En Fon tenemos poquísima experiencia haciendo publicidad y puede ser prematuro llegar a conclusiones, pero durante el martes decidimos probar con hacer publicidad en Google y contratamos a un experto en cómo colocarla junto a los mejores “search terms”, pero el resultado fue especialmente malo. No debería decir esto, ya que Google son mis socios en Fon, pero por mantener la libertad intelectual de este blog lo cuento igual. Además puede ser que nuestro experto haya hecho las cosas mal. En cambio poniendo publicidad más tradicional, “banners” en Meneame, Xataka y Genbeta, obtuvimos mejores resultados, bajos pero no insignificantes como con Google. Concretamente vimos que con banners nos costaba 16 euros en publicidad generar una venta de una fonera y con Google, 120 euros. Los resultados los medimos por el costo de llegar a obtener un comprador que compra una fonera y nos sorprendió que los banners fueran tanto más eficaces que Google. Aunque para que nosotros realmente hagamos publicidad nos tendría que costar menos de 5 euros vender una fonera por etailing. Se venden a 49,95 euros.

Sé que un día no es una estadística pero me pareció interesante comentarlo. La prueba la hicimos solo en España que representa menos del 10% de nuestra presencia global en fonspots. Los banners son los mismos que aparecen en este blog.

Luego de esta prueba me estoy preguntando si tiene sentido hacer publicidad en internet para la Fonera y para gadgets sofisticados en general, ya que parece que lo que más funciona es el boca a boca. A nivel personal, la mayoría de los gadgets que compro los compro porque o lo leo en blogs de confianza, en la parte editorial más que en publicidad, o, más que nada, porque los usan amigos que considero líderes de opinión. Por ejemplo, hoy pedí en Amazon este camcorder porque lo usan Anil de Mello y Rodrígo Sepúlveda, los dos grandes expertos en video. Al final, en gadgets, como todo en la vida, el deseo es el deseo del otro. La mejor publicidad es la que llega a tu deseo vía el deseo de los demás.

Tengo un blog en español y otro en inglés. Pero no escribo lo mismo en los dos blogs. Hay temas que simplemente no quedan bien traducidos. El lector que quiera, puede ver el blog en inglés y encontrará bastantes artículos que no están en español, aunque en total hay más en español. Curiosamente, aunque unas 4000 personas leían por día durante esta semana mi blog en español y sólo 500 en inglés, este último tiene un Google rank de 5 y el español en 4. Sin embargo, mi blog en español tiene muchísimos más comentarios que el blog en inglés.

El siguiente artículo es uno de esos artículos que me cuesta traducir, pero me pareció divertido, así que lo dejo en inglés, ¡pero acepto comentarios en español!
Leer Más

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets