La financiación de Southern Winds me salió muy mal. A este punto tengo dos posibilidades. Aceptar que no soy profeta en mi tierra, irme de Southern Winds y dejar que mi primera inversión en Argentina sea la última (y perder la plata); o intentar revertir la situación, tratar de recuperar los fondos perdidos y ofrecer una nueva oportunidad a los centenares de empleados de Southern Winds que se están por quedar sin empleo.

Este mes estuvimos preparando con mis colegas un plan para lanzar una nueva aerolinea llamada Azul. Para esto, deberíamos recuperar los aviones que le financiamos a Southern Winds y llegar a un acuerdo con Juan Maggio para quedarnos como operadores de la parte internacional de Southern Winds bajo otra marca, con nuestros aviones y subcontratando su personal. No es fácil pero estamos intentándolo.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

Marcelo en Mayo 25, 2005  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets