portfolio_google_friendPiensa en las funcionalidades que hicieron del iPhone algo revolucionario cuando se lanzó. Haz una lista de todas ellas. Ahora piensa en todas las funcionalidades que trajo Android además de esas. Puede que necesite ayuda con mi lista porque además del código libre no se me ocurre ninguna otra. Las más importantes, como el teclado en la pantalla, la opción de hacer zoom con los dedos o el propio concepto de una “app” llegaron todas de la mano del iPhone. De hecho, es bastante probable que la mayor innovación de Android sea el haber conseguido hacer un iPhone a precio asequible.

Ahora hagamos otro ejercicio: ¿se te ocurre algún producto que pudiera nacer ahora y fuera tan diferente al iPhone como lo era la Blackberry o los Nokia en 2008? Lo único que me imagino es un ordenador con una interfaz basada solamente en voz hablada. Un ordenador al que le puedas hablar y que te responda. Ni pantalla ni nada. Un ordenador que sea como otra persona.

Cuando charlas con un amigo, no hay ninguna pantalla, sólo diálogo. Puede haber un cambio en el tono de la voz o algunas expresiones faciales mientras escuchas y ves a la otra persona pero si él o ella, por ejemplo, quiere describirte algo que nunca hayas visto, pongamos un animal, lo único de lo que dispone para que te lo imagines es su voz, es la elección que hace de las palabras. Así sería este ordenador.

Me pregunto si podríamos construir algo así. Sería como las Google Glass pero sin “glass”, sin gafas. Sólo voz que se emite y que se oye. Algo más barato y pequeño que un iPhone, sin pantalla y con una batería de menor tamaño. Un dispositivo que pudieras llevar puesto como si fuera una pulsera o un collar. Como un compañero virtual que pudieras llevar puesto. Y no te preocupes por poder parecer tonto hablando contigo mismo, la gente pensará que estás hablando por teléfono. ¡Ni siquiera te harían falta unas gafas de friki!

(Foto: Tom Chitty)

Al usar un ordenador portátil, se espera que todo sea gratis, y cuando se utiliza un smartphone lo que se espera es tener que pagar. Esa es la razón principal por la que el ecosistema del portátil se está muriendo y el de los smartphones está prosperando.

Los ordenadores portátiles han sido caros tradicionalmente. Desde hace un par de décadas nos hemos acostumbrado a pagar más de 800€ por cada uno, (el precio medio de un Mac es de 1.100€). Los smartphones sin embargo, son casi gratis. A pesar de que Google está empezando a tener cierto éxito en ventas con el Nexus 4, la mayoría se muestra reticente a pagar por un smartphone. Se espera que sean subvencionados o gratuitos. Pero lo que es sorprendente de verdad es cómo cambia el comportamiento de los usuarios una vez adquirido el gadget. Un consumidor espera que su teléfono móvil le salga gratis pero ¿qué sucede después para que esté dispuesto a pagar en exceso (por ejemplo, por mensajes de texto, minutos de voz, datos en el extranjero) aun cuando existen alternativas libres? Es un marco mental diferente, casi como un acuerdo entre empresas y consumidores: obtener algo gratis y pagar después frente a conseguir algo que es caro por adelantado y luego dejar de pagar. Un portátil es una gran inversión inicial que te permite a posteriori entrar en un mundo mayormente libre. Un smartphone es una pequeña inversión inicial para entrar en un mundo caro, pero muy aceptado. Un portátil es una experiencia ilimitada que va ligada a una conexión a Internet ilimitada. En el mundo de los portátiles prolifera la piratería porque la gente espera que todo sea gratis, pero esto ocurre en mucha menor medida en el mundo de los smartphones. Y es casi psicológico: la misma gente que descarga material pirata en ordenadores no lo hace normalmente en sus teléfonos, a pesar de que, por ejemplo, hay muchos clientes Torrent para Android. Un smartphone es una experiencia “a la carta” en la que se paga, y caro, por cada componente, incluidos los paquetes de datos. Como resultado, el ecosistema del smartphone está bien financiado y va prosperando mientras que el del ordenador está muriendo, haciendo que la experiencia de usuario en el portátil sea cada vez menos “divertida”.

Desde 2011 se venden más smartphones que ordenadores. Esto se debe sobre todo a que los desarrolladores y productores de contenidos necesitan cobrar y están viendo que consiguen mucho más dinero con el desarrollo o la producción para iOS o Android  que con las de Windows o Mac.

Además, la experiencia de usuario “sólo para móviles” está en alza. Path, Foursquare, Uber, Instagram y Whatsapp son sólo algunos ejemplos de ello. Cuando empezaron a popularizarse los smartphones, la gente solía decir que experiencia “sólo en la web” sabía a poco. Ahora es todo lo contrario. Los que usan portátiles también tienen que tener a mano un smartphone y en el caso de los juegos es aún más radical. Los desarrolladores, al darse cuenta de que pocos querían pagar por juegos de ordenador pero muchos más estaban y están dispuestos a pagar por juegos para móviles o tablets, se pasaron a desarrollar para iOS y Android. Y así los juegos se hicieron de oro en los teléfonos.

Esta percepción se traslada al mundo de las inversiones. Por ejemplo Instagram es una aplicación gratuita y sin embargo, Facebook pagó casi mil millones por ella. No pagaron por el dinero que pensaban que harían de Instagram en sí, sino por lo que supuso para Facebook: Instagram es tan joven como lo es Facebook y Facebook era hasta hace poco una empresa para PC pero en Instagram encontró un atajo para el mundo móvil. En general los inversores son ahora mucho más propensos a invertir en una plataforma móvil que en una plataforma de PC, incluso si la plataforma móvil, como Instagram, no tiene forma de obtener beneficios económicos por sí misma. El crecimiento móvil tiene la misma capacidad de crecimiento que tuvo la web “premium” hace una década. Y es así incluso a pesar de que hasta ahora la publicidad, por ejemplo, es más fácil de monetizar en la web que en los móviles. Está claro: todo el mundo ve en el móvil el futuro.

Durante muchos años, cuando los teléfonos eran teléfonos y PCs eran PCs, hubo un duro debate sobre cómo los productores de contenidos y desarrolladores iban a ganar dinero. Y la respuesta, proporcionada por Steve Jobs, resultó ser que había que conseguir enganchar a la gente a un dispositivo que fuera un ordenador, pero en el que todo el mundo tuviera que pagar, y que llamarían teléfono. Siempre habría otra alternativa posible, en la que el software fuera de código abierto y el usuario pudiera generar contenido. Y eso todavía existe, sobre todo impulsado por Google, pero incluso Google tuvo que adoptar el contenido y el software de Apple para hacer prosperar Android.

Ahora, antes de terminar, he aquí una lista de las razones secundarias para explicar por qué los smartphones y las tablets están arrebatando la hegemonía que hasta ahora tenían los ordenadores (o por qué iOS y Android están destronando a Windows y OSX):

-Los smartphones se expandieron en forma de tablets y estos ahora compiten en tamaño de pantalla, una de las únicas ventajas que le quedan a los PCs.

-La gente se está acostumbrando por fin a los teclados de vidrio (algunas aplicaciones como SwiftKey los hace más sencillos), y por lo tanto pronto podremos decir adiós a los teclados clásicos.

-Los portátiles son más para productores de contenido y la mayoría de las personas son consumidores de contenido. Es por eso que el ambiente de trabajo sigue estando dominado por los PC y probablemente será así por mucho tiempo.

-Los smartphones son mucho más fáciles de llevar a todas partes y por eso, de utilidad para un gran conjunto de aplicaciones, como por ejemplo aplicaciones para hacer deporte.

-Los smartphones ofrecen conectividad a través de WiFi y a través de redes móviles mientras que los portátiles en su mayoría sólo ofrecen conectividad WiFi. El WiFi es común, pero no es tan generalizado como la conectividad móvil, por lo tanto un smartphone o una tablet tiene la mejor de las opciones: ambas.

-Una de las mayores ventajas de los ordenadores portátiles es el almacenamiento, pero el almacenamiento en la nube (cloud computing) es ya una alternativa.

-El hardware que se necesita para proporcionar una buena experiencia de usuario en el móvil da un uso más inteligente a la energía que el hardware que se necesita para proporcionar una buena experiencia de usuario en el ordenador portátil.

-Si bien los portátiles son bastante asequibles ahora, no son tan baratos como los buenos smartphones, que se dan de forma gratuita o casi a coste cero a través de contratos con las operadoras. Los ordenadores portátiles compiten duramente entre ellos en velocidad de procesador y memoria RAM, por lo que los baratos, sin buenos procesadores ni RAM, son simplemente malos productos.

Pero en general, me atengo a mi idea inicial: la principal razón por la que los smartphones están ganando la batalla al PC es porque hay más dinero en los smartphones y, aunque la información aspira a ser libre, cuesta dinero producirla. A riesgo de ganar muchos enemigos con mi afirmación, me gustaría cambiar el famoso “la información aspira a ser libre” a “la información aspira a ser asequible”. Puedo estar de acuerdo con Aaron Swartz sobre que la ciencia que sólo se obtiene en las universidades caras es mala, pero la clave no es hacer las cosas gratis, es que sean asequibles. Que la información sea asequible, que el contenido sea asequible y que el software sea asequible. Y las plataformas móviles parecen haber logrado un buen equilibrio en esto, mejor que el conseguido por los ordenadores portátiles, y es por eso que están prosperando. Mejor formato, mejor modelo de negocio. Así de simple.

El viernes pasado fue “Black Friday”, el día que en EEUU marca el inicio de las compras navideñas y que algunas tiendas españolas también replicaron. Esta mañana leí en Twitter varios artículos que intentaban arrojar luz sobre por qué los usuarios de Apple compraron más que los de Android en ese día. Hablaban de la funcionalidad de los diferentes navegadores y plataformas, de la interfaz de usuario, del comportamiento general de los usuarios de Apple y los de Android, etc, etc.

Sorprendentemente ninguno de ellos mencionó el simple hecho de que para hacer funcionar un iPhone necesitas, para empezar, una tarjeta de crédito. Además, los iPhones y iPads son más caros que sus equivalentes en Android, en algunos casos hasta duplicando el precio. El resultado no es que el ecosistema de Apple hace más propicia la compra sino que la gente que tiene sus productos tiene más dinero tanto para comprar los propios dispositivos como para iniciar cualquier proceso de compra en general.

Según un estudio elaborado por el Reynolds Journalism Institute, el 61,5% de los usuarios de iPhone tiene ingresos familiares superiores a los 75.000 dólares, frente al 36,1% de los de Android o el 58,7% de los de Blackberry. La consultora sobre estrategias de mercado iGR publicaba también hace unos días un estudio en el que afirmaba que consumidores con ingresos superiores a los 50.000 dólares al año prefieren Apple a Android.

Con estos datos se puede deducir que el usuario medio de iOS tiene mayores ingresos y por lo tanto compra más online que el usuario medio de Android. Es así de simple y no tiene nada que ver con las propias plataformas; tiene más que ver con el poder adquisitivo de cada usuario, que en el caso de los que usan Apple es mayor. Esto también explica por qué iOS representa el 80% del valor de las acciones de Apple, que valen el doble que las de Google, donde Android representa sólo el 5% del total.

(Foto: Panduka Senaka, Flickr)

Durante décadas en tecnología sólo había dos lenguas: la de la manzana y la de la ventana. O eras de Windows o eras de Mac. Como en todo, siempre había otras lenguas minoritarias que luchaban por encontrar su sitio (Linux) pero el pastel se cortaba básicamente en esas dos porciones.

Ahora este bilingüismo ha cambiado. La batalla en estos días es móvil y los contrincantes son iOS y Android. Los típicos “Mac es mejor porque me deja hacer esto” o “Yo prefiero Windows porque es mejor para esto otro”  se han transformado en “¿Con tu iPhone puedes hacer esto?” y “¿Android te deja hacer esto otro?”

Como CEO de Fon quiero ser neutral, tenemos ahora la red WiFi más grande del mundo y nos hemos beneficiado enormemente de estos dos sistemas operativos.  Es parte de mi trabajo conocer a fondo ambos sistemas por lo que mis bolsillos están llenos siempre: en un lado llevo un iPhone y en el otro un Android.  La Blackberry la abandoné cuando finalmente aprendí a escribir en teclados/pantalla. A este punto lo único realmente bueno de la Blackberry es que es el dispositivo más económico si viajas mucho, el del roaming celular más barato. En los otros o usas WiFi o te matan con el roaming.

Android por su parte, me gusta mucho por los teclados Swiftkey, que te dejan escribir en muchos idiomas y te detecta el que estás usando y que en iOS no están permitidos. iOS tiene un globito para cambiar idiomas que consideo torpe y no se da cuenta en qué idioma estás escribiendo. Solo SwiftKey es una de las principales razones por las que prefiero Android.  También los administradores de conexión WiFI como el de Fon, que permiten autoconectarse a redes WiFi y que en el iPhone tampoco pueden instalarse. Es terrible como los productos Apple no recuerdan redes WiFi via cookies como la de Fon y tienes que meter una y otra vez la contraseña.  Además Android es más “libre” y tiene más aplicaciones gratis.

Pero iOS es mejor para la fotografía. Snapseed es mi app preferida para fotografía pero hay muchas.  El hardware y el software en cada versión del iPhone mejora con creces. El video también es otro punto fuerte del iOS, la variedad de juegos es claramente superior a Android. La pantalla retina es una pasada. Apple siguió con una buena regla que tenía con la Mac y es hacer pocos modelos y lograr que sean geniales.  Pero ahora Samsung les copió con el SIII y le ha ido bastante bien.  Ahora mismo uso un iPhone 5 y un SIII y son los dos brillantes. En términos de tamaño me quedo con el SIII, me parece muy finito el iPhone 5, hay que tener dedos bastante chicos para escribir con esa anchura de pantalla.

La batalla Windows vs. Mac la ganó Mac en mi opinión de usuario, pero esta sigue todavía abierta en el mercado donde gana Microsoft. Para mi pasarse de Windows a Mac es 2 semanas de dolor y una vida de gloria.  Pero curiosamente aunque Apple perdió contra Apple en el formato PC, creo que al final Apple ganará pero no tratando de pelear en las laptops, netbooks y desktops, terreno hostil para el gigante de Cupertino, sino con iPads, iPad Minis y con la ayuda de Android que hace que todos se pasen a las tabletas.  Microsoft como empresa la veo en una decadencia inexorable.

Estos días estoy probando el Lumia 800 de Nokia que tengo gracias a Hans Peter Brondmo, un amigo que trabaja en la compañía. Es un teléfono bonito, que se ha convertido en uno de mis favoritos en cuanto al hardware, incluso mejor que el HTC, el Samsung o el iPhone en términos de apariencia y diseño. Uno de los inconvenientes que encuentro es la falta de la cámara frontal, que seguramente no es un fallo de Nokia sino de Microsoft. El Nokia Lumia 800 parece hecho de un material muy sólido, no sé cual es exactamente pero parece bastante mejor que la carcasa de plástico del Samsung o la combinación metálica/plástica del iPhone. Este teléfono viene con el sistema operativo Windows Phone 7, que también tiene un gran diseño, pero echo de menos bastantes características que necesito. Estando acostumbrado a utilizar Google, resulta bastante molesto que WP te obligue a usar Bing. También complica el uso de Google Maps y básicamente te obliga a utilizar los mapas de Nokia, que tienen unas gráficas muy malas aunque en funcionamiento se parece mucho a Google Maps. No existe todavía una aplicación para Tumblr, y por ejemplo la aplicación disponible para Youtube ni siquiera es una aplicación, sino que es simplemente un acceso que te redirige a la página principal de Youtube. En general, todavía es bastante limitada la selección de aplicaciones y juegos en comparación con iPhone o Android.

Lo que sí es fantástico de WP es la integración con Xbox Live que permite interactuar con la consola de videojuegos Xbox 360 de Microsoft con Kinect. Aquí podéis ver un vídeo que muestra cómo funciona esta integración. Para aquellos usuarios que estén muy interesados y les gusten mucho los juegos, esta exclusiva característica puede ser suficiente razón para que se hagan con un dispositivo con WP.

Cuando navegas con el Internet Explorer y quieres compartir una información, todas las redes sociales aparecen juntas bajo una única opción (por defecto se comparte la información simultáneamente en Twitter, Facebook y una red desconocida para mi llamada Windows Live, a no ser que manualmente selecciones la red social a la que quieres compartir). Si necesitas un dispositivo multilingüe, como es mi caso, Swiftkey es para Android el mejor teclado con texto predictivo en múltiples idiomas. WP también cuenta con un teclado predictivo multilingüe, pero hay que ir intercambiando los idiomas mediante una tecla que está colocada en el sitio incorrecto. El iPhone tiene su globo terráqueo, pero Android es sin duda el mejor en este aspecto. Cuando escribes en el Lumia, pulsar las teclas correctas es complicado, y bastante frustrante porque no tiene ni la opción de activar la vibración cuando tecleas.

En Android tanto la aplicación de Google para fotos como Google+ están muy bien integradas, de tal forma que cualquier foto se carga directamente a la nube (cloud) de Google. Con iPhone ocurre algo similar, pero WP no tiene esta función de enviar las fotos a la nube automáticamente, ni siquiera tiene un servicio de nube bueno. Sé que existe una especie de nube de Microsoft, pero su funcionamiento no lo tengo muy claro. iPhone y Android te permiten acceder a Apple o Google, pero con Lumia tienes que acceder por un lado a Microsoft y por otro lado a Nokia a través de dos cuentas separadas con sus respectivas contraseñas. La gente solía tener contraseñas de Microsoft, ahora son muy pocos los que aún las conservan. Todavía me queda encontrar una aplicación o algún tipo de configuración que me permita activar o desactivar de forma sencilla las diferentes conexiones inalámbricas como el bluetooth, Wifi o 3G para poder así incrementar la duración de la batería. Ahora, lo que es magnífico del Lumia es que tarda muy poco en encenderse, y la velocidad en general con la que funcionan las aplicaciones es muy buena.

Si Nokia y Microsoft logran desarrollar las 500 aplicaciones más populares de iOS y Android para la plataforma WP y corregir algunos de los problemas que mencioné anteriormente, su estrategia podría ser exitosa después de todo. En su momento comenté que Nokia tenía un 20% de probabilidad de sobrevivir, pero después de ver lo que han sido capaces de lograr en los últimos meses creo ahora que sí tienen una probabilidad de éxito algo más alta. Sería estupendo ver a Nokia recuperar su fortaleza anterior, además de que una mayor competencia de mercado siempre mejora los ecosistemas. Como último comentario quiero añadir que cuando tengo el Lumia 800 en mis manos, me encantaría que tuviera Android!

Tengo curiosidad por saber cómo es de exacto el sistema de reconocimiento de voz de Android para los nativos de USA. Yo hablo inglés con acento argentino pero parece ser que es un acento bastante suave, ya que no tengo problemas para que Android me entienda. Pero es interesante como con mi esposa que tiene acento alemán, Android no la entiende en absoluto. El sistema reconoce erróneamente casi todas las palabras que ella le dice, como si realmente estuviese hablando en otro idioma. Sin embargo, en la vida real muy pocos son los que tienen problemas para entender a Nina hablando inglés. Pero lo que me pareció más raro es que cuando selecciono por defecto el idioma español de Argentina y hablo en español, el sistema de reconocimiento me da un resultado de error del 10%, el mismo que resulta cuando hablo en inglés. Quizás es que ya no me puedo considerar un nativo parlante de ningún lugar o puede que un 90% de acierto sea el mejor resultado que puede conseguir Android. Otra respuesta podría ser que Android realizó muchos más estudios en inglés y se dio cuenta de que una parte muy significativa de la población de USA tiene acento español cuando  hablan y por eso es capaz de reconocerlo más fácilmente. Se podría utilizar el reconocimiento de voz de Android como una herramienta para evaluar el conocimiento de idiomas en entrevistas de trabajo, si el sistema te reconoce en inglés se puede decir que tienes buena pronunciación y que los nativos ingleses te entenderán también. Del mismo modo se podría utilizar para evaluar a los extranjeros que dicen hablar español.

Lo admito, estoy obsesionado con los smartphones y la conectividad, pero probablemente tú también lo estés.

Mi idea de pasar un día sin Blackberry no obtuvo el resultado deseado. No abandoné la Blackberry sino que al final lo que hice fue pasar de la Torch a la BB 9700. Mi BB 9700 es un modelo de USA, de T-Mobile que tengo liberado, así lo puedo usar tanto en Europa como en USA. De todas formas, siempre llevo conmigo mi iPhone 4 y mi HTC HD.

No pude dejar la BB por una única razón: el teclado. Simplemente no puedo teclear muy rápido con mi iPhone, no importa cuánto lo intente. Y lo llevo intentando desde 2008. Envidio a la gente que lo ha conseguido. Para mí que los símbolos estén en una segunda pantalla y la manera  de  cambiar el idioma es un verdadero impedimiento. Android es mejor en esto. Puedo teclear más rápido en mi HTC HD con Swiftkey (una apliación asombrosa) pero no tan rápido como con la BB cuyas teclas en relieve están preparadas para los pulgares e incluso tiene un trackpad. Mis hijas están de acuerdo conmigo, dicen que teclear en el cristal con las uñas largas es complicado. La Blackberry Bold es mi principal elemento de comunicación para  mensajes, emails e incluso para postear. La BB Bold es mi herramienta de trabajo. Android y iPhone son mis alternativas para el ocio. Con la BB soy yo el que crea los contenidos. El Android y el iPhone los utilizo para disfrutar los contenidos que otros crean. La BB Bold es crucial en mi vida porque mi esposa y mis tres hijos mayores tienen Blackberries y utilizamos el sistema de mensajes (BBM) para comunicarnos. Muchos creen que las Blackberries son para gente mayor pero en la Universidad de Columbia, la Universidad de Nueva York (NYU) y en los institutos de secundaria de España, las Blackberries se utilizan muchísimo. Además, Blackberry es la única que me ofrece un servicio de roaming mundial a través de Movistar por sólo 20 euros más al mes. Con Android o iPhone, si no puedo conectarme a Fon u otra red WiFi, conectarme me saldría carisimo.

Así que, aunque parezca una locura, siempre llevo encima mis 3 smartphones.

Utilizo el iPhone y el Android para diferentes tipos de aplicaciones, que como todos sabemos, en la BB son pésimas.

Tengo que utilizar ambos dispositivos porque ninguno de ellos tiene suficiente batería para utilizarlo durante todo el día, así que los voy alternando. Creo que la gente en California no tiene ese problema porque viven prácticamente en sus coches, y los trabajadores de Apple y Google no llegan a darse cuenta de cuanta batería su software/cpu y otros chips consume. Ellos recargan sus smartphones mientras esperan en los atascos de tráfico. En el resto del mundo, es necesario que se mejoren las baterías o deberán instalar enchufes para recargarlas en los autobuses o en el metro.

En mi caso, no solo utilizo los smartphones, sino que reconozco que abuso de ellos. Los utilizo constantemente. Salgo en bicicleta prácticamente todos los días utilizando aplicaciones como Endomondo, aplicaciones de música como Spotify, también utilizo RadioMe en Android; Twitter, Facebook, G+ en Android y en iPhone (lo quiero en BB). Y también utilizo Seesmic para postear de forma múltiple. Dropbox para enviar archivos …

En ocasiones, le presto mi iPhone a mi hijo de 4 años que incluso abusa de este mucho más que yo. Es capaz  de jugar hasta en 20 juegos diferentes, ver vídeos, fotografías… Si cuando la gente hace referencia a que iPhone es para gente joven, si se refieren a niños de 4 años, estoy de acuerdo con ellos. Los niños pequeños encuentran en un iPhone el dispositivo ideal. A veces yo juego con él a Chopper o Angry Birds, y otras veces también juego yo sólo. El iPhone es sin duda el rey de los juegos.

Cuando hago cosas de mayores, utilizo Navionics (una aplicación sorprendente) para navegar y también aplicaciones de fotografía como Instagram (iPhone) o Picplz (Android). A menudo convierto mi Android o iPhone en un hotspot para el MacBook Air o iPad. Utilizo el BBM muchísimo, los PINs, Google Maps, Latitude, Whatsapp, Rebtel (para BB, es una aplicación muy buena que permite ahorrar dinero en las llamadas internacionales), Skype en iPhone y Android, Gmail – en todos lados, claro – la aplicación de WordPress para subir mis posts (esta funciona con las tres plataformas pero es mejor la de BB porque se sube igual que en Tumblr). Sonos controller está disponible para Android y iPhone, no para BB. Me encanta AirPlay en mi iPhone  ya que  a través de Airport Expresss puedo escuchar Spotify o iTunes en mi equipo de música. Utilizo con Android las aplicaciones de Fon, que me conectan automáticamente a cualquier red WiFi de Fon que esté al alcance. Y también disfruto de otras aplicaciones de música como Rdio o Grooveshark, más que aplicaciones para mi son como diferentes emisoras de radio, ninguna es buena para todo. Y por supuesto, utilizo las cámaras para hacer fotografías o vídeos, sin duda iPhone es el mejor en esto. Y luego está el tema de las copias de seguridad, porque estas aplicaciones a veces fallan, como las de deportes. Cuando salgo a andar en bici llevo dos smartphones recogiendo datos, Endomondo en el Android y Runkeeper en el iPhone, así me aseguro de tener una copia si alguno falla. ¿La mejor aplicación para hacer copias de seguridad? Dropbox, funciona en todos lados 🙂

Ahora, lo que casi nunca hago desde cualquiera de estos smartphones es enviar mensajes de texto o hacer llamadas.

En este video comparo el sistema operativo Android tal como aparece en un HTC Magic con un iPhone y un Blackberry Bold.

Y en este video muestro como usamos el Blackberry Bold con GPS combinado con los mapas de Google.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets