La Argentina tiene un capitalismo argentino. Único. En otros paises, los acreedores de Southern Winds ya serían dueños de la aerolínea y, a raíz de que la Argentina experimenta en la actualidad un boom turístico desorbitado, es posible que la línea ya estuviera volando como corresponde. Todos los empleados ya trabajarían para los nuevos dueños, solventes y con expectativas de crecimiento. Desde luego, los pasajeros que ya hubieran comprado sus pasajes  podrían volar.

Siento una pena enorme por los pasajeros de Southern Winds que compraron sus pasajes creyendo en la empresa y que ahora no saben si van a volar. Yo también creí en los dueños de la empresa, les presté dinero y es posible que pierda 4 millones de dólares. SW estaba mal gestionada, no tenía los controles necesarios. Sin embargo, sigue en manos de sus dueños, Maggio y Eurnekian. Cuando los extranjeros piden una ley de quiebras en la Argentina, muchos argentinos creen que es para quedarse con las empresas.

Pero muchos paises han descubierto que el tema no es la nacionalidad de los dueños, sino su calidad como gestores. Hay empresarios argentinos muy buenos y otros muy malos. También ocurre eso en otros paises. La diferencia está en que en Argentina los malos se quedan pegados a sus empresas: piden una quita y mantienen su propiedad. En otros paises también pueden hacerlo, pero los acreedores tienen la posibilidad de decir que no. Y, en general, dicen que no.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets