El 10 de septiembre conté que había comprado acciones de los dos bancos más grandes de Estados Unidos y dije que el que quisiera seguir mi cartera que la siguiera. Desde que escribí esto las acciones llegaron a bajar un 30% en menos de una semana y debo reconocer que me dió una culpa ENORME haber compartido mis decisiónes financieras con mis lectores. Me pareció una irresponsabilidad. Pero yo estaba convencido de que comprarlas había sido una buena idea y no las vendí. Mis argumentos eran los que escribí en otros artículos siguientes. En este del 15 de septiembre, en el que se notaba que dudaba de si Estados Unidos iba a intervenir para salvar la situación pero seguí con mis acciones, y en este del 17 de septiembre, en el que decía que hacía falta un gran plan para tomar los malos préstamos o se hundía todo. Aquí hay un análisis muy bueno del WSJ sobre cómo fueron las intervenciones hasta ahora.

Bueno, ahora mismo el mercado anticipa esa gran intervención de la que hablé al estilo Brady bonds y las acciones se dispararon, están subiendo más rápido que nunca. El que compró cuando yo conté que había comprado puede ganar más de un 10% en una semana si vende ahora. Parece que se viene el plan que anticipé. Pero no es seguro. El plan no se anunció. Pero como me quiero sacar la culpa que tengo (pese a las advertencias que di de no comprar mas del 5% del patrimonio) y este parece un excelente momento para vender y no tener más riesgo en banca norteamericana, sugiero vender y terminar con esta historia.

Para mi, las compras fueron y son a largo plazo, y largo quiero decir 3 años o más. Así que yo no las toco. Cuando dije que no soy un trader, no lo soy. Hago muy pocos trades por año (los trades las hacen a diario) y tomo decisiones basado en resultados económicos y no en tendencias. Pero si me siguió algún trader, que se vaya con su 10% ganado en dos semanas. Es un gran día para salirse de C y BAC.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets