El intercambio de correos con el periodista no es tan interesante, lo curioso es que Steve Jobs responda de esta manera. Cuando estuve a solas con Steve Jobs, por unos 90 minutos, me quedé muy desilusionado. Para mi era Dios, y resultó un malhumorado cualquiera. Demasiado agresivo, siempre quejándose y discutiéndote todo. Es un genio, pero no es feliz y siempre tiene que demostrar que él es Steve Jobs y tú un idiota. Si no te pisa la cabeza, no está contento. Salí triste de la reunión. Lo comenté con amigos que lo conocen y me dijeron que es así. Que los que no lo conocen lo quieren, los que lo conocen lo toleran por su lado brillante.

Reblog this post [with Zemanta]

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

Javier A. en mayo 19, 2010  · 

danieloso en mayo 19, 2010  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets