En muchos paises, como en Alemania, las mujeres toman el apellido de su marido cuando se casan. Nina Wiegand, mi esposa es ahora Nina Varsavsky. Pero me acabo de enterar que si en el futuro tenemos por ejemplo, una hija y la llamamos Sofia en su documento su nombre sería Sofía Varsavsky Varsavsky. Algo absurdo. Creo que es hora de darle libertad a la gente o a los padres de elegir sus nombres como ocurre en otros paises. O aunque sea dejarle cambiar o acortar sus nombres.. Yo mismo tengo un problema con este tema. Mi madre se llama Silvia Waisman-Diamond. Cuando me hice español yo quería ser solo Martín Varsavsky, un nombre ya complicado aquí. Pero no me dejaron. Entonces pedí que me dejaran llamarme Martin Varsavsky Waisman. Tampoco me dejaron. Solo me dejaron llamarme Martin Varsavsky Waisman-Diamond. ¿El problema? Las máquinas de billetes de aeropuerto que funcionan con mi pasaporte, los e-tickets. En España a veces funcionan pero en USA no aceptan nombres tan largos y no puedo tener billetes electrónicos porque los lectores del pasaporte no coinciden con el nombre acortado por la máquina de la reserva. Y ni hablar del tiempo que pierdo deletreando ese nombre gigante que me pusieron cuando hago reservas. Nada grave pero creo que ahora que el 20% de los chicos que nacen en España tienen padres extranjeros es hora de aceptar otras costumbres y dejar que los chicos tengan solo el apellido del padre o solo de la madre si quieren o dos con el de la madre primero.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

Xavier De Lubelza en enero 18, 2010  · 

Pues que quieres que te diga, a mí me parece una actitud tremendamente machista que la mujer sea marcada con el apellido del hombre, cual vaca en la granja.

Pero comprendo que es una costumbre muy corriente, y que es una forma de definir e identificar a toda la familia de la misma forma.

La legislación actual permite intercambiar el orden de los nombres, y cambiar apellidos, seria bueno que lo hablases con un abogado especializado. Por que desconozco los límites, pero si que conozco casos que lo han echo.

Martin Varsavsky en enero 18, 2010  · 

Te pido por favor que no insultes a mi esposa que está muy contenta con usar el apellido Varsavsky. Mi artículo es a favor de que cada uno haga lo que quiera con su nombre.

nicolas mauricio roberto en enero 18, 2010  · 

coincido con lo de que es una costumbre machista,un legado patriarcal obsoleto.¿Porque no cambiar el apellido del hombre por el de su esposa cuando se casa?

Martin Varsavsky en enero 18, 2010  · 

Se ve que no me expliqué bien. Yo estoy a favor de que cada uno haga lo que quiera con su nombre. Por supuesto que un marido se podría poner el apellido de su mujer. Estoy a favor de la libertad de elegir los nombres.

Víctor Nogales en enero 18, 2010  · 

Martin….para cuándo el videoblog? El contenido de este post,por ej, contado por un tipo tan irónico como tú debe de ser graciosísimooooo !!

Spayder26 en enero 18, 2010  · 

Mr. Varsavsky, don’t feed the troll.

Conozco a una chica, exiliada, a la que un funcionario analfabeto (o simplemente cabrón) le cambió su nombre a Heidi… no es tanto la normativa como el listillo de turno que la aplica como le viene en gana.

Xavier De Lubelza en enero 18, 2010  · 

No trataba de ofender a nadie, y menos insultar, tan sólo quería expresar de manera gráfica una opinión.
Lo malo de las nuevas tecnologías tipo mail, twitter, chats, blogs, es que al basarse en lenguaje escrito carecen del elemento enfático del lenguaje hablado, y muchas veces da lugar a confusión… Este es un ejemplo iba en tonillo de guasa, no ofensivo…

Muchas veces uno escribe un comentario en mal plan y te lo tómas como si fuese bueno, y otras veces uno está contentillo y te piensas que va en mal plan… A mí me pasa constantemente con los mails…

FedericoX en enero 18, 2010  · 

Martin creo que el problema no es en sí la costumbre que tenemos como sociedad de dar a la esposa el apellido de su esposo, eso me parece bien ya que identifica a la familia en un solo apellido. ahora bien acortarse o simplificar un apellido yo no le veo mucho sentido, ciertamente tus apellidos son muy largos en mi caso es todo lo contrario. sin embargo estoy absolutamente de acuerdo en que las maquinas de reservas y de vuelos deberian permitir chequearte solo con el primer apellido y a su vez no deberian tener limite en el largo.

Saludos,

Deco en enero 18, 2010  · 

Partiendo de la base que cada uno debe tener derecho a llamarse como mejor le parezca, en este tema creo que es el único en que España no va por detrás del resto de paises. Es normal y lógico que una mujer casada no pierda nunca su apellido y lo utilice normalmente. Los vinculos familiares han de ser afectivos y un apellido en común no quiere decir nada.

Saludos

Ernesto Cardenas en enero 18, 2010  · 

Por leer tu post anterior me vengo a enterar de que Argentina (para variar) a diferencia de los demas paises latinoamericanos no usa el apellido materno.

Partiendo de esa base creo que todo proviene de una falta de costumbre respecto a ese uso, ya eras todo un señor hecho y derecho con algunas empresitas a tus espaldas cuando te topas con la necesidad de tener que usar el apellido de tu madre.

Imaginate que los Warsavsky (me acuerdo que contaste que en un momento tu familia cambio la W por la V) en lugar de caer en Argentina hubieran caido en Chile o Colombia, y luego emprendieras mas o menos el mismo camino de vida que has seguido, en ese hipotetico caso tu hubieras tenido un cabreo mucho mas joven y de otro tipo, al toparte con el hecho de que los registros useños no contemplan el uso del apellido materno.

La necesidad agudiza el ingenio, y es asi como muchos latinos residentes ahi que no quieren perder la referencia a su apellido materno terminan uniendolos con un guion, para de esa manera evitar que en el registro lo vayan a omitir….. pequeño problema: el hijo nacido en USA termina teniendo el mismo apellido “guionizado” que el padre y sin mencion al de la madre.

Es preferible considerar ese apellido materno como una referencia a nuestras raices, de hecho el mio, Cangahuala, me recuerda a una de las familias de curacas de la zona del centro del Peru, y cuando me preguntaban por el me gustaba contar de donde venia.

Tengo un amigo marroqui que ya tiene cierto tiempo viviendo en España y bueno… le esta pareciendo simpatica la idea de que cuando le toque nacionalizarse español deba usar el apellido de su mama.

La cosa con filosofia pues!!!

Fernando Cruz en enero 18, 2010  · 

Pues por una vez y sin que sirva de precedente estoy en desacuerdo con tu opinión. Me parece que España tiene un sistema más lógico y sensato que el resto de países. En primer lugar que mi mujer cambiase su apellido por el mío al casarnos me haría sentir como que es algo de mi propiedad y la verdad nunca he entendido esa costumbre. Por otro lado lo de el problema de los billetes electrónicos, no es un problema de la norma, sino de los billetes electrónicos.
Además recuerda que en España puedes invertir el orden de los apellidos si quieres.

Fernando Cruz en enero 18, 2010  · 

Por una vez y sin que sirve de precedente, no estoy de acuerdo contigo. Me parece que el sistema español es mucho más sensato y “justo”, no puedo entender que alguien cambie su apellido al casarse con otra persona. Lo que comentas del billete electrónico, es un problema tecnológico y no de la norma.
Por otro lado recuerda que en España puedes invertir el orden de los apellidos de los hijos

David Molner en enero 18, 2010  · 

Yo no le veo ningún problema.

Aquí se hacen las cosas de una manera y en otros sitios de otra.
Creo que es mejor que cada uno mantenga sus apellidos (yo soy tan hijo de mi padre como de mi madre).

Tu esposa sera la Sra. Varsavsky aquí y en todo el mundo, pero a nivel de identificación no veo porque tiene que perder sus orígenes como pasa si se hiciese como en algunos lugares.

Por último el tema del e-ticket,s no entiendo como una sociedad que se dice tan avanzada no tiene sus equipos preparados para los ciudadanos de todo el mundo.

Saludos.

Martin Varsavsky en enero 19, 2010  · 

Justamente, tu no le ves un problema pero otros si y la solución es tener opciones.

Fabricio Vai en enero 19, 2010  · 

Si… sinceramente una de esas estupideses de llamarse con 50 apellidos es de idiotas. Disculpenme pero veo aca en USA que hay latinos que tienen como cuatro apellidos… Tan importantes son? Eso en Argentina no lo vi casi nada; solamente en familias copetudas que quieren seguir con una tradicion. Creo que en esto lo americanos son mas practicos ya que siempre buscan la forma de simplificar las cosas y tratan de evitar hasta de usar el 2do nombre. Vamos muchachos… a no ser que te llames Juan Perez para que queres tantos nombres?

Javier Saiz Sanchez en enero 19, 2010  · 

A mi me parece penoso el caso español.

Quieren legislar hasta en como queremos apellidarnos!!!!

cada vez me averguenzo mas de este pais y tras leer al 80% de la gente que responde tu blog en español y lo comparo con el blog en Ingles me avergüenzo todavia más.

Martin , disculpales.

Marcia Aldaz en enero 19, 2010  · 

muy interesante y estoy completamente de acuerdo con que cada cual ejerza su libertad de elección, en mi experiencia personal cuando mi ex me pidió que llevara su apellido no quise porque no quería ser sra de…, y continué siempre con el mío. De hecho en una rebelión feminista en ese entonces tampoco me quise casar, no quería tener ningún tipo de dependencia. Habiendo pasado los años me di cuenta que en realidad no era tan importante, pero en ese momento lo viví de esa manera. Así que mis hijos llevan el apellido de él y traté de que lleven el mío también. En cuanto a tus apellidos me gustan mucho los de tu madre, me suenan muy bien, un cariño y estoy completamente de acuerdo que cada cual debería poder hacer su elección libremente!

Ernesto Cardenas en enero 19, 2010  · 

A ver si esta vez funciona…. que anoche perdi misteriosamente mi comentario..

Antes de contestar me leí tu post “Quiero ser Martin Varsavsky….pero no se como” y me entero que a diferencia (para variar) de los demás países latinoamericanos en Argentina no se usa el apellido materno.

De ese interesante dato, veo que lo tuyo es un problema cultural, pues te enfrentaste con esta tradicion siendo ya toda una persona adulta, creo que ya casado y con unas cuantas empresitas en tu haber; con esos antecedentes, ponte en este caso: si los primeros Warsavsky (me acuerdo que comentaste que en un momento tu familia cambio la W por la V) en lugar de afincarse en Argentina se hubieran establecido en Chile o Colombia y luego tu hubieras vivido un proceso similar al que ya conocemos (emigración, emprender, emigracion) es mas que seguro que tu hubieras tenido un cabreo en otro momento de tu vida, mas joven.

Me refiero claro esta al hecho de que la legislación useña no usa el apellido materno, siendo asi que el joven emprendedor Martin Varsavsky Waisman-Diamond, hubiera (con un gran cabreo) tenido que decidir entre quedarse “solo” como Martin Varsavsky o registrarse como Martin Varsavsky-Waisman-Diamond, al estilo de miles de latinos que tuvieron que recurrir al guion como una forma de mantener y mostrar el legado proveniente de sus respectivas madres.

Entonces… ¿Quien es quien tiene que cambiar?, lo digo porque cuando uno se nacionaliza español debe registrarse con su nombre mas los apellidos de los padres o con el nombre con el que uno es conocido habitualmente, lo cual por lo que veo no permite la opción a poder registrarse sin el apellido de la mama, dicho esto debo decir que tenia un amigo marroquí al cual le parecía interesante la idea de que cuando le tocara nacionalizarse tener que incluir el apellido de su mama.

Por otro lado, para el caso de tu potencial y futurible hija, encontre esta web http://www.tuabogadodefensor.com/01ecd193df148a228/01ecd193e0147c604/01ecd193e20ffdc03.html, de donde cito:

Como primer apellido, el primero del padre y como segundo, el primero de los personales de la madre, es decir, en cuanto al apellido materno no procede la atribución del que ésta pudo, por ejemplo, adquirir por matrimonio, sino el que tuviese antes de su celebración.

Asimismo, la ley permite a quien adquiere la nacionalidad española, conservar los apellidos que ostentase en forma distinta de la legal, si así lo declara en el momento de la adquisición o en los dos meses siguientes a ésta o a la mayoría de edad.

Cuando la filiación no determine otros apellidos, se mantendrán los que viniere usando el interesado.

Cuando se trate de extranjeros que, conforme a su estatuto personal, tienen atribuido un solo apellido, al ser inscritos como españoles, han de hacerse constar dos apellidos.

Osease que tu hija si que seria Sofía Varsavsky Wiegand.

Txerra Romero en enero 19, 2010  · 

Martín, estoy totalmente de acuerdo con Ernesto, creo que esto es más bien un problema cultural tuyo y no un problema de la tradicción española y del resto de latinoamerica de mantener el apellido de la madre. Más frustante es como dice Ernesto que españoles y latinos perdamos el apellido de nuestra madre cuando vamos a otro país (viví más de 3 años en un país anglosajón y se me hizo raro perder ese parte de mi identidad). Seguramente te cuesta entenderlo, pero cuando estás acostumbrado a ello….donde queda nuestra capacidad de elección cuando nos mutilan el nombre en cuanto salimos de nuestras fronteras?

En cualquier caso esto no tiene nada que ver con la libertad de elección que planteas. IMHO es bastante complicado gestionar una bbdd de 45M de registros en la que cada uno se registra como quiere, no crees? Tiene que haber unas reglas. El poner un solo apellido no es tampoco la solución. Conozco a un tipo vasco que se apeliida iturrigorriberrigoikobierroetakoetxea, que es más largo que Varsavsky Waisman-Diamond ;-). La solución es técnica, que aumente el tamaño del campo nombre de los billetes electrónicos para permitir nombre largos, y punto, no cambiar las tradicciones culturales de un país por unos bytes, no crees? 🙂 A fin de cuentas, no todos nos podemos apedillar smith.

NOTA: yo viajo mucho también (por Europa) y nunca he tenido problemas para viajar con billete electrónico aunque no quepan todos mis apellidos en el billete electrónico. Deberías investigar más tu problema porque igual es especifico a ciertas compañías aereas.

Germán Jongewaard de Boer en enero 19, 2010  · 

Hola Martín mi apellido es muy largo y desciende de Holanda, me case con una Española y ahora tengo mis hijos (cuando los tenga) van a llevar un apellido casi triple porque mi apellido paterno es como si fuese uno doble español y más el de mi mujer (UNA LOCURA)
Otra cosa quería comentarte, para casarme con mi mujer me pidieron de todo como soy Argentino como tu me hicieron preguntas y cosas así, un poco entupidas, porque cualquiera con un poco de ensayo pasa ese test de idioteces que alguien en algún escritorio decidió poner. Deberían actualizarse y hacer una tarjeta electrónica o algo por el estilo para agilizar todo, no puede ser que estemos en el 2010 y haya tenido que presentar 11 papeles diferentes para casarme con una ciudadana Española, es vergonzoso.
Si tuviera un hijo o hija se llamaría así “Pepita/o Jongewaard de boer Rueda” cuando escriba eso en el colego, imagino que directamente lo/la ingresaran a la Universidad, jajaja
Saludos y felicitaciones por las 400.000 foneras!
Germán.

Nina Varsavsky en enero 19, 2010  · 

La verdad es que a mi personalmente no me parece nada machista. En Alemania por ejemplo cuando uno se casa, hay 3 opciones, o quedarse con su apellido, tomar el apellido de la pareja (del hombre o de la mujer) o una mezcla de los 2 pero la mayoría de las mujeres toman el apellido de su marido.

Yo estoy muy orgullosa no solo de tener a Martin como marido pero también de ser parte de su familia asi que para mi el nombre Varsavsky significa eso.

Riviera en enero 19, 2010  · 

Ese es uno de los problemas de cambiar de pais, pero no me parece serio. De hecho, aunque vosotros no lo veais asi, el parecer general de la mayoria de la gente a la que le pregunto es que cambiar el nombre de la mujer al casarse es un acto de sometimiento simbolico. Por no hablar del problemon burocratico de actualizar registros en cualquier base de datos en la que aparezca el nombre de soltera. Por otro lado, el mismo problema ocurre al contrario. Yo, por ejemplo, al mudarme a EEUU, decidi no eliminar mi apellido materno, aniadiendo un guion entre los dos. A veces es un poco mas de trabajo, pero me merece la pena sentimentalmente. En cualquier caso, estoy de acuerdo Martin en que obligar a los extranjeros a dar dos apellidos, incluso cuando no los tengan en su pasaporte original, me parece innecesario.

Riviera en enero 19, 2010  · 

Me lo dejaba en el tintero. La utilidad de los apellidos es identificar los grupos familiares. Al cambiar el apellido de la esposa, se gana informacion al respecto de quien es su marido, pero se pierde sobre quienes eran sus padres. Ademas, el sistema de dos apellidos permite conocer los abuelos maternos, algo imposible con un apellido.

Alberto Arbelo en enero 19, 2010  · 

Estoy completamente de acuerdo contigo, Martin.
El estado español debería dar libertad, basándose en un puñado de criterios lógicos, a la hora de elegir si se desea tener uno o dos apellidos.

Olivera Risteski en enero 20, 2010  · 

Hola,
yo que buscaba información sobre Jocomomola y llegue a este articulo. 🙂
Martin, por mi nombre y apellido puedes intuir que he pasado por lo mismo que te pasa a ti. Con lo cual te digo que te entiendo perfectamente y se lo que se siente cuando no respetan/aceptan tu decisión/origen.
Explico mi caso en breve para que tengan una idea mas de como funcionan o no, las cosas;
Me case en mi país con un español, y como ya me había preparado un poco que en España tengo que tener 2 apellidos, pues conserve el mío e añadí el suyo como segundo. En mi país también aceptamos el apellido del marido conservando o no el suyo, o bien hacer la combinación que quieres. Una vez aquí, preparando papeleo para nacionalidad, llega el día de hacer el juramento de que voy a ser una buena española 😉 e aquí mi gran sorpresa; – Te vamos a poner segundo apellido, el de tu madre de soltera! (me quede en blanco y solo me salió un) Como? – Pero si mi madre hace mas de 30 años que no usa su apellido de soltera, tiene el de mi padre!
Pues les daba igual si mi madre usaba o no el apellido. A mi no me hacia ninguna gracia, no por mi madre, sino porque había otro detalle que no querían tener en cuenta, y es que yo me case en mi país como Olivera Risteski (…..), y aquí mi nuevo nombre iba a ser Olivera Risteski Galeva. Pues no había formas de hacer les entender que acababan de crear dos personajes de mi misma, así que lo tuve que decir por escrito y después de 8 meses me respondieron que sí, que aceptan mi caso! Puedo decir que tuve suerte, porque conozco casos donde no han querido aceptar el original de las personas.

Lo que quería decir simplemente es que no siempre tenemos que saltar y buscar si una cosa es machista, sin lógica o rara, sino que hay muchas culturas fuera de España las que se tienen que respetar por lo menos, aceptar ya es mucho mas.
Saludos

PD: en mi país los apellidos tienen, singular – plural, o bien genero masculino y femenino.
Yo cambie el mío en plural por si un día tengo un niño. Esta bien tenerlo en cuenta.

danielulfe en enero 20, 2010  · 

Parece que solo estan bien hechas las cosas que nos vienen del mundo anglosajon y están mal en el mundo latino y eso no es así ni muchisimo menos. La utilización del segundo apellido en la identificación de una persona es, sin duda, un acierto de los paises hipanohablantes (los de habla portuguesa creo que tambien lo tienen) ya que logra identificar mucho mejor a una persona que es de lo que se trata. Que existan regla es una ventaja para evitar abusos y que no reine la confusión.

Para mi es muy curioso que sea Argentina el único pais hispanohablante que no tiene la costumbre de usar el segundo apellido…

Creo que demuestra mucha mas inflexibilidad el sistema anglosajón a los latinos que no quieren perder su segundo apellido o los que tienen una ñ o una Ç en él, pasando de llamarse Castaneda en lugar de Castañeda, Canizarez en lugar de Cañizares, Pena en lugar de Peña, Goncalves en lugar de Gonçalves….eso si que es inflexibilidad

anarosarioparente en enero 20, 2010  · 

Sofia y que más querès significarìa sabidurìa de Varsavsky por partida doble

anarosarioparente en enero 20, 2010  · 

En Argentina modestamente hice mi nombre en el desempeño de mi carrera ,así que sigo con el apellido de mi padre .
Cuando voy a Israel lo còmico es que me nombran con el de mi marido ,asì que me convierto en una suerte de mezcla rara de moishe con fundamentalismo catòlico ultramontano(dado mi nombre).
Cuando voy a Italia me desquito bien puès uso tambièn el de mi mamà .Allì encuentro castellos y palazzos por todos lados a mi nombre.
Los italinos-que son por demàs interesados ,a pesar que me ven el aspecto de no tener un eurodolar(ni partido por la mitad) ,en una oportunidad me pedían una contribuciòn para reponer el CASTELLO símbolo de la comarca.

Rafael Collantes en enero 21, 2010  · 

Es una de las cosas que funcionan BIEN en España y MAL en el resto del mundo. ¿Porque ha de cambiar una persona su apellido? ¿Y si luego se divorcia? ¿Y que pasa con carnets, títulos universitarios, propiedades, etc?
Es una reminiscencia de cuando se dudaba de si las mujeres tenían alma….
Mi mujer también es alemana y desde hace algunos años a Alemania está permitido NO cambiarse de apellido al casarse. Ella se sigue llamando Schulz, y nuestros hijos se llama Collantes Schulz en España (2 apellidos) y Collantes-Schulz (1 apellido) en Alemania.

¿Que tal tu alemán? Si no has empezado a aprender, casi te recomendaría que no lo intentes 😉

Manuel Zafra en enero 22, 2010  · 

La educación es la base de todo.La base de está argumentación es la educación de cada uno.

Todo es educación.

A los alemanes los han educado así y piensan así y a los españoles nos han educado asao y pensamos asao, y mire usted, la señora Varsavsky tan feliz.

Todo es educación y está también pasa por entender la educación de los demás.

Jorge Reyes Pérez en enero 22, 2010  · 

Martin
Soy uno de los tantos cubanos que estudiaron en la URSS y se casaron allá, en mi caso en Moscú, en 1984. Solo que mi esposa no era rusa, sino búlgara. Pero en los dos casos, el sistema de nombrar a los hijos y esposas es el mismo ==> nombre – patronímico y apellido (del padre o esposo(a)).
Cuando presentamos los papeles para casarnos, en la planilla que tuvimos que llenar con los datos personales, había que poner quién cuál apellido llevaría ya de casados. Las variantes eran tres: la esposa tomaría el apellido del marido, el marido tomaría el apellido de la esposa o los dos mantendrían su(s) apellidos.
Yo no vacilé mucho y opté por la variante a la que estoy acostumbrado, la española – cada cual mantendría su apellido. O sea ella continuó llamándose Mariana Tzviátkova Tzviátkova, en su caso, el patronímico y el apellido coinciden. Sin embargo qué pudo pasar si hubiésemos decidido que mi esposa tomara mi apellido. Para ellos cada persona tiene un solo apellido, nosotros tenemos dos. Ellos hubiesen tomado mi segundo apellido para el apellido de mi esposa, o sea Pérez. Y entonces se llamaría Mariana Tzviátkova Pérez. Ellos no aceptan Reyes como apellido, sino como patronímico. Además, muchas veces en estos países el patronímico se omite y ella sería Mariana Pérez y a mí se empeñan en llamarme Jorge Pérez por lo que algunas veces tengo mis enfrentamientos. Ni qué hablar que mi esposa tendría muchos papeles con su nombre de soltera y otros con su apellido cambiado. Una locura.
Pero eso no es todo. El otro problema sería el nombre de los hijos que teníamos planeado tener. ¿Qué pasaría si nacieran en Cuba o en Bulgaria? El destino nos obligó a tener un solo hijo que nació en Cuba. En los países eslavos, los patronímicos y apellidos tienen género (formas masculinas y femeninas) y plural. Nuestros apellidos no tienen género ni plural. Por eso cuando nació nuestro hijo lo inscribieron como Jorge Reyes Tzviátkova. El nombre de esta forma no tendría problema en Cuba, pero tarde o temprano visitaríamos Bulgaria y ese nombre aquí es femenino. Por lo que me di a la tarea de quitarle la “a” final de su segundo apellido para convertir el apellido en masculino (macho machote – como dirían los mejicanos jajajajaja). Fui al Ministerio de justicia al departamento de inscripciones y el hijoeput_ que me atendió, un poco más y me declara enemigo del pueblo por querer cambiar el apellido del niño, y que si la alemanas también creaban muchos problemas con el nombre de los hijos que habían parido en Cuba, en fin que me fui desilucionado. Pero no vencido, cuando te cierran una puerta, busca otra, y si no hay otra, cuélate por la ventana. Del ministerio salí rumbo a la Universidad de La Habana (cuando dijiste que irías a La Habana, te recomendé que la visitaras, junto con el museo Napleónico que está al frente) y a un costado de ella había (no se si aun existe) una librería y fui directo a la sección de literatura jurídica y encontré la ley de registros civiles y encuentro que cada persona tiene derecho a cambiar su nombre y apellido UNA vez en su vida. Además, los padres tienen el derecho de cambiar el nombre y apellidos de sus hijos UNA vez. Estos niños ya como mayores, tienen también el derecho de cambiar su nombre y apellidos. Un rayo de luz me iluminó. Al día siguiente fui al resgistro de mi municipio y le expliqué mi situación a la mujer responsable del registro, ésta, sin pensarlo mucho, acentó el cambio y le quitó la maldita “a” al segundo apellido y así mi hijo obtuvo su apellido masculino. jajajajajaja Desde entonces su nombre es Jorge Reyes Tzviátkov. Me llamó la atención en el registro, que la responsable no me pidió que lo hiciera de forma escrita y firmado por mí y mi esposa, sino que todo fue de forma verbal y sin la presencia de mi esposa – cosa ésta muy cubana.
Si hubiese nacido mi hijo en Bulgaria sería Jorge Jorge Pérez o Jorge Jorgev Pérez.
La verdad que aunque haya tenido problema con los nombres, debe haber reglas definidas para los nombres, sino el caos sería aun mayor.

Ernesto Cardenas en enero 22, 2010  · 

Jorge, interesantisimo tu relato, pero me dejas con una duda, ¿porque tu hijo tendria de patronimico Jorgev? Si mal no me acuerdo los patronimicos acaban en evich o ovich para los hombres, y ovna o evna para las mujeres. Me imagino que es porque las reglas en Bulgaria son diferentes a las rusas, ¿verdad?

Me parece curiosisimo el que insistan en tomar a “Reyes” como patronimico, a estas alturas ya te sabras de memoria los argumentos a usar cuando surge la necesidad de explicar.

Lantz Gomez de Segura en enero 22, 2010  · 

No me parece mal que te den la opción a tener uno o dos apellidos. Aunque costumbres de este tipo en cada país son difíciles de cambiar, en Japón por ejemplo no puedes inscribir a tu hij@ en caracteres romanos, sólo con caracteres Japoneses. Por otro lado sería más sencillo que todas las máquinas y sistemas de embarque del mundo permitieran nombres y apellidos más largos.

Jorge Reyes Pérez en enero 23, 2010  · 

Ernesto
Los pueblos eslavos tienen muchas cosas en común, pero también tienen muchas diferencias. Las terminaciones evich/ovich y evna/ovna las utilizan los serbios y los rusos. Los búlgaros no. Los búlgaros utilizan ev/ov y eva/ova.
Mi suegro se llamaba Tzviátko Yordanóv Tzviátkov (pongo las tildes para que lo puedan leer/pronunciar correctamente). Su padre se llamaba Yordán, y de ahí su patronímico es Yordanóv – hijo de Yordán.
Su hija (mi esposa) – Mariana Tzviátkova Tzviátkova. El patronímico Tzviátkova – hija de Tzviátko y al apellido se le agrega la “a” y se forma de nuevo Tzviátkova. Y por eso se repiten. Si mi suegro se llamase Ivan, mi esposa se llamaría Mariana Ivanóva Tzviátkova; si se llamase Georgui – Mariana Georguíeva Tzviátkova.
Cuando nacen hijos de padres extranjeros, muchas veces se rompen la cabeza tratando de bulgarizar los nombres. A veces le ponen ev/ov (Jorge Jorgev) o no ponen ninguna terminación y sencillamente ponen el nombre del padre como patronímico (Jorge Jorge).
Aquí, en Ruse, hay otro cubano casado también con una búlgara y su hija nació aquí. El caso de su hija está fuera de todas las reglas habidas y por haber jajajajaja. A la niña por patronímico le pusieron el primer apellido del padre y por apellido le pusieron el segundo apellido y ahora el padre y la hija tienen los dos apellidos (desde nuestro punto de vista) iguales y tal parece que son hermanos jajajajajajaja Esto es tremendo dolor de cabeza.
En el verano de 2004 traje a mi padre a Bulgaria de visita, y la recorrimos. Cuando nos hospedámos en los hoteles con toda intención ponía en las tarjetas de regístro solamente el nombre y el primer apellido (anteriormente dije que por lo general me lo omiten) de mi padre, el mío y el de mi hijo – los tres somos Jorge Reyes, y las recepcionistas confundidas cotejaban los documentos de identidad.

Fernando Spiluttini en enero 24, 2010  · 

Martín, siento discernir… vivo en Barcelona, hace casi 10 años, nos casamos en Argentina y mi esposa lleva mi apellido, tengo 2 hijos nacidos aquí, en España y ambos llevan solamente mi apellido, justamente por el problema de complejidad y el largo que quisimos que llevaran uno solo.

Ninguno de mis 2 hijos, lleva doble apellido, y te comento mas, vivimos en Catalunya donde la ley en ese sentido creo que es muy flexible, nunca nos plantearon problemas y nos han dado toda la libertad de elegir nombres y apellido.

Margarito Regado en enero 25, 2010  · 

#14 Soy español, tengo dos apellidos y me se otros 10. En total 12. ¿Que si son importantes? Son mis raices, mi historia, la razon por la que estoy en el mundo. Y como en España la mujer no pierde sus apellidos al casarse, tambien llevo los apellidos de mujeres que vivieron y murieron, y que un dia al quedarse embarazadas, y sus hijas, ylas hijas de sus hijas, propiciaron que yo pudiera nacer. ¿Para Vd. no son importantes sus raices, su pasado? Lo siento por Vd.Yo, si no le importa seguire con mis “estupideces”. Son la historia de mi vida.

Maria Coronattir en enero 30, 2010  · 

Martín,
Creo que deberías consultar el tema con alguien que realmente conozca la legislación española.
– No soy una experta pero creo que en España el mínimo de apellidos es 2 (posiblemente un tema práctico además de cultural), verdad, como sabes, es un tema común a la mayoría de los países latinos.
– Puedes elegir LIBREMENTE entre todos los apellidos de PADRE Y MADRE y colocarlos con las combinaciones de elementos que se te ocurran, incluyendo la posiblidad de ponerle los 4, los 2 del padre, los dos de la madre, el segundo de la madre delante, los dos de la madre delante y 1 del padre detrás…directamente en el registro civil.
– Como adulto, puedes ir y sin explicaciones cambiarte el orden de los apellidos, hacerlos compuestos con los 4 de tus padres e incluso cambiarte el apellido a uno más común, en el caso de que el tuyo te cause problemas (p.e. Dolores Revueltos a Dolores Fernández), aunque esto último juraría que si requiere de algún trámite más.
La legislación cambió, y te lo digo por experiencia, hace ya algunos años.

Por otro lado, viajo muchísimo fuera de la Comunidad Europea con 4 apellidos en pasaporte (Asia, US y Latinoamérica) y la verdad, en poquísimas ocasiones he tenido problemas. Me sale el apellido siempre cortado, o sólo el primero, pero de verdad, sin problemas. Y dentro de la Comunidad, jamás he tenido historias con el tema. Posiblemente buena suerte.
Espero que te sirva de ayuda
María

Dejar un Comentario

Es necesario identificarse para introducir un comentario, para lo que puedes utilizar cualquier de los sistemas que te presentamos a continuación.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets