Hace poco estuve en Volunet, que no es un encuentro de voludos en red, sino una conferencia de voluntariado en Internet.

Era en Santiago de Compostela y hablé ante 1200 personas, la mayoría de menos de 25 años. Mientras hablaba sobre el uso de internet en el campo de las ONG se me ocurrió una idea. Woodstock en Tanger. En parte, la idea me venía a raíz de un llamado que me habían realizado desde Oxfam para que les ayudara a conectar con la gente de entre 15 a 25 años, segmento al que alcanzamos con mucho éxito en Ya.com.

Oxfam me contó que bastantes grupos de música tocan para ellos, gente como Bono o Coldplay. Entonces pensé que sería interesante tener algo más que un concierto, algo así como una mezcla de Foro Social de Porto Alegre y concierto. Y que sea en Tanger, del otro lado del estrecho, desde donde miles de africanos desesperados tratan de venir a Europa. Es curioso porque cuando vivía en Estados Unidos decían que los norteamericanos no sabían nada de lo que pasaba al sur del Rio Grande, algo que tenía mucho de cierto. Pero ocurre que los europeos tampoco saben mucho de lo que pasa al sur del estrecho, salvo de los numerosos fallecimientos de quienes tratan de cruzar ilegalmente.

Desde hace poco los norteamericanos envían voluntarios que -armados hasta los dientes- amenazan y arrestan a latinoamericanos que tratan de entrar a su país. En Europa deberíamos hacer algo más humano. El concierto cumbre sería algo así como la Cumbre de Madrid, pero con foco sobre el tema de la inmigración y la globalización sin equidad.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets