Hoy en día todos sabemos cuánto pesamos, cuánto ganamos, cuánto gastamos, cuánto ahorramos o nos endeudamos. Sin embargo, hay un número muy importante que no sabemos: ¿de cuántas emisiones de carbono somos responsables o, simplemente, cuánto emitimos?

Creo que la razón principal de esta ignorancia es que la sociedad no ha encontrado maneras de demostrarle al ciudadano hasta qué punto él o ella personalmente, están contribuyendo al calentamiento global.

Esto debe acabar.

Lo primero que tendría que ocurrir es que todos los ciudadanos entiendan la relación que hay entre emitir carbón y el calentamiento global. Una vez que se conoce la relación viene el proceso más complicado de explicar que polucionar, aunque aún es una actividad no imponible, resulta un perjuicio para el planeta. Si todos los productos y actividades vinieran con etiquetas que expliquen su contenido carbónico, tal como la comida viene muchas veces con etiquetas que explican su contenido calórico, las cosas serían mucho más fáciles.

¿Alguien sabe por ejemplo cuánto carbono se deja de emitir por ir en metro y no en coche? Yo no. ¿No es hora de que el metro promocione esta ventaja? ¿Y los vendedores de ventiladores? ¿Qué tal si nos cuentan que usar un ventilador y no un climatizador salva al mundo de tantas emisiones de carbono? ¿No es hora de que pase lo mismo con las emisiones de lo que está pasando con el tabaco? ¿No somos al final todos fumadores pasivos de las 4×4 descomunales que usan en Estados Unidos o de que ahí los coches emitan en promedio 37% más carbón?

Propongo comenzar a etiquetar actividades y productos con números de emisión de carbón fáciles de entender.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

Leonardo en octubre 4, 2005  · 

Marcelo en octubre 7, 2005  · 

SalvaSi en octubre 15, 2005  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets