Es inaceptable que sigamos enviando aviones en vuelos transoceánicos sin seguimiento, sin información meteorológica satelital, sin apoyo desde tierra y sin teléfonos satelitales para comunicarse en caso de emergencia. No puede ser que en situaciones de emergencia los pilotos solo puedan comunicarse, por ejemplo, con el control de tráfico aéreo de Cabo Verde y no con centros de inteligencia de Boeing, Airbus y de sus propias aerolíneas. Lo que sigue son sugerencias sobre cómo se podría aumentar la seguridad en vuelo en pocos meses. Estas soluciones son unas de varias que pueden hacer que los vuelos sean más seguros.

Los aviones comerciales en vuelos transoceánicos deben poder enviar su posición, dirección, velocidad y otros datos relevantes por satélite de modo automático cada pocos segundos. Deben ser capaces de descargar información meteorológica en tiempo real para mejorar la eficiencia y la seguridad de los vuelos y la autonomía de los pilotos. Tiene que haber también un sistema secundario de comunicación por voz via satélite. Económicamente estas mejoras también tiene sentido, ya que supondría un ahorro el mejorar la eficiencia de las rutas gracias a una mayor capacidad de previsión por parte de los pilotos. En esta entrada de blog presento unas posibles soluciones.

Comunicación por voz satelital y transmisión de información importante del vuelo

El Guardian Skytrax 3Xi es un dispositivo que transmite datos de posición GPS, altitud, dirección, posición del tren de aterrizaje, tiempo y velocidad a través de la web. Esta información es accesible por una conexión segura con Internet Explorer o Firefox. Un avión de vuelos transoceánicos requiere el modelo 3Xi que funciona con una antena externa y cuesta $2395. Puede ser configurado para mandar los mensajes con la frecuencia que desees (por ejemplo, un mensaje cada minuto). Cada mensaje cuesta $0.06 y el alta son $110.

Maptrac (Click para agrandar)

Maptrac (Click para agrandar)

Este equipo viene con Maptrac para seguimiento e informes, que cuesta $39.95 por mes. Maptrac es una herramienta web de mapas que no requiere servidor, software, compra de datos o equipos informáticos. Permite al cliente ver todos sus aviones simultáneamente, ya sean seguimientos activos o históricos (trayectorias que han trazado los aviones en el vuelos pasados). Abajo hay una captura de pantalla de Maptrac. Guardian Mobility, los fabricantes de Skytrax, también tiene un sistema de mapas basado en Google Maps que se llama Rimtax y que puede ser usado en teléfonos iPhone o Blackberry.

El Skytrax se vende solo o en combinación con el equipo para teléfono satelital. El paquete con los dos productos cuesta alrededor de $4000 sin contar la instalación.

El coste de instalación y certificación de este equipo en un avión como el A330 es de unos $8000. El certificado necesario se llama “Supplemental Type Certificate” (STC) y solo necesita ser hecho una vez para cada modelo de avión. Después el coste de instalación baja a unos $2000.

También es posible enviar información de seguimiento, velocidad, etc. por mensajes de Aircraft Communications Addressing and Reporting System (ACARS). ACARS es un protocolo de comunicación para la transmisión de mensajes cortos entre aviones y bases en tierra por medio de radio VHF o SatCom (Satellite Communications, comunicación por satélite). Esto se puede hacer a aproximadamente $0.15 por mensaje. A una actualización por minuto durante un vuelo de doce horas gastaría unos $108.

La mayoría de los aviones que hacen rutas transoceánicas están equipados para transmitir ACARS via satélite. Por lo tanto, esta opción no conlleva gastos de certificación e instalación. Aun así ACARS es más caro. Asumiendo que se hacen dos vuelos al día, se envía un mensaje por minuto y teniendo en cuenta los precios ya mencionados, usar Skytrax supondría un ahorro de unos $3900 al mes. Según estos datos, Skytrax es la mejor opción.

Recibir datos meteorológicos en tiempo real

Para recibir datos meteorológicos a tiempo real hacen falta unos 512kbit/s. El equipo de SatCom que suelen tener estos aviones usa una banda del espectro electromagnético que se llama “Banda L“. El ancho de banda con estas conexiones es demasiado bajo y caro para este tipo de aplicación.

La “Banda Ku” es una porción del espectro electromagnético que ha sido usada para proveer a los pasajeros conexión a internet abordo de aviones comerciales. Este tipo de conexiones no están certificadas para sistemas críticos de vuelo pero son diez veces más baratas que las de Banda L, costando en torno a $0.5/mbit de datos transmitidos. La intención no es sustituir sistemas primarios de seguridad, sino complementar los que ya están presentes en el avión. Las conexiones de Banda Ku pueden ser aptas para descargar datos meteorológicos de tiempo real.

El problema con esto es que aunque la mayoría de los aviones que vuelan sobre el océano van equipados con aviónica para Banda L, muy pocos van equipados con los sistemas requeridos para conectar a señales de banda Ku. Además, el equipo es caro: Cerca de $250 000 por avión. Aun así, hay varias maneras de recuperar este gasto. Se puede vender acceso a internet a los pasajeros y vender publicidad para luego mostrarla a dichos pasajeros. Mejores previsiones y autonomía por parte de los pilotos podrían ahorrar combustible, y la reducción significativa del riesgo de estos vuelos se tendría que ver reflejada en un gasto menor en seguros.

Sigue a Martin Varsavsky en Twitter: twitter.com/martinvars

Sin Comentarios

JB en Junio 14, 2009  · 

Jorge en Junio 14, 2009  · 

Sergio en Junio 14, 2009  · 

Juan Carlos en Junio 14, 2009  · 

Manuel en Junio 14, 2009  · 

Javier Mares en Junio 14, 2009  · 

PericoLosPalotes en Junio 14, 2009  · 

alguno en Junio 14, 2009  · 

Peanut en Junio 14, 2009  · 

sapo en Junio 14, 2009  · 

unoporahi en Junio 15, 2009  · 

Felipe en Junio 15, 2009  · 

unoporahi en Junio 15, 2009  · 

Juan Carlos en Junio 24, 2009  · 

Dejar un Comentario

Español / English


Suscribirse al boletín por e-mail:
Últimos Tweets