Bueno, probé vivir sin Microsoft dos semanas y confieso que no lo logré… totalmente. Como todo en la vida esto también tiene sus pros y sus contras. Personalmente, Mozila me funcionó muy bien y superó al Explorer, aunque Thunderbird no superó al Outlook. El resto de Microsoft Office es parcialmente superior a Openoffice, con la diferencia que Openoffice es gratis y Microsoft Office es carísimo. Para una persona se aguanta, pero comprando licencias para toda la empresa u ONG la cosa ya no va.

Conclusión: se puede vivir sin Microsoft, si bien a veces compensa y otras no.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

Demian en Noviembre 7, 2005  · 

Juan E. Drault en Noviembre 7, 2005  · 

rocccio en Noviembre 7, 2005  · 

Ordectivo en Noviembre 7, 2005  · 

Fran en Noviembre 7, 2005  · 

streamerr en Noviembre 7, 2005  · 

jose antonio en Noviembre 8, 2005  · 

VidaCien en Noviembre 8, 2005  · 

juantomas en Noviembre 8, 2005  · 

Berlin Smith en Noviembre 9, 2005  · 

ana en Abril 13, 2006  · 

Paco Sadurní en Noviembre 8, 2006  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets