La prensa en general tiene una actitud complicada hacia los empresarios, ya que por un lado un empresario puede merecer ser criticado, pero por el otro, como la mayoría de los empresarios tenemos grandes egos y nos molesta mucho ser criticados, somos fácilmente víctimas de chantajes por parte de la prensa.

La idea en general es que los empresarios como los del Corte Inglés –que ponen mucha publicidad– son intocables, pero a los que ponen poca o ninguna publicidad se los escracha (critica) si viene al caso o peor, en algunos medios menos serios se los escracha para que paguen por publicidad.
Leer Más

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets