Hace años que voy a la conferencia anual del Foro Económico Mundial en Davos. Confieso que me encanta ir y estoy seguro de que Davos es la mejor conferencia del mundo. Sí, es verdad que es muy elitista y que pocos pueden participar. Pero también la universidad de Columbia a la que fui era muy elitista y, sin embargo, es menos criticada que Davos.

La mala prensa que tiene la conferencia anual viene de un sentimiento que existe en los medios y parte del público, por el cual en Davos los ricos consiguen favores de los políticos y que juntos dominan al mundo. Aunque se que voy a sonar poco creíble si digo que no es así, lo voy a decir igual: NO ES ASÍ.

Es verdad que para ir a Davos hay que ser exitoso en lo que uno hace, pero, curiosamente, un tercio de la gente que asiste no es ni rica ni poderosa en el sentido clásico de la palabra. Este grupo pertenece al mundo intelectual, académico y de las ONGs. Además, todos los asistentes a Davos, como se puede ver en su sitio www.weforum.org, se dedican a temas que poco tienen que ver con ganar más dinero. En Davos, muchos empresarios se encuentran con líderes de ONGs y políticos, creándose un ambiente apropiado para discutir y tratar los problemas sociales.

Por mi parte, si yo tuviera que hacerle una crítica a Davos, la haría desde una posición muy diferente: diría que el mundo hispano está muy poco representado en el foro y, por lo tanto, que nuestros problemas no están especialmente atendidos. Es por esto que estoy trabajando en un nuevo proyecto para replicar la idea de un encuentro, al estilo de Davos, pero en español y particularmente enfocado a los problemas del mundo hispano.

¿Cuál es el problema más grande del mundo hispano? La pobreza y todas sus ramificaciones. La falta de oportunidades, la inequidad, la falta de acceso a una vivienda digna, una buena educación, un buen sistema sanitario, etc. Estos problemas son el común denominador de toda América Latina, un continente que ha copiado sin éxito recetas norteamericanas y que es hora, en mi opinión, de mirar a Europa como modelo.

Mi objetivo es organizar una conferencia en la que participen empresarios, políticos, ONGs y académicos. Una cumbre como la que organicé con el Club de Madrid para el 11M, pero en español y orientada a luchar eficazmente contra la pobreza en el mundo hispano. No creo que los gobiernos por si solos puedan solucionar este serio problema, pero si creo en un esfuerzo combinado de los gobiernos-empresas-ongs y de la sociedad civil en general.

En Latinoamérica hay más de 100 millones de personas viviendo en condiciones penosas. Es hora de que todos los actores importantes de la sociedad se junten a pensar cómo mejorar su situación.

Lamento que haya personas que se sientan ofendidos con solo mencionar la palabra Davos, pero es el foro más importante del mundo que reúne a los empresarios más importantes del mundo, y sin éstos jamás se podría llegar a solucionar el grave problema de la pobreza en América Latina.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

Silvia en Julio 6, 2005  · 

Martin Varsavsky en Julio 6, 2005  · 

Pablo Baqués en Julio 21, 2005  · 

Ana en Enero 26, 2006  · 

ana en Enero 27, 2006  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets