De vuelta en Madrid, me despierto, veo El País (ya he cancelado mi subscripción, así como la de todos los periódicos impresos, pero aún me llega) y leo un titular en la página 2 que dice “Nuevos Ataques Israelíes sobre Gaza”. Y yo, que ya critiqué mucho en mi blog la reacción israelí a los ataques con misiles de Hamas, me preocupo. Me inquieto porque me parecería un error terrible por parte de Israel romper la tregua y seguir los ataques de manera unilateral.

Pero claro, me olvido que estoy leyendo El País, el periódico más anti israelí de España y, lamentablemente, aún el número uno. Y veo que el titular es falso e incoherente con el resto del artículo, en el que se puede leer en detalle que fue Hamas quien atacó en la frontera de Israel, mató a un soldado e hirió a otros tres y que, luego de eso, Israel atacó Gaza y mató a un palestino. Una respuesta por cierto moderada comparada con las anteriores que, desde mi punto de vista, fueron brutales e injustificadas.

Entonces me voy a la edición digital de El País para ver si hay una cobertura más amplia y veo que presenta la misma noticia de una manera más imparcial. Esto no me sorprende, ya lo he visto muchas veces. Es como que El País se dio cuenta que sus lectores más viejos que leen en papel aprecian más la noticia cargada de opinión mientras que la generación Internet quiere solo la noticia para luego dar ellos su opinión.

Creo que esta es una razón más para leer las noticias en Internet y no en papel. Los que hacen ediciones digitales saben que los lectores son mucho más críticos, que pueden responder, que pueden contrastar otras fuentes en segundos, que no son tan engañables, que quieren más información y menos opinión.

En El Mundo pasa lo mismo. Me comentaron que a Pedro J no lo dejan dirigir la edición digital que es mucho más objetiva y exitosa que la de papel justamente por tener opiniones tan fuertes.

¿Mi consejo? Abandonemos el papel, porque además de ayudar al medio ambiente vamos a recibir noticias más objetivas. Y si no lo son, por lo menos podemos decir nuestra opinión al respecton algo que el papel no permite.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

Rafa García en enero 28, 2009  · 

La sensación de leer un periódico en un bar tomando un café es única e irremplazable.
Propuesta denegada ;-).

Un saludo.

Martin Varsavsky en enero 28, 2009  · 

@ Rafa García:

yo prefiero estar con mi laptop en el mismo cafe…conectado a wifi, si es de fon mejor 🙂

kusflo en enero 28, 2009  · 

Aunque te respeto y te leo habitualmente, normalmente no estoy de acuerdo con tus opiniones pero tengo que admitir que esta vez coincido totalmente contigo en todo lo que dices en el artículo. Tengo que admitir que también me encanta leer las ediciones en papel de los periódicos (tres o cuatro al día) aunque es muy triste que se parezcan más a una revista de opinión o un panfleto electoral que a un periódico imparcial. Aprovecho para lanzar esta pregunta, ¿Existe en España algún periódico imparcial y objetivo?, yo aún no lo he encontrado!!.

sapo en enero 28, 2009  · 

“El Pais, el periódico más anti israelí de España, lamentablemente aún el número uno.”

El periodico número uno en España es 20Minutos, después Marca y tercero El País. Datos EGM.

(Departamento de precisiones de la Charca.)

Herzeleyd en enero 28, 2009  · 

A mi eso no me asombra, y tampoco verlo en internet como he comentado alguna vez aquí http://www.herzeleyd.com/2008/11/25/vergonzoso-titular-del-ascom/ Y visto que es de noviembre, y como está la liga ahora, con más motivos aún.
También algo como esto: http://www.herzeleyd.com/2008/12/15/con-la-cabeza-bien-alta-estos-del-as-no-estan-bien/
Pero así es la prensa en España, según tus ideales los defendarás a muerte independientemente de si tienes o no razón (incluso sabiéndolo, me imagino). Espero que el idealismo subjetivo no ciegue a las personas de ver la realidad, y dejar de imaginarse pamplinas para luego hacérnoslas ver a nosotros.
Es como escuchar la cope y la ser, uno no puede saber quien tiene razón, porque dicen completamente lo contrario. ¿Así como te vas a informar?
Es una verdadera pena que esto funcione así, y más aún cuando no le veo solución. Los que tienen el dinero mandan e imponen su pensamiento. Si lo quieres lo tomas, y sino al paro.

Saludos.

David en enero 28, 2009  · 

Yo también prefiero las ediciones digitales pero el hecho de que las impresas sean más parciales no creo que sea motivo para prescindir de ellas. Como ha dicho Rafa, gusta ir a un bar, y ojear un periódico. Martin, dices que prefieres un laptop y tal. Probablemente yo también lo preferiría, pero como la mayoría de los mortales, casi nunca llevo un chacharrito para poder conectarme a internet cuando voy por la calle.

Y el tema de la imparcialidad pues bueno, no es grave. Hay muchos periódicos para elegir con todo tipo de ideologías. Que cada uno elija

Martin Varsavsky en enero 28, 2009  · 

@ sapo:

No sabía Sapo, gracias por la corrección.

Martin Varsavsky en enero 28, 2009  · 

@ kusflo:

La objetividad, valga la redundancia, es un objetivo. No algo absoluto. En general creo que internet tiende más a la objetividad que el papel ya que los que escriben en papel no piensan en los comentaristas y sus críticas.

Miquel en enero 28, 2009  · 

Una cosa: Hamas tira cohetes, no misiles. No pueden ser dirigidos a un objetivo concreto. Y son casi artesanos.

Angel "Java" Lopez en enero 28, 2009  · 

Un pequeño comentario: para la mesa de café, prefiero un libro. Hace como tres años que dejé de leer diarios de papel, y no me arrepiento. Las noticias las encuentro en la web, o en una pasada rápida por TV en algún noticiero. Y hasta en Twitter encuentro noticias.

Lo que extraño de los diarios, son los suplementos dedicados a algún tema, o la columna de ciencia: sin los diarios, me pierdo alguna novedad sobre esos temas.

Teresa Garrido en enero 28, 2009  · 

Se han escrito ríos de tinta respecto a la objetividad en los Medios de Comunicación, a uno le perforan la cabeza durante la carrera con ese tema mientras se prepara para ser “periodista”. Se habla muchas veces mal de la objetividad, pues se la entiende como un fin y no como un medio. Quiero decir que la objetividad es como la utopía, ¿para qué sirve? Sencillamente para seguir caminando. ¿La lograremos algún día? No, casi seguro que no, pero quién se ocupa de informar a la gente debe buscarla incesantemente, por su propia dignidad, en primer lugar, y porque los periodistas tienen una función social que nunca deberían olvidar. Los cauces de información están pervertidos desde el primer momento, la simple manipulación de las palabras -en el buen sentido del término-, impide que exista la objetividad en sensu estricto. La mera elección de una palabra en lugar de otra inclina la balanza de la realidad hacia uno u otro lugar. Eso sucede así sin que medien otro tipo de intereses. No es tan malvado el periodista como se le pinta, aunque existen deshonrosas excepciones que a una misma le han hecho pronunciar alguna vez las palabras mágicas: “no me llames periodista, por favor”.

En una entrevista que le hicieron al Señor Miguel de Unamuno le preguntaban sobre esta cuestión y él sólo respondió: Soy un sujeto y por tanto soy subjetivo. Parece una perogrullada, pero lo cierto es que a la gente se le olvida que los periodistas son también sujetos. En otros campos la objetivad es una condición indispensable, es capaz de lograrse con facilidad, es exigible, pero en el periodismo no parece tan sencillo. La tarea de un informador es contar a los demás lo que sucede en el mundo, es describir la realidad. La realidad, como concepto, es un tanto abstracta y uno no puede hacer otra cosa que captarla con sus ojos, y no con los del vecino, por mucho que le gustase.

Por otra parte, todo medio de comunicación tiene una línea editorial. Es legítimo siempre que aparezca claramente diferenciada la información de la opinión. Generalmente se hace bien, especialmente con géneros como la noticia, que es más estricta, que tiene menos licencias literarias, creativas. A veces la opinión se cuela con el lenguaje en otros géneros como el reportaje o la crónica, sin que por ello haya que poner el grito en el cielo. No podemos exigir enterarnos de la realidad a través de una simple persona, porque ya hemos explicado anteriormente la taras que conlleva ser un sujeto, por ello es necesario informarse a través de varias. Eso debería implicar leerse varios periódicos, ver un par de telediarios, y escuchar unas cuantas tertulias radiofónicas. Quizá así logremos acercarnos remotamente a la verdad. La verdad mosaica, fabricada de la verdad de muchos. Lo sé, es difícil sacar tiempo para sentir tanta información, pero la certeza es un digno objetivo que merece la pena.
A lo mejor habría que sentir más y consumir menos.

Respecto a las ediciones digitales habría mucho de que hablar. No manejo los datos de lectores y audiencias, así que deberé fiarme de usted al asegurar que el país.com es mucho más exitoso que la edición en papel, sencillamente porque es más fácil contabilizar cuánta gente entra en una web que saber cuánta gente lee un mismo periódico. El Marca, por ejemplo, lo compra el señorín que regenta un bar, pero lo leen muchos de los parroquianos que entran en su establecimiento a tomarse un carajillo. Dicho esto quisiera aclarar la sustancial diferencia que hay entre la información en papel a la edición digital. En el caso concreto del que habla la diferencia es notoria, sencillamente porque no lo ha escrito la misma persona. En el caso de la noticia en el país. com es una información firmada por agencias, es decir, es un refrito de teletipos. Las agencias tampoco son objetivas, ellas marcan en muchos casos el orden del día con la simple selección de lo que va a ser noticia y de lo que se quedará en el cajón. Es una información mucho más sucinta, menos rica en fuentes, y a veces mala información porque el objetivo de las agencias es tener muchas noticias y conseguirlas muy rápidamente. Suele ser información de usar y tirar, sin casi profundidad.

Esto no solamente sucede en noticias de política internacional, sino en todas la secciones. Hoy por hoy hay muy pocos periodistas trabajando en las ediciones digitales, y los que hay suelen ocuparse de editar los teletipos procedentes de las agencias y de pasar lo que ha contado o contará la edición de papel al medio online. Por eso , quizá, le parece que los medios online son menos editorializantes. Es sólo una cuestión de que aún no se ha producido el relevo informativo. Pero cuando suceda pasará más de lo mismo porque lo creamos o no, los medios son, además de medios, empresas. Ouch.

Este tema podría dar mucho de qué hablar. Por qué no se apuesta bien por el medio digital en las grandes cabeceras, por qué están tan desorientados y desconectados de las necesidades del público, por qué sigue habiendo periodistas con más años que la pana y más quemados que la pipa de un indio en las redacciones y por qué no
se apuesta por los jóvenes periodistas (ejem, ejem) pero esta contestación se está haciendo descaradamente larga. Otro día más.

Saludos,
Teresa

kusflo en enero 28, 2009  · 

Muy buena explicación Teresa, digna de un post no de un comentario!

sapo en enero 28, 2009  · 

“En El Mundo pasa lo mismo, a Pedro J me comentaron que no lo dejan dirigir la edición digital que es mucho más objetiva y exitosa que la de papel justamente por tener opiniones tan fuertes.”

El próximo 29 de Enero hay reunión sindical en El Mundo. Tema del día: Caida del 30% de la publicidad. Menos ventas en todas las cabeceras asociadas. Lo que se “ofrece” son lentejas (las lentejas no son antisemitas ¿no?).. o las tomas o las dejas, quieren ahorrarse 28 millones de € en sueldos o bien un ERE (palabra de moda) a 400 empleados osea un 20%. Y te apuesto lo que quieras a que acto seguido contratan a los mismos por la mitad… Una parte de este barro es por los lodos de la fusión con Recoletos, otra porque se aprovecha la crisis para empeorar las condiciones de los trabajadores a mala fe.

XL en enero 28, 2009  · 

SAPO

tÚ TE ACUERDAS DE CUANTAS CABECERAS CALLERON EN LA CRISIS DE LOS 90??? Algunos diarios quebraron tras más de 200 años… Pues imaginate en esta… van a quedar: el País el Mundo el ABC y Lavanguardia. Probablemente también el Marca y quizás el As…

Marcelo en enero 28, 2009  · 

Martin:
Lo sucedido es un poco más complicado y simple a la vez: el ataque por parte de Israel es en respuesta a la muerte de un soldado de su ejército que murió al detonar una mina terrestre de Hamas que estaba del lado israelí. Hamas en este caso no ataco (no se determinó si la mina estaba allí desde antes de la tregua o fue colocada después), y fue un problema (si a la muerte de una persona puede nomenclarsela asil) de una zona de guerra. No hubo agresión directa por parte de Hamas. Un ejemplo simple es si Inglaterra reanudara las hostilidades con Argentina pues un soldado ingles en Malvinas pisa una vieja mina argentina. Este bien, la analogía no es perfecta pero es el funcionamiento de la lógica actual del ataque israelí: “no me atacaste, pero me causaste daño, entonces ahora yo decido atacarte”.

Saludos.

Nacho en enero 28, 2009  · 

@sapo : ¿se te ha enganchado la tecla de negrita? ¿O es que crees que tus comentarios son más importantes que los de los demás? (en plan cariñoso, eh ;-))

sapo en enero 28, 2009  · 

@nacho

Mis comentarios no son mejores que los demás, no tengo mucho tiempo para hacerlos, y siempre voy a matacaballo (con prisa) lo que ocurre es que pongo negrita para diferenciar lo que dice martin, de lo que contesto hacer más ameno el párrafo y jerarquizar así el texto.

Si tienes una idea mejor, la escucho, aunque debido a que los sapos de orejas no andamos bien, me la podías escribir. Si es mejor que la que tengo, te mandaré un caja de mosquitos frescos de mi charca de primera calidad.

@XL

¡Hala! que exageraooo…
Pero dentro de 15 años ¿habrá periodicos en papel?. Segundamano y el BOE ya sólo se editan digitalmente…

Joseph Webley Fosbery en enero 28, 2009  · 

Aún no he podido llevarme el laptop al retrete y es ahí donde leo la prensa en mi despacho… y todo ello sin contar con el uso que puede hacerse del periódico como subproducto higiénico. ¿Para cuando e-books buenos de verdad?

hoblap en enero 29, 2009  · 

Soy ‘hincha’ de elpais y ‘contra’ de elmundo. Pero me asombra comprobar que la pag web de elmundo es notablemente objetiva y de hecho muy parecida a la de elpais.

La parrilla de TV de elmundo es muy buena!

kusflo en enero 29, 2009  · 

Hinchaaaa de un periódico????. Una prueba más de la identificación de los medios de prensa tradicional con los partidos políticos en España.

el tío Benja en enero 29, 2009  · 

Yo también leo por elección información digital, desde luego eligiendo bien las fuentes. Esas fuentes no incluyen la edición digital de los diarios de papel, que son casi los mismos textos pero digitalizados. En Holanda los diarios no informan sino que tratan de crear un ambiente, convencer, crear una leyenda, cualquier cosa, menos informar al lector. Y la TV es peor. No digo que hay que prohibir la TV, sino que la gente debe aprender a discriminar bien entre la verdad y la locura de moda. Lo cual es casi pedir lo imposible.

David en enero 30, 2009  · 

No sé quien dijo la frase aquella de “el periódico tiene cada día el mismo número de páginas, haya noticias o no”.

Paso mucho tiempo leyendo páginas de noticias y lo considero una pérdida de tiempo, un vicio. Las noticias que me interesan de verdad están en un par de blogs relacionados con mis intereses. Ojalá no supiera quien es Obama y en cambio hubiera dedicado ése tiempo a profundizar más en el Objetivismo, negocios online, reciclado y temás que sí me interesan de verdad. Las noticias son frecuentemente tendenciosas y emocionales, generando conflictos innecesarios para el ciudadano medio. En mi caso voy a “banearme” de periódicos online de noticias durante meses, hasta que se me pase el mono.

sapo en enero 30, 2009  · 

Muere el diario gratuito Metro

A partir de hoy no se publica más el diario en España. Sus parientes más cercanos Segundamano y BOE (que dejaron de editarse recientemente en papel y sólo lo hacen en internet) ruegan una oración por su alma.

cova en febrero 1, 2009  · 

A Miquel,

Lo de que los cohetes son casi artisanales era hace tiempo.Hamas tiene mucho dinero ( de por ejemplo las ayudas a el desarrollo que manda la Union Europea), en vez de darlas al pueblo . Tambien Iran y Hezbola ayudan con el material no te enganes y el ultimo punto es que el objetivo proincipal de estos son MATAR A CIVILES no a terroristas como el ejercito israeli.

Dicho sea esto es verdad que estoy a favor de la paz en la zona y creo que solo se puede alcanzar con un pacto politico de moderados puesto que es un conflicto politico y no creo que seguir matando ayude al fin.Pero, lo de los pobres que luchan con plaos y piedras esta un poco desfasao!

Dejar un Comentario

Es necesario identificarse para introducir un comentario, para lo que puedes utilizar cualquier de los sistemas que te presentamos a continuación.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets