Ahora que estamos planeando el lanzamiento de FON en USA, descubrí que nuestro activismo político para lograr tener un país wifi no es tan original en ese país. Andrew Rasiej, un político de Nueva York, ha basado su campaña en torno al concepto de una Nueva York wifi. La diferencia entre FON y su propuesta no es el objetivo, sino el método. Su propuesta requiere de una inversión millonaria en una nueva red wifi. La de FON requiere que los ciudadanos descarguen nuestro programa y pongan sus puntos de acceso en las ventanas.

La segunda diferencia, por supuesto, es que Andrew es un político y yo un emprendedor. Pero, sin conocer a Andrew, está claro que lo que nos une es una enorme pasión por ver el internet móvil hecho realidad.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets