Estoy sorprendido con este artículo que demuestra una vez más como la justicia argentina opera de maneras absolutamente inesperadas.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

ElPel@s en noviembre 13, 2008  · 

Martin tronco… es increible.

Estamos en un mundo cada vez mas controlado por los poderes facticos, mas censurado, mas restringido, y los ciudadanos somos tan panolis de creer que vivimos en democracias que permiten la libertad de expresion, movimiento, etc… sin darnos cuenta de que realmente vivimos en “democracias dictatoriales”…

Agustin en noviembre 13, 2008  · 

Sinceramente, de la justicia argentina ya no me sorprende nada.

Guido en noviembre 14, 2008  · 

En realidad, más que la justicia argentina, es específicamente la jueza Servini de Cubría. Incluso, ella misma pidió a los buscadores que la quitaran, probablemente para que la población no tenga libre acceso a todas la notas en contra de ella. El diario La Nación una vez publicó un artículo: “María Romilda Servini de Cubría: una jueza amiga del poder”.

Joaquín Morales Solá, un periodista que conoces, publicó en una columna: “La jueza María Romilda Servini de Cubría nunca toma decisiones por sí sola ni su pluma suele incomodar al poder político.”

Hay muchos jueces honestos y ejemplares. Pero hay otros que tengo mis serias dudas. Y se complica aún más cuando el órgano encargado de supervisar sus acciones (Consejo de la Magistratura) fue reformado para que el Poder Ejecutivo tenga más representantes y pueda cuasi controlar al Poder Judicial.

[Con la excusa de “agilizar” el accionar del Consejo de la Magistratura, los Kirchner redujeron el número de consejeros de 20 a 13, aumentaron la participación política y pusieron en manos del oficialismo el poder de veto. Es decir, ningún juez puede acceder a su cargo sin el aval del oficialismo.]

La decisión no solo es estúpida (ya que si se busca con leves modificaciones de orden o quitando alguna palabra, funciona), sino que también habla de la ignorancia de este tipo de jueces.

Marcelo en noviembre 14, 2008  · 

Por supuesto, cada vez que Google, Yahoo! o cualquier otro buscador hace esta clase de concesiones, no hace más que reducir su competitividad con respecto a otros buscadores, y no eliminan realmente el acceso a la información; la única manera de hacer censura medianamente efectiva es controlando masivamente los sitios ubicados en el país y todo el tráfico de internet desde y hacia la Argentina (a lo China, en otras palabras). Es, aún en países totalitarios y con amplios recursos financieros y técnicos, bastante no trivial.

Jaime Guisasola en noviembre 14, 2008  · 

Me parece bastante penoso que Google se ande metiendo en estas historias. Es cierto que hay muchos personajes famosos que gracias a internet pueden ser objeto de calumnias. Hay mucha gente que se dedica a promulgar mentiras y manipulaciones a través de internet. Lllevo tiempo preguntándome como se le podría dar solución a este problema pero sinceramente creo que no la hay.

Ernesto en noviembre 14, 2008  · 

Una idea para los de Google y Yahoo: Los actos de la justicia son públicos por ley (excepto lo que está bajo secreto de sumario), es decir que un artículo que diga que la jueza le dictó procesamiento a fulano, no puede ser censurado porque es inconstitucional. (la censura en sí lo es pero……).
Limitar el acceso a este tipo de informacion y no a un tipo que diga que la jueza es lesbiana debe ser materialmente imposible.

srw en noviembre 15, 2008  · 

No problema, la revolucion se acerca gracias a Internet.

Juan Videla en diciembre 10, 2008  · 

Que se puede esperar de esta mina, si en las altas esferas la llaman “Servini te cubria” basicamente porque si estas con el poder y te sale una denuncia siempre podes contar con la señora para que te oculte todos los trapos sucios abajo de la alfombra.

Dejar un Comentario

Es necesario identificarse para introducir un comentario, para lo que puedes utilizar cualquier de los sistemas que te presentamos a continuación.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets