Estas fotos las tomé el último día de las vacaciones de verano. Lo pasamos navegando en Aphrodite, el barco de la familia.  Llevamos navegando en él 11 años. De este a oeste, hemos navegado desde Beirut hasta México. Aphrodite es un velero de 92 pies diseñado por Andre Hoek y construído por Vitters. Y no me preguntéis porqué todavía sigo trabajando y apostando por convertir mis ideas en negocios como Fon, y no paso el resto de mis días navegando 🙂

Aphrodite es un velero de largas distancias que ha cruzado el Atlántico 10 veces. Lo que dicen sobre los barcos es cierto: son increiblemente complejos y muy caros de mantener, pero la experiencia de navegar es alucinante.

En este vídeo, podéis ver al Aphrodite navegando.

Sigo con el tema de clasificar a las personas de maneras diferentes y luego de dividir al mundo entre solitarios y gregarios ahora paso a clasificar a las personas entre ordenadas y desordenadas. En estos grupos yo reconozco que soy un desordenado y no solo yo sino los que me rodean y para ilustrar el tema decidí hacer un video filmado durante una navegada Mallorca Menorca en la que mi barco, el Aphrodite es un caos total. Y eso que lo filmé cuando mis 3 hijos mayores y sus amigos no estaban ya que los habíamos bajado antes desde la Sacs. Creo que hay una correlación entre ser gregario y ser desordenado y ser solitario y ser ordenado pero eso es pura especulación (shit, dije especulación, mis lectores españoles se cabrean porque odian a los especuladores, shit dije shit, mis lectores españoles se cabrean porque meto inglés, shit que difícil son algunos de mis comentaristas, shit).

Pero más allá del tema del desorden que había en el barco quería comentar el tema de navegar con dos barcos al mismo tiempo algo que a un ordenado no le gustaría porque le parecería que queda feo eso del remolque. No elegante.

Pero antes de hablar de que navego con dos barcos al mismo tiempo una advertencia. Si me vas a hacer el típico comentario de lector resentido de que no solo tengo un barco sino dos barcos y que hay gente muerta de hambre por favor deja de leer este post y no veas el video. Yo ya se que hay gente muerta de hambre y para eso tengo mi fundación y hago proyectos como Educ.ar. Pero también soy un fanático de la vela y el mar y tengo mis barcos. Bueno, ahora que me saqué a los pesados de encima sigo con el tema de los dos barcos.

Hace años que tengo dos barcos que se ven en el video. Uno es el Aphrodite que compré en el 2000 luego de vender mis acciones en Viatel y el otro es la Sacs 42 que compré en el 2005 porque se me dió la gana. La Sacs 42 es un barco increible por lo que cuesta. Es un gomón de 42 pies (12,5m) con dos motores de 250 caballos. Yendo a 24 nudos consume 100 litros por hora. Yendo a 30 nudos que es la máxima velocidad consume 160 litros por hora así que por motivos medioambientales digamos que la llevo en general a 20 nudos que consume 70 y de ahi hasta 25 nudos. La Sacs es el complemento perfecto para el Aphrodite. Tiene dos camarotes que le encantan a mis hijos adolescentes, hasta Nina y yo nos hemos hecho escapadas solos en la Sachs a Palma. Tiene cocinita, heladera, toilet, en fin, lo indispensable. Es como ir de campamento. Además la Sachs es perfectamente remolcada por el Aphrodite como se ve en el video y le quita solo medio nudo con el mismo despliegue de velas. Asi que transportar la Sachs no requiere encender los motores y como el casco es enorme tiene mucha estabilidad en el mar. Un barco como el Aphrodite cuesta 3 millones de euros. Tiene 5 camarotes y lleva a 4 tripulantes en dos de esos camarotes lo que significa que deja solo 3 camarotes para mi familia. Estuve averiguando pasar de un 92 pies a un 110 pies con 5 camarotes y el precio del barco se duplica. Hay fórmulas que se dan en los barcos y una de ellas es que los precios suben con el cubo de la eslora (el barco crece en tres dimensiones). La Sacs te da más volumen por un precio, 100.000 euros, que en el mundo de los veleros grandes es menos que pintarle el casco o cambiarle la cubierta. Y te da libertad, planes alternativos. Por ejemplo el otro día estábamos en Pollensa y el Aphrodite no pudo entrar en Puerto Pollensa por su calado. Entonces pedimos un amarre para la Sacs así mis hijos adolescentes se fueron de marcha y nosotros nos quedamos cuidando a Leo. Y por supuesto está el tema de la seguridad. Si llegara a pasar algo al Aphrodite, raro pero no imposible. La Sacs sería una embarcación de rescate disponible ahí mismo. Una vez salí en un mistral de Mahon con la Sachs para ver como era y es impresionante como aguanta. Es más segura que una Sunseeker o Princess de más de 50 pies.

Bueno, basta de escribir, aquí va el video del caos durante la navegada.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets