Ya estuvimos muchas veces con Nina en Japón. Siempre en Tokio, una ciudad que nos gusta muchísimo. Pero esta vez se dio una situación particular. Resulta que estamos trabajando en un proyecto muy importante en FON en Japón, uno de esos acuerdos complejos que insumen muchos recursos humanos, mucho tiempo y sobre todo mucha energía. Y, si bien mi trabajo específico en Tokio terminó el lunes, decidí que era prudente quedarme cerca por las dudas. Está el resto del equipo Fon en Tokio pero si me llegan a llamar de vuelta prefiero estar cerca. Así es que decidimos con Nina viajar por Japón y estar a dos horas de Tokio y no 17 como cuando estamos en Madrid. Siguiendo las recomendaciones de mis dos buenos amigos Joshua Ramo y Joi Ito, venir a la isla de Hokkaido.

Pero lo que pensamos que sería un viaje tranquilo en coche recorriendo la zona, se tornó en algo bastante complicado. Durante los últimos dos días descubrimos que el Japón rural es bastante inaccesible para los extranjeros. Mientras recorremos distintas zonas de Hokkaido, sentimos cada vez más la sensación que viajar por Japón es como “hackear Japón”, es tratar de ver como funciona con muy poca ayuda externa. Entendiendo bastante poco.

Yo no hablo sueco, pero puedo alquilar un coche y conducir en Suecia, lo mismo en Holanda, o cualquier otro país europeo cuyo idioma no hablo. Pero hacer lo mismo en Hokkaido es una experiencia totalmente distinta. Casi todo está escrito en Japonés y son muy pocas las personas que hablan inglés. Esta es nuestra historia desde que dejamos Tokio.

Pudimos facturar en el aeropuerto de Haneda sin ningún problema, pero en el avión todos los anuncios eran en japonés. Eramos los únicos pasajeros no japoneses y por suerte nos gustó la comida que sirvieron, que obviamente era japonesa. No había ninguna otra opción. No se si lo sabéis, pero la comida en Japón poco tiene que ver con lo que conocemos en occidente, es decir con el sushi, sino que tiene por lo general mucho pescado y verdudas con sabores muy fuertes en general a vinagre.  Pero siendo los japoneses extremandamente amables y considerados, la azafata se dio cuenta inmediatamente de la situación, se paró al lado de nosotros, y nos tradujo todos los anuncios que se iban haciendo. Además unas galletitas apenas advirtió mi cara de desesperación cuando vi el postre que me habían servido :). En general me gusta mucho la comida japonesa, pero no los postres.

Cuando aterrizamos fuimos a alquilar el coche a Nippon Rent a Car, la única agencia abierta a la hora que llegamos, y resultó ser un proceso sumamente complicado. Seguramente no lo hubiera sido si hablásemos japonés, pero, tal y como se presentaron las cosas lo fue. Primero no había una oficina de Nippon Rent a Car, pero si había un teléfono. Me atendió una japonesa que no me entendía nada de lo que decía hasta que cambié al inglés que descubrí que es el que entienden los japoneses, que es básicamente hablar imitando el acento con el que ellos hablan, mientras que al mismo tiempo luchaba por mantener un cara de póker para no comenzar a reirme de mi mismo por como estaba hablando. Se que esto suena absurdo, pero para hablar en inglés con un japonés tienes que hacerlo como lo hacen ellos, como por ejemplo agregando vocales que no existen, pronunciando la erre en una forma peculiar, cambiando tu entonación a la de ellos, y recién ahí comienzas a comunicarte con la mayoría de los japoneses. Porque no es que los japoneses no sepan inglés, sino que lo han aprendido de otros japoneses.  Entonces, la mujer que me atendió y que no pudo entender al primer intento que yo era Martin Varsavsky, entendió al segundo que estaba hablando con Maritini Varisaviski. Ahora bien, cuando intentó explicarme cómo llegar al bus que nos llevaría hasta la oficina y el coche que alquilamos, comenzó una nueva lucha para intentar entenderle que terminó unos 15 minutos después cuando otro japonés muy amable se percató de la situación y nos llevó hasta allí.

Cuando llegamos nos enteramos que no nos alquilaría ni a Nina ni a mi un coche sin una licencia internacional válida. Las reglas eran incomprensibles. Con una licencia de conducir de USA necesitas una licencia internacional otorgada por la AAA. Con una licencia de conducir alemana necesitas ir a traductor público en Japón para que la traduzca al japonés, pero, sorpresivamente, en este caso, no necesitas una licencia internacional. Como os imaginaráis, no hicimos ninguna de las dos cosas, pero recordé que una vez pedí mi licencia internacional y logré que mi amigo Raúl, que se queda estos días en mi casa de Madrid, me la envie por fax a Japón.  Y si bien la licencia estaba vencida, a las 11pm los empleados de Nippon Rent a Car se apiadaron de nosotros y nos dieron el Toyota que alquilamos.

Pero nuestros problemas no terminaron ahí. El coche tenía GPS como yo quería, pero solo estaba en japonés, algo que no debería haberme sorprendido ya que en Japón hasta Windows sólo viene en japonés. Pero también resovimos este inconveniente mostrándole a otro amabilísimo japonés a dónde queríamos ir en el mapa y él programó el GPS con el sistema que todos los sitios tienen un código GPS en Japón. Así que debo decir a este punto que lo inaccesible que es Japón para los extranjeros se compensa con la increíble amabilidad de sus habitantes, algo que no vi en ninguna otra parte del mundo, y que te saca de cualquier problema en el que estés. Aún así, Japón sigue siendo complicado para los turistas.

Pero hasta con un GPS programado solo estarías más o menos cómodo conduciendo en Japón si fueras británico, ya que para el resto de nosotros comienza un nuevo desafío cuando tienes que conducir por la izquierda, y se acentúa cuando además tienes que escuchar un GPS que te habla en japonés, cruzas un peaje con un sistema que crees comprender, pero que luego te das cuenta que las letras ETC no significan ETCETERA, sino todo lo contrario, y te ves que las rutas y caminos son mucho más angostos de lo que estás acostumbrado (en general, debo decir que todo es más pequeño en Japón, mucho más de lo que uno espera).

Así que conducir por Japón con un coche de alquiler no es una tarea particularmente fácil. Además, hoy descubrimos una nueva barrera si es que quieres hacer un viaje similar al nuestro y es que cuando llega la hora de ir a dormir, los hoteles son muy caros. Primero y principal, hay pocos hoteles, con lo que te das cuenta que los japoneses no son de viajar mucho en coche. Por lo menos no en Hokkaido. Y cuando los encuentras, es increíble lo que te quieren cobrar. Nosotros encontramos 3. Uno no tenía habitaciones, el segundo costaba 900 dólares la noche y el tercero 600 dólares, todo por habitaciones que son bastante más pequeñas que las de un motel en USA o en Europa. Si bien la tarifa incluye cena y desayuno, esto no es gran cosa porque las comidas en Japón deben ser una de las pocas cosas que no son caras. Anoche cenamos 2 personas un muy buen Miso Ramen y Gioza por 25 dólares, y hoy comimos en un muy buen restaurante comida italiana por $30. Así que lo caro es dormir en Japón, no comer, aunque es posible que alguno de los carteles que pasamos en la ruta haya dicho HOTEL en japonés y sean más baratos. Por lo menos nosotros no vimos ningún edificio con coches fuera que pareciera un hotel en la zona de Furano, salvo por los 3 que mencioné. Nosotros paramos en el Orika. Así que a pesar de lo buenos y amables que son los japoneses, me resulta difícil recomendar a alguien que alquile un coche y recorra Japón si tenemos en cuenta que el alquiler del coche (Toyota Corolla) cuesta 120 dólares por día, los peajes unos 15 y una habitación de hotel otros 500 dólares la noche.

Resumiendo, ya sabes que es muy complicado conducir por Japón, que se conduce por la izquierda, que los lugares son difíciles de encontrar, que los GPS solo te hablan en japonés, que la mayoría de las señales están escritas en japonés, que las personas son muy pero muy amables, que la comida es muy buena y barata, y que las habitaciones de hotel son carísimas y los hoteles dificiles de encontrar. ¿Pero qué hay de los paisajes? ¿Vale la pena venir hasta Hokkaido? Y la verdad es que no estoy demasiado seguro de esto. Especialemente teniendo en cuenta que la mayoría de mis lectores que quieran venir a Japón tiene que pasar al menos medio día a un día en un avión para llegar aquí y cuando finalmente subes al coche, tienes que conducir muy lento, más que en cualquier otra parte del mundo. Lo de las velocidades máximas no nos lo podíamos creer. En todas las rutas y caminos por los que anduvimos, menos las autopistas, la máxima era de 40km por hora, a veces de 60 kms.  Cuando ya no aguantamos más, fuimos a 80 kms por un camino desierto y recto solo para darnos cuenta que en las carreteras de Japón hay policías que saltan de detrás de los arbustos y te detienen. Japón debe de ser el único país en el mundo en el que un policía puede detenerte por exceso de velocidad… cuando está a pie. Por supuesto, fueron muy amables y no nos multaron, sólo nos asustaron un poco cuando aparecieron por arte de magia saltando desde detrás de un arbusto agitando sus banderas para indicarnos que debíamos detenernos. En un primer momento cuando los vi pensé que simplemente se trataba de… unos locos que andaban sueltos por la ruta.

Comparto unas fotos que saqué hoy de los únicos dos lugares que me pareció que valía la pena fotografiar: el buda gigante (que tiene video en el post posterior) y un parque para chicos. El resto no es para nada excitante. En cuanto a la naturaleza misma, lugares como USA, Argentina y España son mucho más interesantes. Respecto a la arquitectura rural, desafortunadamente todo aquello que consideres de mal gusto, seas de la parte del mundo que seas,  está presente en las casas rurales de Japón. Podría mostrarte fotos al azar de casas japonesas estándar y tu primera sensación sería (seas de USA, Italia, España y hasta de Alemania), la de querer volver a tu pueblo o ciudad pensando lo bonita que es. Además los japoneses tienen un paisaje urbano que en Europa solo ví en Suiza, e intentan poner todo en el mismo lugar simplemente porque no tienen espacio, inclusive en Hokkaido. Es así como entonces todo terreno no montañoso alberga todas las construcciones, por lo que es dificil ver un paisaje sin una línea de alta tensión o una fábrica. También ponen edificios altos en medio de los bosques como el hotel en el que estamos algo que arruina totalmente el paisaje.

Todo esto podría explicar dos cosas: el hecho que haya poquísimos extranjeros en Japón y el hecho de que sea prácticamente imposible ir a cualquier lugar de Europa y no ver algún grupo de turistas japoneses. Aclaro que desde que salimos de Tokio no vimos a ningún occidental, ni uno. Y la prueba está que cuando me fui a comprar zapatillas número 45, mi número, tuve que ir a una tienda especializada para encontrarlas, porque el público de aquí es exclusivamente japonés.

Probablemente para los japoneses sea tan difícil venir a visitarnos a Europa como para nosotros ir a visitarlos a ellos. Y sin duda una vez que llegan les tratamos de una manera terrible comparado con lo que ellos están acostumbrados. Y sin embargo, ellos igual hacen el esfuerzo de venir y no hay ciudad europea atractiva que no tenga sus autobuses llenos de japoneses. Pero la explicación es que ellos lo hacen porque el resultado les compensa.  Nosotros comemos su comida porque es maravillosa, pero ellos vienen a Europa porque nuestro desarrollo urbano y paisajes naturales son también maravillosos. Y en cambio no vimos ningún europeo o norteamericano en esta isla.

Termino el post pensando que el error es haber venido en coche de manera aleatoria, sin haber investigado bien donde dormir. Supongo que hay otras posibilidades, usar transporte público, estoy seguro que habrá hoteles de menos de $500 la noche, en fin, de otra manera. Pero si nos divertimos igual con Nina es porque siempre la pasamos bien y hacemos lo mejor que podemos, pero no puedo decirle a mis lectores que se vayan a recorrer Japón en coche como si les puedo decir que hagan lo mismo en algún país europeo o en USA.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

Fernando Blanco en agosto 27, 2009  · 

Te escribo desde el ferry que cruza de Tallinn a Helsinki, solo para comentarte que lo q explicas del idioma pasa de manera similar en los bálticos, excepto en Estonia. Sales de las capitales (Riga y Vilna) donde casi todo está tambien en ingles, a lidiar con todo en lituano y letón, que no hay por donde cogerlo, y con empleados de terminales de bus o tren que te dicen que no entienden ingles, y se quedan tan anchos.

Whit84 en agosto 27, 2009  · 

Es curioso lo que comentas de los pueblos. Soy español y llevo casi un año viviendo en Corea, y también me sorprende la absoluta carencia de sentido estético a la hora de construir, aunque creo que el caso de Corea es todavía más extremo que el de Japón. Te encuentras bloques gigantes de edificios en medio de la nada. Ahora valoro mucho más la arquitectura de mi pueblo, aún cuando se hacen cosas espantosas existe cierta armonía.

Estando en Asia y visitando algunas “maravillas” arquitectónicas me he dado cuenta de que no es un aspecto que los europeos tengamos que envidiar. Incluso la arquitectura clásica me parece más pobre y descuidada que la occidental. Otra cosa es la arquitectura moderna, donde sí que hacen virguerías.

Hay algo que no comentas en el post y no sé si has vivido. Yo en cuanto salgo de Seúl, donde están más habituados a ver extranjeros, me convierto en un extraterrestre: la gente te hace fotos, se para por la calle, los niños te señalan… No pierden su carácter extremadamente amable y educado, pero casi te sientes una atracción de feria, solo falta que te tiren cacahuetes…

En cualquier caso, si estás por la zona, merece la pena visitar Corea también, si no has estado. Aunque el atractivo de estos países no es nada turístico, lo interesante es vivir aquí.

José Ferrer en agosto 27, 2009  · 

A principio de verano estuve en Tokyo y me encantó. Y sí que es verdad que incluso allí hay mucha gente que no habla ni papa de inglés.

El siguiente viaje que quiero hacer es recorrer Japón con Japan Rails y viendo esto… como que se le quitan las ganas a uno…

Pero bueno, habrá que intentarlo y entenderse con ellos aunque sea haciéndoles un dibujo 🙂

Javi Moya en agosto 27, 2009  · 

Si el Japón “rural” (Hokkaido) te parece inaccesible para un occidental… no te quiero decir cualquier punto de China fuera del circuito mas turístico.
Allí directamente en las ventanillas para comprar billetes de tren ni siquiera te atienden, porque nadie habla inglés y no quieren perder el tiempo. O llevas en un papel escrito en chino lo que quieres o nada.

Por no hablar de la diferencia de carácter.

Martin Varsavsky en agosto 27, 2009  · 

Efectivamente, lo que tienen los japoneses para mitigar estas dificultades es que en las olimpiadas del buen rollo se llevan el oro.

nitroglicerino en agosto 27, 2009  · 

Desde luego, si voy alguna vez a Japón no saldré de Tokyo si no es acompañado de algún japonés 🙂

Vicente Alfonso en agosto 27, 2009  · 

Mientras leía esta singular historia, no he podido apartar una pequeña sonrisa de mi cara, porque realmente suena todo muy cómico.

Según he leido por internet, nunca pensé que fuera tan complicado viajar a un país extranjero.

Luis Alonso-Lasheras en agosto 27, 2009  · 

Qué divertido, sobretodo lo de hablar inglés con acento japo y no morirte de la risa. Tenías que haberte grabado en video a ti mismo y haberlo colgado 🙂

Sancho_Panza en agosto 27, 2009  · 

Te gusta la droga dura. Para la primera vez hubiera sido mejor visitarte Kyoto, Nara, Osaka etc etc…(zonas donde hay + guiris, oficinas de información turística,etc etc) e irte en el Shinkansen. Atento con la broma de alquilar coche y meterte en Tokyo porque los carteles siguen estando en japonés y hay algunos carriles que cambian de sentido según lo que te narre el cartelito. Además las multas de aparcamiento son unas ostias como un piano y los parkin’ caros.Tokyo en coche es un no-no (al menos para la mayoría de los mortales)

Pero bueno…la aventura es así te lo habrás pasado de p.m. que es de lo que se trata. Nina desde que se casó contigo está más buena. Tu sigue dandola marcha.

Konamiman en agosto 27, 2009  · 

El error fue elegir Hokkaido. Si realmente querías escapar de Tokio lo que tenías que haber hecho es pasarte por Osaka. Primero porque es una zona bastante más amigable para los extranjeros; segundo porque tienes las muy interesantes Kyoto, Nara y Kobe a tiro de piedra (y perfectamente accesibles en tren, no hace falta alquilar un coche); y tercero porque se come de prostituta madre (quien no ha probado un buen takoyaki y un buen okonomiyaki en Osaka, ni ha estado en Japón ni nada).
Y por todo ello, a los que tengan pensado ir a Japón, les recomiendo que establezcan el “campamento base” en Osaka y si acaso hagan alguna escapada a Tokio, y no al revés como hace todo el mundo.

(PD: espero que no se note mucho que mi mujer es de Osaka) 🙂

cristian figueroa en agosto 27, 2009  · 

Me gusto mucho la historia. Lo importante es que lo comido y lo bailado no te lo quita nadie..

Sl2

japófilo en agosto 27, 2009  · 

Recién llegado de un mes recorriendo Japón, me sorprende el tono de tu post. Es un país sencilla y llanamente fascinante. Quizá, como bien señalas, el error sea lanzarte a recorrerlo sin un mínimo de preparación previa (reserva de hoteles, desplazamientos preferentemente por la mejor red ferroviaria del mundo, etc.) El segundo error, dejarte llevar por el consejo de ese amigo que te recomendó Hokkaido: se me ocurren mil sitios más interesantes y accesibles, comenzando, como te sugieren otros lectores, por Kyoto, Nara, Koya-san o Miyajima.

Para los que lean esto, no os dejéis impresionar por el post: moverse por Japón es extremadamente sencillo si te has tomado la molestia de preparar un poco el viaje.

Saludos.

Maradonalds en agosto 27, 2009  · 

En Japón es mejor moverse en transporte publico o taxi. Ni por asomo me atrevería a conducir….

jose en agosto 27, 2009  · 

Jajaja

Ko ni chi wa!

Dicen que a los americanos valoran el tamaño antes que la belleza. Los trotamundos que conozco siempre dicen que vayas a dónde van los franceses, nunca donde los americanos.
+
Los SUV, las pantallas de 80 pulgadas, las supercasas, la caseta del garaje… todo grande ande o no ande, mientras que los japos son minimalistas al extremo.

Cuent(A)cuentos en agosto 27, 2009  · 

El comentario sobre los gallardones saltando detrás de los arbustos agitando sus banderas para detenerte por exceso de velocidad, es de nota.

Para estos sitios, mejor ir de viaje organizado, aunque ir a la aventura tiene su punto si sabes asumir los inconvenientes. Me dá la impresión que en la visita al Buda, Nina se dió cuenta de algo, ya que no quiso bajar en el ascensor, la escalera mecánica no funcionaba, etc. también me dá la impresión que el lugar es una secta que ha ido a menos, digo yo, por decir algo. Tú que crees Nina ?¿?¿.

María Encinar en agosto 27, 2009  · 

Martin, una pregunta:

En todo lo que llevas de viaje en Japón y sobre todo en Tokio, ¿cuántas veces te has conectado a una wifi de FON?

En España no he conseguido conectarme a ninguna (y soy implacable en la búsqueda). Tengo unos amigos que viajan a Japón en septiembre y sería interesante que pudieran contar con wifi gratis durante su estancia…¡a ver si FON se porta!

Martin Varsavsky en agosto 27, 2009  · 

Muchas! Salí del hotel y la primera red que encontré era una de Fon. En Roppongi. Tenemos 60.000 puntos, 10 veces mas que en España.

jose en agosto 27, 2009  · 

Por cierto, vas a Japón y eliges Hokaido, la isla menos japonesa de todas(y mira que tiene islas). Hokaido siempre a sido una región muy fría y pobre, con una población que no es la misma que la del resto de Japón(son otra raza).

Javier Rincón en agosto 27, 2009  · 

Pienso que la molestia de estar perdido y confuso es solo una pequeña parte de la gran aventura que es viajar a otro pais y cultura. Cuando estuve trabajando en Hong Kong lo note mucho, y eso que bastante gente habla ingles.

Yo estas navidades voy a Japón con mi novia. Pero pero por suerte, ella es de ahi asi que sera mi guia personal y podre limitarme a disfrutar sin complicaciones.

maria isabel en agosto 27, 2009  · 

Martin Aqui te mando el link de un blog que sale en La Nacion sobre una argentina en Japon, esta muy bueno
http://blogs.lanacion.com.ar/vivir-en-japon/cosas-que-pasan/el-dia-en-que-se-rompio-el-gps/#more-924
Carinios y buen viaje

Ernesto en agosto 27, 2009  · 

Bueno, eso de que en Europa (supongo que excluyendo las zonas del este) es facil moverse en ingles es relativo, pues hace unos meses estaba comprando un pasaje de bus en Avenida de America y quien atendia la ventanilla no sabia ingles y no tenia trazas de intencion de ayudar a una chica que solo queria verificar su compra, suerte que estaba ahi y pude fungir de interprete, pero siendo ese un punto con cierto trafico turistico me dio una mala impresion por la gente de Alsa.

Ahora bien, regresando al tema nipon, veo que la clavada hotelera es parte de un circulo vicioso en que se ha metido Japon, es caro y tiene una cultura minimalista o mas bien de hacinamiento, entonces ya parten de la conciencia que no hay turismo receptivo salvo a sitios clasicos como Tokio, por lo que cada vez compensa menos hacer turismo interno, lo cual deriva en que no haya las infraestructuras para cuando caiga un turista extranjero como tu.

Y el ciclo continua, deduzco que como consecuencia de esto al japones su dinero le rinde mucho mas yendo a esos tours organizados por Europa que visitando su propio pais y por lo que veo, animo de mejorar la situacion no hay, pues el turismo no es precisamente la principal industria del Japon.

Otro si digo que en España en algunos casos a los turistas les estaba empezando a compensar el irse a Punta Cana que dentro de las costas e islas de España, empezando por el hecho de que todos los consumos estan ya prepagados, a ver si la crisis hace que el ingenio se agudice por parte de los operadores que se habian acostumbrado a exprimir… Lo cual tambien pasa en Peru, a muchas promociones de colegio les compensa ir al Caribe antes que al Cuzco.

chinaski en agosto 28, 2009  · 

Muy bueno lo de los polis. Supongo que tendrías mala suerte con los hoteles, normalmente suele haber de todos los tipos y precios. Sería más interesante si hubierais probado un hotel del amor, tengo buenos recuerdos de esos hoteles, aunque algunos eran un poco agobiantes por la decoración. Por lo demás, supongo que Hokkaido es para lo que es, hacer caminatas por el monte y a visitar los Onsen (hay algunos salvajes sin ninguna estructura, simplemente vas por un camino en el monte y te encuentras una zona de baños termales, aunque a lo mejor te tienes que pelear con los monos para entrar).

Por lo demás si te apetece dar una vuelta a Tokyo en bici un día de estos, yo siempre me lo paso muy bien.

Gonzalo en agosto 28, 2009  · 

Es verdad que en Hokaido no se ven muchos extranjeros. Viajando en el metro de Sapporo, la gente nos miraba, cuchicheaba (los que no dormían, porque en el metro la mayoría duerme o juega con el teléfono sea la hora que sea) y se reían. Eramos bichos raros. Inclusive en una ocasión un padre nos pidió con señas para sacarnos una foto con su hijo al cual lo hicimos felíz.
Pero nuestro mayor desafío fue encontrar el hotel que habíamos contratado en Tokio, nos dijeron “hoteru Jamiruto”.
En Sapporo nadie lo conocía. Preguntábamos a los taxistas y nada. Hasta que uno se ve que enganchó nuestro acento y nos llevó.
Saben como se llamaba el hotel?

Hamilton.

eyelock en agosto 28, 2009  · 

En julio estuve tres semanas en Japón por libre con la Japan Rail Pass y es un país maravilloso.

Los hoteles, entre 32 y 40 euros por persona y noche en habitación con baño. Los trenes, rápidos, puntuales, frecuentes, casi perfectos!! La gente tan amable que si no nos entendíamos en inglés, porque no lo hablan muy bien, escribían las indicaciones y manteníamos la conversación por escrito. La comida es riquísima y más barata que en España, por todas partes hay comercios y restaurantes hasta bien entrada la noche.

Es un país altamente recomendable para viajeros, incluso poco aventureros o mayores o con pocos conocimientos de inglés. Especialmente llamativa la honradez y la total seguridad ciudadana. Puedes ir con un fajo de billetes sobresaliendo en el bolsillo sin miedo de absolutamente nada. Creo que si dejas una cartera en el suelo durante una semana y te vas, a la vuelta sigue exactamente en el mismo sitio, salvo que la hayan retirado por pensar que es una amenaza terrorista. Eso es impresionante para nosotros, nadie te intenta cobrar de más ni engañar ni robar, muy admirable.

Eso sí, uno debe de adaptarse al país al que viaja y un poco de investigación en Internet (tres horitas, no más) os habría permitido saber que lo mejor es el tren, que hay reservas on line para dormir en casi cualquier parte del país y que lo mejor para una primera visita son ciudades como Nara, Kyoto, Osaka, Takayama, Kanazawa, Miyajima, Okayama, Himeji… y por supuesto, Tokyo, fascinante, sólo en Tokyo hay para muchos días.

Quizá el mayor defecto de ese país es que al estar todo tan organizado, urbanizado y facilitado, a las ciudades/personas les falte espontaneidad, nauralidad y algo de “salvajismo” por decirlo de alguna forma.

Yo supongo que si alguien viene a España, alquila un coche y se lanza a la carretera sin haber investigado un poco antes también acabará decepcionado, y quien dice España dice cualquier parte del mundo. El turismo que abarque más de una ciudad, aunque se haga por libre, hay que preparárselo.

Es un gran país Japón, no para de sorprendente porque son tan distintos…

Alberto en agosto 28, 2009  · 

toda esta aventura/desventura me recuerda a la película lost in translation de sofía coppola e interpretada por bill murray:
http://thecoolruler.blogspot.com/2009/08/comerciales-japoneses-protagonizados.html

Pablo en agosto 29, 2009  · 

Hay Martin, desde luego Japón no es un lugar para ir con coche, pero sí, rebuscando un poco en hoteles tradicionales tienes Ryokanes por 80€ la noche, y con desayuno japonés incluido. Una guía de Japón sobre como viajar en Hokkaido te alivia mucho. ¿Qué hay de los combini con todo tipo de alimentos en cualqueir pueblo perdido? Te la mucha sensación de seguridad saber que podrás comprar de todo en cualquier sitio y a cualquier hora.

Lo del inglés es totalmente verídico, ¡muy buena anécdota jaja!

Esther en agosto 29, 2009  · 

Hola Martin. Después de leer tus impresiones sobre Japón, recomendadas por mi novio, lo primero que me ha salido preguntarle, a mi novio, es:¿y este tío quién es?¿a qué se dedica? Porque pensaba que estaba leyendo el blog de algunas de las personas de mi pueblo, de Cuenca, España, de estas que nunca han salido de él y vuelven contando sus impresiones del crucero que han hecho por el Mediterraneo, sin saber ni dónde está Italia, ni lo que cuesta un café fuera del pueblo, ni lo que son los macarrones, y por supuesto, hablan sólo español y gracias a dios. Y es que sabes por qué he pensado esto, porque este verano he estado en Japón, y curiosamente he pasado en Hokkaido una semana, y chico, muchos muchos turistas no me encontré, pero más de los que pensaba en Sapporo, Furano y Hakodate. Y oye, si vuelves a Hokkaido, por curiosidad, pásate por las oficinas de turismo y habla un poquito con las chicas, que ya verás cómo las entiendes. Por último, yo soy de letras, y por mi experiencia, las personas que hablan aunque sólo sea un idioma, a parte de la lengua materna, suelen tener bastante agudo el oido y no tienen que hacer grandes esfuerzos para entender a los que no lo hablan muy bien. Al menos ésa es mi experiencia. Algunos de mi pueblo, por ejemplo, tienen dificultades en entender dinhero (pronunciado “diñero”, en portugués), y también piensan que donde se pongan las Lagunas de Manjavacas que se quite el Nilo……..
Bueno chico, suerte, y espero que se te vaya abriendo la mente en tus viajecitos.
Un saludo.

Martin Varsavsky en agosto 29, 2009  · 

¿Furano? mmmmm no estoy seguro, ¿Kyoto? Una maravilla. ¿Tokio? Alucinante. Sapporo, si no vi un turista en un día de caminar, y digo ni uno, por algo será. Ahora lo que me doy cuenta es que nos has retratado muy bien, si, de Cuenca, Nina y yo de Cuenca que por cierto es muchísimo más atractiva que Furano.

no puedo en agosto 29, 2009  · 

Martín , habrás ido al palacio de Katsura en Kyoto ?… q lindo un video desde alli…

no puedo en agosto 29, 2009  · 

hermosas fotos, como siempre…

Ernesto en agosto 29, 2009  · 

Martin: visto como lo cuenta eyelock parece que tampoco tendria que haberte salido como te salio, ¿por que no consideraste el tren? igual de esa manera te hubieras evitado la espera para alquilar y la desesperacion por la velocidad…

Alainkun en septiembre 1, 2009  · 

Bueno, tengo amigos japoneses que me comentan el haber ido a Espanya y que nadie entendia el Ingles.
Bueno Martin, como tu ya sabras los japoneses son muy particulares, eso es lo que hace que los negocios en Japon se traten de una manera distinta.

Martin Varsavsky en septiembre 1, 2009  · 

@Alainkun,

A mi me encanta Japón y voy 3 veces por año, pero Hokkaido no me pareció que valiera la pena.

luiggimax en septiembre 1, 2009  · 

Totalmente de acuerdo con la chica de Cuenca. Este post me ha sorprendido muchísimo la verdad, a todos nos puede pasar de equivocarnos en nuestra elección para un viaje. Pero me sorprende que en lugar de reconocer nuestro error y asumirlo de la forma que podamos acabe uno redactando un post como este. Especialmente cuando el autor es una persona que sospecho que ha visto mucho mundo y no le podemos achacar ser un pueblerino.
Leer que en Japón sólo hay – o hemos visto – hoteles de 500 dólares es asombroso, rayando si se me permite en la ignorancia por decirlo de forma suave. Hojeando la Lonely veo que el hotel más caro de Furano son 160 € por persona. Al azar en la Lonely he sacado este ryokan perdido por ahí
http://www.takimotokan.co.jp/english/room/index.html que conste que no tengo comision. Si miráis el precio sale en la opción más cara a 120 por persona con baños termales, piscina, jacuzzi, cena y desayuno. Por favor hablemos de las cosas con conocimiento de causa. Con estos comentarios ofreces una visión de la hostelería que no se corresponde con la realidad y fomenta las leyendas urbanas de lo caro que es Japón. Es barato en unas cosas y caro en otras. Para mi desgracia en los helados… y la fruta.

En cuanto a las normas si están hay que cumplirlas. Si la señales marcan 40 ó 60 kmh quienes somos nosotros para decidir a nuestro antojo ir a 80 kmh. Pues te multan allí, en París, en Barcelona y en Salt Lake City te llevan a la sombra con toda seguridad. Y con el alquiler del coche lo mismo, si se pide una documentación concreta hay que tenerla y suerte tuviste que se apiadaron de tí. Cosa que no suelen hacer – lo digo por experiencia – y demuestran su amabilidad con el gaijin. Y seguro que no te sacaron unos cuantos dólares con cualquier excusa al devolver el coche, cosa que en otros sitios con todo seguridad te hacen. Aunque entiendas el idioma.

Por lo demás de acuerdo con los aspectos estéticos del Japón rural, pero hay que recordar que los países están para que los lugareños vivan en ellos. No para que un turista haga palmas con las orejas. Tiene una densidad de población alta que provoca un sistema de distribución de la poblacion peculiar, que combina casas con bloques de estética muy dudosa. Ademas de miles de postes, cableado eléctrico, telefónico y a saber que cosas más. Pero cuando hay el terremoto habitual de gran categoría gracias a todos esos elementos antiestéticos lo arreglan enseguida. Las calles de Tokyo son feas a rabiar pero cuando ves como abren una zanja por la noche y a la mañana siguiente está cerrada encontrando solo un parche de asfalto pues te da mucha a pensar. Es feo pero práctico, en España nos abren una zanja y la tienes de acompañante una temporada. No se cuanto tardarán en hacer una zanja en Brujas o en el Marais de tu amado París. Seguro que un poco bastante más.

Suerte que en el párrafo salvas la entrada del blog, pero haberlo puesto al principio. El resto de la entrada parece la de un turista que se siente engañado cuando la verdad es que se ha engañado el mismo. Yo al menos me callo y no publico en un blog, siendo además un personaje público.

Ánimo Martin y en otro viaje a Japón no dudes en ir de otra manera. Si quieres ver el Japón auténtico viaja a pié por el Kumano Kodo, por los Alpes Japoneses ,por las callejuelas de Kyoto o la depravación de Osaka. Pero para los hoteles si no te recomiendan ninguno usa la Lonely, la Rough o la Frommer´s… te ahorrarás un puñado de dólares.

Saludos de todo corazón de un “gallego” de verdad

Martin Varsavsky en septiembre 1, 2009  · 

Luiggimax, por supuesto cada uno puede tener las reglas que quiera pero lo que yo estoy compartiendo con mis lectores es algo muy sencillo. No hagan lo que yo hice. No vale la pena. Es aburrido y caro. Mi blog está lleno de artículos en los que hablo maravillas de Tokio y se la recomiendo a cualquiera. Pero ir a recorrer Hokkaido en coche no es para nada lo que nos imaginamos y no se lo recomiendo a mis lectores. Creí que la zona de Furano sería como ir a zonas de esquí en verano. Como Aspen en verano, Gstaad en verano, Baqueira en verano, etc, etc. Pero no, es realmente otra cosa, mucho peor.

Kioto es el Japón que querías encontrar. Tokio es el Japón que no sabías que existía y te alucina. Hokkaido no es ni lo uno ni lo otro.

Ernesto en septiembre 1, 2009  · 

Martin, de nuevo a lo mismo, es cierto…. mala experiencia, pero parte del tema viene dado por la falta de una preparacion (a pesar de ir 3 veces al año parace que siempre falta algo, sobre todo en paises complejos) y en ese sentido el pillar una Lonely o similares viene de perlas para saber defenderse en un sitio, igual ahi te recomendaban que te olvidaras del coche y que mejor tomaras un tren, ¿lo hubieras hecho?.

Martin Varsavsky en septiembre 2, 2009  · 

Es un tema complicado pero yo lo digo en mi video del Buda. Toda esa increible experiencia no hubiera existido si viajáramos con guías turísticas. Nos encanta el turismo aleatorio y nos funciona muy bien en general. Las guías me quitan la sensación del descubrimiento. Pero cada uno es como es, tengo amigos que organizan todos sus viajes en torno a las guías turísticas.

luiggimax en septiembre 2, 2009  · 

Hola Martin

Entiendo tu forma de viajar y la comparto. Yo también viajo a mi aire muchas veces y en el mismo Japón también. De los 42 días que he tenido el gusto de disfrutar en Japón de vacaciones en varios viajes creo recordar que sólo un día he comido en un lugar recomendado por una guía, y por necesidad no tenía tiempo material de buscar un sitio para comer aquel día. En Tokyo,Kyoto,Osaka, he salido por la mañana con un mapa plegado en el bolsillo, algunas ideas en la cabeza y a caminar. También se puede hacer Japón rural y montañas a nuestro aire aunque entiendo que como lo hiciste tu es dificil.

Lo que no comparto de la entrada es el título: “Viajar por Japón no es para todos” Como tu mismo dices no es cierto y además pienso que es uno de los paises donde se viaja con más facilidad. Especialmente usando transporte público y reservando alojamiento aunque sea media hora antes en la oficina de turismo local. Sería mejor cambiar el titular por “Viajar por Hokkaido como si fuese Aspen no es para todos”. Creo sinceramente que da una imagen falsa de la realidad. Además eres un personaje público. Como dice algún amigo periodista hay que tener mucho cuidado con los titulares y procurar que resuman en una línea lo que queremos expresar. “Hokkaido no me gustó” pero no “No vayan a Hokkaido.”

Resumiendo veo bien que opines pero no que pontifiques. Yo este mes de julio he subido varias montañas en Japón desde zonas de esquí y se lo recomiendo a todo el mundo. No hace falta ir a Hokkaido. Vayan a Kamikochi,Hakuba,Urabandai y unos cuantos sitios más. Si les gusta la montaña. Y si no quieren montañas no vayan. Pero si es para todos los que quieran ir. Y no es dificil ni imposible ni caro. Que Hakuba no sea Gstad de acuerdo, pero a mi me gustan las montañas y conocer gente no los resorts. No se queden sólo con Tokyo y Kyoto¡ Y no se preocupen del idioma. Ellos están acostumbrados a que no sepamos hablar su idioma y nos empeñemos en usar el inglés.

Por otro lado Martin agradecer con toda mi estima este blog tan interesante, permitir el debate y además participar personalmente . Podemos no estar de acuerdo en algunos temas pero para mí tiene mucho valor debatir las cosas con educación y razonamiento con alguien como tu, que no debe tener mucho tiempo libre.

Suert

Martin Varsavsky en septiembre 2, 2009  · 

Viajar por Japón no es para todos sigue siendo válido. Mucha gente que lee mi blog no solo no habla japonés pero no habla inglés. Además dice por Japón y no a Japón.

Dejar un Comentario

Es necesario identificarse para introducir un comentario, para lo que puedes utilizar cualquier de los sistemas que te presentamos a continuación.

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets