Anoche fuimos a un asado en las afueras de José Ignacio con Nina. La luna brillaba tan fuertemente que decidí hacer un experimento. No había ningún coche ni atrás ni adelante nuestro. Apagué las luces. Si, apagué totalmente las luces porque parecía que se podía ver igual. Y quería probar si realmente se podía conducir solo iluminado por la luna. Fue así. Por unos 15 segundos recorrimos la carretera de José Ignacio a Laguna Garzón iluminados la luna llena. Era mágico. Se veía muy bien. La luz blanca de la luna se reflejaba en las lineas perimetrales y divisorias de la carretera.

En el hemisferio sur la luna brilla más que en el hemisferio norte. Hay menos contaminación lumínica. Especialmente durante una noche ventosa en José Ignacio, con la atmósfera muy limpia. Recién, leyendo Microservios encontré con una explicación de por qué la luna brillaba tanto. Anoche la luna estaba más cerca que en cualquier otro momento del año de la tierra.

Cuando encendimos las luces era como el fin de una película. Vuelta a la realidad.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

Drakon en Enero 10, 2009  · 

KuKu en Enero 10, 2009  · 

pepe-1=JOSÉ LUIS LA (A) en Enero 10, 2009  · 

Rodri en Enero 11, 2009  · 

Jorge en Enero 11, 2009  · 

Isaac en Enero 11, 2009  · 

Haim Ac. en Enero 11, 2009  · 

Fernando en Enero 11, 2009  · 

Javier en Enero 11, 2009  · 

Daniel en Enero 11, 2009  · 

XL en Enero 11, 2009  · 

Isaac en Enero 11, 2009  · 

andi en Enero 11, 2009  · 

Galleguayo en Enero 11, 2009  · 

Damian Voltes en Enero 11, 2009  · 

MGQ en Enero 11, 2009  · 

Anibal en Enero 12, 2009  · 

José Luis Criado en Enero 12, 2009  · 

Alejandro en Enero 13, 2009  · 

El Conurbano en Enero 14, 2009  · 

PotPoy en Enero 15, 2009  · 

Ilde en Enero 16, 2009  · 

eljovenwarren en Enero 20, 2009  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets