Una de las preguntas que más me hacen los periodistas cuando me entrevistan es “ ¿De dónde sacas el tiempo para hacer todo lo que haces? Diriges Fon, eres un angel investor en muchos países, das clases en el IE, participas en conferencias, diriges la Fundación que lleva tu nombre y además, tienes mujer y 5 hijos, tienes tiempo para salir en bicicleta, navegar y muchas cosas más, ¿cómo lo consigues?”

Mi respuesta por lo general es que Fon tiene un gran equipo de directivos, muy  cualificados y de confianza, y que es una compañía llena de talento de tal manera que puedo delegar fácilmente. Y esto es cierto y les estoy muy pero muy agradecidos. Considero mi rol como emprendedor generar ideas, tener una visión, ser el vendedor número uno de Fon, pero no estar en todas las reuniones ni micro gestionar la empresa. Pero esta no explica de dónde saco tanto tiempo para hacer tantas cosas. Aquí van una serie de secretos que decidí compartir sobre el asunto. Algunos te van a parecer elitistas o fuera de tu alcance pero la mayoría cualquiera puede implementarlos y no son solo para emprendedores de internet.

– Casi nunca veo la TV, hay estudios que dicen que como media por persona, se consumen unas 20 horas a la semana. Si veo algo es en Netflix o Youtube, ahí es donde obtengo mis películas y los contenidos que me interesan. Casi nunca voy al cine y veo todas las películas con la familia, en la sala de cine de mi casa. Ya con no ver tele, que si se fija uno lo que ve la gente es casi todo telebasura, tengo 14 años de mi vida para hacer otras cosas.

– No me interesan ver deportes profesionales en la tele ni comentarlos, ni leer sobre ellos en internet, o en periódicos, esta es otra actividad que parece  consumir horas y horas de la vida de la gente, incluyendo algunos de mis amigos. Lo que si hago es dedicarle el mismo tiempo que otros pasan viendo deportes en la tele a practicar deportes, unas 8 horas por semana que dedico principalmente a la bici de montaña.

– Leo pocos libros porque no tengo 30 horas para dedicar exclusivamente a cada uno de ellos. Sin embargo, leo mucho en internet y algunas revistas e historias cortas. Pero mucho de mi producción escrita que se ve en este blog, en artículos que publico para medios o en redes sociales es tiempo que tomo de leer, es decir en vez de leer escribo. No me daría el tiempo para leer muchos libros y escribir. Reservo para la lectura momentos especiales, como cuando navego. Me paso unos 40 dias al año navegando y ahí si que disfruto de novelas, o en la última navegada, la biografía de Steve Jobs.

– Acicalamiento personal: mucha gente de negocios dedica una parte importante de su tiempo a elegir su vestuario, ir a la peluquería, manicuras, pedicuras… y todo tipo de cuidados personales que son grandes consumidores de tiempo. En cambio, yo en ocasiones me corto el pelo a mi mismo, visto de una manera simple, vaqueros y zapatillas, nunca llevo corbata o traje. Tampoco dedico mucho tiempo a ir de compras, compro casi todo online. Mi esposa Nina me compra la ropa. Con esto me ahorro en promedio una hora por día que puedo dedicar a mi familia, amigos, trabajo.

– Logística y viajes: en ocasiones conduzco, pero tengo un chófer que me permite ir trabajando mientras me traslado de un sitio a otro. Es por supuesto un lujo, pero es un lujo que me ahorra tiempo. También tengo mi casa a 10 minutos de mi oficina,  a 20 minutos del aeropuerto y cerca de los colegios de mis hijos. Cuento  con otro lujo bastante especial, un pequeño jet privado que me ayuda a no pasar demasiado tiempo en los aeropuertos. Sé que los aviones tienen un importante coste medioambiental, pero he construido unos cuantos parques eólicos para compensar mi pecado.  🙂

– Aunque mi compañía se llama Fon, rara vez hago llamadas telefónicas. Me comunico por casi todas las plataformas imaginables: BBM, Whatsapp, Skype, Google Talk, etc. pero las llamadas por teléfono las dejo principalmente para la familia y los amigos, aunque rara vez. Prefiero la comunicación por medios electrónicos o las reuniones en persona. Esto también me ahorra una hora al día en comparación con otros, o más.

– No bebo. Puede ser sorprendente pero rara vez bebo, si acaso un vaso de vino en la comida. No me gusta la cerveza ni los licores. Beber es algo que consume una increíble cantidad de tiempo en la vida de alguna gente y les hace inútiles para un montón de otras actividades durante  un importante porcentaje de tiempo de sus vidas. No ser bebedor, me ha puesto en situaciones difíciles a la hora de hacer negocios,  especialmente en Japón, pero no es que yo esté en contra, sino que me da  náuseas. Lo mismo me ocurre con las drogas, probé algunas, pero no me gustaron. Ni cigarrillos o puros, no fumé ni uno entero en mi vida, sólo un par de porros, pero tampoco tuvieron éxito. Ser abstemio durante las noches, los fines de semana, ¡ya eso me hace ser más productivo que la mayoría! Piensa en las horas que se pasan medio borrachos tus amigos en su vida. Yo voy de marcha igual, y me la paso genial bebiendo zumos de naranja.

– En rara ocasión celebro comidas o cenas de negocios. Estas horas  las comparto con la familia y los amigos. La mayoría de las reuniones las tengo en la oficina y durante las mañana. Trabajo de 9 a 2. Las tardes son para la familia y para el deporte. Las reuniones de trabajo son invariablemente cortas. Luego sin embargo, siempre estoy online y trabajo online. Pero no me gusta estar en la oficina, únicamente por estar en la oficina. Ahora, siempre que estoy en Fon, mi puerta está abierto y las personas del equipo pueden entrar para reuniones cortas. Los trabajadores de Fon saben que valoro mucho mi tiempo, pero saben también que estoy allí siempre que sea realmente necesario.

– Soy puntual y poco paciente con los que no lo son. No hago que nadie me espere y no espero a nadie. Supongo que la gente ya lo debe saber porque todos solemos llegar a la hora.

– Hago que las redes sociales trabajen para mi. La gente me suele decir que en qué momento trabajo, si gasto muchísimo tiempo conectado a las redes. Pero es que utilizo las redes para tomar notas, como cuando tengo una  idea para un negocio y escribo un post, para compartirlas, para  trabajar con gente en red… Las redes sociales pueden parecer una pérdida de tiempo para muchos, pero para mi son una forma de ahorrar tiempo: recluto gente en twitter y hago brainstorming en Google+ o en mi blog. Trabajo desde dentro de las redes sociales, se me ocurren ideas, es una prueba de sensatez muchas veces, el crowdsourcing me ahorra tiempo. Cuando tuiteo uso Tweetdeck para que mis tweets se repitan en distintos momentos en los que hago otras cosas. Esto me permite tuitear en distintas zonas horarias aunque a veces la gente se enfada porque no respondo y realmente estoy durmiendo. También he desarrollado una app para Android que me permite escuchar lo que pasa en mis redes sociales mientras voy en bici. Se llama Radiome y lee los mensajes de las redes sociales mientras escuchas música, es perfecto para conducir o en mi caso ir en bici.

– Aunque muchos creen que no duermo, duermo bien, 8 horas más o menos. Dormir es una parte importante del día. Duermo mucho mejor con mi mujer que cuando viajo solo sin ella. Últimamente duermo con nuestro bebé de 5 meses y aun así,  consigo dormir razonablemente bien. Tenemos la suerte de tener un bebé que duerme 11 horas casi cada noche,  mucho mejor que  mis hijos mayores y creo que es porque hemos decidido dormir con ella y adoptar la práctica del co-sleeping.

– Voy a un par de conferencias al mes. Lo que me gusta de las conferencias suele ser el contenido, como en TED, pero lo mejor es que veo a mucha gente a la vez. Mucha gente cree que las conferencias son una pérdida de tiempo, yo creo que son una forma muy eficiente de reunirte con mucha gente en persona en un mismo lugar.

– Finalmente, digo que no a muchas invitaciones, eventos, cenas y encuentros de negocios. Veo el tiempo como un marinero ve el viento o un fotógrafo ve la luz, como algo que se debe utilizar, gestionar y moldear, no como algo de lo que se deba ser una víctima o se deba ver pasar. Soy puntual.

Y sí, tengo a un gran equipo de personas que trabajan para mi y me ayudan y les estoy muy, muy agradecido por ello.

P.D.  Hay una versión más corta de este artículo y el debate sigue también en Google+

Artículo original publicado en el Huffington Post

Post  traducido por Lorena G. Montes, PA to Martin Varsavsky del original On managing my time.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

angelareyes en febrero 8, 2012  · 

pablo_olondriz en febrero 8, 2012  · 

soyezequiel en febrero 8, 2012  · 

sc_824d8200f27c97fb9c8c91a02485d2c0 en febrero 9, 2012  · 

antxonpous en febrero 9, 2012  · 

manuelcarrillo rodriguez en febrero 9, 2012  · 

sergionerome en febrero 9, 2012  · 

alexmail en febrero 9, 2012  · 

nicolaspalermo en febrero 9, 2012  · 

jose miguellozano en febrero 9, 2012  · 

juanfacundo en febrero 11, 2012  · 

juanfacundo en febrero 11, 2012  · 

fspiluttini en febrero 11, 2012  · 

juanevert en febrero 20, 2012  · 

borjalopez en febrero 27, 2012  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets