero, la sangre de la economía, en caos, la política exterior norteamericana quedará muy debilitada. Y con irresponsables como McCain, que no deja de hablar de expandir las fuerzas armadas norteamericanas, que ya gastan la mitad de lo que se gasta en el mundo en temas militares, me pregunto si no tengo que seguir con la estrategia que tanto me funcionó del 2001 al 2008, que fue no invertir en USA.

También Estados Unidos tiene una serie de problemas internos históricos que no dejan de empeorar y frenan su economía. Su sistema legal y médico son increíblemente caros de administrar y representan un serio freno a la economía comparados con los sistemas legales y médicos europeos. Cuando uno hace negocios en Estados Unidos, los costes legales y médicos interfieren en las posibilidades de desarrollo de muchas empresas. Al final, cuando uno invierte en Estados Unidos o en el dólar, también está invirtiendo en financiar un país con gastos legales, médicos y militares absurdamente altos.

Por otro lado Estados Unidos tiene una flexibilidad laboral/financiera que sus competidores en Japón, Corea, y la Unión Europea no tienen, y puede entrar y salir en períodos de desempleo de una manera más rápida. Por lo tanto, puede entrar en una crisis más profunda y salir de esa crisis más rápido. Japón, por ejemplo, está aún viviendo el triste legado de cuando el Nikkei se puso a 40.000. Japón tarda décadas en salir de problemas hipotecarios como los que tiene USA ahora. En USA va a ser cirugía, mucho dolor pero creo que también se saldrá en años y no décadas, como se salió del S&L crisis de los 80.

Cuando apoyo la decisión de mi hija Alexa de estudiar en USA es porque sigo creyendo que USA es el país más innovador del mundo. Pero en días como hoy, en el que luego de que Bear Stearns desaparezca, Lehman entra en bancarrota, AIG se tambalea y los grandes bancos pierden una enorme parte de su ya destruido valor, me pregunto si USA está realmente preparada para el futuro. Me pregunto si el conservadurismo semi socialista que tenemos en Europa, si la rigidez de este continente, no son mejores que el riesgo indiscriminado en política exterior, en finanzas, en los negocios que está llevando a USA a la ruina.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets