Tengo 4 hijos, en un mes nace el quinto. Ser padre es lo mejor que me ha ocurrido en la vida. Supera a cualquier logro profesional. Pero ser padre no es siempre fácil. Cada chico trae sus desafíos. Mi cuarto hijo trajo el desafío del habla. A diferencia de sus hermanos mayores no habló corrientemente hasta los 4 años, que es lo que tiene ahora. Es decir hasta hace unos meses. Y debo admitir que sufrí mucho con el tema. Sus hermanos mayores hablaban a los dos años igual de bien que el a los 3 y medio. No lograba armar frases, tener conciencia del yo, cuando finalmente habló lo hizo en tercera persona sobre si mismo. Solo ahora entendió el uso de la primera persona. Hace pocos meses.

Durante estos difíciles años en los que sus compañeritos hablaban y él no, fuimos a ver psicólogos infantiles. Fue una mala experiencia. Así como 3 médicos pueden ver a un chico y coincidir en un diagnóstico, digamos conjuntivitis, 3 psicólogos diferentes vieron a mi hijo y cada uno dijo otra cosa. La psicología no es una ciencia y en caso de niños con problemas como el de no hablar, no entienden los mismos psicólogos lo que está pasando. Yo por suerte seguí fiel a mis principios: mejor no saber la respuesta de algo que estar convencido de algo que no es y descreí de los 3 diagnosticos diversos de los psicólogos. Estaba convencido que mi hijo no tenía problemas psicológicos, se conectaba muy bien con todo salvo el habla. En lo único que si sirvió ver a los psicólogos es en entender que nuestro hijo no tenía nada concreto y obvio porque sino hubieran estado de acuerdo. Además ayudó que es el cuarto hijo. Seguro que no la primera hubiéramos ido de tratamiento en tratamiento hasta que hubiera hablado igual a los 4 años. Pero debo reconocer que fueron años angustiosos.

Lo interesante fue como se curó el tema. Con paciencia, amor y tiempo por parte de el y toda la familia. Fue como que su cerebro un día hizo click. Y se puso a hablar sin que nada específico cambiara en su entorno. Lo que por años fue un entendimiento por sonidos y signos con las manos se transformó en lenguaje, gramática, estructuras. Pero no solo a hablar, lo curioso es que se puso a leer también. ¡Aprendió a hablar y leer al mismo tiempo! A escribir también aunque solo con teclados ya que no tiene aún la coordinación motriz para escribir a mano pero reconoce letras como sonidos, une los sonidos en palabras y le da significado a las palabras. Ahora está al nivel de sus compañeritos.

Conclusión, si tu hijo no habla pero parece normal en todo lo demás ten paciencia. Con atención, cuidado, amor, y tiempo al final hablará. No conozco adultos que son normales, no son mudos ni sordos, pero no hablan. Es todo cuestión de tiempo. Y mi consejo, no escuches a psicólogos que te culpan a ti o a las circunstancias de tu hijo de su problema. En un caso una de las psicólogas decía que los padres teníamos que tratarnos con ella. El habla parece ser algo que cuando se desarrolla, se desarrolla, y que antes de tiempo no hay manera de lograr que un chico hable.

Termino con una advertencia: si tu chico además de no hablar no se “conecta” ahí si que puede ser que tenga un problema serio y si recomiendo ir a un tratamiento. Pero Leo fue siempre cariñoso y comunicativo, aunque hasta hace poco curiosamente, sin lenguaje.

Como lectura recomendada, aquí os dejo este artículo sobre el tema.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

lourdesserrano en julio 1, 2011  · 

Mi hijo habló a los 3 años y medio. Tuvo 18 horas de sicologa a la semana durante un año y no lograba hacerlo. Llegaron a decirme que era mi culpa porque lo sobreprotegía pero yo sabía ( dentro de mí) que no era nada de eso. Por razones personales he vivido en 4 paises diferentes en menos de 3 años. Todos de habla hispana pero finalmente cada pais tiene acentos y palabras distintas. Regresé a mi pais de origen, a estar con mi familia, a vivir cerca de ellos y convivir casi a diario y mi hijo habló finalmente. Asi, de la nada. Ahora que llevamos un poco mas de un año y que va al jardin de niños como cualquier otro, tiene una profesora que lo ayuda a mejorar su diccion ( que aun le falta ) pero no necesitamos más de sicologas, o de psiquiatras infantiles, mi hijo necesitaba estabilidad y familia. Ahora es un as con los gadgets, maneja el Ipad 2 mejos de Steve Jobs y está aprendiendo a leer gracias a varias aplicaciones. A todos esos padres y madres, les puedo decir que muchas veces la respuesta de lo que le sucede a nuestros hijos no está en un especialista, sino en nosotros. Muchas veces nuestro corazón y el instinto natural de madre ( en mi caso) me dieron la respuesta. Paciencia y mucho amor.

cristiancorrea en julio 1, 2011  · 

Estoy pasando un poco por lo mismo, tengo un hijo de casi 3 años y medio y aunque habla (poco) su comunicacion es baja , en abril comenzamos con fonodaulogo y ha mejorado mucho , eso si mi hijo presenta tambien problemas mas bien sensitivos , es muy sensible a sonidos y eso lo desespera, el habla ha ido evolucionando y cada semana habla mejor , aun todavia con problemas de diccion pero la comunicacion ha mejorado mucho…

Para el tema de su sensibilidad que no es solo sonora sino que tambien tactil estamos llendo a terapia ocupacional, es realmente jugar y que mi hijo vea que las sensaciones asperas, suaves o de presion no son malas y pueden ser agradables y se atreva en esto…

Un abrazo y gracias Martin por compartir esto tan personal con el mundo

Cristian Correa

maxihinz en julio 1, 2011  · 

Que bueno que se haya solucionado todo Martin (o por lo menos este en vias de terminar de solucionarse), tambien hay que recordar que Albert Einstein tuvo dificultades para poder hablar bien hasta los 4 años aproximadamente.

Un abrazo y gracias por enseñarme tanto!

jcnina en julio 1, 2011  · 

A quien le interese el tema del Pensamiento y el lenguaje recomiendo el libro “Pensamiento y Lenguaje” de Lev Vigotsky, lo lei hace muchos años cuando solo existía en papel así que dejo para otros el trabajo de ver si está en Amazon 😉

salomonjakubowicz en julio 1, 2011  · 

Martín,
Estoy seguro que tu hijo será un gran geek. Por eso te recomiendo que le enseñes esta aplicación para aprender a hablar. A mi hijo le ayudó muchísimo: http://itunes.apple.com/us/app/todocolores/id418178842?mt=8
Dr Salomon

nachopr en julio 1, 2011  · 

La mía tiene 20 meses y yo creo que le está costando mas que la media. Apenas dice Papa, mama y… petisuisss… pero bueno, no me agobio. Yo por ejemplo tambien soy bastante lerdo con el lenguaje, pero se me da muy bien otras cosas. Aparte e eso, el estar en un ambiente trilingue (castellano en casa, en la guarde le hablan en catalán y tiene 1 hora de ingles todos los días) supongo que hace la curva de aprendizaje algo mas lenta, pero en el futuro le será beneficioso.

nitroglicerino en julio 1, 2011  · 

La psicología es una ciencia. Otra cosa es que lleves a tu hijo al psicólogo pensando que tiene problemas mentales porque no habla. Parece mentira que tengas tanto vivido y de una sola frase destroces el trabajo de miles de psicólogos que trabajan con el método científico a sol y sombra. Antes de decir algo así, por favor, lee.

Martin Varsavsky en julio 2, 2011  · 

Yo he ido 4 años a un psicólogo de adulto. Me sirvió. Creo en el trabajo de algunos psicólogos para adultos. También sin duda de muchos psiquiatras. Pero realmente creo que en temas de niños pequeños la psicología está en la edad media. 3 psicólogos, 3 diagnósticos diferentes. Una verguenza. Cada uno mirándote como si tuviera la verdad en la mano.

Damian Lezama en julio 1, 2011  · 

Conocí una persona que recién empezó a hablar a los 5, y es perfectamente normal. En esa época no había tanto sicólogo, no le dieron bola al problema en la casa y se solucionó todo. A veces mejor no complicarse

resultor en julio 1, 2011  · 

Martín, me gusta la solución que aplicaste: amor, paciencia y no cargar con la culpa.
Hace poco vi este video sobre cómo desarrollar la autoestima en un niño (para mí, la herramienta más más importante) y el speaker hace un símila con un juego de Poker: para jugar hay que tener fichas. Esas fichas se juntan cuando validamos y destacamos los aciertos de nuestros hijos, empleados o amigos. El objetivo es que nuestros hijos se vayan a dormir con más “fichas” de las que se levantaron. Comparto este video y me alegro por Leo. Abrazo a tí y a Nina.
http://www.youtube.com/watch?v=ZRIKkU6IVRQ

davidllada en julio 1, 2011  · 

Martin, no sufras por ello porque es perfectamente normal. Más aún, niños especialmente inteligentes pueden tardar más de lo normal en empezar a verbalizar todo lo que les pasa por la cabeza. Es bien conocido que Einstein no empezó a hablar hasta entrados los 3 años, y no lo hizo correctamente hasta superados los 8.

También es muy común que tarden más en hablar los niños que se crían en un ambiente bilingüe o que viajan mucho, como puede ser tu caso. Por un lado reciben mucho estímulo, que será provechoso en el futuro, pero por otro están un poco más confusos. Yo esto último lo estoy viendo con mi hija, que habla euskera en la guardería, español con su madre, e inglés cuando está conmigo. Le ha costado un poco “arrancar” porque este entorno era muy demandante, pero ahora ya se ha soltado.

Ah! Y también es completamente normal que hablen de sí mismos en tercera persona, al principio.

gustavopuy en julio 1, 2011  · 

Hiciste bien en no confiar en los diagnósticos, aún si la psicología no es un ciencia en el sentido ortodoxo, esta tiene un paradigma de validación científica y por lo tanto tiene todo el rigor de una ciencia. Lo que sucede es que hay muchos malos profesionales, atarse a un diagnóstico es una manera de defenderse ante lo desconocido y ante la necesidad de dar una respuesta objetiva y definitiva. La mente humana no admite este tipo de determinismos, mucho menos la mente de un niño cuya flexibilidad hace que lo imposible se haga posible muchas veces. Qué suerte que no te sucedió esto en USA, allí es terrible lo que están haciendo entre los psicólogos y las farmacéuticas, pero eso es otra historia.
Me alegro que resolviste esto usando el instinto de padre, millones de años de evolución no pueden equivocarse.

Martin Varsavsky en julio 2, 2011  · 

Nos habíamos puesto como límite este verano. Si Leo no hablaba empezábamos tratamiento. Estábamos casi al límite pero el tema se solucionó con paciencia. Sin que hiciéramos nada diferente.

ignacioribes en julio 2, 2011  · 

Albert Einstein no habló hasta los 4 años de edad y aprendió a leer a los 7-

Martin Varsavsky en julio 2, 2011  · 

Mi hijo le lleva ventaja con la lectura 🙂

gastAnmartAn en julio 2, 2011  · 

Martin,
Probablemente le sucedio lo mismo que mi sobrina mas pequeña.
Somos Argentinos, pero mi hermana emigro a Virginia, en 2001. Cuando Penelope tenia 2 meses se desarrollo en un ambiente simetricamente bilingüe. Sus hermanas le hablaban en Ingles y sus padres en Español. A pesar de la inquietud de ellos tampoco hablo hasta los 4 años. Ahora es muy adaptativa y capaz.

Pd1: Estoy haciendo un curso de Radioastronomia en la AAAA, hace poco lei un libro de tu padre, es un orgullo.

Pd2: Sin querer detrimirla, la psicologia no es una ciencia.

Un saludo,
Gastón Martín Ferreirós.

Martin Varsavsky en julio 2, 2011  · 

Que bueno lo de mi padre. Lo extraño todos los días de mi vida y me emociona cuando los estudiantes aún lee sus libros de astronomía.

alfonsomartinez abello en julio 2, 2011  · 

Hola a todos.
Martín, no quiero que os lo tomeis todos a mal, pero no me gusta nada, y sé que no lo hacéis a propósito, el tratamiento de “normal” que usáis.
Voy a exponer algo, mi primer hijo, que tiene hoy 7 años y medio también le costó hablar mucho, pero además sufre TEA, trastorno de espectro autista, es cariñoso pero como dices, no conecta. Pero en ninguna medida creo que no sea normal, es especial, por supuesto, pero de verdad me duele el desconocimiento que existe en general hacia el Autismo. Martín, un niño puede ser cariñoso, mirarte a los ojos, interesarse por cosas y además sufrir TEA, debemos alejarnos de los tópicos generados por películas, libros y algún que otro psicólogo (sobre todo americano) que culpaba a los padres de lo que sufrían sus hijos. Os recomiendo que leáis sobre el tema de las “madre nevera” de Leo Kanner que hizo muchísimo mal sobre los años 50 y que hoy mismo sufrimos todos los padres con niños que sufren TEA y algunos como tú Martín que fuiste a algún psicólogo influenciado. Es muy duro observar el desconocimiento de la sociedad hacia este tema, pero que los “profesionales” también lo desconozcan es descorazonador. Os lo digo desde el conocimiento, tengo un segundo hijo con seis años que también sufre TEA y seguimos luchando para que este tema se conozca mejor.
En otro orden de cosas, os aseguro que mis hijos manejan mejor el ordenador que su padre, mi hijo pequeño, ni lee, ni escribe ni habla pero tu ponle el youtube y veras los cinco segundos que le cuesta ir a ver “cars”. 🙂
Os recomiendo encarecidamente este video: http://www.youtube.com/watch?v=qxLeb5y6p7s
Un saludo Martín y demás.

Martin Varsavsky en julio 2, 2011  · 

El autismo es algo que por lo menos en USA donde vivía antes se escuchaba hablar muy frecuentemente. Tu descripción del autismo me suena muy diferente a la que conocía, digamos que no me suena a autismo.

Mi post es una advertencia a padres que van a ver a supuestos especialistas que quieren conseguirles como cliente por horas, algo parecido a lo que ocurre con la homeopatía a la que no hay científico que no considere un fraude más allá del efecto placebo. Pero mi post relata el caso de nuestra familia. Las ridiculeces que escuhé, las amenazas tipo que si no le ponía en tratamiento con tal o cual persona quien sabe qué le podía llegar a ocurrir al niño. Me alegro de haber resistido y esperado. Hoy por hoy está fenomenal, ahora mismo está jugando al lado mío. Le está organizando un cumpleaños a su mono, puso a todos los otros animales como invitados y hace una gran tarta de Lego que corta en trozos (piezas de Lego) que le dá a todos los otros peluches. Le canta cumpleaños feliz y todo 🙂

alfonsomartinez abello en julio 2, 2011  · 

Por cierto, enhorabuena, que se me ha olvidado… 🙂

alfonsomartinez abello en julio 2, 2011  · 

Nosotros tuvimos la suerte de ser lo suficientemente precavidos e informarnos, e informarnos, y al final todo queda en cariño, ser positivos y ayudar en lo que necesita: logopedia, psicomotricidad y … amor y terapia positiva 🙂
Un abrazo y que vaya todo muy bien.
De verdad, pierde tres minutos en ver el video…

alfonsomartinez abello en julio 2, 2011  · 

Efectivamente, es más oportuno llevar al niño a un neuropsicólogo, porque es mucho más efectivo que los psicólogos. Es un error muy común.

alfonsomartinez abello en julio 2, 2011  · 

Si analizas detenidamente, no tiene ninguna lógica llevar a un niño de dos-tres años al psicólogo puesto que en esa edad están todavía formándose los pequeños, por lo tanto dan palos de ciego…

josehevia en julio 2, 2011  · 

Martin, la psicología es una ciencia, otra cosa es que esa ciencia no esté tan desarrollado como quisiéramos, y otra más que los profesionales no puedan reconocer que no saben algo cuando no lo saben(lo que llaman ignorancia inconsciente, que es lo que se produce cuando desconocemos algo, no sólo no sabemos lo que se desconoce sino además que se desconoce ese algo).

La mayor parte de las herramientas que utilizan los psicólogos, el psicoanálisis, hipnosis, programación neurolinguística y demás se basan precisamente en el lenguaje oral, y en creencias adquiridas, cosas de las que un niño de 4 años carece.

Hay sin embargo gente muy buena ahí fuera(estas generalizando a una profesión entera), que son capaces de detectar cualquier problema simplemente observando el lenguaje corporal o los sonidos que emite el niño(las mejores suelen ser mujeres, aunque sea sexista está comprobado que dedican mayor parte del cerebro al lenguaje que los hombres).

ijuarez en julio 2, 2011  · 

hola martin, no tengo hijos pero se que es dificil compartir esta experiencia, lo cual agradezco, me enseña mucho…te sigo en el blog y conozco a leo por fotos, me alegro que este mejorando su comunicacion y habla, saludos desde peru…

mileurystical en julio 2, 2011  · 

Tengo entendido que Einstein comentó una vez que recordaba perfectamente su infancia “muda”. No articulaba palabras porque lo que quería era decir frases completas con sentido. Así que mientras unos estábamos con el “tatató” el ya pensaba “¿por qué el plátano es una fruta?”, pero no lo decía porque sólo conseguía vocalizar “blabbla”. Parece que, como con el destete o el andar, cada niño se toma su tiempo. Y que algunos se salgan de la campana de Gauss de la “normalidad” en un momento determinado, quizás no signifique gran cosa. Sin otros síntomas como pudieran ser los del espectro autista, parece que hay que dejar que cada mente haga sus conexiones “a su bola” y no preocuparse demasiado, sobre todo si se tienen diagnósticos diferentes. Mucho especialista se cree obligado a decir “algo”, aunque no sepa nada.

mileurystical en julio 2, 2011  · 

Hay mucha psiquiatría delirante suelta por este mundo, y casi siempre indistinguible de la útil o competente. No sé si las ciencias psi o humanísticas son “ciencias” o “pseudociencias”; pero si que “en todas partes cuecen habas”, y que los doctores de esas ciencias (como de cualquier otra) también son humanos, sujetos a variabilidad y falibilidad. Pero la naturaleza de su campo de estudio los hace más difíciles de rebatir.
Resumiendo, Martin, me alegro que tu hijo ya hable, y seguro que te dará más sorpresas, tanto emocionales como intelectuales. Un saludo.

corcuman en julio 2, 2011  · 

Hola Martín, tu entrada de hoy tiene buenas intenciones, pero puede llevar a la confusión a padres preocupados con el lenguaje de sus hijos. Como creo que sabrás es muy importante la intervención temprana en los niños con problemas ya sea en el lenguaje, la psicomotricidad o cualquier otra índole. De ahí que nos este mal consultar a los profesionales.
Por otro lado hay que distinguir entre los problemas de comunicación y los problemas del habla. Éste último parece que es lo que ha manifestado tu hijo. Dentro del desarrollo fonológico del lenguaje podríamos distinguir las etapas del desarrollo temprano de las etapas del desarrollo tardío, que va desde los 3 años a los 6 años. Sorprendentemente la culminación del desarrollo fonológico en castellano se consigue a los 4 años y 6 meses. De ahí que antes de esta edad los niños produzcan muchos errores de pronunciación que hacen que su habla sea a veces ininteligible. Esta situación es agobiante y preocupante para los padres, máxime cuando comparamos nuestros hijos con otros niños de su misma edad.
Concluyendo, los padres deberíamos preocuparnos si pasados los 4 años y 6 meses nuestros hijos siguen teniendo problemas de pronunciación y construyen oraciones de no mas de dos o tres palabras (habla telegráfica). En estos casos lo mejor es acudir al logopeda.

Un abrazo Martín y disfruta de tus hijos

EstebanCervi en julio 2, 2011  · 

Estoy a un par de materias de recibirme de psicólogo en Buenos Aires, Argentina y hace 8 años que estoy empapado en el tema, algún día voy a integrar definitivamente mi amor por emprendedorismo el cual me llevó a hacer mi empresa de internet con la psicología.
En Argentina hay 1 psicólogo cada 1.000 habitantes, sin duda junto a Francia es el pais en donde hay más estudio, debate, cuestionamientos y desarrollo de psicologia en el mundo, a pesar de haber muy poca inversión en el área. Acá todo se hace a pulmón y triunfan los habilidosos y quienes se destacan de la mayoría.

Realmente es poco serio ver como aqui muchos comparan, catalogan, etiquetan tu caso con propios o ajenos, porque cada persona es un mundo y hacer diagnósticos, pronósticos y tratamientos a través de internet, es como mínimo, falto de profesional.

Ahora bien, no conozco a los psicólogos con quienes tuviste oportunidad de tratar estas cuestiones que son muy importantes, de hecho… creeria que no hay nada más importante en el mundo que la salud (a partir de ella viene todo lo demás) y más aún cuando se trata de la salud de nuestros hijos, pero el tratamiento que se realiza en España suele ser cognitivo conductual en donde sólo van a intentar resolver el tema superficialmente sin indagar en temas más profundos que son aquellos que realmente causan la sintomatología que uno puede observar.

Quiero abstenerme a hacer comentarios sobre tu hijo porque me pondría en el mismo lugar de aquellos a quienes cuestiono que hacen diagnósticos a distancia o que dan diagnósticos que discrepan entre sí… pero quería aclararte algunas cosas primero en defensa de la buena práctica de la salud (y salud mental también):

– No se debe comparar una conjuntivitis que suele ser algo bastante simple y no trae mayores ansiedades ni complicaciones, con un tema tan sensible y que requiere tanto cuidado como lo que vos estás planteando.

– La psicología es ciencia porque se basa en el método científico de conocimiento, pero la realidad es que acá lo único que importa es conseguir vivir lo mejor posible, poco importa si la “cura” (que no existe, pero ese es otro tema) viene de una ciencia milenaria, o una bruja que vive en las afueras de un pueblo, sólo importa alcanzar el máximo bienestar posible.

Ahora bien, para resumir, lo más importante es que descubriste que ese “click” que hizo tu hijo (se llama insight http://www.scielo.cl/scielo.php?pid=S0717-92272002000400009&script=sci_arttext aca está analizado desde distintas escuelas y métodos de psicologia, desde las psicologias del yo hasta el psicoanalisis) lo hizo a partir del encuentro con su familia, y según tus palabras “Con atención, cuidado, amor”.

Es importante destacar también que no existen patologías ni sintomatologías ni problemas ni inconvenientes que esten causados por el mismo motivo, por ejemplo (para ser simplistas y reduccionistas) una fiebre puede tener muchos motivos, lo mismo que una fatiga… y una problemática con el habla también puede tener múltiples motivos, lo importante acá es el sujeto, la persona, el niño.. es detectar cuál es la cadena de significaciones que provoca el inconveniente, descifrarla y resolverla… eso, que deberían haber hecho cualquiera de los profesionales a quienes acudiste..

Hacer análisis bioquimicos, médicos, psicológicos, tanto del paciente (que no tiene nada de paciente porque es bastante activo digamos…) como el entorno familiar, antecedentes de familia, situaciones traumáticas, anamnesis desde la concepción hasta hoy mismo, la historia familiar, y muchisimas cosas que sólo pueden contemplarese en varios encuentros creería que es para empezar, todo lo que debe tenerse en cuenta para empezar a tener una introduccion del caso.

Me alegra mucho que el tema esté resuelto, pero me voy a atrever a hacerte una sugerencia: Por más que el tema esté resuelto no lo des como terminado, sin un buen análisis integral sobre lo sucedido, pueden suceder cosas en el futuro y quizás ahora que tu hijo está con un yo mucho más armado sea talvez el mejor momento para detectar posibles futuras problemáticas y resolverlas con anticipación. Puntulamente luego de los 5 años es un momento crítico, pero bueno, no me quiero explayar más para no quitar tiempo. Espero que algo de lo que dije, sume aunque sea un poquito.

Saludos y éxito 🙂

soniafernandez en julio 4, 2011  · 

Hola Martín,
Gracias por compartir tu historia. Me veo totalmente reflejada con ella. Mi hija #3 de 4 de 3 años y tres meses todavía no habla y emite muy pocas palabras. Estamos con diferentes terapias, ahora probando Tomatis y con logopedia. En nuestro caso afortunadamente se ha descartado problema cognitivo y Teresa es un absoluto amor y se conecta perfectamente. Mi experiencia en España es que hay dos líneas de pensamiento en este tema, una, hay que actuar con estimulación logopédica lo antes posible, dos, no hay que hacer nada de logopedia y es cuestión de entrar más en el niño a través del juego y la conexión.

Sabemos que va a ser lento pero también sabemos que si nosotros no confiamos en Teresa no le estamos haciendo ningún favor. Mi hija es maravillosa, no habla pero se comunica con todo su cuerpo, por qué no habla, no lo sabemos y después de recorrer varios centros y expertos sabemos que nadie lo sabe realmente. Esperamos ansiosos como en el caso de Leo el momento en el que Teresa haga click. Nosotros le queremos de forma incondicional y estamos aprendiendo para poder ayudarle al máximo sin ponerle presión, desde el amor inmenso.

Un abrazo y enhorabuena por tu futura próxima paternidad
Sonia

Martin Varsavsky en julio 4, 2011  · 

Sonia, suena totalmente como el caso de mi hijo y que en un año se lanzará a hablar como le pasó a el. Gracias por tus comentarios.

tengo un horno y se como usarlo. en julio 4, 2011  · 

En mi caso no fueron mis hijas, sino mi marido el que no habló casi hasta los 3 años. Cuando su familia lo cuenta yo siempre alucinaba. El es el primer hijo, y yo no podía entender cómo sus padres jamás se preocuparon por este “retraso”. Con mucho sentido común, siempre me han dicho que era un niño perfectamente normal en todo, y que, simplemente, le costó arrancar a hablar.
Creo que vuestro caso, a pesar de la angustia que provocan estas situaciones, es una suerte que haya sido con un niño que ya tiene hermanos mayores, y que tiene unos papás que usan el sentido común y la experiencia, que es algo que también ayuda.

pizarrozamora en julio 4, 2011  · 

Muchas gracias Martín por compartir esta bonita historia que forma parte de tu vida más privada.

Saludos,

Martin Varsavsky en julio 4, 2011  · 

La verdad que dudé mucho en contar esta historia, pero creo que los padres de hijos que no hablan hasta los 4 años teníamos que salir del armario. Algo me dice que los retrasos en el habla son bastante más normales de lo que pensaba. Si lo hubiera sabido antes.

martarovirosa en julio 7, 2011  · 

Por lo que describes, este niño tiene problemas neurológicos. Las dificultades para escribir, relacionadas con la motilidad fina, son síntoma claro de problemas neurológicos diversos. El hecho de que sepa leer pero no pueda trazar las letras es muy preocupante. Una persona puede ser muy inteligente, pero con problemas neurológicos, aun sufrirá mas, si no son tratados adecuadamente.
Las dificultades para hablar son otro problema neurológico.
Cualquier psicólogo que pretenda tratar esta sintomatología no es mas que un charlatán, y lo sabe. La psicología nace de unas observaciones no científicas, y se desarrolla porque no existe ninguna alternativa durante mucho tiempo. Pero todas las teorías psicológicas se basan en “felices ideas” de sus creadores. Ninguna teoría psicológica se basa en el método científico.
He visto fotos que publicas de tu hijo, y la gestualidad es la de un niño mucho mas pequeño que su edad real. Muchas de las fotos corresponden a gestualidad de un año y medio a dos años, no de cuatro años.
Los problemas neurológicos, pueden llevar a la larga a problemas psicológicos, y es una pena que el niño no tenga el tratamiento adecuado.

fernandoperez martinez en julio 7, 2011  · 

La psicología es una ciencia Martín…

alexmail en julio 10, 2011  · 

Cuando un niño que no presenta dificultades en la relación social y afectuosa, ni problemas de conexión con el entorno, ni déficit auditivo; no habla, suele ser porque no siente la necesidad de hablar.El lenguaje es pensamiento, y pasa por etapas diversas. Si aprendió que podía comunicarse con sonidos y señales, y que de ese modo era entendido y le bastaba, pues en ese momento el habla no le resultaba un vehículo de comunicación importante. A algunos niños-as les pasa, simplemente no hablan hasta que no sienten en su interior la necesidad de hacerlo. A veces no hablan porque piensan tan rápido, que se sienten inseguros de poder expresar lo que piensan. Pero un día se lanzan,entre los 3 y los 4 años,y lo hacen con frases completas y un discurso articulado y coherente. Simplemente deciden que es el momento. Yo no lo hubiese llevado al psicólogo, sino primero al pediatra y sobre los 3 años al logopeda(fonoaudiólogo). Porque ya ves, tu hijo no tenía ningún problema psicológico, simplemente comenzó a hablar cuando lo consideró una necesidad y se sintió seguro. Lo que te sugeriría ahora, es que controles que esa necesidad de seguridad extrema no le ocurra de manera habitual en otros ámbitos de su vida,que no se transforme en su estilo de aprendizaje. Que se de permiso para la prueba y el error, es importante. Suerte!!!

alexmail en julio 10, 2011  · 

Martín otra cosa que te sugiero es que le plantees a tu hijo el desafío de escribir. No de repasar letras, ni copiar, ni rellenar fichas, los típicos ejercicios aburridos de los colegios!!! sino hacerlo sentir la necesidad de escribir, algo que le interese. Que sea un desafío, y que tenga claro que puede escribir como sepa, como le salga, luego van ajustando esa escritura sobre las producciones. Te recomiendo el libro “Luz de Escuela. Inteligencias Múltiples y Creatividad en el aula”. Además de estar dirigido específicamente a infantil y primer ciclo de primaria, aclara muchas cuestiones, y tiene un capítulo sobre lectura y escritura creativa en niños, muy interesante. (Editorial CEP. Madrid 2010) Suerte!

Dejar un Comentario

Es necesario identificarse para introducir un comentario, para lo que puedes utilizar cualquier de los sistemas que te presentamos a continuación.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets