Cuando era chico en la Argentina se hablaba de autarquía. El concepto era desconectar a la Argentina del mundo, “vivir con lo nuestro”. Hoy en día es obvio que si la Argentina se fuera por esta vía se hundiría. La Argentina es uno de los pocos países del mundo que tiene un enorme superávit en su balanza comercial. Sin embargo, tiene un presidente especialmente hábil para llevarse mal con la mayoría de los líderes mundiales.

Kirchner no parece encontrar un colega con quien no pueda tener una buena pelea. Ya tuvo disputas con los presidentes de Uruguay, Brasil, Chile, Francia, Estados Unidos y ahora le tocó a Fox, de México. Curiosamente, Hugo Chávez -una persona conocida por su desprecio a las minorías políticas-, es su amigo. ¿Cuándo se darán cuenta los argentinos de que las actitudes insensibles del presidente Kirchner sólo dificultan el progreso del país?

Kirchner critica a Bush, pero los dos tienen algo en común: la arrogancia. Bush dice “o estás conmigo o sos terrorista”. Kirchner dice “o estás conmigo o sos enemigo de la Argentina”. Así es como los dos tienen el prestigio afuera de su país por los suelos.

Presidente: aprenda a llevarse bien con el mundo. La Argentina lo necesita.

Luego de que mi fundación y el Club de Madrid organizáramos la cumbre del 11M, me quedó una pregunta que aún no puedo resolver: ¿ahora que tenemos un Presidente que hace todo lo que los islamistas querrían que un Presidente europeo hiciera, empezando por retirar las tropas de Irak, vamos o no vamos a tener otro ataque terrorista islámico?

Mucha gente opina que los terroristas no tienen lógica, que hagamos lo que hagamos nos van a atacar igual porque “están locos”. Otros, como yo, pensamos que no es así.
Leer Más

El mito es que los pobres norteamericanos votan principalmente al partido demócrata y los ricos norteamericanos votan al partido republicano. La realidad, según describe el Frank Rich en el New York Times, refleja lo opuesto.
Leer Más

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets